Perú. La déca­da inútil

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de abril de 2021

Al evo­car el gol­pe del cin­co de abril de 1992 se des­ta­ca el inten­to de impo­ner a la gen­te la idea que la dic­ta­du­ra impul­só el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país entre 1992 – 2000, un fake news que cum­ple 29 años. 

¿Como medir? Lo que sur­ge inme­dia­ta­men­te a la vis­ta al eva­luar la bre­cha pro­duc­to, lo que mues­tran los datos del INEI, las cur­vas ela­bo­ra­das por MACROCONSULT (Care­tas 18 mayo 2001), en un grá­fi­co que se repli­ca en este tex­to, es que la tra­yec­to­ria de la dife­ren­cia entre el PBI obser­va­do y su ten­den­cia de lar­go pla­zo fue negativa. 

Des­de el ini­cio has­ta el fin de esos diez años, la bre­cha pro­duc­to lue­go de subir has­ta Tiwin­za vol­vió al mis­mo per­fil nega­ti­vo. Fue una déca­da inú­til en tér­mi­nos del cre­ci­mien­to material. 

Ver las imágenes de origen

Estu­dios de Ger­man Alar­co sobre la des­igual­dad con­fir­man, ade­más, que cre­ció la dis­tan­cia entre perua­nos y solo favo­re­ció a unos cuan­tos, pero gran­des gru­pos eco­nó­mi­cos, menos del 1% de la pobla­ción. Inú­til por­que lo comen­za­do en cri­sis con el gol­pe de esta­do del 92 con­clu­yo con el Perú en cri­sis en el 2000. 

En suma, fue pobre en resul­ta­dos. Y con gran par­te de sus pro­ta­go­nis­tas pre­sos por corrup­ción, vio­la­ción de dere­chos huma­nos, con­de­na­dos por ase­si­na­to y robo. 

Sin embar­go, el cos­to socio polí­ti­co de man­te­ner encen­di­dos los moto­res del con­sen­so de Washing­ton duran­te la déca­da inú­til fue altí­si­mo: El pre­si­den­te gol­pis­ta fue juz­ga­do y con­de­na­do por la mas alta ins­tan­cia de la jus­ti­cia penal. Pur­ga con­de­nas de has­ta 25 años de cár­cel por ase­si­na­to y robo. Prác­ti­ca­men­te todos sus Pre­si­den­tes de Con­se­jo, sus minis­tros de eco­no­mía y muchos jefes de algu­nos prin­ci­pa­les sec­to­res ter­mi­na­ron juz­ga­dos por crí­me­nes de alta corrupción. 

Y detrás de las rejas cuan­do les lle­go la hora de ren­dir cuen­tas. Y eso que que­dan muchas cosas que escla­re­cer en sede judi­cial sobre pro­yec­tos de inver­sión públi­ca, tipo APP, la pri­va­ti­za­ción de las empre­sas del Esta­do, las ven­tas de acti­vos patri­mo­nia­les de todos, las corrup­tas con­ce­sio­nes de recur­sos natu­ra­les, nego­cios de sim­bio­sis públi­ca-pri­va­da en pro­yec­tos de dis­cu­ti­bles bene­fi­cios, de alto coefi­cien­te latro­ci­nio /​capi­tal, que están toda­vía por com­ple­tar­se en Con­tra­lo­ría, Fis­ca­lía y Juz­ga­dos Anti­co­rrup­ción (Lava jato, Club de la cons­truc­ción, IIRSA, carre­te­ras, gas, hidro­eléc­tri­cas, obras de infra­es­truc­tu­ra de Salud, inge­nie­ría de irrigaciones…) 

FIRMA ACA POR SI SE CAE EL MIG

Por eso la Cor­te Supre­ma de Perú, una vez sus facul­ta­des res­ti­tui­das, con­de­nó a penas entre cua­tro y diez años de cár­cel a una doce­na de minis­tros de Fuji­mo­ri, pri­me­ro, por el gol­pe de Esta­do del 5 de abril de 1992. Disol­ver. Con­tra la cons­ti­tu­ción, con­tra la ley. 

El tri­bu­nal con­de­nó a cua­tro años de “pri­sión sus­pen­di­da” a fun­cio­na­rios que apa­re­cen en diver­sas publi­ca­cio­nes sobre la arqui­tec­tu­ra del tiem­po del auto­ri­ta­ris­mo popu­la­che­ro de la dic­ta­du­ra: Jai­me Yoshi­ya­ma, Car­los Bolo­ña, Absa­lón Vás­quez, Víc­tor Joy Way, Oscar de la Puen­te, Jai­me Sobe­ro, Alfre­do Ross, Víc­tor Pare­des y Augus­to Anto­nio­li, ex minis­tros… Tam­bién se encon­tra­ron res­pon­sa­bles de la vio­la­ción de dere­chos sus­tan­ti­vos. Fue el caso de la Sala Penal de la Cor­te Supre­ma que sen­ten­ció a un ex minis­tro del Inte­rior de Fuji­mo­ri a diez años de pri­sión por deli­tos en agra­vio de dete­ni­dos por las fuer­zas de segu­ri­dad duran­te el gol­pe. Lo más lla­ma­ti­vo fue el con­trol sobre los ins­ti­tu­tos cas­tren­ses. Los jefes de las ins­ti­tu­cio­nes arma­das fue­ron some­ti­dos a la igno­mi­nia de fir­mar una Acta de suje­ción a sus supe­rio­res corrup­tos. Recuér­de­se que el obje­ti­vo de esta fir­ma era garan­ti­zar impu­ni­dad al régi­men ante pro­ce­sos judi­cia­les por vio­la­cio­nes de los dere­chos fun­da­men­ta­les. Con tal obje­ti­vo, el 13 de mar­zo de 1999, cer­ca de cua­tro­cien­tos altos man­dos fue­ron con­vo­ca­dos para fir­mar la hoy cono­ci­da “Acta de Suje­ción”, en una cere­mo­nia orga­ni­za­da por la cúpu­la Mon­te­si­nos, los divi­sio­na­rios del Ejér­ci­to Julio Sala­zar Mon­roe, José Villa­nue­va Rues­ta y César Sau­ce­do Sán­chez. Todos serían empla­za­dos lue­go. Y judi­cial­men­te sen­ten­cia­dos. Otros pur­gan con­de­nas por los ase­si­na­tos de iner­mes ciu­da­da­nos y sus fami­lia­res en el Jirón Huan­ta de Barrios Altos y de los estu­dian­tes y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad La Can­tu­ta. Y los crí­me­nes de Coli­nas en Pati­vil­ca, Hua­cho, nor­te chico. 

Tam­bién fue­ron san­cio­na­dos los ex coman­dan­tes gene­ra­les de la Mari­na, la Fuer­za Aérea y el con­tral­mi­ran­te ® enton­ces jefe del Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia Nacio­nal (SIN), pre­sen­tes en la fir­ma del acta. 

Todos han sido con­de­na­dos por los actos come­ti­dos duran­te la dic­ta­du­ra de Fuji­mo­ri. Al res­pec­to un ex coman­dan­te gene­ral reti­ra­do de las Fuer­zas Arma­das dice en un dia­rio que fir­mó el “Acta de Suje­ción”, redac­ta­da y gra­ba­da en video por per­so­nal de Fuji­mo­ri y Mon­te­si­nos, cre­yén­do­la un repor­te de asistencia.

GOLPE TOTALIZANTE 

El gol­pe de esta­do del 5 de abril fue tota­li­zan­te. Una alian­za de ope­ra­do­res de la empre­sa pri­va­da, mili­ta­res encar­ga­dos y per­so­nal de inte­li­gen­cia ocu­po los pode­res públi­cos, par­la­men­to, poder judi­cial, don­de des­ti­tu­yo magis­tra­dos, some­tió, ins­tan­cias judi­cia­les y pene­tro las ins­ti­tu­cio­nes de la Justicia. 

Jue­ces cons­ti­tu­cio­na­les fue­ron agra­via­dos por man­te­ner enhies­ta su dig­ni­dad ante el abu­so. Sub­yu­go al Minis­te­rio Publi­co, coop­tan­do a sus auto­ri­da­des que ter­mi­na­rían des­pués, con el retorno de la demo­cra­cia, tam­bién bajo el escru­ti­nio de los juz­ga­dos san­cio­na­do­res. Des­pi­dió cen­te­na­res de jue­ces en todos los nive­les, pero sobre todo en las más altas auto­ri­da­des judi­cia­les, inter­vino la ges­tión de los apa­ra­tos de jus­ti­cia, en una pala­bra, el 5 de abril envi­le­ció el magis­te­rio de la ley. 

Una cohor­te de escri­bas se dedi­có a per­ge­ñar edi­to­ria­les con pezu­ña mer­me­le­ra crea­da ex pro­fe­so por el SIN cono­ci­dos por el remo­que­te de pren­sa chi­cha. Y fue omní­mo­da pre­sen­cia de los ser­vi­cios y apa­ra­tos de inte­li­gen­cia que se infil­tró en todas las ins­tan­cias posi­bles e inima­gi­na­bles de la esfe­ra polí­ti­ca. Bien lo sub­ra­yan José Ale­jan­dro Godoy (el últi­mo dic­ta­dor), Luis Jocha­mo­witz, Mar­co Sifuen­tes, Alber­to Ver­ga­ra, Jeró­ni­mo Pimen­tel, Lau­ra Gra­dos, entre otros ana­lis­tas recien­tes, que nos han expli­ca­do los sig­ni­fi­ca­dos del sis­te­ma auto­ri­ta­rio de la déca­da inútil. 

IN FINE

¿De qué sir­vió esta dic­ta­du­ra? Poco en la eco­no­mía, des­em­pleo en la socie­dad, men­ti­ra en polí­ti­ca. Aho­ra tam­bién se sabe que dejo un sis­te­ma de salud en rui­nas sin camas, sin oxí­geno, sin intensivistas.

FUENTE: Otra Mirada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *