Medio Orien­te. Pfi­zer sus­pen­dió el envío de vacu­nas a Israel por fal­ta de pago/​Lo cali­fi­có de «repú­bli­ca bananera»

Resu­men de Medio Orien­te, 7 de abril de 2021.

En medio del sos­te­ni­do cre­ci­mien­to de casos que azo­ta al mun­do, Pfi­zer deci­dió dete­ner los envíos de vacu­nas hacia Israel lue­go de haber denun­cia­do una demo­ra en los pagos. Según publi­có The Jeru­sa­lem Post, las auto­ri­da­des de la far­ma­céu­ti­ca esta­dou­ni­den­se advir­tie­ron que el país no trans­fi­rió el dine­ro corres­pon­dien­te a las últi­mas 2,5 millo­nes de dosis, por lo que deci­die­ron inte­rrum­pir la entre­ga de 700.000 vacu­nas que debían arri­bar este domin­go. De acuer­do a lo difun­di­do, Pfi­zer cali­fi­có la con­duc­ta israe­lí como de «repú­bli­ca bana­ne­ra».

El dia­rio israe­lí infor­ma que «altos fun­cio­na­rios de Pfi­zer mani­fes­ta­ron que están muy preo­cu­pa­dos por­que el actual gobierno de tran­si­ción no les paga y que la empre­sa no va a per­mi­tir que se apro­ve­chen de ella». Tam­bién con­sig­na que «no entien­den cómo esto pue­de ocu­rrir en un país organizado».

Todo el inci­den­te se da en medio de una situa­ción en que Israel lle­vó ade­lan­te la más abar­ca­ti­va cam­pa­ña de vacu­na­ción en todo el mun­do, gra­cias al pri­vi­le­gia­do acce­so a la vacu­na. El labo­ra­to­rio que aho­ra lo lla­ma «repú­bli­ca bana­ne­ra», expli­có en su momen­to que le con­ce­dió seme­jan­te can­ti­dad de vacu­nas por­que el país ofre­ció a cam­bio libre acce­so a su cen­tra­li­za­do sis­te­ma de salud, lo que le per­mi­ti­ría a Pfi­zer enor­mes aho­rros en su inves­ti­ga­ción clí­ni­ca sobre los efec­tos de su producto. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 153404-whatsapp-20image-202021-04-07-20at-2013-00-31.jpeg

Ade­más, por supues­to, de que Israel, como lo con­sig­na el Jeru­sa­lem Postacep­tó pagar «un pre­cio mucho más alto por cada dosis que cual­quier otro país». En el caso argen­tino, el labo­ra­to­rio impu­so con­di­cio­nes espe­cia­les para garan­ti­zar­se tan­to el cobro como la indem­ni­dad enca­so de liti­gios judi­cia­les. Aun­que el Minis­te­rio de Salud lle­gó a cerrar acuer­dos con las auto­ri­da­des loca­les de Pfi­zer, estos fue­ron dese­cha­dos por la con­duc­ción mun­dial de la empre­sa. Los fun­cio­na­rios eva­lúan que la deci­sión tuvo más que ver con el fal­tan­te mun­dial de vacu­nas que con la nego­cia­ción en sí.

De acuer­do a la infor­ma­ción apor­ta­da por altos fun­cio­na­rios de la far­ma­céu­ti­ca, ya se com­ple­ta­ron todas las entre­gas a Israel com­pro­me­ti­das en el acuer­do ini­cial de noviem­bre de 2020. «La com­pa­ñía está tra­ba­jan­do actual­men­te con el gobierno israe­lí para actua­li­zar el acuer­do, para sumi­nis­trar vacu­nas adi­cio­na­les al país. Mien­tras con­ti­núe este tra­ba­jo, los envíos pue­den ajus­tar­se«, dijo Pfi­zer en un comu­ni­ca­do. El Minis­te­rio de Salud no qui­so comen­tar sobre la declaración.

Lo que ocu­rrió, expli­có la empre­sa, fue que si bien Israel pagó las 10 millo­nes de dosis pau­ta­das en ese pri­mer acuer­do, en febre­ro el pri­mer minis­tro, Ben­ja­min Netan­yahu, y el direc­tor eje­cu­ti­vo de Pfi­zer, Albert Bour­la, lle­ga­ron a un nue­vo acuer­do para sumi­nis­trar al país dosis adi­cio­na­les. El retra­so en los pagos de estas últi­mas vacu­nas habría des­ata­do la deci­sión de la far­ma­céu­ti­ca de dete­ner los envíos.

Según el perió­di­co israe­lí, el Minis­te­rio de Salud Yuli Edels­tein vie­ne pre­sio­nan­do a las auto­ri­da­des para que aprue­ben la com­pra de nue­vas vacu­nas. Tras algu­nas con­ver­sa­cio­nes, el gobierno había pro­gra­ma­do una reu­nión para el lunes pasa­do, que final­men­te deci­dió pos­po­ner­se «inde­fi­ni­da­men­te» por un con­flic­to entre Netan­yahu y el líder del par­ti­do opo­si­tor Par­ti­do Kajol-Laban, Benny Gantz.

La reu­nión fue can­ce­la­da por Gantz, lue­go de que Netan­yahu se nega­ra a apro­bar su nom­bra­mien­to como minis­tro per­ma­nen­te de Jus­ti­cia, ya que su man­da­to como minis­tro ter­mi­nó el 2 de abril, tres meses des­pués de que asu­mie­ra el car­go en lugar de Avi Nis­sen­korn, quien había dimitido.

Yuli Edels­tein inten­tó vana­men­te este domin­go per­sua­dir a Gantz para reto­mar las nego­cia­cio­nes y poder seguir ade­lan­te con el acuer­do de Pfi­zer. «Si esta reu­nión es tan urgen­te para Edels­tein», dijo un por­ta­voz de Gantz, «todo lo que tie­ne que hacer es lla­mar al pri­mer minis­tro Netan­yahu y pedir­le que nom­bre un minis­tro de justicia».

La ofi­ci­na de Gantz afir­mó, ade­más, que la com­pra de los 2,5 millo­nes de vacu­nas ya esta­ba apro­ba­da y que cual­quier retra­so en el pago era res­pon­sa­bi­li­dad del Minis­te­rio de Salud. Tam­bién recor­dó que el país ya había com­pra­do 27 millo­nes de dosis, que inclu­yen vacu­nas de Pfi­zer, Moder­na y Astra­Ze­ne­ca, «que debe­rían ser sufi­cien­tes para el futu­ro cercano». 

Mien­tras tan­to, a los fun­cio­na­rios de salud les preo­cu­pa que Israel pier­da la opor­tu­ni­dad de com­prar las vacu­nas. El comi­sio­na­do de coro­na­vi­rus, el pro­fe­sor Nach­man Ash, dijo al Post que si Israel no fir­ma rápi­da­men­te los con­tra­tos nece­sa­rios, es posi­ble que no pue­da vacu­nar a sus niños o pro­por­cio­nar a los ciu­da­da­nos inyec­cio­nes de refuer­zo con­tra las varian­tes más resis­ten­tes a la vacuna.

«Exis­te una com­pe­ten­cia real para com­prar vacu­nas en paí­ses de todo el mun­do», advir­tió Ash en una entre­vis­ta la sema­na pasa­da. “Que­re­mos reser­var nues­tro lugar en la par­te supe­rior de la lis­ta y no ser empu­ja­dos has­ta el final para que no poda­mos obte­ner­las cuan­do más se nece­si­tan”, insistió.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *