Chi­na. Ase­gu­ra trans­pa­ren­cia en pes­qui­sa con OMS sobre SARS-CoV‑2

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de mar­zo de 2021.

Chi­na ase­gu­ró hoy que com­par­tió con trans­pa­ren­cia la infor­ma­ción vin­cu­la­da al bro­te de la Covid-19 aquí, duran­te la pes­qui­sa con­jun­ta con la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS) en Wuhan sobre el ori­gen del coro­na­vi­rus SARS-CoV‑2.
De acuer­do con Liang Wan­nian, jefe del equi­po local, los archi­vos esta­ban acce­si­bles para todos los cien­tí­fi­cos, pero no se per­mi­tió tomar foto­gra­fías de algu­nos docu­men­tos o lle­var­los al extran­je­ro por­que es ile­gal en el país.

‘A veces los datos guar­dan rela­ción con la pri­va­ci­dad de los pacien­tes y requie­ren de su con­sen­ti­mien­to para com­par­tir­lo. Creo que este con­cep­to es acep­ta­ble a nivel glo­bal’, indi­có, al recha­zar acu­sa­cio­nes sobre la fal­ta de acce­so a ‘infor­ma­cio­nes en bruto’.

Según remar­có en rue­da de pren­sa, che­quear las esta­dís­ti­cas car­pe­ta por car­pe­ta no era ni prác­ti­co ni nece­sa­rio para la investigación.

Res­pec­to a preo­cu­pa­cio­nes por la demo­ra de las con­clu­sio­nes del estu­dio, Liang expli­có que los cien­tí­fi­cos debie­ron ela­bo­rar el tex­to en inglés y chino, lo cual impli­có muchos esfuer­zos para evi­tar omi­sio­nes duran­te la traducción.

‘Todos los miem­bros del equi­po cree­mos que la cali­dad es más impor­tan­te que deter­mi­nar una fecha’, acotó.

Negó la supues­ta inter­fe­ren­cia en el retra­so del mate­rial y reafir­mó el res­pal­do de Chi­na a más inda­ga­to­rias de la OMS sobre el tema.

Liang ofre­ció estas decla­ra­cio­nes un día des­pués que la agen­cia inter­na­cio­nal divul­gó los resul­ta­dos de la inves­ti­ga­ción y en res­pues­ta a un comu­ni­ca­do de 14 paí­ses con crí­ti­cas por la demo­ra y pre­sun­tas tra­bas en la obten­ción de datos.

La pes­qui­sa rati­fi­có la pro­ce­den­cia del SARS-CoV‑2 de los mur­cié­la­gos y las hipó­te­sis de que sal­tó a los huma­nos ya sea de for­ma direc­ta o median­te un ani­mal intermediario.

Ade­más, incor­po­ró el posi­ble rol de los ali­men­tos con­ge­la­dos y con­si­de­ró ‘extre­ma­da­men­te impro­ba­ble’ la fuga del pató­geno de un laboratorio.

Para el direc­tor gene­ral de la OMS, Tedros Adha­nom Ghe­bre­ye­sus, la eva­lua­ción res­pec­to al últi­mo pun­to no es ‘lo sufi­cien­te­men­te amplia’ y abo­gó por ‘más datos y estu­dios para lle­gar a con­clu­sio­nes más sólidas’.

En su opi­nión, aun­que sea raro, los acci­den­tes de labo­ra­to­rio ocu­rren, enti­da­des de todo el mun­do tra­ba­jan con coro­na­vi­rus de mur­cié­la­gos y ‘los seres huma­nos podrían infec­tar­se de exis­tir una bio­se­gu­ri­dad limi­ta­da, una prác­ti­ca de ges­tión de labo­ra­to­rio defi­cien­te o tras una negligencia’.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.