La Jan­da: Alca­lá de los Gazu­les pre­ten­de tri­pli­car su sue­lo urbanizable

El Ayun­ta­mien­to de Alca­lá de los Gazu­les ha pre­sen­ta­do un PGOU total­men­te expan­si­vo, que pre­ten­de revi­ta­li­zar la espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca, que se ha demos­tra­do letal como ele­men­to dina­mi­za­dor de la eco­no­mía, y cuan­do la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria ya explo­tó y gene­ró una cri­sis sin pre­ce­den­tes. Un PGOU que pro­vo­ca­ría la des­truc­ción de par­te de los recur­sos natu­ra­les del muni­ci­pio: masas fores­ta­les, sue­lo, pai­sa­je, espa­cios protegidos…

En el PGOU se plan­tea cons­truir tres gran­des “áreas de opor­tu­ni­dad”, en terre­nos des­ga­ja­dos y ale­ja­dos del actual núcleo urbano:

· Área Pro­duc­ti­va “El Alji­be”, con uso indus­trial, ubi­ca­da jun­to a la Auto­vía Jerez-Los Barrios.

· Área Pro­duc­ti­va “Polí­gono Agro­ali­men­ta­rio”, ubi­ca­da en la Carre­te­ra de Bena­lup-Casas Viejas.

· Área de Dina­mi­za­ción Turís­ti­ca “La Sacris­ta­na”, ubi­ca­da jun­to a la Carre­te­ra de Puer­to Gáliz, inclu­ye usos turís­ti­cos ‑850 plazas‑, resi­den­cial ‑350 vivien­das- y un cam­po de golf.

De espe­cial gra­ve­dad es la pre­ten­sión del Ayun­ta­mien­to de cons­truir la macro­ur­ba­ni­za­ción “La Sacris­ta­na”, de 100 hec­tá­reas, en terre­nos decla­ra­dos por la UE como Zona de Espe­cial Con­ser­va­ción (ZEC) Ace­bu­cha­les de la Cam­pi­ña Sur de Cádiz. Y no es la pri­me­ra vez que se pre­ten­de urba­ni­zar sue­los pro­te­gi­dos; la amplia­ción del polí­gono indus­trial “La Pal­mo­sa” abar­ca terre­nos inclui­dos en el Par­que Natu­ral Los Alcor­no­ca­les, tam­bién decla­ra­do ZEC. Todas estas zonas pro­te­gi­das están inclui­das en la Red Natu­ra 2000 (RN2000) de la UE.

Eco­lo­gis­tas en Acción-Cádiz ha denun­cia­do que estos pro­yec­tos incum­plen el nivel de pro­tec­ción de la RN2000, sobre lo que se ha pro­nun­cia­do de for­ma taxa­ti­va el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal (TC) y el Tri­bu­nal Supre­mo (TS), que han dic­ta­mi­na­do que todos los espa­cios RN2000 deben que­dar pre­ser­va­dos de su trans­for­ma­ción urba­nís­ti­ca y deben ser cla­si­fi­ca­dos como Sue­lo No Urba­ni­za­ble (SNU) de espe­cial pro­tec­ción por sus valo­res natu­ra­les, en apli­ca­ción de la legis­la­ción espa­ño­la y comu­ni­ta­ria. Ade­más afir­man que los cre­ci­mien­tos urba­nís­ti­cos pro­pues­tos en el PGOU supe­ran con cre­ces los lími­tes esti­pu­la­dos en el Plan de Orde­na­ción del Terri­to­rio de Anda­lu­cía (POTA), que esta­ble­ce que el cre­ci­mien­to pro­pues­to debe basar­se “en pará­me­tros obje­ti­vos (demo­grá­fi­co, del par­que de vivien­das, de los usos pro­duc­ti­vos y de la ocu­pa­ción de nue­vos sue­los por la urba­ni­za­ción), y su rela­ción con la ten­den­cia segui­da para dichos pará­me­tros en los últi­mos diez años”.

En la últi­ma déca­da Alca­lá de los Gazu­les, siguien­do la ten­den­cia gene­ral del país, ha redu­ci­do su pobla­ción, pasan­do de 5.549 habi­tan­tes, a 5.226. Y esta ten­den­cia des­cen­den­te sigue. Esto no impi­de que el Ayun­ta­mien­to pre­ten­da cons­truir 648 nue­vas vivien­das, con capa­ci­dad para 1.555 habi­tan­tes más, un 29,75% de incre­men­to, sin que se acla­re de dón­de sal­drán esos nue­vos habi­tan­tes. A esto hay que unir la pro­pues­ta de urba­ni­zar 1.321.500 m2 de sue­los, lo que supon­dría aumen­tar los actua­les sue­los urba­nos en un 205,77%.

Esta des­me­su­ra no tie­ne jus­ti­fi­ca­ción de nin­gún tipo, más allá de la inten­ción de reva­lo­ri­zar amplias bol­sas de sue­los no urba­ni­za­bles. Prue­ba de ello es el macro­pro­yec­to de “La Sacris­ta­na”, que se inclu­ye en el PGOU en base a la fir­ma de un con­ve­nio urba­nís­ti­co entre el Ayun­ta­mien­to y los pro­pie­ta­rios de los terre­nos. Pura pla­ni­fi­ca­ción a la car­ta, al mejor postor.

Eco­lo­gis­tas en Acción apues­ta por un mode­lo terri­to­rial de pobla­ción com­pac­ta, evi­tan­do pro­ce­sos de expan­sión indis­cri­mi­na­da y de con­su­mo inne­ce­sa­rio de recur­sos natu­ra­les y de sue­lo. En vez de pro­mo­ver un resort turís­ti­co des­ga­ja­do de la ciu­dad, hay que ela­bo­rar e imple­men­ta­run plan de reha­bi­li­ta­ción del cas­co his­tó­ri­co, fomen­tan­do la acti­vi­dad hote­le­ra y hostelera.

La cri­sis demo­grá­fi­ca de la segun­da mitad del siglo pasa­do y el urba­nis­mo expan­si­vo ha lle­va­do al Cas­co His­tó­ri­co de Alca­lá de los Gazu­les a una situa­ción de dete­rio­ro y des­po­bla­ción. Por ello, hemos pro­pues­to que el PGOU inclu­ya un Plan Espe­cial de Rege­ne­ra­ción Inte­gral del Con­jun­to His­tó­ri­co Artís­ti­co, para con­se­guir su recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, social y poblacional.

Apos­tar por el turis­mo de golf en un muni­ci­pio y en una comar­ca de reco­no­ci­dos valo­res natu­ra­les y cul­tu­ra­les, es una abe­rra­ción para la orga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta. La Jan­da y Alca­lá de los Gazu­les deben pro­mo­cio­nar un turis­mo basa­do en su natu­ra­le­za, su rique­za gas­tro­nó­mi­ca y su patri­mo­nio cul­tu­ral, cuya deman­da supera con cre­ces la del turis­mo del golf, apor­tan­do ven­ta­jas en rela­ción con el menor con­su­mo de recur­sos e impac­to al medio ambien­te, y valo­ri­zan­do recur­sos endógenos.

De seguir el Ayun­ta­mien­to ade­lan­te con un PGOU que vul­ne­ra nor­ma­ti­vas urba­nís­ti­cas y medioam­bien­ta­les, y sin jus­ti­fi­car los gran­des cre­ci­mien­tos pre­vis­tos, Eco­lo­gis­tas en Acción advier­te que pue­de ter­mi­nar anu­la­do por los Tri­bu­na­les, como ya ha suce­di­do con los PGOUs de Chi­cla­na, El Puer­to de San­ta María o Pra­do del Rey. 

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.