30 de mar­zo “Día de la Tie­rra Palestina”

Se tra­ta de poner fin a la impu­ni­dad del Esta­do de Israel, ante sus actos abe­rran­tes, agre­sio­nes, ame­na­zas, blo­queos, crí­me­nes, chan­ta­jes, dis­cri­mi­na­cio­nes, encar­ce­la­mien­tos, hos­ti­ga­mien­tos, inti­mi­da­cio­nes, irres­pe­tos, per­se­cu­cio­nes, repre­sa­lias, repre­sio­nes, san­cio­nes y tor­tu­ras, a tra­vés de cono­ci­das y nue­vas prác­ti­cas, vio­la­to­rias del Dere­cho Inter­na­cio­nal y de los Dere­chos Inalie­na­bles del Pue­blo Palestino…

Se cum­plen ya 45 años des­de que se con­me­mo­ró el “Día de la Tie­rra Pales­ti­na”, el 30 de mar­zo de 1976. Ha sido un lar­go perío­do de crue­les, inima­gi­na­bles e insu­fri­bles agre­sio­nes y vio­la­cio­nes hacia los dere­chos inalie­na­bles del Pue­blo Pales­tino, por par­te del Esta­do Judío de Israel, un ente esta­tal colo­ni­za­dor, con­quis­ta­dor y usur­pa­dor que, les roba terri­to­rios. Se tra­ta de todo un pro­ce­so ile­gal y supre­ma­cis­ta, a par­tir de su inne­ga­ble estir­pe sionista.

Este esce­na­rio dra­má­ti­co, se da en gene­ral, ante la lla­ma­da Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal, algo ambi­gua, con­de­na­to­ria, con­tra­dic­to­ria y decla­ra­ti­va, pero, a veces, inefi­caz e inope­ran­te, en lo con­cre­to, a pesar de más de 25 Reso­lu­cio­nes ‑des­de la N° 194 del 11 de diciem­bre de 1948‑, de las Nacio­nes Uni­das, su Con­se­jo de Segu­ri­dad y su Asam­blea Gene­ral, así como de algu­nas de sus prin­ci­pa­les agen­cias y organismos.

Por cier­to, como par­te de su anó­ma­la e incó­mo­da inser­ción inter­na­cio­nal ‑en muy varia­dos ámbitos‑, Israel las incum­ple y las irres­pe­ta, desa­fian­te­men­te, con la mis­ma sis­te­ma­ti­ci­dad con que vio­la los dere­chos huma­nos de los habi­tan­tes no solo de sus terri­to­rios fron­te­ri­zos limí­tro­fes, sino que, aún, de sus entor­nos cer­ca­nos hacia el este, en pleno Medio Oriente.

En el con­tex­to del enfo­que que, desa­rro­llo y sin­te­ti­zo aquí, es de pri­mor­dial impor­tan­cia tener en cuen­ta la pri­ma­cía y la vigen­cia del Dere­cho Inter­na­cio­nal y de esa pie­dra angu­lar que es la Con­ven­ción de Vie­na sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas que, sus­cri­ta el 18 de abril de 1961, entró en vigor el 24 de abril de 1964.

En efec­to, es car­di­nal, para com­pren­der y cono­cer, con­si­de­rar la Reso­lu­ción de la Asam­blea Gene­ral de las Nacio­nes Uni­das 43177, del 15 de diciem­bre de 1988, que tomó nota de la Decla­ra­ción de Inde­pen­den­cia del Esta­do de Pales­ti­na, ema­na­da del Con­se­jo Nacio­nal Pales­tino el 15 de noviem­bre de 1988 que, sus­ti­tu­yó el nom­bre de la Orga­ni­za­ción para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na (OLP), por el de Pales­ti­na, en el Sis­te­ma de las Nacio­nes Unidas.

Así, des­de diciem­bre de 1988, el Esta­do de Pales­ti­na es suje­to del Dere­cho Inter­na­cio­nal y actor de las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les con­tem­po­rá­neas, en aque­llo esen­cial que se fun­da en el reco­no­ci­mien­to entre Esta­dos sobe­ra­nos, esta­ble­cien­do sus Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas. A nivel mun­dial, la Repú­bli­ca Arge­li­na Demo­crá­ti­ca y Popu­lar, jun­to a otros 10 paí­ses de Medio Orien­te, y Mala­sia, del sudes­te asiá­ti­co, fue­ron pri­me­ros en reco­no­cer al Esta­do de Pales­ti­na, el 15 de noviem­bre de 1988. Cuba y Nica­ra­gua fue­ron los pri­me­ros paí­ses de la actual Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños (Celac) en reco­no­cer­lo el 16 de noviem­bre de 1988, jun­to a otros 12 paí­ses, en la mis­ma fecha. Duran­te el refe­ri­do mes de noviem­bre de 1988 lo hicie­ron 40 paí­ses más, entre ellos la actual Fede­ra­ción de Rusia, la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na, India, Viet­nam y paí­ses de Euro­pa Cen­tral y Orien­tal (los PECO).

Al mes de agos­to de 2019, 139 de los 193 de los Esta­dos Miem­bros de las Nacio­nes Uni­das habían reco­no­ci­do al Esta­do de Pales­ti­na, más dos Esta­dos No Miem­bros de ONU, el Esta­do de la Ciu­dad del Vati­cano (esta­tus de Obser­va­dor Per­ma­nen­te en Nacio­nes Uni­das) y la Repú­bli­ca Ára­be Saha­raui Demo­crá­ti­ca (con­si­de­ra­da Terri­to­rio No Autó­no­mo en la ONU).

Chi­le solo reco­no­ció al Esta­do de Pales­ti­na, el vier­nes 7 de enero de 2011, a pesar de tener la segun­da más nume­ro­sa comu­ni­dad pales­ti­na en los paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, con des­ta­ca­da pre­sen­cia de nume­ro­sos de sus inte­gran­tes, cola­bo­ran­do en diver­sas accio­nes, acti­vi­da­des e ins­ti­tu­cio­nes nacio­na­les. Asi­mis­mo, la misión diplo­má­ti­ca de la Emba­ja­da de Pales­ti­na en nues­tro país, tie­ne como jefe a un emba­ja­dor resi­den­te, S.E. Imad Nabil Jada’a.

Y debie­ra cono­cer­se que la Asam­blea Gene­ral apro­bó, el jue­ves 29 de noviem­bre de 2012, por 138 votos favor, 9 en con­tra y 41 abs­ten­cio­nes, la Reso­lu­ción 6719 que otor­ga el esta­tus de “Esta­do Obser­va­dor No Miem­bro” de Nacio­nes Uni­das al Esta­do de Palestina.

A mayor ahon­da­mien­to, el 17 de diciem­bre de 2012, el jefe de Pro­to­co­lo de las Nacio­nes Uni­das en ese enton­ces deci­dió que “la desig­na­ción del Esta­do de Pales­ti­na será usa­da por el Secre­ta­ria­do en todos los docu­men­tos ofi­cia­les de las Nacio­nes Uni­das”, lo que con­lle­va reco­no­cer la fór­mu­la “Esta­do de Pales­ti­na” como el nom­bre ofi­cial de la nación palestina.

Es en todo este con­tex­to diplo­má­ti­co, y actual sani­ta­rio, en la are­na inter­na­cio­nal, que, el Esta­do agre­sor de Israel no cesa en su inven­ti­va para hos­ti­gar, bajo moda­li­da­des de nue­vo tipo, inclu­so a los repre­sen­tan­tes diplo­má­ti­cos y guber­na­men­ta­les del Esta­do de Palestina.

En efec­to, el domin­go 21 de mar­zo de 2021, el Esta­do de Israel gene­ró un gra­ve inci­den­te, irres­pe­tan­do las inmu­ni­da­des diplo­má­ti­cas de altas auto­ri­da­des y per­so­na­li­da­des pales­ti­nas, cuan­do regre­sa­ban a Pales­ti­na, a tra­vés del cru­ce de Kara­ma, en la fron­te­ra con Jor­da­nia. Se per­mi­tió reti­rar las cre­den­cia­les para per­so­nas impor­tan­tes del minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res y Asun­tos de Expa­tria­dos, Riyad Al-Malki; hos­ti­gan­do igual­men­te al minis­tro Adjun­to de Rela­cio­nes Exte­rio­res y Rela­cio­nes Mul­ti­la­te­ra­les, emba­ja­dor Ammar Hegazy; y al jefe del Depar­ta­men­to de Nacio­nes Uni­das y sus Orga­ni­za­cio­nes, emba­ja­dor Omar Awa­da­llah; hacién­do­les con­tro­les de segu­ri­dad a todos ellos, e interrogándolos.

Como es de públi­co cono­ci­mien­to, el jue­ves 18 de mar­zo de 2021 la dele­ga­ción pales­ti­na, enca­be­za­da por el minis­tro Riyad Al-Malki, se había reu­ni­do con la Fis­cal de la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal (CPI) Fatou Ben­sou­da, en su sede de La Haya, en el mar­co de la coope­ra­ción y tra­ba­jos dima­nan­tes de una inves­ti­ga­ción cri­mi­nal abier­ta en con­tra de Israel, a deman­da del Esta­do de Pales­ti­na, con títu­lo de refe­ren­cia y regis­tro: “Pre­sun­tos crí­me­nes come­ti­dos en el terri­to­rio pales­tino ocu­pa­do, com­pren­di­do Jeru­sa­lén Este, des­de el 13 de junio de 2014”.

Debe recor­dar­se que, el Esta­do de Pales­ti­na fir­mó el Esta­tu­to de Roma el vier­nes 2 de enero de 2015, y su ingre­so como Esta­do Miem­bro de la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal se con­cre­tó el miér­co­les 1 de abril de 2015, con efec­tos retro­ac­ti­vos al vier­nes 13 de junio de 2014.

La Cor­te Penal Inter­na­cio­nal emi­tió su “Infor­me sobre las Acti­vi­da­des de Examen Pre­li­mi­nar de 2020 (Pales­ti­na)”, de 6 pági­nas, con fecha lunes 14 de diciem­bre de 2020.

Y es dable cono­cer, y tener pre­sen­te que, pos­te­rior­men­te, el vier­nes 5 de febre­ro de 2021, la Sala de Cues­tio­nes Pre­li­mi­na­res I de la CPI emi­tió su his­tó­ri­ca Deci­sión [ICC-01/18 – 143], por mayo­ría, afir­man­do que, “la juris­dic­ción terri­to­rial de la Cor­te en la cues­tión de Pales­ti­na se extien­de a los terri­to­rios ocu­pa­dos por Israel des­de 1967, a saber, Gaza y Cis­jor­da­nia, inclui­do Jeru­sa­lén Este”, dado que Pales­ti­na es par­te del Esta­tu­to de Roma de la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal. Ade­más, los jue­ces aña­die­ron que dicha con­clu­sión es cohe­ren­te con el dere­cho de autodeterminación.

Y, ya el miér­co­les 3 de mar­zo 2021, la fis­cal Ben­sou­da con­fir­mó el ini­cio de la inves­ti­ga­ción en comen­to, ase­gu­ran­do que esta “se lle­va­rá a cabo de for­ma inde­pen­dien­te, impar­cial y obje­ti­va, sin mie­dos ni favo­res”. Expli­có que “la deci­sión de abrir una inves­ti­ga­ción se ha toma­do des­pués de un examen pre­li­mi­nar meticu­loso por par­te de mi ofi­ci­na que duró casi cin­co años”. Y, com­ple­men­tó seña­lan­do que con la crea­ción de la CPI, los Esta­dos par­te reco­no­cie­ron que los crí­me­nes atro­ces son “una ame­na­za para la paz, la segu­ri­dad y el bien­es­tar del mun­do” y resol­vie­ron “garan­ti­zar el res­pe­to dura­de­ro y la apli­ca­ción de la jus­ti­cia internacional”.

Aho­ra bien, en la reu­nión ya refe­ri­da, del 18 de mar­zo de 2021, el minis­tro Riyad Al-Malki expre­só la dis­po­si­ción pales­ti­na para brin­dar apo­yo, en todas sus labo­res ad hoc a la fis­cal, su equi­po y a la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal ante las ame­na­zas reci­bi­dos por ellos, así como a los diri­gen­tes pales­ti­nos, por sus inten­tos para avan­zar en pos de esa jus­ti­cia internacional.

Por cier­to, el nue­vo fis­cal de la CPI, el abo­ga­do bri­tá­ni­co Karim A. A. Khan, ele­gi­do el 12 de febre­ro, en dos ron­das de vota­cio­nes, por solo 72 de 122 votos, debe­rá con­ti­nuar jun­to con su equi­po esta cru­cial inves­ti­ga­ción, cuan­do asu­ma su car­go el 16 de junio de 2021.

Se tra­ta de poner fin a la impu­ni­dad del Esta­do judío de Israel, ante sus actos abe­rran­tes, agre­sio­nes, ame­na­zas, blo­queos, crí­me­nes, chan­ta­jes, dis­cri­mi­na­cio­nes, encar­ce­la­mien­tos, hos­ti­ga­mien­tos, inti­mi­da­cio­nes, irres­pe­tos, per­se­cu­cio­nes, repre­sa­lias, repre­sio­nes, san­cio­nes y tor­tu­ras, a tra­vés de cono­ci­das y nue­vas prác­ti­cas, vio­la­to­rias del Dere­cho Inter­na­cio­nal y de los Dere­chos Inalie­na­bles del Pue­blo Pales­tino; dan­do paso a un pro­ce­so de ren­di­ción de cuen­tas, y de cla­ras con­de­nas y de res­pon­sa­bi­li­da­des, ante la lla­ma­da Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal, repre­sen­ta­da, en la espe­cie, por la Cor­te Penal Internacional.

En la hora pre­sen­te, el “Día de la Tie­rra Pales­ti­na” ame­ri­ta una acu­cian­te refle­xión y tie­ne una ple­na vigen­cia soli­da­ria, para difun­dir­las, a nive­les nacio­nal e internacional.

Jor­ge Vera Cas­ti­llo/​Coope​ra​ti​va​.cl 

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.