Argen­ti­na. Cau­sa Miguel Bru: con­de­nan a pri­sión per­pe­tua al ex poli­cía Luján Martínez

Por RedE­co, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de mar­zo de 2021. 

La jus­ti­cia con­de­nó a pri­sión per­pe­tua al ex poli­cía Luján Mar­tí­nez por el ase­si­na­to en 2002 de Mau­ro Mar­tí­nez, tes­ti­go cla­ve de la des­apa­ri­ción segui­da de muer­te de Miguel Bru. El fallo de la Sala I del Tri­bu­nal de Casa­ción de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires revo­có la abso­lu­ción de 2008 del Tri­bu­nal Penal I de La Pla­ta, que lo había deja­do en liber­tad jun­to al otro ex poli­cía impli­ca­do, Ismael Gau­na, falle­ci­do en 2009 en libertad.

El fallo fue bus­ca­do por la fami­lia y la Aso­cia­ción Miguel Bru (AMB) duran­te tre­ce años, des­de la abso­lu­ción de los ex poli­cías en 2008. “19 años des­pués del ase­si­na­to logra­mos que se haga jus­ti­cia. Con la fami­lia de Beto Mar­tí­nez sufri­mos todas las irre­gu­la­ri­da­des en el jui­cio oral con­tra de los impu­tados Gau­na y Mar­tí­nez, sobre­seí­dos de la for­ma más impu­ne por el Tri­bu­nal Núme­ro 1 de La Pla­ta. Sin bajar los bra­zos, con la asis­ten­cia y el tra­ba­jo de los doc­to­res Pablo Javier Olea­ga, Mar­ce­lo Enri­que Pon­ce Nuñez y Ernes­to Mar­tín, pudi­mos poner­le fin a esta pesa­di­lla, por­que ade­más este hom­bre mien­tras estu­vo libre tuvo un inten­to de femi­ci­dio”, dijo Rosa Bru y recor­dó que este fue el pri­mer caso de los patro­ci­na­dos por la Aso­cia­ción en lle­gar a un jui­cio oral.

Luján Mar­tí­nez está acu­sa­do de ten­ta­ti­va de femi­ci­dio de su ex pare­ja, a quien le dio 6 puña­la­das en 2017. Ade­más tie­ne otras 26 cau­sas judi­cia­les abier­tas en su con­tra, la mayo­ría por vio­len­cia de géne­ro, ini­cia­das des­de 1998 a par­tir de denun­cias de sus ex pare­jas, según un rele­va­mien­to rea­li­za­do por la Secre­ta­ría de Géne­ro de la Facul­tad de Perio­dis­mo y Comu­ni­ca­ción Social de UNLP.

“Recién aho­ra, lue­go de varios años en los que reinó la impu­ni­dad, se pudo lle­gar a la ver­dad, que­dan­do en cla­ro que se tra­tó de una sal­va­je eje­cu­ción por par­te del per­so­nal poli­cial, ya que de nin­gún modo pudie­ron sen­tir­se ame­na­za­dos, pues la víc­ti­ma se había entre­ga­do man­sa­men­te y esta­ba des­ar­ma­do”, expre­só el abo­ga­do Mar­ce­lo Pon­ce Nuñez.

El ase­si­na­to de Mau­ro Mar­tí­nez
Mau­ro “Beto” Mar­tí­nez fue tes­ti­go de la des­apa­ri­ción de Miguel Bru en agos­to de 1993. Su tes­ti­mo­nio fue cla­ve para con­fir­mar que Miguel estu­vo en la Comi­sa­ría Nove­na de La Pla­ta don­de fue tor­tu­ra­do has­ta la muer­te.
“Beto” comen­zó a ser per­se­gui­do por el enton­ces ofi­cial Ismael Gau­na. Al poco tiem­po fue dete­ni­do en la Comi­sa­ría de El Dique, en Ense­na­da, de don­de se fugó. Se refu­gió en una casa del barrio Villa Elvi­ra, en 120 y 84. El 21 de junio de 2002 irrum­pió en la casa una bri­ga­da poli­cial enca­be­za­da por Gau­na y Luján Martínez.

Según la ver­sión de la poli­cía, Mau­ro Mar­tí­nez salió a reci­bir­los arma­do con un revól­ver cali­bre 32. En cam­bio, tes­ti­gos del hecho dije­ron que salió con las manos en alto pidien­do que no lo mata­ran, y lue­go de espo­sar­lo le die­ron un tiro en la espal­da. Aun­que el Hos­pi­tal San Mar­tín esta­ba a pocas cua­dras, lo lle­va­ron heri­do al Hos­pi­tal Gutié­rrez, en la otra pun­ta de la ciu­dad, según un tes­ti­go de la mis­ma poli­cía “por­que que­da­ba más lejos y podía morir en el camino”. “Beto” murió al otro día como resul­ta­do del dis­pa­ro recibido.

La fami­lia, patro­ci­na­da por la AMB, pudo des­en­tra­mar la cade­na de encu­bri­mien­to y pre­sen­tar todas las prue­bas para acu­sar a los poli­cías por el cri­men y lle­var el caso a jui­cio oral. Seis años des­pués, en diciem­bre de 2008, el Tri­bu­nal Penal I inte­gra­do por los jue­ces por Samuel Sara­ví Paz, Patri­cia de la Ser­na y Gui­lle­mo Labom­bar­da absol­vió a los ex ofi­cia­les, a pesar de que la Fis­ca­lía pidió en su ale­ga­to 20 años de con­de­na y la AMB como par­ti­cu­lar dam­ni­fi­ca­do pri­sión perpetua.

“La sen­ten­cia podría ser copia fiel de las decla­ra­cio­nes de ambos impu­tados”, dijo Rosa Bru en 2008, tras la abso­lu­ción. “No fue más que el bro­che de oro de un modo de ope­rar que se repi­te en todas las cau­sas don­de se inves­ti­ga el accio­nar del per­so­nal poli­cial: todos los casos en los que están invo­lu­cra­dos ofi­cia­les de la fuer­za son inves­ti­ga­dos por la mis­ma poli­cía. Des­de el comien­zo del caso se pone en mar­cha todo un sis­te­ma de com­pli­ci­dad que deri­van en impu­ni­dad y ausen­cia de justicia”.

En 2009 la AMB ape­ló ante el Tri­bu­nal de Casa­ción para que se revea la con­de­na abso­lu­to­ria, pero su res­pues­ta fue que no podía recu­rrir el par­ti­cu­lar dam­ni­fi­ca­do. Ante esto, la AMB pre­sen­tó un recur­so de Inapli­ca­bi­li­dad de Ley e Incons­ti­tu­cio­na­li­dad ante la Supre­ma Cor­te (SC) pro­vin­cial, quien hizo lugar y orde­nó a Casa­ción que revea la sen­ten­cia. Pero nue­va­men­te incum­plió al no fijar audien­cia, y en octu­bre de 2018, sin escu­char al par­ti­cu­lar dam­ni­fi­ca­do, vol­vió a con­fir­mar la sen­ten­cia abso­lu­to­ria del Tribunal.

Enton­ces, por segun­da vez, en 2018 la AMB pre­sen­tó otro recur­so a la Supre­ma Cor­te, quien res­pon­dió de for­ma favo­ra­ble. De esta for­ma, en 2020 Casa­ción citó a los abo­ga­dos de la AMB para que pudie­ran ampliar su pedi­do. Final­men­te aho­ra, y tras 19 años del cri­men de Mau­ro Mar­tí­nez, el Tri­bu­nal de Casa­ción Sala I revo­có la sen­ten­cia abso­lu­to­ria y con­de­nó a Luján Enri­que Mar­tí­nez como “coau­tor res­pon­sa­ble de homi­ci­dio cali­fi­ca­do, por haber sido come­ti­do con ale­vo­sía, a pri­sión per­pe­tua, más accesorias”.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.