Chi­le. Toque de que­da = fas­cis­mo: Cor­te Supre­ma esta­ble­ce que inflin­gir toque de que­da “no repre­sen­ta nin­gún peli­gro efectivo”

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de mar­zo de 2021. 

En un fallo rela­cio­na­do a una per­so­na que inflin­gió el toque de que­da sin sal­vo­con­duc­to, la Cor­te Supre­ma esta­ble­ció que infrin­gir el toque de que­da “no repre­sen­ta nin­gún peli­gro efec­ti­vo” si la per­so­na no está con­ta­gia­da. Esto vie­ne a corro­bo­rar lo que muchxs hemos dicho des­de el comien­zo de la pan­de­mia: el toque de que­da es total­men­te inefi­cien­te e inne­ce­sa­rio. De esta mane­ra, tam­bién hace pre­gun­tar­se si real­men­te todas las deten­cio­nes que ha hecho cara­bi­ne­ros por “artícu­lo 318” (poner en ries­go la salud públi­ca) tam­bién son ilegales.

Acá algu­nos extrac­tos del fallo: “Es una cate­go­ría inter­me­dia lla­ma­da de peli­gro hipo­té­ti­co, o ‘abs­trac­to-con­cre­to’, que no exi­ge que el acto par­ti­cu­lar que se juz­ga haya gene­ra­do efec­ti­va­men­te un ries­go espe­ci­fi­co y men­su­ra­ble al bien jurí­di­co, pero sí que haya sido idó­neo para gene­rar­lo, sin que­dar asu­mi­da esa posi­bi­li­dad, a prio­ri, como inhe­ren­te a la infrac­ción de los regla­men­tos sani­ta­rios, como sería el caso de un deli­to de peli­gro abs­trac­to pro­pia­men­te tal”.

“De con­cluir que la figu­ra del artícu­lo 318 es un deli­to de peli­gro abs­trac­to-con­cre­to, no se sigue que el ilí­ci­to solo lo pue­da come­ter una per­so­na con­ta­gia­da de Covid-19 (…) Una per­so­na sana que, por su pre­ci­sa infrac­ción de las reglas de salu­bri­dad, se expo­ne al con­ta­gio, y por ende a ser vec­tor de tras­mi­sión de la enfer­me­dad, sí que gene­ra un per­jui­cio per­fec­ta­men­te demos­tra­ble, para la salud pública”.

“No repre­sen­ta nin­gún peli­gro efec­ti­vo, ni tam­po­co hipo­té­ti­co, para la salud públi­ca, ni siquie­ra en estos tiem­pos de pan­de­mia. De hecho, el toque de que­da tie­ne la fina­li­dad, en lo que a lo estric­ta­men­te sani­ta­rio se refie­re, de evi­tar ese tran­si­tar para pre­ca­ver reunio­nes noc­tur­nas de gru­pos, como usual­men­te ocu­rre fue­ra del caso de emer­gen­cia actual, en loca­les, par­ques, pla­zas u otros sitios abier­tos al públi­co, de modo de impe­dir aglo­me­ra­cio­nes que –ellas sí- son a lo menos hipo­té­ti­ca­men­te peli­gro­sas, idó­neas para gene­rar el ries­go. Pero el estar, o deam­bu­lar, dos suje­tos en calles desier­tas, por muy prohi­bi­do que esté por la auto­ri­dad, no es en abso­lu­to idó­neo para gene­rar ries­go a la salud públi­ca. De hecho esa con­duc­ta es más peli­gro­sa en el día (sani­ta­ria­men­te hablan­do), por la mayor afluen­cia de pasean­tes que le es connatural”.

NO MÁS TOQUE DE QUEDA!
BASTA DE MILICOS EN LAS CALLES!

Fuen­te: Capu­cha informativa

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.