Méxi­co. Solo dos ofer­tas electorales

Miguel Ángel Ferrer /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de mar­zo de 2021

El pró­xi­mo domin­go 6 de junio habrá elec­cio­nes para reno­var la Cáma­ra de Dipu­tados y 15 guber­na­tu­ras esta­ta­les. Y sólo habrá dos opcio­nes. Por un lado, a la izquier­da, el obra­do­ris­mo; y por el otro, en estre­cha alian­za, PAN y PRI, los dos vie­jos par­ti­dos de la dere­cha mexi­ca­na. No hay y no se vis­lum­bra, al menos por aho­ra, una ter­ce­ra opción electoral.

Rum­bo a esos comi­cios, ambos adver­sa­rios han echa­do mano de todos sus recur­sos. Pero la bata­lla se mira muy des­igual. La dere­cha care­ce de un ver­da­de­ro líder. Y su pro­gra­ma se redu­ce a cri­ti­car y opo­ner­se a las polí­ti­cas y accio­nes del obradorismo.

A esta caren­cia de líde­res y de un pro­gra­ma polí­ti­co, la dere­cha no pue­de sumar nada más. Excep­to una his­to­ria y un pre­sen­te de corrup­ción y de robo des­ca­ra­do de los bie­nes públi­cos. Y tam­bién, como a todos nos cons­ta, una feroz defen­sa mediá­ti­ca y judi­cial de sus rique­zas y pri­vi­le­gios mal habidos.

El obra­do­ris­mo, por su par­te, pre­sen­ta una mag­na e inne­ga­ble obra de gobierno de bene­fi­cio popu­lar. Pri­me­ra­men­te una muy amplia redis­tri­bu­ción del ingre­so nacio­nal a tra­vés de becas y pensiones.

En segun­do lugar un exi­to­so pro­gra­ma de com­ba­te a la corrup­ción de los gobier­nos neo­li­be­ra­les, lo que ha sig­ni­fi­ca­do aho­rros millo­na­rios que se redis­tri­bu­yen entre muy amplias capas de la población.

Y final­men­te el ade­cua­do mane­jo de la pan­de­mia de covid-19, esfuer­zo que encuen­tra su pun­to cul­mi­nan­te en la con­se­cu­ción de los millo­nes de dosis de vacu­nas para inmu­ni­zar masi­va y gra­tui­ta­men­te a la tota­li­dad de la pobla­ción mexi­ca­na en el pla­zo de unos pocos meses, con más de cin­co millo­nes de inmu­ni­za­dos has­ta aho­ra entre per­so­nal de salud y adul­tos mayo­res de 60 años.

Lue­go de este some­ro recuen­to de los ele­men­tos y los ras­gos y de la ofer­ta elec­to­ral de la dere­cha y del obra­do­ris­mo es per­ti­nen­te pre­gun­tar­se hacia cuál opción par­ti­da­ria se diri­gi­rá el cau­dal de votos ciu­da­da­nos este pró­xi­mo 6 de junio.

¿Hacia el pasa­do pri­pa­nis­ta de corrup­ción, saqueo, empo­bre­ci­mien­to popu­lar, frau­des elec­to­ra­les y entre­ga de las rique­zas de Méxi­co al extran­je­ro? ¿O hacia la opción elec­to­ral que es al mis­mo tiem­po pro­me­sas cum­pli­das y espe­ran­za de un futu­ro mejor?

Para el pue­blo mexi­cano nun­ca fue tan fácil deci­dir. ¿Más del mis­mo veneno que le die­ron en las últi­mas cua­tro déca­das? ¿O más y más de los mis­mos bene­fi­cios que ha reci­bi­do en los últi­mos tres años? ¿Poder popu­lar o poder oli­gár­qui­co? ¿Obra­do­ris­mo o con­ser­va­du­ris­mo? Esa es toda la cuestión.

FUENTE: Rebe­lión

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.