Nación Mapu­che. Comu­ni­dad Cañio sos­tie­ne el tra­ba­jo de bri­ga­das auto­con­vo­ca­das para apa­gar el fue­go en zonas inaccesibles

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 de mar­zo de 2021

La Lof Cañio ha con­for­man­do un gru­po de unas 30 per­so­nas que com­ba­ten el fue­go, no han reci­bi­do más que la lle­ga­da a la zona de algu­nos bri­ga­dis­tas del nor­te per­di­dos y el espo­rá­di­co paso de heli­bal­des. ‘Nos toca de cer­ca noso­tros vivi­mos del bos­que toda la cor­di­lle­ra es nues­tra fuen­te de vida, cul­ti­va­mos las cha­cras vivi­mos de los ani­ma­les no podía­mos dejar que el fue­go avan­ce’, sin­te­ti­zó Javier Cañio al refe­rir­se a la razón por la cual se lan­za­ron al bos­que para dete­ner el fue­go sin equipos.

La Lof Cañio esta ubi­ca­do en la zona de Bue­nos Aires Chi­co a pocos Kiló­me­tros de El Mai­tén, al no estar cer­cano a la zona urba­na recién el sába­do comen­za­ron a acer­car­se las Bri­ga­das de Mane­jo del Fue­go dado que en los pri­me­ros días de los incen­dios fores­ta­les la aten­ción estu­vo pues­ta en evi­tar que el fue­go siga con­su­mien­do vivien­das. Las lla­ma­das en pedi­do de urgen­cia sin res­pues­ta moti­va­ron a las comu­ni­da­des de la zona a armar bri­ga­das auto­con­vo­ca­das para dete­ner el avan­ce del fuego.

Javier Cañio es miem­bro de la Lof Cañio res­pec­to a la avan­za­da del fue­go rela­tó a CSP: «com­ba­ti­mos el fue­go hace una sema­na, un fue­go que se ori­gi­nó en la zona de Cerro Radal y Golon­dri­nas. Lle­va­mos bas­tan­te de este año cas­ti­ga­dos por el humo, el mar­tes está­ba­mos aco­rra­la­dos por­que venía uno del boque­te y apa­re­ció este que venía direc­ta­men­te de estos lados, fue­ron momen­tos muy ten­sos, por suer­te cam­bió el vien­to y no alcan­zó a lle­gar a la ruca el fue­go. Ense­gui­da acu­di­mos a la soli­da­ri­dad de la gen­te por suer­te fue mucha la que se acer­có a acom­pa­ñar y ayu­dar­nos a com­ba­tir el fuego».

«Cuan­do esto comen­zó el mar­tes lo úni­co que ati­na­mos a hacer fue que vinie­ran a eva­cuar por suer­te tene­mos un trac­tor de la Aso­cia­ción de peque­ños Pro­duc­to­res de la zona, tenía­mos la pala y empe­za­mos a hacer cor­ta­fue­gos, comen­za­mos a eva­cuar­nos, si había tiem­po para poder tra­ba­jar , estu­vi­mos como has­ta las dos de la maña­na tra­ba­jan­do con el trac­tor, se logro apla­car bas­tan­te el fue­go, había que inten­tar apa­gar­lo cuan­do se levan­ta la tem­pe­ra­tu­ra con un poco de vien­to vuel­ve a arder». La super­fi­cie que se per­dió deta­lla Cañio era bos­que nativo.

Sobre la ayu­da for­mal de espe­cia­lis­tas en el tema dijo «el sába­do recién pudie­ron lle­gar la gen­te de las bri­ga­da, no alcan­zó no fue sufi­cien­te el heli­cóp­te­ro que esta­ba tiran­do agua, pero por aho­ra esta bajo con­trol. Por los espe­cia­lis­tas reci­bi­mos poca ayu­da, lla­ma­mos y lla­ma­mos pero esta­ban aten­dien­do más de sie­te focos, en El Hoyo, Lago Pue­lo, El Radal no alca­za­ba la Bri­ga­da de Incen­dios nos encon­tra­mos con gen­te de Jujuy, Cata­mar­ca, anda­ban des­orien­ta­dos por­que el bos­que no es lo mis­mo que el terreno en sus provincias».

Cañio valo­ró la per­ma­nen­te lle­ga­da de veci­nos de la zona que se suman a la tarea «del miér­co­les esta lle­gan­do gen­te, hoy baja­mos 17, arri­ba que­dan ocho o nue­ve per­so­nas que que­dan controlando».

ESTIGMATIZACION, PERDIDAS, INTERESES 

Para Cañio las con­se­cuen­cias del incen­dio las pade­cen en el cuer­po los pobla­do­res de la zona, «las sufri­mos los peque­ños pro­duc­to­res de la cor­dillle­ra nos lle­va­mos la peor par­te». En lo per­so­nal las sen­sa­cio­nes son las mis­mas que com­par­te el res­to de los pobla­do­res de la pro­vin­cia y Cañio las resu­me como «tris­te­za, indig­na­ción, bron­ca, pen­sás en encon­trar al responsable».

Mayor indig­na­ción cau­sa que sea el pue­blo mapu­che el prin­ci­pal seña­la­do como res­pon­sa­ble de los incen­dios, Cañio no le dio dema­sia­da rele­van­cia a los rumo­res que lle­ga­ron a sus oídos, fue­ron días de mucho tra­ba­jo y no ha podi­do estar conec­ta­do con las noti­cias, sin embar­go reco­no­ce «tan­tos años que veni­mos per­se­gui­dos esto es un comen­ta­rio más a noso­tros no nos afec­ta ya, esta la per­se­cu­ción a los pue­blos ori­gi­na­rios, acá se pasan el man­do cada cua­tro años y los intere­ses son los mis­mos no impor­ta el par­ti­do polí­ti­co que sea, lle­nar los bol­si­llos a cos­ta de los intere­ses de los pue­blos originarios».

Cañio no sufrió per­di­das esta vez afor­tu­na­da­men­te pero sus veci­nos si, que movi­li­za ese com­pro­mi­so que lo tie­ne des­de hace más de una sema­na com­ba­tien­do el fue­go sin equi­pos ni herra­mien­tas?, él lo resu­me así: «Me toca de cer­ca noso­tros vivi­mos del bos­que toda la cor­di­lle­ra es nues­tra fuen­te de vida, no depen­de­mos del esta­do, cul­ti­va­mos las cha­cras vivi­mos de los ani­ma­les no podia­mos dejar que el fue­go avance».

FUENTE: Con Sello Patagonico

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.