El PSOE se resis­te a meter en la ley de infan­cia la prohi­bi­ción de la entra­da y par­ti­ci­pa­ción de los meno­res en los toros

Un toro llega hasta la barrera durante una capea popular./ EFE
Un toro lle­ga has­ta la barre­ra duran­te una capea en la que hay meno­res. EFE /​Archi­vo

La ley orgá­ni­ca de pro­tec­ción inte­gral a la infan­cia y la ado­les­cen­cia fren­te a la vio­len­cia está cada vez más cer­ca de deba­tir­se en su res­pec­ti­va comi­sión en el Con­gre­so, paso pre­vio a la vota­ción del tex­to final en el Pleno. Los gru­pos han cerra­do este jue­ves un pre­acuer­do sobre la Ley Rho­des, bau­ti­za­da así por el pia­nis­ta James Rho­des ‑víc­ti­ma de abu­sos sexua­les cuan­do era niño‑, en la que ha sido la octa­va y últi­ma ponencia.

En este sen­ti­do, los por­ta­vo­ces de los dife­ren­tes par­ti­dos se han reu­ni­do des­de el mes de enero en dife­ren­tes reunio­nes para revi­sar las más de 500 enmien­das regis­tra­das al tex­to y tra­tar de zan­jar los fle­cos suel­tos de la ley, que lle­gó al Con­gre­so arras­tran­do muchas crí­ti­cas por la fal­ta de pers­pec­ti­va de géne­ro y de enfo­que de infan­cia, entre otras cuestiones.

Fuen­tes par­la­men­ta­rias seña­lan que en esta fase de nego­cia­cio­nes se han con­se­gui­do avan­ces impor­tan­tes, aun­que siguen sien­do una ley “muy encor­se­ta­da”. Ejem­plo de ello es la prohi­bi­ción de la entra­da y par­ti­ci­pa­ción de los meno­res en los toros, una enmien­da regis­tra­da por Uni­das Pode­mos y que su socio de Gobierno, el PSOE (jun­to a otros gru­pos como PP y Vox), aún se resis­te a aceptar.

La for­ma­ción mora­da pro­pu­so aña­dir una nue­va dis­po­si­ción final en la modi­fi­ca la Ley 10/​1991, de 4 de abril, sobre potes­ta­des admi­nis­tra­ti­vas en mate­ria de espec­tácu­los tau­ri­nos. “Los par­ti­ci­pan­tes en espec­tácu­los o fes­te­jos tau­ri­nos y escue­las de tau­ro­ma­quia debe­rán ser mayo­res de 18 años“, reza la corrección.

Asi­mis­mo, se adi­cio­na un nue­vo apar­ta­do en el que refle­ja: “Que­da prohi­bi­da, con carác­ter gene­ral la entra­da y per­ma­nen­cia de meno­res de die­cio­cho años en pla­zas de toros, o recin­tos habi­li­ta­dos cuan­to ten­gan lugar even­tos tau­ri­nos, inclui­das escue­las tau­ri­nas si estas uti­li­zan ani­ma­les en sus prác­ti­cas”. Por últi­mo, la par­ti­ci­pa­ción y acce­so de meno­res sería con­si­de­ra­da “infrac­ción muy gra­ve”, tal como deta­lla la enmienda.

Con esta correc­ción se pre­ten­de “dar res­pues­ta a la preo­cu­pa­ción de las ins­ti­tu­cio­nes nacio­na­les e inter­na­cio­na­les de pro­te­ger los dere­chos de la infan­cia y ado­les­cen­tes a vivir en un entorno libre de vio­len­cia”. En par­ti­cu­lar, ahon­da el tex­to, nace de la preo­cu­pa­ción de la máxi­ma auto­ri­dad inter­na­cio­nal en Dere­chos de la infan­cia, el Comi­té de los Dere­chos del Niño de la ONU, con res­pec­to a la par­ti­ci­pa­ción acti­va o como espec­ta­do­res de niños, niñas y ado­les­cen­tes a espec­tácu­los públi­cos en los que se mal­tra­te o sacri­fi­quen
ani­ma­les vivos y don­de estos pue­dan herir de gra­ve­dad, inclu­so matar a huma­nos en pre­sen­cia de los menores.

Asi­mis­mo, dicho orga­nis­mo cali­fi­ca el apren­di­za­je y eje­cu­ción del toreo pro­fe­sio­nal por par­te de meno­res como una de las “peo­res for­mas de tra­ba­jo infan­til”, según el Con­ve­nio 182 de la OIT, pues pue­de “dañar la salud, la segu­ri­dad o la mora­li­dad de los meno­res de edad, por lo que debe prohi­bir­se a los meno­res de 18 años”. Esta preo­cu­pa­ción ha lle­va­do a dicho orga­nis­mo a “ins­tar a Espa­ña a impe­dir la par­ti­ci­pa­ción de meno­res de 18 años como tore­ros o como espec­ta­do­res de even­tos tau­ri­nos”, aña­de el gru­po morado.

Sin embar­go, el gru­po socia­lis­ta ha recha­za­do esta enmien­da y, de momen­to, no se con­tem­pla que se pue­da lle­var a cabo. Esta pos­tu­ra coin­ci­de con la defen­sa del PSOE a la tau­ro­ma­quia, una visión que con­tras­ta con la de su socio de Gobierno. De hecho, el minis­tro de Cul­tu­ra y miem­bro de la Comi­sión Eje­cu­ti­va Fede­ral del PSOE, José Manuel Rodrí­guez Uri­bes, des­ta­có este mis­mo miér­co­les que la tau­ro­ma­quia es com­pa­ti­ble “con la defen­sa de los dere­chos y debe­res que tene­mos hacia los animales”.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget‑0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1372181424892080136&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.publico.es%2Fpolitica%2Fley-rhodes-psoe-resiste-meter-ley-infancia-prohibicion-entrada-participacion-menores-toros.html&siteScreenName=publico_es&theme=light&widgetsVersion=e1ffbdb%3A1614796141937&width=550px

Si bien, fuen­tes par­la­men­ta­rias afir­man que las enmien­das que no se han admi­ti­do en la fase de ponen­cia (a puer­ta cerra­da) que­da­rán vivas para su deba­te en la Comi­sión Dere­chos Socia­les y Polí­ti­cas Inte­gra­les de la Dis­ca­pa­ci­dad, por lo que los gru­pos inten­ta­rán tran­sac­cio­nar esta correc­ción para incluir­la en la ley.

Prohi­bi­ción del lla­ma­do Sín­dro­me de Alie­na­ción Parental

En esta línea, estas fuen­tes cele­bran que el tex­to reco­ja otras deman­das exi­gi­das por varios par­ti­dos en aras de ase­gu­rar la pro­tec­ción y no revic­ti­mi­za­ción (o vic­ti­mi­za­ción secun­da­ria) de los meno­res, garan­ti­zan­do el acce­so a sus dere­chos sin nece­si­dad de mediar con­sen­ti­mien­to de los repre­sen­tan­tes
lega­les; refor­zar el acom­pa­ña­mien­to de las víc­ti­mas en el pro­ce­so de denun­cia; reco­no­cer ple­na­men­te la vio­len­cia digi­tal, es decir, la vio­len­cia rea­li­za­da a tra­vés de las tec­no­lo­gías de la infor­ma­ción y la comu­ni­ca­ción; y de sal­va­guar­dar los dere­chos de los niños, niñas y ado­les­cen­tes con dis­ca­pa­ci­dad.

Tam­bién, se ha inclui­do la prohi­bi­ción del lla­ma­do Sín­dro­me de Alie­na­ción Paren­tal (SAP), una modi­fi­ca­ción intro­du­ci­da por los par­ti­dos que sos­tie­nen el Gobierno, y exi­gi­da por juris­tas y colec­ti­vos femi­nis­tas. El SAP es un cri­te­rio que, pese a no tener aval cien­tí­fi­co y estar des­acon­se­ja­do por el Con­se­jo Gene­ral del Poder Judi­cial (CGPJ), toda­vía sigue usán­do­se en sen­ten­cias de cus­to­dia

“Los pode­res públi­cos toma­rán las medi­das nece­sa­rias para evi­tar que plan­tea­mien­tos teó­ri­cos o cri­te­rios sin aval cien­tí­fi­co que pre­su­man inter­fe­ren­cia o mani­pu­la­ción adul­ta, como el lla­ma­do Sín­dro­me de Alie­na­ción Paren­tal (SAP) pue­dan ser toma­dos en con­si­de­ra­ción”, reco­ge el texto.

Y es que, tal como jus­ti­fi­can estas for­ma­cio­nes en la enmien­da, “resul­ta esen­cial pre­ver una cau­te­la explí­ci­ta fren­te a la apli­ca­ción de cri­te­rios y teo­rías sin aval cien­tí­fi­co que actual­men­te se siguen apli­can­do y que, sus­ti­tu­yen­do la inves­ti­ga­ción rigu­ro­sa y con todas las garan­tías, inva­li­dan de par­ti­da el tes­ti­mo­nio de la niña, niño o ado­les­cen­te, espe­cial­men­te en los casos de recha­zo paterno, por pre­su­mir inter­fe­ren­cia adulta”.

Asi­mis­mo, recuer­dan que las con­se­cuen­cias de la apli­ca­ción de esta supues­ta pato­lo­gía en sen­ten­cias de cus­to­dia resul­tan “muy preo­cu­pan­tes por­que pue­den con­tri­buir a la impu­ni­dad de for­mas de vio­len­cia con­tra la infan­cia“, en sin­to­nía con lo esta­ble­ci­do en el pun­to 129 del Pac­to de Esta­do con­tra la Vio­len­cia de Géne­ro y la reco­men­da­ción del CGPJ, inclui­da en su Guía prác­ti­ca de la Ley Orgá­ni­ca 1/​2004, de 28 de diciem­bre, de medi­das de pro­tec­ción de inte­gral con­tra la vio­len­cia de género.

Pilar Ara­que Conde/​Público

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.