Perú. 8M: Pen­se­mos en las muje­res en estas elecciones

María José Pin­to /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de mar­zo de 2021

Este 11 de abril, un voto infor­ma­do impor­ta más de lo que crees.

Los “Feliz día mujer” en redes deno­tan, al menos en Lima, el gran des­co­no­ci­mien­to del baga­je his­tó­ri­co que esta fecha trae con­si­go, y por qué este día no se cele­bra. Hoy, 8 de mar­zo, se con­me­mo­ra la lucha de todas aque­llas que lo arries­ga­ron todo para visi­bi­li­zar la noción que con tan­to fer­vor defien­de y ha defen­di­do his­tó­ri­ca­men­te el femi­nis­mo: el fin de la opre­sión sexual hacia las muje­res, por el hecho de ser muje­res, en todos los sen­ti­dos. Y este año es par­ti­cu­lar­men­te impor­tan­te por­que nos recuer­da que en estas elec­cio­nes es nues­tro deber votar por aque­llos can­di­da­tos y can­di­da­tas que repre­sen­tan ese avan­ce que his­tó­ri­ca­men­te se ha bus­ca­do, para acor­tar una bre­cha y redu­cir una vio­len­cia estruc­tu­ral­men­te nor­ma­li­za­da en nues­tra sociedad.

Estas elec­cio­nes 2021 mar­can un hito para las muje­res en polí­ti­ca en el Perú y es que serán nues­tras pri­me­ras elec­cio­nes con los requi­si­tos de pari­dad y alter­nan­cia en las lis­tas par­ti­da­rias. Des­pués de alre­de­dor de 24 años con el reque­ri­mien­to míni­mo del 30% de cuo­ta de muje­res en estas lis­tas, el cual la mayo­ría de par­ti­dos enten­dió como un techo lími­te (fue­ron muy pocos los par­ti­dos des­de 1997, año en el que se ins­tau­ró esta cuo­ta que sobre­pa­sa­ron el míni­mo del 30%), y don­de las muje­res fue­ron empu­ja­das has­ta el final de las lis­tas con­gre­sa­les, la pari­dad y alter­nan­cia entran para tra­tar de empa­re­jar el terreno tan des­igual al que se enfren­tan las muje­res en polí­ti­ca. Sin embar­go, y debi­do al sis­te­ma de voto pre­fe­ren­cial, cuya eli­mi­na­ción, recor­de­mos, no fue inclui­da en la Ley de Pari­dad y Alter­nan­cia, si bien las lis­tas están con­for­ma­das pari­ta­ria­men­te, la deci­sión final es del elec­tor. Pen­se­mos en las muje­res en estas elec­cio­nes: la visión de más de la mitad de la pobla­ción perua­na mere­ce estar repre­sen­ta­da en el hemi­ci­clo, por­que como decía la gran Ruth Bader Gins­burg: “las muje­res per­te­ne­cen en todos los luga­res don­de se toman deci­sio­nes”, y nues­tro Con­gre­so, el de un país cata­lo­ga­do como uno de los más peli­gro­sos a nivel mun­dial para las muje­res, es el lugar más relevante.

Estas elec­cio­nes tam­bién son las pri­me­ras, has­ta don­de yo recuer­do en mis cor­tos, cor­tí­si­mos 28 años de vida, en las cua­les un can­di­da­to a la pre­si­den­cia es abier­ta­men­te sexis­ta, machis­ta, y homo­fó­bi­co, y lo que es peor: va acu­mu­lan­do el apo­yo de un sec­tor que le teme, según ellos, a los extre­mos, pero que pasa por agua tibia el extre­mo de la dere­cha ultra con­ser­va­do­ra y faná­ti­ca reli­gio­sa. La sema­na pasa­da fue suma­men­te dura para todas aque­llas muje­res ansio­sas, como yo, que entra­ban a redes tan sólo para topar­se con las decla­ra­cio­nes de la Vice Pre­si­den­ta de este can­di­da­to, en nada más y nada menos que una char­la escolar.

En un país con una de las tasas más altas de deser­ción esco­lar por emba­ra­zo ado­les­cen­te en Amé­ri­ca del Sur, las decla­ra­cio­nes de esta seño­ra cla­van una esta­ca todo el tra­ba­jo arduo que se vie­ne rea­li­zan­do no sólo des­de el gobierno, sino des­de la socie­dad civil, sobre edu­ca­ción sexual. Decir que “las muje­res que toman anti­con­cep­ti­vos son lite­ral­men­te vio­la­das por los espo­sos” y que “el 89% de vio­len­cia fami­liar se da en muje­res que con­su­men anti­con­cep­ti­vos” direc­ta­men­te ins­ta a muje­res y muje­res ado­les­cen­tes a no usar ni tomar anti­con­cep­ti­vos, un dere­cho fun­da­men­tal al cual ni siquie­ra todas tie­nen acce­so hoy en día, y sobre el cual ya exis­te un sufi­cien­te tabú en el país. Pen­se­mos en las muje­res en estas elec­cio­nes: sufi­cien­te san­gre, sudor y lágri­mas han sido derra­ma­dos en la lucha femi­nis­ta como para ele­gir a un can­di­da­to y plan­cha pre­si­den­cial con un pen­sa­mien­to tan retró­gra­da como falaz en este siglo (o en cual­quier otro).

Pero no todas las noti­cias son malas. Den­tro de las luchas que bata­lla el femi­nis­mo, el enfo­que de inter­sec­cio­na­li­dad no pue­de ni debe pasar des­aper­ci­bi­do. Cuan­do se abre un espa­cio para las muje­res, debe abrir­se para todas las muje­res, inde­pen­dien­te­men­te de su sexua­li­dad, orien­ta­ción sexual, raza, entre otras carac­te­rís­ti­cas que defi­nen la diver­si­dad de la mujer perua­na. Este 11 de Abril se cele­bra­rá otro hito, y es que serán las pri­me­ras elec­cio­nes don­de ten­dre­mos la opor­tu­ni­dad de votar por la pri­me­ra can­di­da­ta trans e indí­ge­na en nues­tro país: Gahe­la Cari Con­tre­ras, de Jun­tos por el Perú, cuya for­ta­le­za hizo que se con­vir­tie­ra en las pro­ta­go­nis­tas de una de las fotos más emble­má­ti­cas de las mar­chas del 14N. Estas elec­cio­nes tam­bién se han pues­to un foco espe­cial a las can­di­da­tas de la comu­ni­dad LGTBIQ+: Susel Pare­des y Gabrie­la Sal­va­dor del Par­ti­do Mora­do nos brin­dan una opor­tu­ni­dad de ele­gir por una repre­sen­ta­ción real de esta comu­ni­dad en el hemi­ci­clo duran­te los pró­xi­mos cin­co años. Pen­se­mos en las muje­res en estas elec­cio­nes; pero pen­se­mos en todas las muje­res, por­que la lucha no es igual para ellas.

La lucha este 8 de mar­zo se con­me­mo­ra tenien­do en cuen­ta todo el lar­go camino que nos fal­ta por reco­rrer, sabien­do que no todas nos enfren­ta­mos a los mis­mos obs­tácu­los. Por eso les pido, que­ri­do lec­tor y que­ri­da lec­to­ra, que en este Día Inter­na­cio­nal de la Mujer no feli­ci­ten ni cele­bren, sino que pien­sen en las muje­res al momen­to de votar en las pró­xi­mas elecciones.

FUENTE: La Mula​.pe

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.