Irán. Zarif: EEUU con­ti­núa la falli­da polí­ti­ca de Trump con­tra el país

Resu­men Medio Orien­te, 05 de mar­zo de 2021 – Can­ci­ller ira­ní dice que el nue­vo Gobierno de EE.UU. sigue con la falli­da polí­ti­ca de “máxi­ma pre­sión” de Donald Trump con­tra Irán, en pleno bro­te de la COVID-19.

A tra­vés de un men­sa­je publi­ca­do en la red social Twit­ter, el minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Irán, Moha­mad Yavad Zarif, ha com­par­ti­do imá­ge­nes de una niña de 6 años y medio, lla­ma­da Yas­na, que se vio afec­ta­da por las san­cio­nes impues­tas por Washing­ton con­tra Irán, denun­cian­do que ella pagó el pre­cio de las “deci­sio­nes crue­les e inhu­ma­nas de los polí­ti­cos lejanos”.

Zarif ha afir­ma­do que “inclu­so en medio de la COVID-19, Esta­dos Uni­dos con­ti­núa ejer­cien­do la falli­da ‘máxi­ma pre­sión’ de Trump sobre los ira­níes”“¿No es la hora de pro­bar algo que real­men­te fun­cio­ne?”, ha cuestionado.

El diplo­má­ti­co per­sa ha adjun­ta­do a su tuit una car­ta escri­ta con pala­bras de la niña, titu­la­da “El Gobierno de Esta­dos Uni­dos pro­ce­só a una niña de 6 años”, que exa­mi­na el impac­to de las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses en la vida de los iraníes.

En una par­te del tex­to se seña­la que, a la edad de 6 meses, Yas­na fue inyec­ta­da con una vacu­na obso­le­ta, por lo que tuvo una con­vul­sión y ha esta­do toman­do medi­ca­men­tos des­de entonces.

Entre­tan­to, agre­ga, solo cua­tro dro­gas han fun­cio­na­do en su cuer­po, de las cua­les dos son esta­dou­ni­den­ses. Sin embar­go, su fami­lia no pudo pro­por­cio­nar estos medi­ca­men­tos, des­pués de que “los polí­ti­cos igno­ran­tes de EE.UU. toma­ran una deci­sión equi­vo­ca­da e inhumana”.

Ante tal situa­ción, se empeo­ró la enfer­me­dad de la niña y per­dió el 99 % de su capa­ci­dad de hablar, mien­tras que su capa­ci­dad de deci­sión tam­bién dis­mi­nu­yó en un 90 %. “Ten­go que pagar los erro­res de los polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses”, se lee en el texto.

En mayo de 2018, el enton­ces pre­si­den­te de EE.UU., Donald Trump reti­ró a su país del acuer­do nuclear fir­ma­do en 2015 —de nom­bre ofi­cial Plan Inte­gral de Acción Con­jun­ta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— y reim­pu­so varias tan­das de san­cio­nes con­tra el pue­blo iraní.

Estos embar­gos esta­dou­ni­den­ses, que cons­ti­tu­ye­ron par­te de la polí­ti­ca que el Gobierno de Trump deno­mi­na­ba como la “máxi­ma pre­sión” con­tra el país per­sa, impi­den a Irán impor­tar medi­ca­men­tos y equi­pos médi­cos, mien­tras expe­ri­men­ta tam­bién la pan­de­mia del nue­vo coro­na­vi­rus, cau­san­te de la COVID-19.

Las auto­ri­da­des ira­níes han denun­cia­do una y otra vez el impac­to nega­ti­vo del “terro­ris­mo eco­nó­mi­co y médi­co” de Washing­ton, cali­fi­cán­do­las de “crí­me­nes de lesa huma­ni­dad”.



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.