Irán. Zarif: EEUU con­ti­núa la falli­da polí­ti­ca de Trump con­tra el país

Resu­men Medio Orien­te, 05 de mar­zo de 2021 – Can­ci­ller ira­ní dice que el nue­vo Gobierno de EE.UU. sigue con la falli­da polí­ti­ca de “máxi­ma pre­sión” de Donald Trump con­tra Irán, en pleno bro­te de la COVID-19.

A tra­vés de un men­sa­je publi­ca­do en la red social Twit­ter, el minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Irán, Moha­mad Yavad Zarif, ha com­par­ti­do imá­ge­nes de una niña de 6 años y medio, lla­ma­da Yas­na, que se vio afec­ta­da por las san­cio­nes impues­tas por Washing­ton con­tra Irán, denun­cian­do que ella pagó el pre­cio de las “deci­sio­nes crue­les e inhu­ma­nas de los polí­ti­cos lejanos”.

Zarif ha afir­ma­do que “inclu­so en medio de la COVID-19, Esta­dos Uni­dos con­ti­núa ejer­cien­do la falli­da ‘máxi­ma pre­sión’ de Trump sobre los ira­níes”“¿No es la hora de pro­bar algo que real­men­te fun­cio­ne?”, ha cuestionado.

El diplo­má­ti­co per­sa ha adjun­ta­do a su tuit una car­ta escri­ta con pala­bras de la niña, titu­la­da “El Gobierno de Esta­dos Uni­dos pro­ce­só a una niña de 6 años”, que exa­mi­na el impac­to de las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses en la vida de los iraníes.

En una par­te del tex­to se seña­la que, a la edad de 6 meses, Yas­na fue inyec­ta­da con una vacu­na obso­le­ta, por lo que tuvo una con­vul­sión y ha esta­do toman­do medi­ca­men­tos des­de entonces.

Entre­tan­to, agre­ga, solo cua­tro dro­gas han fun­cio­na­do en su cuer­po, de las cua­les dos son esta­dou­ni­den­ses. Sin embar­go, su fami­lia no pudo pro­por­cio­nar estos medi­ca­men­tos, des­pués de que “los polí­ti­cos igno­ran­tes de EE.UU. toma­ran una deci­sión equi­vo­ca­da e inhumana”.

Ante tal situa­ción, se empeo­ró la enfer­me­dad de la niña y per­dió el 99 % de su capa­ci­dad de hablar, mien­tras que su capa­ci­dad de deci­sión tam­bién dis­mi­nu­yó en un 90 %. “Ten­go que pagar los erro­res de los polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses”, se lee en el texto.

En mayo de 2018, el enton­ces pre­si­den­te de EE.UU., Donald Trump reti­ró a su país del acuer­do nuclear fir­ma­do en 2015 —de nom­bre ofi­cial Plan Inte­gral de Acción Con­jun­ta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— y reim­pu­so varias tan­das de san­cio­nes con­tra el pue­blo iraní.

Estos embar­gos esta­dou­ni­den­ses, que cons­ti­tu­ye­ron par­te de la polí­ti­ca que el Gobierno de Trump deno­mi­na­ba como la “máxi­ma pre­sión” con­tra el país per­sa, impi­den a Irán impor­tar medi­ca­men­tos y equi­pos médi­cos, mien­tras expe­ri­men­ta tam­bién la pan­de­mia del nue­vo coro­na­vi­rus, cau­san­te de la COVID-19.

Las auto­ri­da­des ira­níes han denun­cia­do una y otra vez el impac­to nega­ti­vo del “terro­ris­mo eco­nó­mi­co y médi­co” de Washing­ton, cali­fi­cán­do­las de “crí­me­nes de lesa huma­ni­dad”.



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *