Vene­zue­la. Fir­me recha­zo a la reno­va­ción del decre­to que til­da al país como «ame­na­za inusual» por par­te de EE.UU.

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de mar­zo de 2021.

«Este decre­to es con­tra­rio al Dere­cho Inter­na­cio­nal, cons­ti­tu­ye una afren­ta al sis­te­ma mul­ti­la­te­ral y debe ser dero­ga­do». indi­có la Can­ci­lle­ría venezolana.

El minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Vene­zue­la, Jor­ge Arrea­za, recha­zó este miér­co­les la reno­va­ción del decre­to por par­te de la admi­nis­tra­ción de Joe Biden que cata­lo­ga al país sur­ame­ri­cano como una «ame­na­za inusual y extraordinaria».

«Vene­zue­la recha­za cate­gó­ri­ca­men­te la reno­va­ción del decre­to ile­gal bajo el cual el Gobierno de EE.UU. apli­ca medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les como par­te de su polí­ti­ca de agre­sio­nes crue­les y sis­te­má­ti­cas en con­tra del pue­blo», indi­có el can­ci­ller Arreaza.

En el docu­men­to pro­fe­ri­do por la Can­ci­lle­ría vene­zo­la­na se rati­fi­ca que la medi­da repre­sen­ta una vio­la­ción al Dere­cho Inter­na­cio­nal, «este decre­to con­tra­rio al Dere­cho Inter­na­cio­nal, cons­ti­tu­ye una afren­ta al sis­te­ma mul­ti­la­te­ral y debe ser dero­ga­do», agrega.

«Esta­dos Uni­dos igno­ra el cla­ro lla­ma­do hecho por la rela­to­ra espe­cial de Nacio­nes Uni­das sobre el Impac­to Nega­ti­vo de las Medi­das Coer­ci­ti­vas Uni­la­te­ra­les en el dis­fru­te de los Dere­chos Huma­nos, quien ins­tó a levan­tar de mane­ra ine­quí­vo­ca estas medi­das arbi­tra­rias que no se ajus­tan al Dere­cho Inter­na­cio­nal», expo­ne la Can­ci­lle­ría en Caracas.

El pro­nun­cia­mien­to de las auto­ri­da­des diplo­má­ti­cas vene­zo­la­nas lle­ga des­pués de que el pre­si­den­te de EE.UU., Joe Biden, rati­fi­ca­ra que Vene­zue­la es una ame­na­za para la segu­ri­dad nacio­nal y polí­ti­ca exte­rior de Washing­ton, «es nece­sa­rio con­ti­nuar con la emer­gen­cia nacio­nal decla­ra­da en el Decre­to Eje­cu­ti­vo 13692 con res­pec­to a la situa­ción en Vene­zue­la», agre­gó Biden.

El cues­tio­na­do decre­to fue impul­sa­do por pri­me­ra vez por el pasa­do 8 de mar­zo de 2015 por el enton­ces inqui­lino de la Casa Blan­ca, Barack Oba­ma, que con esa orden empe­zó el ile­gal blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro y comer­cial que EE.UU. ha empren­di­do con­tra Venezuela.

Se esti­ma que en las pró­xi­mas horas, la deci­sión de Joe Biden sea rati­fi­ca­da y pos­te­rior­men­te publi­ca­da en el Regis­tro Nacio­nal y en el Con­gre­so de EE.UU.

Impac­tos de las ile­ga­les san­cio­nes con­tra Venezuela

El Decre­to deja­do por Oba­ma fue el ini­cio de una serie de san­cio­nes impul­sa­das por el enton­ces pre­si­den­te de EE.UU., Donald Trump, las cua­les cau­sa­ron un impac­to en el desa­rro­llo eco­nói­co y social de Venezuela.

En su recien­te pro­nun­cia­mien­to ante la legí­ti­ma Asam­blea Nacion­mal, el pre­si­den­te vene­zo­lano Nico­lás Madu­ro, denun­ció que las san­cio­nes han gol­pea­do el sala­rio de los tra­ba­ja­do­res, «entre el 2007 – 2012 el Gobierno obtu­vo 56.900 millo­nes de dóla­res en una eco­no­mía sana, pero del 2015 al 2018 cayó drás­ti­ca­men­te por los ata­ques (…) el sala­rio eco­nó­mi­co ha sido uno de los más impac­ta­dos, así como, nues­tras empre­sas petro­le­ras», acotó.

«Entre los años 2014 – 2017 la pro­duc­ción de PDVSA cayó un 69 por cien­to por las san­cio­nes y blo­queos cri­mi­na­les (…) Dura­mos 13 meses sin ven­der una sola gota de petró­leo al mun­do. pero aún así pudi­mos man­te­ner la inver­sión social», expre­só el jefe de Estado.

Alu­dien­do a los impac­tos de la pro­duc­ción de PDVSA, el pre­si­den­te ase­ve­ró que a cau­sa de las san­cio­nes se han per­di­do 102.5 millo­nes de dóla­res y 2.153 millo­nes de barri­les en volu­men de cru­do para refi­na­ción y exportación.

«La polí­ti­ca cri­mi­nal de Donald Trump ha sido la de per­se­guir de for­ma cri­mi­nal las cuen­tas vene­zo­la­nas, nos han roba­do más de 43.000 millo­nes de dóla­res. Esto ha oca­sio­na­do un sal­do cri­mi­nal en la vida social del pue­blo vene­zo­lano», enfa­ti­zó el pre­si­den­te Maduro.

Ade­más de las ile­ga­les san­cio­nes que gol­pean la eco­no­mía de la nación sur­ame­ri­ca­na, Washing­ton tam­bién empren­dió una polí­ti­ca para derro­car al Gobierno de Madu­ro con inten­tos de gol­pe de Esta­do y has­ta el ofre­ci­mien­to de «recom­pen­sa» con­tra miem­bros del Eje­cu­ti­vo venezolano.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.