Una con­cen­tra­ción fren­te a la cate­dral rei­vin­di­ca el patri­mo­nio públi­co fren­te al expo­lio de la Iglesia -

Con­vo­ca­das por Gra­na­da Lai­ca, más de un cen­te­nar de per­so­nas pidie­ron el pasa­do jue­ves la devo­lu­ción del patri­mo­nio usur­pa­do por la Igle­sia en la cén­tri­ca pla­za de las Pasie­gas de la ciu­dad naza­rí. Denun­cia­ron que el actual Gobierno esta­tal se ha hecho cóm­pli­ce de la des­co­mu­nal y escan­da­lo­sa apro­pia­ción ile­gí­ti­ma de bie­nes públi­cos por par­te de la Igle­sia católica. 

El expo­lio comen­zó en pleno fran­quis­mo (Ley Hipo­te­ca­ria de 1946) y se exten­dió en 1998 mer­ced a una refor­ma de Aznar amplia­men­te cri­ti­ca­da por sec­to­res polí­ti­cos y socia­les, y aho­ra, con el Gobierno de PSOE y Uni­das Pode­mos, la usur­pa­ción se ha con­so­li­da­do, hacien­do enor­me­men­te difí­cil la res­tau­ra­ción del patri­mo­nio públi­co a sus legí­ti­mos due­ños, los ciu­da­da­nos y ciudadanas.

Los con­cen­tra­dos exhi­bie­ron y corea­ron algu­nos lemas que refle­ja­ban su indig­na­ción, como “No al expo­lio de nues­tro Patri­mo­nio”, “La Cate­dral es tuya, no de los de casu­lla”… y a veces con humor sar­cás­ti­co: “Le echo agua ben­di­ta, y ni Dios me lo qui­ta”, “Ay que Gobierno más pro­gre: pa los ciu­da­da­nos, lo que al obis­po le sobre”.

Una socia de Gra­na­da Lai­ca leyó el mani­fies­to adjun­to, en el que se deta­lla la estre­me­ce­do­ra mag­ni­tud del “mayor escán­da­lo inmo­bi­lia­rio de la his­to­ria de Espa­ña”, y se expli­ca has­ta qué pun­to es nefas­to el recien­te infor­me guber­na­men­tal, que trai­cio­na los intere­ses de la ciu­da­da­nía. “Mien­tras no se tomen medi­das para decla­rar nulas las inma­tri­cu­la­cio­nes, ins­ta­mos al Gobierno a que sea él quien recla­me todas las inma­tri­cu­la­cio­nes per­te­ne­cien­tes al patri­mo­nio histórico”. 

Con­clu­ye el mani­fies­to recla­man­do “de los gru­pos par­la­men­ta­rios y del pro­pio Gobierno que pre­sen­ten de for­ma urgen­te una refor­ma de la Ley de patri­mo­nio his­tó­ri­co” para la pro­tec­ción de éste, afec­tán­do­lo al domi­nio públi­co, “tal y como ocu­rre en otros paí­ses de Euro­pa, y hacién­do­se car­go de su ges­tión cul­tu­ral, inde­pen­dien­te­men­te del uso litúr­gi­co que pue­da tener”.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.