Argen­ti­na. El asis­ten­cia­lis­mo cre­ce, la pobre­za también

Por Juan Guahán, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de febre­ro de 2021.

El títu­lo indi­ca un dato de la reali­dad que no se debe olvi­dar. Las vacu­nas aho­ra ocu­pan el cen­tro del esce­na­rio polí­ti­co, con varia­das inci­den­cias en la polí­ti­ca inter­na­cio­nal. El Pre­si­den­te reto­ma su idea de co gober­nar con los man­da­ta­rios provinciales.

Des­de hace lar­go tiem­po y des­de voces que reco­no­cen dife­ren­tes orí­ge­nes y des­ti­nos se vie­ne plan­tean­do la impor­tan­cia del asis­ten­cia­lis­mo como una res­pues­ta a situa­cio­nes de emer­gen­cia. Des­de esos mis­mos luga­res se advier­te, con dife­ren­tes moda­li­da­des, que esas polí­ti­cas asis­ten­cia­lis­tas no resuel­ven el pro­ble­ma social.

En algún momen­to la diri­gen­cia polí­ti­ca del país ten­drá que enten­der que los males de la lla­ma­da “cues­tión social” tie­nen su ori­gen en las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de los dife­ren­tes gobier­nos y que solo encon­tra­rán res­pues­ta en “otras” polí­ti­cas eco­nó­mi­cas dife­ren­tes a las que pro­vo­ca­ron dichos males.

Algu­nos pocos datos de nues­tra reali­dad ilus­tran el hecho que el cre­ci­mien­to del dine­ro afec­ta­do a las lla­ma­das polí­ti­cas socia­les no ha logra­do redu­cir la pobre­za, por el con­tra­rio ésta y sus caren­cias siguen creciendo.

Si obser­va­mos la evo­lu­ción de las inver­sio­nes en mate­ria de polí­ti­cas socia­les en los últi­mos 40 años nos encon­tra­mos con que ellas pasa­ron de repre­sen­tar –apro­xi­ma­da­men­te- un 15% del PBI en 1980 a alre­de­dor de un 30% en el 2019, en los tiem­pos ante­rio­res a la pan­de­mia. A pesar de ese cre­ci­mien­to, la pobre­za ‑a su vez- en los ini­cios de los 80´ ape­nas supe­ra­ba el 20% y fina­li­zan­do el 2019 esta­ba cer­ca del 30%.

No ape­la­mos a los datos del 2020 por­que allí el cre­ci­mien­to de los recur­sos apli­ca­dos a las polí­ti­cas socia­les es mucho mayor como pro­duc­to de la nece­si­dad de aten­der las con­se­cuen­cias del virus y el para­te eco­nó­mi­co. Por ese moti­vo la pobre­za se exa­cer­bó rozan­do el 41% para fines de ese año. Todo lo ante­rior es según las medi­cio­nes del INDEC que lo hace sobre la base de los ingre­sos. Otro orga­nis­mo esta­tal, el Siem­pro (Sis­te­ma de Eva­lua­ción y Moni­to­reo de Pro­gra­mas Socia­les) que depen­de de la Pre­si­den­cia de la Nación, que hace medi­cio­nes con un cri­te­rio “mul­ti­di­men­sio­nal”, tuvo otros valo­res. Este orga­nis­mo, incor­po­ran­do varia­bles como acce­so a la vivien­da, hábi­tat y ser­vi­cios bási­cos, edu­ca­ción, empleo y pro­tec­ción social, y salud lle­ga a la con­clu­sión que la pobre­za –para media­dos del 2020- era del 47%, con 21 millo­nes de pobres. Según ese orga­nis­mo, en un año unos 8 millo­nes de argentinos/​as habían sido empu­ja­dos a la pobre­za. La mis­ma fuen­te indi­ca que el 58,2% de los niños/​as has­ta 3 años viven en esa situa­ción de pobre­za multidimensional.

Los datos son rotun­dos, tan fuer­tes y pro­fun­dos como la nece­si­dad de com­pren­der que vamos por mal camino. 

Nadie pue­de ser tan necio como para pen­sar que hay que dejar que los humil­des no reci­ban ayu­da, pero lue­go de déca­das que han demos­tra­do que ése no es el camino sí es de necios insis­tir en el mismo.

Es hora de com­pren­der que la mejor polí­ti­ca social es una bue­na eco­no­mía. No ésta que sigue con­cen­tran­do la rique­za y mul­ti­pli­can­do las ganan­cias de ban­que­ros y empre­sas trasnacionales.

VACUNAS: UN BIEN ESCASO PARA UNA DEMANDA QUE NO SE PUEDE SATISFACER GENERA MÚLTIPLES PROBLEMAS

No hace fal­ta ser un genio de la polí­ti­ca, la medi­ci­na o las mate­má­ti­cas para dar­nos cuen­ta que, por algu­nos meses más, lo que está dicho en el títu­lo de estas refle­xio­nes es la pura y evi­den­te ver­dad. Algu­nos de los efec­tos de esta reali­dad mere­cen unos bre­ves comentarios.

Es evi­den­te que ante la insu­fi­cien­te pro­duc­ción de vacu­nas, las dis­po­ni­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas y cues­tio­nes geo­po­lí­ti­cas for­man par­te de la dispu­ta por ese bien escaso.

No le van en zaga varia­dos temas inter­nos de cada país, entre los que apa­re­cen en el nues­tro se des­ta­can: La –toda­vía- baja can­ti­dad de vacu­na­dos; la gene­ra­li­za­da fal­ta de tras­pa­ren­cia en la ges­tión de las vacu­na­cio­nes y la vacu­na como par­te de la “grie­ta” que tan­to les gus­ta cul­ti­var a ofi­cia­lis­mo y oposición.

GEOPOLÍTICA Y DINERO EN LA PELEA POR LAS VACUNAS

Más allá de las natu­ra­les limi­ta­cio­nes para pro­du­cir­las, las razo­nes geo­po­lí­ti­cas y los recur­sos son los dos fac­to­res que son cla­ves en la dis­tri­bu­ción y ven­ta de las vacu­nas en los dife­ren­tes paí­ses. Los cin­co paí­ses que mar­chan a la cabe­za de las vacu­na­cio­nes –per cápi­ta- en el mun­do son: Israel, Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, Rei­no Uni­do, EEUU y Dina­mar­ca. Su sola enu­me­ra­ción nos da una idea de quie­nes más han podi­do avan­zar en la vacu­na­ción. La per­te­nen­cia al mun­do occi­den­tal desa­rro­lla­do y una fuer­te dis­po­ni­bi­li­dad de divi­sas son las lla­ves que per­mi­ten acce­der masi­va­men­te a esta nece­si­dad y su posi­bi­li­dad de uso inmediato.

Los lla­ma­dos paí­ses emer­gen­tes y los más pobres tie­nen que andar hacien­do mala­ba­res para lograr las vacu­nas indis­pen­sa­bles. Solo un país pobre está crean­do las con­di­cio­nes para esca­par a esta regla. Se tra­ta de la peque­ña isla de Cuba. Allí han anun­cia­do que “Sobe­ra­na 02”, una de las cua­tro vacu­nas en pre­pa­ra­ción, ten­drá pro­du­ci­das 180 millo­nes de dosis duran­te este año. Bri­llan­te ejem­plo de lo que pue­de una socie­dad dig­na, libre y sobe­ra­na cuan­do tie­ne obje­ti­vos cla­ros a pesar de su pobre­za y del cri­mi­nal blo­queo que padece. 

Nues­tro país, esca­so de divi­sas y fuer­te­men­te pre­sio­na­do des­de dife­ren­tes luga­res tra­ta de lograr el apro­vi­sio­na­mien­to nece­sa­rio. Debe mover­se por un lado entre el mun­do occi­den­tal y otras dos gran­des poten­cias como Chi­na y Rusia y por el otro por los pro­pios y dis­tin­tos bene­fi­cios de estos últi­mos y sus múl­ti­ples intere­ses en jue­go en nues­tro país (repre­sas, plan­tas nuclea­res, explo­ta­cio­nes de hidrocarburos).

Estas situa­cio­nes y algu­nos des­ór­de­nes en mate­ria de ges­tión hacen que nues­tras vacu­na­cio­nes mar­chen a un rit­mo bas­tan­te lento. 

LA FALTA DE TRANSPARENCIA AFECTA A LA VACUNACIÓN

Es sabi­do que la esca­sez de un bien ace­le­ra la deman­da del mis­mo. Esto es par­ti­cu­lar­men­te impac­tan­te cuan­do de por medio está la vida de las per­so­nas. Es por eso que los acon­te­ci­mien­tos que toma­ron esta­do públi­co la sema­na pasa­da, a par­tir de la “con­fe­sión” de Hora­cio Ver­bitsky, pro­du­je­ron una reac­ción con­te­ni­da en bue­na par­te de la socie­dad. La difu­sión de ese obs­ceno rela­to hizo que el recha­zo con­tra la dis­cre­cio­na­li­dad del poder se masi­fi­ca­ra y toma­ra cuerpo.

La can­ti­dad de pri­vi­le­gia­dos, que pare­ce exten­der­se por la geo­gra­fía nacio­nal y con toda la gra­ve­dad que encie­rra, es muy pro­ba­ble que sea una cifra míni­ma en rela­ción con los millo­nes que for­man las can­ti­da­des glo­ba­les a vacu­nar. El pro­ble­ma está que ese dato se super­po­ne con otros pro­ble­mas, como el tema eco­nó­mi­co o los pro­lon­ga­dos encie­rros de las cua­ren­te­nas y todo eso ter­mi­na hacien­do un com­bo fren­te al cual se rebe­la el sen­ti­do común de los millo­nes, gene­ran­do un males­tar colec­ti­vo que aten­ta con­tra la bue­na mar­cha de la vacunación.

Pare­ce adqui­rir vigen­cia el mal pre­sa­gio anun­cia­do por el escri­tor Jor­ge Asís cuan­do sos­te­nía: “Nos fue mal con la pan­de­mia, pero peor fue con la cua­ren­te­na. ¿Por qué nos va a ir bien con la vacunación?”.

LA VACUNA EN LA CULTIVADA “GRIETA”

La men­ta­da “grie­ta” que con tan­to cui­da­do cul­ti­van ofi­cia­lis­mo y opo­si­ción ha encon­tra­do en la vacu­na una bue­na pla­ta­for­ma para des­ple­gar todo su poten­cial. Pare­cen pocos los jue­ces y fis­ca­les lla­ma­dos a inter­ve­nir ante las denun­cias de un lado y del otro.

Cre­cen las acu­sa­cio­nes y el Pre­si­den­te, en su recien­te via­je a Méxi­co y sien­do hués­ped de su cole­ga de ese país, des­ple­gó todo su poten­cial ver­bal para hablar de “paya­sa­das” judi­cia­les y otras yer­bas. Mien­tras tan­to des­de el ofi­cia­lis­mo denun­cian al gobierno de la ciu­dad de Bue­nos Aires por “pri­va­ti­zar” las vacunaciones.

Ese tor­neo de “ges­tas” acu­sa­to­rias ‑de nun­ca aca­bar- son la foto­gra­fía de un gobierno y opo­si­ción que, más que en la pobla­ción, pien­san en su posi­cio­na­mien­to elec­to­ral. Hay múl­ti­ples ejem­plos de ello pero por res­pe­to a noso­tros mis­mos es mejor guar­dar­los y espe­rar que ambos sec­to­res dedi­quen su mayor esfuer­zo a los pro­ble­mas reales que pade­ce la mayo­ría de nues­tros compatriotas.

¿EL PRESIDENTE RECUPERA SU IDEA DE COGOBERNAR CON LOS GOBERNADORES?

Alber­to Fer­nán­dez, a poco de asu­mir, anun­ció su idea de cogo­ber­nar con los man­da­ta­rios de las dife­ren­tes pro­vin­cias. Con el paso de los días, sema­nas y meses, pan­de­mia median­te, ese prin­ci­pio que­dó en el olvi­dó. De ella que­dó muy poco más que la for­ma­li­dad de las 24 ciu­da­des reco­no­ci­das como capi­ta­les alter­nas. Más aún, varios gober­na­do­res están rumian­do en sole­dad la fal­ta de apo­yo eco­nó­mi­co de la Nación a las provincias.

Pero aho­ra, ago­bia­do por diver­sas cir­cuns­tan­cias vin­cu­la­das a la ges­tión, cuan­do la vacu­na­ción mues­tra sus pun­tos débi­les y quie­re pre­pa­rar las con­di­cio­nes para dispu­tar un nue­vo man­da­to, el Pre­si­den­te pare­ce reto­mar aque­lla idea.

Eso pasó esta sema­na que ter­mi­na. El moti­vo era un nue­vo ani­ver­sa­rio del nata­li­cio del Gene­ral José de San Mar­tín y varios gober­na­do­res se habían dado cita en Yape­yú, para recor­dar ese hecho y con­ti­nuar con los encuen­tros del Nor­te Gran­de (NOA y NEA). Sería su segun­da reu­nión. Has­ta allí lle­gó el Pre­si­den­te, lue­go de un mara­tó­ni­co via­je des­de Méxi­co y sin lle­gar a Bue­nos Aires pudo arri­bar a tiem­po para dicha reu­nión. Rei­vin­di­có el fede­ra­lis­mo de su ges­tión y hala­gó el oído de los man­da­ta­rios pre­sen­tes con la fra­se que San Mar­tín le escri­bie­ra al san­ta­fe­sino Esta­nis­lao López: “Uni­dos sere­mos in vencibles”.

El Pre­si­den­te les hizo saber que uti­li­za­ría la obra públi­ca como un fac­tor que ayu­da­ra a un mayor equi­li­brio entre el rico cen­tro del país y las zonas más empo­bre­ci­das y se pre­gun­tó si ésta des­igual reali­dad es la que había ima­gi­na­do el Libertador. 

Los gober­na­do­res toma­ron nota de la ofer­ta pre­si­den­cial y segu­ra­men­te vol­ve­rán sobre el tema en el ter­cer encuen­tro que se rea­li­za­rá en Cata­mar­ca. Allí segu­ra­men­te pre­gun­ta­rán por el des­tino y los peli­gros de la mega­mi­ne­ría a cie­lo abier­to y los ries­gos que la mis­ma trae para la pro­duc­ción futu­ra y la salu­dad de nues­tros compatriotas.

En algu­nas char­las bila­te­ra­les hubo gober­na­do­res que tam­bién se pre­gun­ta­ron por el futu­ro de la hidro­vía por la cual tran­si­ta la mayor par­te de nues­tra rique­za y de la par­te sur del con­ti­nen­te. En ese sen­ti­do exhi­bían sus dudas por las pre­vi­sio­nes para una lici­ta­ción inter­na­cio­nal y los temo­res que la mis­ma se cons­ti­tu­ye­ra en un ries­go para nues­tra sobe­ra­nía económica.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.