Don­bass. Ten­sión en el fren­te de gue­rra por bom­bar­deos ucra­nia­nos con arti­lle­ría pesada

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de febre­ro de 2021.

El sába­do por la maña­na, el alcal­de de Gor­lov­ka denun­cia­ba el aumen­to de bom­bar­deos ucra­nia­nos en las afue­ras de la ciu­dad. Según la pobla­ción de la zona, los bom­bar­deos, con uso de arti­lle­ría pesa­da, habían comen­za­do en la madru­ga­da y se alar­ga­ron duran­te toda la noche. Al menos un sol­da­do de la RPD murió en los bom­bar­deos, tras los que, por pre­cau­ción, en la ciu­dad vol­vie­ron a abrir­se los refugios.

Este aumen­to de la inten­si­dad de los bom­bar­deos ucra­nia­nos, con el que pare­ce vol­ver­se a la situa­ción ante­rior a la tre­gua pac­ta­da el verano pasa­do, coin­ci­de con el anun­cio de revi­sión de los “cin­co esce­na­rios de rein­te­gra­ción de Don­bass” por par­te del Con­se­jo de Defen­sa y Segu­ri­dad Nacio­nal, reu­ni­do el vier­nes por la tar­de para ana­li­zar el empeo­ra­mien­to en el fren­te y con cre­cien­tes exi­gen­cias de dife­ren­tes sec­to­res de la éli­te polí­ti­ca de uti­li­zar la fuer­za para “res­pon­der a los ata­ques rusos”. Rusia siem­pre es cul­pa­ble, aun­que los sol­da­dos de las Repú­bli­cas Popu­la­res ape­nas ten­gan per­mi­so para res­pon­der al fue­go ucra­niano. En este con­tex­to, el fren­te mues­tra sín­to­mas de vuel­ta a la situa­ción de hace un año, con una gue­rra sin fin de trin­che­ras en la que la pobla­ción vuel­ve a estar en peligro.

Se está pro­du­cien­do una nue­va esca­la­da en Don­bass. Los obser­va­do­res inter­na­cio­na­les han regis­tra­do has­ta 900 infrac­cio­nes al alto el fue­go y seis sol­da­dos ucra­nia­nos han muer­to en febre­ro. Los polí­ti­cos de Kiev ame­na­zan con una gue­rra abier­ta. El expre­si­den­te Poroshen­ko ha exi­gi­do el retorno de los sol­da­dos ucra­nia­nos al fren­te. El repre­sen­tan­te de Kiev en las con­ver­sa­cio­nes de Minsk, Ale­xey Ares­to­vich, ha afir­ma­do que una nue­va esca­la­da se hace inevi­ta­ble en la pri­ma­ve­ra o prin­ci­pios de verano. Izves­tia ana­li­za la situación.

El expre­si­den­te de Ucra­nia Petro Poroshen­ko ha exi­gi­do que los sol­da­dos ucra­nia­nos regre­sen a las posi­cio­nes que ocu­pa­ban antes de las reti­ra­das de tro­pas [par­cia­les y muy limi­ta­das] en Don­bass. “Nues­tros dipu­tados han vuel­to de la línea de con­tac­to. Están sor­pren­di­dos: nues­tros sol­da­dos tie­nen las manos ata­das para devol­ver fue­go”, afir­mó. El exje­fe de Esta­do aña­dió que con­si­de­ra que la tre­gua es una fic­ción. “Exi­gi­mos devol­ver a las uni­da­des a las posi­cio­nes en las que se encon­tra­ban antes de la reti­ra­da. Tam­bién la vuel­ta a la línea de con­tac­to de las uni­da­des con­tra fran­co­ti­ra­do­res, que fue­ron cri­mi­nal­men­te reti­ra­das, y que se les sumi­nis­tre de las armas y muni­ción necesarias”.

Por su par­te, el por­ta­voz de la dele­ga­ción ucra­nia­na en las con­ver­sa­cio­nes de Minsk, Ale­xey Ares­to­vich, afir­mó que es inevi­ta­ble una nue­va esca­la­da en Don­bass. “No solo creo que es posi­ble sino casi inevi­ta­ble. El Krem­lin no va a dejar de inten­tar empu­jar­nos a usar la fuer­za. No me atre­vo a dar una fecha con­cre­ta, aun­que hay sig­nos de que pue­de ser esta pri­ma­ve­ra o cer­ca del verano”, sugirió.

Según Ares­to­vich, las nego­cia­cio­nes sobre Don­bass están blo­quea­das y la tre­gua “pen­de de un hilo”. “Como la situa­ción está prác­ti­ca­men­te en un impas­se, hay un inten­to de usar la asis­ten­cia de Esta­dos Uni­dos. Pue­de que eso ayu­de. No se pue­de con­tar con nada más. Pero estoy 100% segu­ro de que Rusia está pre­pa­ran­do una mala sor­pre­sa que resul­ta­rá en un empeo­ra­mien­to en el fren­te”, afirmó.

Las par­tes en con­flic­to acor­da­ron una tre­gua en Don­bass en julio de 2020. Duran­te la segun­da mitad del año no hubo gran­des bom­bar­deos y el núme­ro de muer­tos y heri­dos des­cen­dió. En este tiem­po, las par­tes no han rea­li­za­do pro­gre­sos sig­ni­fi­ca­ti­vos en las cues­tio­nes de la reso­lu­ción polí­ti­ca. Los pun­tos seña­la­dos por los acuer­dos de Minsk no han sido imple­men­ta­dos y las nego­cia­cio­nes han sido saboteadas.

Des­de el comien­zo de este año, el núme­ro de ata­ques ha vuel­to a aumen­tar. Por ejem­plo, el 11 de febre­ro, los obser­va­do­res de la OSCE regis­tra­ron el récord de este inverno: 896 casos de infrac­cio­nes. La bata­lla se pro­du­jo en la zona de la plan­ta de fil­tra­ción de agua de Donetsk y en la loca­li­dad de Sofiev­ka. El 6 y 7 de febre­ro, los obser­va­do­res regis­tra­ron 374 dis­pa­ros. Según la RPD, el Ejér­ci­to Ucra­niano uti­li­zó arti­lle­ría de 122mm por pri­me­ra vez des­de la tre­gua. Los resi­den­tes de Donetsk, Makeev­ka y Gor­lov­ka se que­ja­ron en las redes socia­les de que las vivien­das tem­bla­ban a cau­sa del uso de arma­men­to pesado.

El núme­ro de víc­ti­mas tam­bién ha aumen­ta­do. El cuar­tel gene­ral del Ejér­ci­to Ucra­niano afir­mó que cin­co sol­da­dos murie­ron en el fren­te en toda la segun­da mitad del año pasa­do. En las pri­me­ras dos sema­nas de febre­ro, han muer­to ya seis sol­da­dos. El núme­ro de bajas que no son de com­ba­te tam­bién ha aumen­ta­do. Por ejem­plo, el 14 de febre­ro, tres sola­dos de las Fuer­zas Arma­das de Ucra­nia murie­ron a cau­sa de una mina ucra­nia­na. “Como no han actua­li­za­do los mapas de los cam­pos mina­dos, tres para­cai­dis­tas de la 81ª Bri­ga­da Aero­trans­por­ta­da aca­ba­ron en un cam­po mina­do y pisa­ron una mina que pre­via­men­te había colo­ca­do allí un pelo­tón de la 59ª Bri­ga­da”, afir­mó un repre­sen­tan­te de la mili­cia de la RPL.

En Gor­lov­ka, por su par­te, se pro­du­jo un inten­to de ase­si­na­to del coman­dan­te del pri­mer bata­llón de la mili­cia popu­lar de la RPD, Ser­gey Popov. Un arte­fac­to explo­si­vo fue colo­ca­do bajo su coche. Popov reci­bió heri­das de metra­lla y fue ingre­sa­do en el hos­pi­tal. El coman­dan­te lle­va­ba al cole­gio a su hija, que tam­bién fue ingresada.

Al mis­mo tiem­po, como es habi­tual, las par­tes se acu­san mutua­men­te por el empeo­ra­mien­to en el fren­te. El líder de la dele­ga­ción ucra­nia­na en las con­ver­sa­cio­nes de Minsk, Leo­nid Krav­chuk, afir­mó que son las Repú­bli­cas de Don­bass las que ata­can. “Vio­lan todos los acuer­dos posi­bles e impo­si­bles. Daré mi opi­nión, yo actua­ría de mane­ra recí­pro­ca: res­pon­dien­do a cada dis­pa­ro con otro. No hace fal­ta inven­tar que es una pro­vo­ca­ción o no pro­vo­ca­ción. Un dis­pa­ro es un dis­pa­ro”, afirmó.

La RPD afir­ma que Kiev igno­ra la situa­ción real de las cosas. “Como siem­pre, inten­tan hacer que el negro parez­ca blan­co. Sí, la situa­ción es ten­sa, pero esta ten­sión se pro­du­ce a cau­sa del aumen­to de acti­vi­dad de los gru­pos arma­dos ucra­nia­nos”; afir­mó Ale­xan­der Kamishov, vice­pre­si­den­te del Par­la­men­to de la RPD, que aña­dió que o Kiev no con­tro­la algu­nas de sus uni­da­des o se pre­pa­ra para accio­nes ofensivas.

Curio­sa­men­te, el nue­vo empeo­ra­mien­to ha coin­ci­di­do con el ani­ver­sa­rio de los acuer­dos de Minsk fir­ma­dos en 2015. En honor a esos acuer­dos, Volodymyr Zelensky y los emba­ja­do­res de los paí­ses de “los sie­te gran­des” acu­die­ron a Don­bass. “Ten­go una acti­tud sim­ple hacia Minsk: hay que sacar los deta­lles, pres­cri­bir pasos, vin­cu­lar­los a fechas y cum­plir”, afir­mó. Sin embar­go, no expli­có qué le ha impe­di­do has­ta aho­ra cum­plir­los ni qué va a cam­biar a par­tir de aho­ra. El jefe de la Ofi­ci­na del Pre­si­den­te, Andriy Ermak, por su par­te, habló de for­ma más cla­ra. Según Ermak, es prác­ti­ca­men­te impo­si­ble cum­plir los acuer­dos y debe invo­lu­crar­se a Esta­dos Uni­dos en las con­ver­sa­cio­nes de paz.

Sobre los bom­bar­deos de Gorlovka

El aumen­to de los bom­bar­deos ucra­nia­nos ha dado lugar a todo tipo de rumo­res y reac­cio­nes a ambos lados de la línea del fren­te. Mien­tras las auto­ri­da­des de las Repú­bli­cas Popu­la­res y los repre­sen­tan­tes de sus ejér­ci­tos bus­can man­te­ner la cal­ma ‑el obje­ti­vo es siem­pre man­te­ner la tre­gua y no vol­ver a bata­llas abier­tas- y ale­gan haber dado res­pues­ta al ata­que, los más alar­mis­tas ven en los actos ucra­nia­nos el reini­cio de una gue­rra a mayor escala. 

Los bom­bar­deos de los últi­mos días, que lle­gan, como ya ocu­rría en tiem­pos de Poroshen­ko, ape­nas unos días des­pués de la visi­ta del pre­si­den­te de Ucra­nia al fren­te, dejan cla­ro un cam­bio de ten­den­cia: esa tre­gua en la que los bom­bar­deos se habían limi­ta­do de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va pare­ce haber­se roto y vuel­ve a haber uso de arma­men­to pesa­do, ata­ques cons­tan­tes en nume­ro­sas zonas del fren­te y bajas a uno y otro lado.

Lo que no cam­bia es la argu­men­ta­ción ucra­nia­na. Casi sie­te años des­pués del ini­cio de la gue­rra en Don­bass en abril de 2014, los repre­sen­tan­tes de Kiev con­ti­núan ale­gan­do que cum­plen con los acuer­dos de Minsk y con la tre­gua pac­ta­da y hacen car­gar con la cul­pa de cada esca­la­da a las Repú­bli­cas Popu­la­res, pese a que estas no han avan­za­do sobre posi­cio­nes ucra­nia­nas des­de hace varios años ‑no se pue­de decir lo mis­mo de Ucra­nia, que inclu­so en esta tre­gua ha avan­za­do y se ha for­ti­fi­ca­do en la zona supues­ta­men­te neu­tral- y la capa­ci­dad de res­pon­der al fue­go ucra­niano está seria­men­te limi­ta­do por las órde­nes de man­te­ner a toda cos­ta la tre­gua. Aun así, Rus­lan Jom­chak, Jefe del Esta­do Mayor de las Fuer­zas Arma­das de Ucra­nia decla­ró el sába­do que “las for­ma­cio­nes rusas abrie­ron fue­go con­tra sus pro­pias posi­cio­nes”. Kiev uti­li­za así la mis­ma excu­sa tan­tas veces uti­li­za­da en tiem­pos de Poroshen­ko para jus­ti­fi­car bom­bar­deos ucra­nia­nos y cul­par, ni siquie­ra a la RPD/​RPL, sino a Rusia.

Artícu­lo Ori­gi­nal: Colo­nel Cassad

Bez­ler afir­ma que la mili­cia de la RPD ha sufri­do fuer­tes bajas en los alre­de­do­res de Gor­lov­ka y habla de has­ta 20 muer­tos y nume­ro­sos heridos.

En Tele­gram se dice: “Sobre la situa­ción en Gor­lov­ka. Aún no se ha hecho el recuen­to com­ple­to de los muer­tos y heri­dos. Ofi­cial­men­te se habla de sie­te muer­tos, pero dife­ren­tes fuen­tes hablan de que pue­den ser más. Se sabe que uno de los pues­tos de con­trol del ter­cer bata­llón de la mili­cia popu­lar que­dó com­ple­ta­men­te des­trui­do por un ata­que de arti­lle­ría. Cuan­do comen­za­ron a reti­rar­se de sus posi­cio­nes, se pro­du­je­ron dos explo­sio­nes. Según las fuen­tes, es pro­ba­ble que fue­ra fru­to del tra­ba­jo de un gru­po de sabo­ta­je ucra­niano la noche ante­rior. La arti­lle­ría ucra­nia­na y el fue­go de armas lige­ras no per­mi­ten lle­gar a los gru­pos de eva­cua­ción de la mili­cia popu­lar a las dis­tin­tas posi­cio­nes para reco­ger a los muer­tos y heridos”-

Notas de veterano

“Cuan­do esta­ba en la mili­cia y par­ti­ci­pa­ba en ope­ra­cio­nes de com­ba­te, tenía, como otros cama­ra­das, mucho mie­do. Todo lo que pasa­ba era ate­rra­dor. Había terri­bles dolo­res, temía morir, había mucho mie­do. Pero la peor par­te era morir como un sol­da­do sin nom­bre. Temía des­apa­re­cer sin que tu fami­lia y tus ami­gos supie­ran lo que había ocu­rri­do… No sabrían qué habías hecho o cuál es el sig­ni­fi­ca­do de tu muerte.

Cuan­do la línea de com­ba­te se mue­ve en una direc­ción u otra, ya reci­be el nom­bre de fren­te. Cuan­do se pro­du­ce este movi­mien­to y cuan­do hay una estra­te­gia en la que ese movi­mien­to es el obje­ti­vo, enton­ces tie­ne sen­ti­do escon­der las bajas para que el enemi­go no sea com­ple­ta­men­te cons­cien­te de cuál es la situa­ción ope­ra­ti­va en un tiem­po muy estre­cho. Pero tras muchos años de situa­ción está­ti­ca, la pre­sen­cia de inter­net y de redes socia­les, no tie­ne sen­ti­do escon­der las bajas. Solo des­mo­ra­li­za­rá a los sol­da­dos super­vi­vien­tes, que no que­rrán morir sin que nadie lo sepa en la pró­xi­ma bata­lla y con­ven­ce­rán a los reclu­tas de que ser­vir en el ejér­ci­to es una estupidez.

Me pre­gun­to si algún coman­dan­te de alto ran­go de algún ejér­ci­to del mun­do que haya deci­di­do escon­der bajas habrá expe­ri­men­ta­do ese mie­do por sí mis­mo. ¿Cómo pue­den arre­ba­tar el dere­cho a la memo­ria de los sol­da­dos caí­dos? Es una pre­gun­ta retó­ri­ca, filo­só­fi­ca y muy abs­trac­ta que no nos con­cier­ne a noso­tros sino a alguien más en una teo­ría profunda”.

-Daniil Bez­so­nov

El sába­do se habló de un sol­da­do muer­to en la RPD y de una dece­na en el Ejér­ci­to Ucra­niano ade­más de la des­truc­ción de un depó­si­to de muni­ción del Ejér­ci­to Ucra­niano en la zona de Vodyanoe.

“Des­pués de que el Ejér­ci­to Ucra­niano lan­za­ra un ata­que de arti­lle­ría masi­vo con­tra nues­tras posi­cio­nes en la zona de Gor­lov­ka, que cau­só bajas, nues­tros sol­da­dos res­pon­die­ron con efec­ti­vi­dad. Se pro­du­je­ron bajas en la 35ª Bri­ga­da del Ejér­ci­to Ucra­niano en la zona de Gor­lov­ka y en la 56ª Bri­ga­da de Infan­te­ría del Ejér­ci­to Ucra­niano (explo­tó un alma­cén en la zona de Vod­ya­noe). El núme­ro total de bajas es de has­ta 11 sol­da­dos muer­tos, la infor­ma­ción sobre los heri­dos se está inten­tan­do clarificar”.

(Video: fue­go en las posi­cio­nes de la 56ª Bri­ga­da Moto­ri­za­da de Infan­te­ría de las Fuer­zas Arma­das de Ucrania).

La cele­bra­ción del sép­ti­mo ani­ver­sa­rio de Mai­dan con­ti­núa. “La gue­rra se ha detenido”.

“A juz­gar por las accio­nes de las Fuer­zas Arma­das de Ucra­nia esta sema­na, están pro­ban­do toda la línea de defen­sa de las Repúblicas.

Bom­bar­deos con fós­fo­ro cer­ca de las posi­cio­nes de Marin­ka duran­te más de vein­te minutos.

Ata­ques con Sig­nal con arti­lle­ría de 73mm y mor­te­ro. En la zona de Gor­lov­ka hubo una bata­lla ayer en la que hubo muer­tos y heri­dos en ambos lados.

El sur de la RPD sufre una fie­bre dia­ria de bom­bar­deos que ni siquie­ra se inclu­yen en los infor­mes. Los sol­da­dos de nues­tras posi­cio­nes dicen que el Ejér­ci­to Ucra­niano tra­ba­ja con mor­te­ro y arti­lle­ría. Se ha acti­va­do Svetlodarsk.

Los infor­mes de la OSCE mues­tran que Kiev está acer­can­do arti­lle­ría de lar­go alcan­ce, tan­ques y blin­da­dos. Sí, los resi­den­tes de ambos lados con­fir­man el aumen­to del per­so­nal militar”.

-Repor­te­ro Rudenko

En reali­dad, se espe­ra­ba una nue­va esca­la­da y ha ocu­rri­do, con con­se­cuen­cias mor­ta­les. Es pre­ci­so aumen­tar la inten­si­dad de los man­tras sobre los acuer­dos de Minsk y la ausen­cia de más alternativa.

Fuen­te: Slavyangrad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.