Uru­guay. Ver­sio­nes encon­tra­das sobre la repre­sión poli­cial en Mal­vín Nor­te: la de la poli­cía, la de un dia­rio «pro­gre» y la de la mili­tan­cia popular

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de febre­ro de 2021.

Ver­sión 1: Si uno se atie­ne a la infor­ma­ción ver­ti­da por la poli­cía, todo se tra­tó de que un patru­lle­ro acu­dió al barrio Mal­vín Nor­te por una denun­cia de hur­to, la gen­te del barrio los reci­bió a pedra­das (por algo será) y a un uni­for­ma­do que qui­so gra­bar la esce­na pare­ce que una veci­na le tiró el celu­lar de un mano­ta­zo. Lue­go ese u otro poli­cía la «fusi­ló» de cer­ca hirien­do­la pero no de muerte.

Ver­sión 2: La que ofre­ce el perió­di­co «La Dia­ria», que cuen­ta más o menos lo mis­mo que la poli­cía. O sea le da cré­di­to a la ins­ti­tu­ción repre­si­va por exce­len­cia y repi­te per­ma­nen­te­men­te el cro­nis­ta de este dia­rio que las balas que dis­pa­ró el arma poli­cial no tenía «muni­ción letal», como dis­cul­pan­do el exce­so. Si La Dia­ria, que sue­le posar de pro­gre dice eso, ni qué hablar lo que dirá El País, de cla­ra posi­ción derechista.

Esta es la ver­sión del periódico:

El domin­go de tar­de empe­zó a cir­cu­lar un video por Whatsapp en el que al prin­ci­pio se ve una dis­cu­sión entre veci­nos de Mal­vín Nor­te y efec­ti­vos de la Poli­cía, que deri­va en empu­jo­nes y for­ce­jeos. Lue­go un ofi­cial le dis­pa­ra a una mujer con muni­ción no letal des­de muy cor­ta dis­tan­cia. Des­pués, los poli­cías, que esta­ban en dos auto­mó­vi­les, se retiran.

El Minis­te­rio del Inte­rior (MI) emi­tió un comu­ni­ca­do sobre la situa­ción. Infor­mó que este domin­go, cer­ca del medio­día, ingre­só un lla­ma­do al ser­vi­cio de emer­gen­cias 911 denun­cian­do “un hur­to en pro­ce­so” en Hipó­li­to Yri­go­yen y Arcos Ferrand. “Un móvil reco­rre la zona y avis­ta a un hom­bre que se ajus­ta con las des­crip­cio­nes apor­ta­das, por lo que se pro­ce­de a rea­li­zar la revis­ta del mis­mo”, se indi­ca en el comunicado.

Según el MI, en ese momen­to, “per­so­nas que se encon­tra­ban en el lugar comien­zan a ape­drear el móvil poli­cial, por lo que uno de los efec­ti­vos saca un celu­lar para rea­li­zar un regis­tro fíl­mi­co de los hechos, pero una mujer le arre­ba­ta el celu­lar y se lo tira a una caña­da de la zona, radi­can­do el efec­ti­vo la denun­cia correspondiente”.

En el comu­ni­ca­do del MI se seña­la que por eso se efec­tua­ron dis­pa­ros con armas de fue­go con muni­ción no letal “en for­ma disua­si­va”, por los que “en pri­me­ra ins­tan­cia resul­ta lesio­na­da una mujer de 56 años, que fue tras­la­da­da al Hos­pi­tal Pas­teur por un vehícu­lo par­ti­cu­lar”. Lue­go, fuen­tes del MI seña­la­ron a la dia­ria que hubo dos muje­res heri­das más, que ya fue­ron dadas de alta, y “una de ellas se fue sin asis­ten­cia médi­ca, por volun­tad propia”.

El artícu­lo 165 de la Ley 18.315, que esta­ble­ce el pro­ce­di­mien­to poli­cial, dice que el per­so­nal poli­cial está auto­ri­za­do para la uti­li­za­ción del equi­pa­mien­to neu­tra­li­zan­te no letal deno­mi­na­do stun gunsstun baton con fun­ción de “disua­sión, defen­sa y pro­tec­ción”. “Dichos dis­po­si­ti­vos podrán ser uti­li­za­dos por el per­so­nal poli­cial, pre­via capa­ci­ta­ción, y en aque­llos casos o situa­cio­nes en los que se requie­ra pro­ce­der a neu­tra­li­zar a un indi­vi­duo, ya sea por su peli­gro­si­dad o resis­ten­cia, a fin de evi­tar un daño pro­pio o ajeno”, indi­ca la ley.

Dado el uso de muni­ción no letal que pro­vo­có lesio­nes, des­de el MI se seña­ló a la dia­ria que se ini­cia­rá una inves­ti­ga­ción admi­nis­tra­ti­va “para ana­li­zar el procedimiento”.

Según un ins­truc­ti­vo de un cuer­po poli­cial para el uso de esco­pe­tas al que acce­dió la dia­ria, los dis­pa­ros disua­si­vos con muni­ción no letal deben hacer­se “median­te rebo­te hacia el piso a una dis­tan­cia míni­ma de 10 metros, evi­tan­do impac­tar en for­ma direc­ta sobre el cuerpo”. 

Ver­sión 3: Escri­ta por la Coor­di­na­do­ra con­tra toda la LUC (Ley de Urgen­te Con­si­de­ra­ción) vota­da por los poli­ti­que­ros de dere­cha y no recha­za­da por los de «izquier­da».

Ante los epi­so­dios en Mal­vin Norte

Todo el país ha podi­do con­tem­plar a tra­vés de las redes y sus dis­po­si­ti­vos móvi­les la acción cri­mi­nal de la poli­cía con­tra un gru­po de veci­nas del barrio Mal­vin Nor­te. El ope­ra­ti­vo pre­sen­ta­do por la pren­sa nacio­nal como uno que bus­ca­ba dar con el autor de un hur­to es con­di­men­ta­do con un supues­to enfren­ta­mien­to en que los patru­lle­ros habrían sido ata­ca­dos a pedra­das por pobla­do­res del barrio. Las imá­ge­nes, sin embar­go, hablan por sí solas: empu­jo­nes y pata­das por par­te de la poli­cía, dis­pa­ros de esco­pe­ta y tres com­pa­ñe­ras heri­das. Uno de los videos mues­tra espe­cial­men­te la pro­vo­ca­ción de los uni­for­ma­dos con­tra una de las veci­nas que lo incre­pa por sus atro­pe­llos, “anda a apren­der a leer” le dice en tono insul­tan­te el oficial.

El epi­so­dio vie­ne a con­fir­mar lo que veni­mos advir­tien­do insis­ten­te­men­te des­de la cam­pa­ña por la anu­la­ción total de la Ley de Urgen­te Con­si­de­ra­ción, que no es otra cosa que un res­pal­do legal a los atro­pe­llos con­tra el pue­blo tra­ba­ja­dor y espe­cial­men­te los de los barrios humil­des. Estas tro­pe­lías de las dis­tin­tas fuer­zas de repre­sión son mone­da común en la peri­fe­ria capi­ta­li­na, a veces cobran más noto­rie­dad allí don­de se alcan­za a regis­trar el momento.

La “mano dura” que pro­me­tían con­tra la “delin­cuen­cia” se ha trans­for­ma­do rápi­da­men­te en mano dura con­tra los que vie­nen sufrien­do no solo la inse­gu­ri­dad, sino el des­em­pleo, la mise­ria cre­cien­te y la incer­ti­dum­bre sanitaria.

Des­de la Coor­di­na­do­ra Con­tra Toda la LUC nos soli­da­ri­za­mos con las com­pa­ñe­ras afec­ta­das y las­ti­ma­das por este dis­po­si­ti­vo irra­cio­nal y cri­mi­nal. Exi­gi­mos el pro­nun­cia­mien­to en el mis­mo sen­ti­do de todas las orga­ni­za­cio­nes del cam­po popular.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *