Pales­ti­na. El pri­sio­ne­ro pales­tino Nidal Omar sufre gra­ves pro­ble­mas de salud

Resu­men Medio Orien­te, 22 de febre­ro de 2021-.

Como con­se­cuen­cia de las con­di­cio­nes de encar­ce­la­mien­to y la dura inves­ti­ga­ción a la que fue some­ti­do, el esta­do de salud de Nidal Omar ha empeo­ra­do y actual­men­te pade­ce dia­be­tes, hiper­ten­sión y alto nivel de coles­te­rol. Omar se encuen­tra dete­ni­do des­de 2013 y está con­de­na­do a cade­na per­pe­tua y 20 años, y tie­ne dos her­ma­nos tam­bién son dete­ni­dos en las cár­ce­les de ocupación.

La Auto­ri­dad Pales­ti­na para Asun­tos de los Pri­sio­ne­ros anun­ció en un infor­me emi­ti­do este lunes que el pri­sio­ne­ro Nidal Omar, oriun­do de la aldea de Beit Amin, per­te­ne­cien­te a la gober­na­ción de Qal­qil­ya, enfren­ta con­di­cio­nes de salud gra­ves y preocupantes.

La comi­sión dijo que el pri­sio­ne­ro, que se encuen­tra actual­men­te en el cen­tro de deten­ción Sha­ta, no pade­cía nin­gu­na enfer­me­dad antes de su deten­ción, pero como con­se­cuen­cia de las con­di­cio­nes de encar­ce­la­mien­to y la dura inves­ti­ga­ción a la que fue some­ti­do, su esta­do de salud se ha empeo­ra­do y actual­men­te pade­ce dia­be­tes, hiper­ten­sión y alto nivel de coles­te­rol. Su con­di­ción requie­re un tra­ta­mien­to per­ma­nen­te y regular.

Omar tam­bién sufre pro­ble­mas hepá­ti­cos tras haber rea­li­za­do una huel­ga por la liber­tad y la dig­ni­dad duran­te 2017, y tie­ne hin­cha­zón en el lado dere­cho del cuer­po. Pese a sus dolo­res, la admi­nis­tra­ción de la pri­sión no le brin­da nin­gún tra­ta­mien­to. El pro­pio pri­sio­ne­ro se apli­ca com­pre­sas de agua calien­te en el lugar de la hinchazón.

Ade­más, fue tras­la­da­do al hos­pi­tal israe­lí Soro­ka, don­de los médi­cos afir­ma­ron que no pudie­ron diag­nos­ti­car su caso y se bas­ta­ron solo con pro­por­cio­nar­le un medi­ca­men­to que rela­ja su cuer­po sin tra­tar­lo eficazmente.

Cabe seña­lar que el pri­sio­ne­ro Nidal Omar se encuen­tra dete­ni­do des­de 2013 y está con­de­na­do a cade­na per­pe­tua y 20 años, y tie­ne dos her­ma­nos tam­bién son dete­ni­dos en las cár­ce­les de ocupación.

Fuen­te.: Al Mayadeen

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.