Méxi­co. Las len­guas des­apa­re­cen si sus hablan­tes son desaparecidos

Irma Pine­da San­tia­go /​Gua­da­lu­pe Pérez Rodrí­guez /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de febre­ro de 2021

Des­apa­re­ci­dos indí­ge­nas en el Día Inter­na­cio­nal de La Len­gua Mater­na, 21 de febrero

Noso­tras, noso­tros, la san­gre, la fami­lia, de las per­so­nas indí­ge­nas des­apa­re­ci­das for­za­da­men­te, con­me­mo­ra­mos hoy el Día Inter­na­cio­nal de la Len­gua Mater­na, recor­dan­do que las len­guas indí­ge­nas no mue­ren por sí solas, sino que mue­ren cuan­do sus hablan­tes son ase­si­na­dos, des­apa­re­ci­dos y vio­len­ta­dos en las diver­sas for­mas de dis­cri­mi­na­ción y racismo.

Una Len­gua des­apa­re­ce, si sus hablan­tes son des­apa­re­ci­dos. Las len­guas indí­ge­nas des­apa­re­cen si no se garan­ti­zan las con­di­cio­nes más ópti­mas para que sus hablan­tes vivan con dig­ni­dad, con el pleno res­pe­to a sus terri­to­rios, recur­sos natu­ra­les, medio ambien­te y a todos los ele­men­tos de su cul­tu­ra: cos­mo­vi­sión, sabe­res ances­tra­les, ora­li­dad y medi­ci­na tradicional.

Nues­tros padres, nues­tras madres, fue­ron des­apa­re­ci­dos por atre­ver­se a soñar y a luchar por un mun­do más jus­to, un mun­do don­de las per­so­nas y los pue­blos indí­ge­nas no sean ata­ca­dos ni vul­ne­ra­dos por los mega­pro­yec­tos, por el extrac­ti­vis­mo de los recur­sos natu­ra­les y el extrac­ti­vis­mo epis­té­mi­co y cultural.

Por eso hoy, recor­da­mos con orgu­llo a nues­tros fami­lia­res y rei­vin­di­ca­mos sus his­to­rias, sus luchas, pero sobre todo rei­vin­di­ca­mos su iden­ti­dad como per­so­nas arran­ca­das de los pue­blos Puré­pe­cha, Bin­ni­zá, Tutu­na­ku y Ayuujk, arre­ba­ta­dos de sus comu­ni­da­des como for­ma de repre­sión y rei­vin­di­ca­mos su voz y su pala­bra como hablan­tes de estas lenguas.

Sabe­mos que no son todos, ni todas. Nos fal­tan muchas her­ma­nas y her­ma­nos a quie­nes nom­brar y recor­dar. Enten­de­mos que los pro­ce­sos lle­van sus tiem­pos, sus for­mas y sus modos, por eso, apro­ve­chan­do esta con­me­mo­ra­ción, le habla­mos tam­bién a las fami­lias de esas per­so­nas des­apa­re­ci­das, para seguir­nos encon­tran­do, acuer­pan­do, sos­te­nien­do y jun­tas y jun­tos poner­le pala­bra a la ausen­cia des­de los pue­blos y terri­to­rios que for­man este país lla­ma­do México.

Mianst­kua, Jakan­kurhi­kua ka Utats­pe­ra­kua Jesús, Ama­fer, Arman­do, Solón, Venustiano.»

¿Paraa nuu Víc­tor Yodo?

¿Lha wi Tomás?

¿Mää ja Gabriel?

Res­pon­sa­bles de la comunicación:

Irma Pine­da San­tia­go /​Gua­da­lu­pe Pérez Rodríguez

FUENTE: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.