Méxi­co. Las len­guas des­apa­re­cen si sus hablan­tes son desaparecidos

Irma Pine­da San­tia­go /​Gua­da­lu­pe Pérez Rodrí­guez /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de febre­ro de 2021

Des­apa­re­ci­dos indí­ge­nas en el Día Inter­na­cio­nal de La Len­gua Mater­na, 21 de febrero

Noso­tras, noso­tros, la san­gre, la fami­lia, de las per­so­nas indí­ge­nas des­apa­re­ci­das for­za­da­men­te, con­me­mo­ra­mos hoy el Día Inter­na­cio­nal de la Len­gua Mater­na, recor­dan­do que las len­guas indí­ge­nas no mue­ren por sí solas, sino que mue­ren cuan­do sus hablan­tes son ase­si­na­dos, des­apa­re­ci­dos y vio­len­ta­dos en las diver­sas for­mas de dis­cri­mi­na­ción y racismo.

Una Len­gua des­apa­re­ce, si sus hablan­tes son des­apa­re­ci­dos. Las len­guas indí­ge­nas des­apa­re­cen si no se garan­ti­zan las con­di­cio­nes más ópti­mas para que sus hablan­tes vivan con dig­ni­dad, con el pleno res­pe­to a sus terri­to­rios, recur­sos natu­ra­les, medio ambien­te y a todos los ele­men­tos de su cul­tu­ra: cos­mo­vi­sión, sabe­res ances­tra­les, ora­li­dad y medi­ci­na tradicional.

Nues­tros padres, nues­tras madres, fue­ron des­apa­re­ci­dos por atre­ver­se a soñar y a luchar por un mun­do más jus­to, un mun­do don­de las per­so­nas y los pue­blos indí­ge­nas no sean ata­ca­dos ni vul­ne­ra­dos por los mega­pro­yec­tos, por el extrac­ti­vis­mo de los recur­sos natu­ra­les y el extrac­ti­vis­mo epis­té­mi­co y cultural.

Por eso hoy, recor­da­mos con orgu­llo a nues­tros fami­lia­res y rei­vin­di­ca­mos sus his­to­rias, sus luchas, pero sobre todo rei­vin­di­ca­mos su iden­ti­dad como per­so­nas arran­ca­das de los pue­blos Puré­pe­cha, Bin­ni­zá, Tutu­na­ku y Ayuujk, arre­ba­ta­dos de sus comu­ni­da­des como for­ma de repre­sión y rei­vin­di­ca­mos su voz y su pala­bra como hablan­tes de estas lenguas.

Sabe­mos que no son todos, ni todas. Nos fal­tan muchas her­ma­nas y her­ma­nos a quie­nes nom­brar y recor­dar. Enten­de­mos que los pro­ce­sos lle­van sus tiem­pos, sus for­mas y sus modos, por eso, apro­ve­chan­do esta con­me­mo­ra­ción, le habla­mos tam­bién a las fami­lias de esas per­so­nas des­apa­re­ci­das, para seguir­nos encon­tran­do, acuer­pan­do, sos­te­nien­do y jun­tas y jun­tos poner­le pala­bra a la ausen­cia des­de los pue­blos y terri­to­rios que for­man este país lla­ma­do México.

Mianst­kua, Jakan­kurhi­kua ka Utats­pe­ra­kua Jesús, Ama­fer, Arman­do, Solón, Venustiano.»

¿Paraa nuu Víc­tor Yodo?

¿Lha wi Tomás?

¿Mää ja Gabriel?

Res­pon­sa­bles de la comunicación:

Irma Pine­da San­tia­go /​Gua­da­lu­pe Pérez Rodríguez

FUENTE: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *