Argen­ti­na. Peleán­do­la des­de abajo

Por Nahuel Zára­te, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de febre­ro de 2021.

Un infor­me rea­li­za­do por el pro­gra­ma Facul­tad Abier­ta de la Facul­tad de Filo­so­fía y Letras de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires, y ava­la­do y difun­di­do por el INAES, reco­rre la situa­ción de las empre­sas recu­pe­ra­das duran­te el últi­mo año, don­de le hicie­ron fren­te a la pan­de­mia y la cri­sis económica.

Cono­cer el impac­to de la pan­de­mia en la acti­vi­dad pro­duc­ti­va de las coope­ra­ti­vas y las empre­sas recu­pe­ra­das por tra­ba­ja­do­res (ERT) y cuá­les fue­ron las polí­ti­cas de asis­ten­cia toma­das por el gobierno nacio­nal para poder evi­tar el cie­rre masi­vo de com­pa­ñías del sec­tor auto­ges­tio­na­do de la eco­no­mía. Ese fue el obje­ti­vo del infor­me dise­ña­do por el pro­gra­ma Facul­tad Abier­ta de la Facul­tad de Filo­so­fía y Letras de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires, y ava­la­do y difun­di­do por la Comi­sión Téc­ni­ca Ase­so­ra de Empre­sas Recu­pe­ra­das del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Aso­cia­ti­vis­mo y Eco­no­mía Social (INAES). ¿Fue­ron real­men­te efi­ca­ces las medi­das toma­das o toda­vía fal­ta acción por par­te del Esta­do para acom­pa­ñar al sec­tor auto­ges­tio­na­do de la economía?

Para el estu­dio, los inves­ti­ga­do­res con­ta­ron con la cola­bo­ra­ción del Pro­yec­to de Vin­cu­la­ción con Empre­sas Recu­pe­ra­das de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal Artu­ro Jau­ret­che y dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes del sec­tor. “La par­ti­ci­pa­ción de este año fue mayor por­que, al no tener la nece­si­dad de pac­tar una visi­ta y hacer­la pre­sen­cial­men­te, eso es un tra­ba­jo de orga­ni­za­ción. En el últi­mo orde­na­mien­to que había­mos hecho entre 2017 y 2018, hici­mos unas 87 empre­sas recu­pe­ra­das y, aho­ra, fue­ron 135, 195 en total por­que, este año, se agre­ga­ron coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo”, comen­ta Andrés Rug­ge­ri, direc­tor del infor­me y ase­sor del Minis­te­rio de Trabajo.

Si bien las res­tric­cio­nes pro­pues­tas en el mar­co del Ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio (ASPO) invo­lu­cra­ron el cie­rre de gran can­ti­dad de empre­sas dedi­ca­das a acti­vi­da­des deno­mi­na­das no esen­cia­les, según el infor­me, solo un 20% del total de las coope­ra­ti­vas y empre­sas recu­pe­ra­das encues­ta­das tuvo que dete­ner su acti­vi­dad pro­duc­ti­va en los meses de con­fi­na­mien­to más estric­to. El 80% res­tan­te repre­sen­ta a los sec­to­res que rea­li­zan acti­vi­da­des esen­cia­les en for­ma direc­ta o indi­rec­ta, como es el caso de las coope­ra­ti­vas tex­ti­les. “Tra­ji­mos una máqui­na para fabri­car bar­bi­jos des­de Chi­na y tuvi­mos la suer­te de incor­po­rar 45 com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros, pudi­mos com­ple­tar un plan­tel de 160 per­so­nas”, cuen­ta para Anc­com Fran­cis­co Mar­tí­nez, secre­ta­rio de la Comi­sión Téc­ni­ca Ase­so­ra de Empre­sas Recu­pe­ra­das del INAES, aso­cia­do fun­da­dor y ex pre­si­den­te de Tex­ti­les Pigüé.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-gráfica-campichuelo
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

El impac­to eco­nó­mi­co que sig­ni­fi­có la pan­de­mia a nivel glo­bal y la limi­ta­ción en la acti­vi­dad pro­duc­ti­va pro­fun­di­za­ron la cri­sis que venía atra­ve­san­do el país lue­go de las polí­ti­cas imple­men­ta­das por el gobierno de Mau­ri­cio Macri, la cual per­ju­di­có prin­ci­pal­men­te al bol­si­llo y cali­dad de vida de los tra­ba­ja­do­res. En este con­tex­to es que el gobierno se vio en la nece­si­dad de imple­men­tar dis­tin­tas medi­das de apo­yo eco­nó­mi­co, las cua­les fue­ron efi­cien­tes en cier­ta pro­por­ción para las empre­sas pri­va­das, que pudie­ron soli­ci­tar la Asis­ten­cia de Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción (ATP) o los cré­di­tos a tasas sub­si­dia­da del 24% para las PyMEs. “Cuan­do arran­ca la pan­de­mia, las indus­trias la pasa­mos real­men­te mal. No nos enten­dían que éra­mos empre­sas coope­ra­ti­vas, enton­ces, todos los decre­tos que salían para que los ban­cos den algún cré­di­to no nom­bra­ban la pala­bra coope­ra­ti­va. Habla­ban solo de PyMEs”, men­cio­na Hugo Cabre­ra, pre­si­den­te de la Coope­ra­ti­va Grá­fi­ca Cam­pi­chue­lo, del barrio de Caballito.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-gráfica-campichuelo-2
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

Estas polí­ti­cas de con­ten­ción no pudie­ron ser con­cre­ta­das por las coope­ra­ti­vas y las ERT, debi­do a impo­si­bi­li­da­des nor­ma­ti­vas, lo que gene­ró gran­des crí­ti­cas des­de el sec­tor. “No fue­ron espe­cí­fi­cas para la coope­ra­ti­va. Había que acon­di­cio­nar mejor esas medi­das para que lle­guen mejor a las coope­ra­ti­vas de la mis­ma mane­ra que lle­gan a las empre­sas pri­va­das”, des­ta­ca Andrés Ruggeri.

Fren­te a la difí­cil situa­ción en que se encon­tra­ban inmer­sas las coope­ra­ti­vas, el Esta­do reac­ti­vó la línea 1 del Pro­gra­ma Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do, que apor­ta un sub­si­dio men­sual a los aso­cia­dos; lan­zó cré­di­tos espe­cia­les para las coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo a tra­vés de una línea arti­cu­la­da entre el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo, el INAES y el Ban­co Nación; imple­men­tó Poten­ciar Tra­ba­jo, que fue otro de los pro­gra­mas des­ti­na­dos a los tra­ba­ja­do­res de la eco­no­mía popu­lar; e imple­men­tó el Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE), el cual bene­fi­ció a gran can­ti­dad de tra­ba­ja­do­res aso­cia­dos a cooperativas.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-gráfica
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

El infor­me seña­la que el 67% del total de las coope­ra­ti­vas soli­ci­tó el pro­gra­ma Línea 1 y el 82% de ese total tuvo acce­so a él. Si bien tuvo un alto nivel de deman­da, no sig­ni­fi­có una solu­ción del todo efi­caz para los tra­ba­ja­do­res. Manuel Azur­men­di, pre­si­den­te de la Coope­ra­ti­va de Tra­ba­jo El Zóca­lo, del barrio de Mon­tse­rrat, seña­la que “la línea 1 fue un apor­te que es para coope­ra­ti­vas tra­ba­jo auto­ges­tio­na­do. Lo hemos tra­mi­ta­do, han sido 8 meses, pero en esa línea es incom­pa­ti­ble con otros pro­gra­mas, así que se cayó a todos los com­pa­ñe­ros que han acce­di­do a otros pro­gra­mas, por ejem­plo, poten­ciar tra­ba­jo, IFE”.

Otros de los pun­tos recla­ma­dos es el que atien­de Sil­via Díaz, de Coope­ra­ti­va La Cace­ro­la, tam­bién ubi­ca­da en Caba­lli­to: “Esta­mos recla­man­do que haya con­ti­nui­dad en el pro­gra­ma Línea 1 que solo lo han pro­lon­ga­do por el mes de febre­ro, cuan­do el gobierno nacio­nal ha pro­lon­ga­do para los tra­ba­ja­do­res de empre­sas pri­va­das la ATP en algu­nos casos, que son equi­va­len­tes lo que era la Línea 1 para las coope­ra­ti­vas de trabajo”.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-zócalo-2
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

La línea de cré­di­to lan­za­da por el Minis­te­rio de Desa­rro­llo y el Ban­co Nación fue otra de las ini­cia­ti­vas enfo­ca­das en el for­ta­le­ci­mien­to eco­nó­mi­co de las coope­ra­ti­vas. Con una tasa sub­si­dia­da del 18% y con la posi­bi­li­dad de pagar­lo a un año con 3 meses de gra­cia y otros 3 meses solo de pago de intere­ses. Sin embar­go, los resul­ta­dos de la encues­ta arro­ja­ron que solo el 12% de las coope­ra­ti­vas soli­ci­ta­ron cré­di­tos del Ban­co Nación. La baja deman­da se debe, prin­ci­pal­men­te, a la fal­ta de infor­ma­ción, incer­ti­dum­bre en capa­ci­dad de pago y a las difi­cul­ta­des a la hora de entre­gar la docu­men­ta­ción reque­ri­da. “Toda la ope­ra­to­ria de los cré­di­tos es len­ta y piden muchí­si­mos requi­si­tos”, seña­la Sil­via Díaz. “Nos cos­tó com­ple­tar toda esa docu­men­ta­ción y, cuan­do la ter­mi­na­mos, le die­ron de baja y fue reem­pla­za­do por un nue­vo pro­yec­to”, agre­ga la pre­si­den­ta de la FACTA.

No obs­tan­te, con res­pec­to a la nega­ti­va de las coope­ra­ti­vas a la hora de acce­der a estos cré­di­tos, Fran­cis­co Mar­tí­nez, comen­ta que “más del 80% de las coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo de este país nun­ca habían acce­di­do a un cré­di­to, enton­ces, se hace este pro­gra­ma afec­tan­do 2 mil millo­nes de pesos, usan­do una tasa del 18% y con dos sim­ples pape­li­tos: estar regis­tra­da en la secre­ta­ria PyMEs y un cer­ti­fi­ca­do legi­bi­li­dad del INAE, comu­ni­ca­ción con el Ban­co Nación y se ter­mi­nó en menos de 20 días. Noso­tros lo hicimos”.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-cacerola
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

Sin dudas, el decre­to 3112020, que prohi­bió los aumen­tos y cor­te del ser­vi­cio por fal­ta de pago para el gas, la elec­tri­ci­dad y el agua, fue una de las medi­das más impor­tan­tes que tomó el gobierno en los meses de mayor res­tric­ción de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Ade­más, pre­vé que las empre­sas pres­ta­do­ras de estos ser­vi­cios deben otor­gar pla­nes de faci­li­dad de pago para las deu­das que se gene­ren y hace refe­ren­cia exclu­si­va­men­te a las coope­ra­ti­vas o empre­sas recu­pe­ra­das que estén ins­crip­tas en el INAES.

empresas-cooperativas-recuperadas-2020-pandemia-covid-crisis-cacerola-2
(Ima­gen: Juan Igna­cio Galvalisi)

Todas estas medi­das se fue­ron toman­do sobre la mar­cha con el obje­ti­vo de man­te­ner a flo­te la acti­vi­dad pro­duc­ti­va de estas, pero de nada sir­ven si no se imple­men­tan polí­ti­cas a lar­go pla­zo que regu­la­ri­ce la situa­ción de los tra­ba­ja­do­res. “Lo que hace fal­ta es resol­ver esa situa­ción para que sea más equi­va­len­te, para que no sea una pér­di­da o una cues­tión menor tra­ba­jar en una coope­ra­ti­va en rela­ción a tener un tra­ba­jo for­ma­li­za­do”, men­cio­na Rug­ge­ri. “La ley de coope­ra­ti­vas es muy vie­ja, don­de el coope­ra­ti­vis­mo de tra­ba­jo no está casi con­tem­pla­do. Enton­ces, se fue­ron hacien­do dis­tin­tos par­ches por decre­tos o reso­lu­cio­nes del INAES que fue­ron regu­lan­do la coope­ra­ti­va de tra­ba­jo, pero que no lo ter­mi­nan de con­tem­plar como un suje­to labo­ral. Enton­ces, los tra­ba­ja­do­res de las coope­ra­ti­vas no tie­nen los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res asa­la­ria­dos”, con­clu­ye el direc­tor del informe.

*Por Nahuel Zára­te para ANCCOM /​Ima­gen de por­ta­da: Juan Igna­cio Galvalisi.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *