Argen­ti­na. La recu­pe­ra­ción de los puer­tos, la bata­lla del 2021

Por Gui­ller­mo Cie­za, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de febre­ro de 2021.

Al pro­du­cir­se el falle­ci­mien­to del ex-pre­si­den­te Car­los Menem algu­nos memo­rio­sos apor­ta­ron un recuen­to de sus tro­pe­lías con­tra el pue­blo y con­tra el país. Una de ellas, la pri­va­ti­za­ción de los puer­tos, ocu­pa­rá en los pró­xi­mos meses el cen­tro del deba­te, por­que se ven­ce­rán las con­ce­sio­nes por 20 años otor­ga­das duran­te su man­da­to.
Los puer­tos mas impor­tan­tes de la Argen­ti­na para la expor­ta­ción agro­pe­cua­ria son los de San Loren­zo, San Mar­tin, y Rosa­rio de la Pro­vin­cia de San­ta Fe, y los de Bahia Blan­ca, Rama­llo, Neco­chea y Que­quen de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires. Fue­ron con­ce­sio­na­dos a mul­ti­na­cio­na­les. CARGILL tie­ne puer­tos pro­pios en San Mar­tin y Bahia Blan­ca, Bun­ge con­tro­la puer­tos en San Mar­tin, Neco­chea y Que­quen. A estas dos se suman Drey­fus , COFCO y GLENCORE y las empre­sas de ori­gen local ‚Vicen­tín y AGD. Drey­fus es de ori­gen fran­cés, COFCO de ori­gen chino y GLENCORE de ori­gen sui­zo.
El hecho de que las empre­sas con­ce­sio­na­rias de los puer­tos sean las mis­mas que mono­po­li­zan la expor­ta­ción de cerea­les y olea­gi­no­sas, faci­li­ta las ope­ra­cio­nes de trian­gu­la­ción que per­mi­ten eva­dir reten­cio­nes, sub o sobre­fac­tu­rar y efec­tuar manio­bras de con­tra­ban­do. A modo de ejem­plo, quie­nes inves­ti­ga­ron los pape­les que salie­ron a la luz con la quie­bra de Vicen­tin, afir­man que sus prin­ci­pa­les ope­ra­cio­nes de expor­ta­ción se rea­li­za­ban des­de Para­guay, un país don­de la empre­sa no tie­ne plan­tas de alma­ce­na­mien­to. La cues­tión del con­tra­ban­do es un pro­ble­ma vie­jo, bas­ta men­cio­nar que en 2003 cuan­do Jose Sba­te­lla asu­mió como Direc­tor de Adua­nas, comen­ta­ba sobre el pro­ble­ma que fue­ran los pri­va­dos los que rea­li­za­ran el pesa­je de la mer­ca­de­ria que sale de los puer­tos. En un país don­de las mul­ti­na­cio­na­les mane­jan las balan­zas y son las que infor­man, por decla­ra­ción jura­da, cuán­tas tone­la­das car­gan en cada bar­co, están todas las con­di­cio­nes para eva­dir impues­tos por expor­ta­ción. Bue­na par­te se expor­ta en negro.
A la san­gría de los puer­tos debe agre­gar­se el oscu­ro mane­jo de la Hidro­vía del Para­ná –Para­guay. Allí tie­nen intere­ses direc­tos gran­des gru­pos tras­na­cio­na­les tan­to lega­les como ilí­ci­tos. Esto es así por­que por allí tran­si­tan gran par­te de la cocaí­na andi­na con des­tino a la Unión Euro­pea y la soja de expor­ta­ción has­ta hacia Chi­na y Euro­pa, en for­ma legal o de con­tra­ban­do.
El agre­ga­do a los nego­cia­dos con la expor­ta­ción de soja y cerea­les, del otro gran como­di­tie de Ame­ri­ca del sur, la cocai­na, incor­po­ra una nue­va com­ple­ji­dad dan­do a los entra­ma­dos mafio­sos a erra­di­car, un mayor poder de soborno y de fue­go. No resul­ta casua­li­dad enton­ces que la ciu­dad de Rosa­rio sea cono­ci­da como puer­to soje­ro, pero tam­bién por acti­vi­da­des aso­cia­das al nar­co­trá­fi­co.
La dimen­sión del entra­ma­do expor­ta­dor pare­ce ser lo sufi­cien­te­men­te pode­ro­sa y con poder de lobby, como para hacer tam­ba­lear a cual­quier gobierno. Fren­te a esto, no resul­tan igua­les las capa­ci­da­des defen­si­vas de pai­ses peque­ños como Para­guay y Uru­guay, que las de Argen­ti­na. Fue que por eso que, duran­te el gobierno de Macri, don­de el lobby expor­ta­dor tenía mucha influen­cia, se pro­mo­vió que el puer­to de sali­da en el Río de la Pla­ta fue­ra Mon­te­vi­deo. El decre­to 9492020 del actual gobierno argen­tino va en esa mis­ma direc­ción, poten­cian­do al Puer­to de Mon­te­vi­deo para la sali­da al mun­do de las expor­ta­cio­nes. Esta deci­sión va a con­tra­mano de las que se toma­ron en el perio­do kirch­ne­ris­ta, 2003 – 2013.
Lo que está en jue­go en estas idas y veni­das, es la coli­sión entre, por un lado la pre­ten­sión del gobierno de tran­qui­li­zar la macro­eco­no­mía, con­sen­suan­do con los gran­des gru­pos eco­no­mi­cos y, por otro lado defen­der pre­su­pues­tos bási­cos de sobe­ra­nía nacio­nal y aún de con­ser­va­ción de cier­tas for­mas demo­crá­ti­cas.
El ven­ci­mien­to de las con­ce­sio­nes de los puer­tos en el 2021, pon­drá al gobierno en la encru­ci­ja­da de dispu­tar la bata­lla por la recu­pe­ra­ción de una por­ción impor­tan­te de la comer­cia­li­za­cion de pro­duc­cio­nes agro­pe­cua­rias y del ingre­so de divi­sas, o de sos­te­ner una pre­ca­ria tran­qui­li­dad de los mer­ca­dos pagan­do el pre­cio de la clau­di­ca­ción. En un año elec­to­ral, en tiem­pos de Covid, lo que se resuel­va no será indi­fe­ren­te para el futu­ro, ni para el gol­pea­do pre­sen­te de las mayo­rías populares.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.