Sobre el segun­do con­gre­so de EHBildu

Según lo leí­do en Naiz vamos a comen­tar diver­sas cues­tio­nes sobre la ponen­cia polí­ti­ca de la direc­ción de EHBil­du a sus bases. Con­fir­man su apues­ta hacia la dere­cha y ya no se moles­tan ni en enmas­ca­rar­la. Así de cla­ras están las cosas para la social­de­mo­cra­cia vasca.

Hay que seña­lar, antes que nada, varias con­tra­dic­cio­nes que cru­zan toda la ponen­cia con su pre­ten­di­do dis­cur­so de «izquier­da», y, por con­si­guien­te, tam­bién la respuesta.

Pri­me­ra: Todos los cami­nos tác­ti­cos y estra­té­gi­cos que plan­tea la ponen­cia están sos­te­ni­dos por el sis­te­ma de los dos Esta­dos que ocu­pan y explo­tan a la cla­se tra­ba­ja­do­ra vasca.

Segun­da: expo­nen como garan­tía el camino anda­do por la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial des­de el 2009. Es decir, tie­nen como base la inte­gra­ción en los sis­te­mas español/​francés.

Ter­ce­ra: Con­ti­núan hacien­do el aná­li­sis de la social­de­mo­cra­cia más ran­cia sin tapu­jos: pre­ten­den un futu­ro «libre y con bien­es­tar» de la mano de Fran­cia y Espa­ña, sin mayo­res sudo­res ni sufri­mien­tos. Por arte de magia des­apa­re­ce la con­tra­dic­ción capi­tal tra­ba­jo, la lucha de cla­ses y la inde­pen­den­cia nacio­nal y de cla­se es un obje­ti­vo trasnochado.

  • Ase­ve­ran que «el pro­ce­so será popu­lar». Recor­da­mos que des­de el 2009, uno de los mayo­res esfuer­zos de Sor­tu ha sido pre­ci­sa­men­te des­man­te­lar el Movi­mien­to Popu­lar. El res­to de agen­tes de EHBil­du no ha hecho sino cola­bo­rar en ello pues hace déca­das que están inte­gra­dos en el sis­te­ma. Es evi­den­te que ese pro­ce­so no será popu­lar pues EHBil­du no admi­te nin­gu­na posi­ción fue­ra de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de los sis­te­mas impe­ran­tes en Eus­kal Herria.

  • «Des­or­den pla­ne­ta­rio», «cri­sis del Esta­do espa­ñol del régi­men del 78», «cla­ros­cu­ros en Eus­kal Herria», «se ave­ci­nan tiem­pos de alto ries­go» y, sin embar­go, «se pue­den mul­ti­pli­car las crí­ti­cas y con­tra­po­ner agen­das demo­cra­ti­za­do­ras al sistema»…

Sin más preám­bu­los vamos al grano y a dar nues­tra opi­nión sobre lo más rele­van­te que Naiz resal­ta de la ponen­cia mencionada.

  • El «des­or­den pla­ne­ta­rio» al que hacen men­ción, es una pro­ba­ble cri­sis final del capi­ta­lis­mo (con sus pla­nes de «rese­teo», «el gran reini­cio», etc.) que va a pasar por enci­ma de todo bicho vivien­te o cual­quier cosa que pue­da gene­rar (o no) valor. EHBil­du, como tal, no lle­ga ni a estar en la mesa sal­vo como dique de con­ten­ción del capital.

  • El Esta­do espa­ñol no ha sali­do de la dic­ta­du­ra del capi­tal (para ser bre­ves). Es decir, la dic­ta­du­ra de Fran­co, el régi­men del 78 y la dic­ta­du­ra demo­crá­ti­co monár­qui­ca son la mis­ma dic­ta­du­ra con dife­ren­te tra­je. EHBil­du lo sabe y mien­te cuan­do vati­ci­na una vuel­ta al régi­men del 78. En esta oca­sión el frau­de con­tra Eus­kal Herria lo enca­be­za EHBildu.

  • «Hay cla­ros­cu­ros en Eus­kal Herria». Decir algo para no decir nada. La cosa está bien cla­ra para la bur­gue­sía y para el pro­le­ta­ria­do. Unos arri­ba y los otros, aba­jo. Las dife­ren­tes frac­cio­nes bur­gue­sas por un lado y un pro­le­ta­ria­do cada vez más cons­cien­te pero que le que­da un arduo tra­ba­jo de con­cien­cia­ción y organización.

  • «Se ave­ci­nan tiem­pos de alto ries­go». ¿Para quién? Nos pre­gun­ta­mos. El pro­le­ta­ria­do vas­co (con con­cien­cia o sin ella) no pue­de per­der nada sino todo lo con­tra­rio. Ries­go eco­nó­mi­co, y vital, para el capi­tal y la bur­gue­sía si, como deci­mos, el pro­le­ta­ria­do vas­co toma con­cien­cia de cla­se y se organiza.

  • «se pue­den mul­ti­pli­car las crí­ti­cas al sis­te­ma». ¿y? Eso es lo que quie­re el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, que la cues­tión que­de en una mera crí­ti­ca. Es así, por medio de la crí­ti­ca y de la ayu­da «divi­na» (pues la comu­ni­dad inter­na­cio­nal del capi­tal ya hemos vis­to lo que ha hecho) que logra­rán una Repú­bli­ca Vas­ca. Por el camino ya reco­rri­do, algu­nos pen­sa­mos que esa Repú­bli­ca sería neo­li­be­ral y, evi­den­te­men­te, egoís­ta, patriar­cal y racis­ta. Así son los paí­ses que nos rodean y nada indi­ca que EHBil­du se sal­ga de la raya.

  • Y, des­pués de todo lo dicho, ase­gu­ran tener una «tran­qui­li­dad estra­té­gi­ca». La ver­dad, no sabe­mos si pien­san que el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co está aton­ta­do. Pen­sa­mos que el capi­tal y su cla­se han tra­ba­ja­do bien y otros no lo hemos hecho tan bien.

  • «Repú­bli­ca vas­ca». ¿Cómo la de Koso­vo, tal vez? Sea­mos serios. Si no hay un pro­gra­ma cla­ro para el pro­le­ta­ria­do vas­co, no hay solu­ción váli­da para la nación obre­ra vas­ca. Sal­vo que pre­ten­dan un Esta­do capi­ta­lis­ta vas­co al uso.

  • «Esta­mos en el trán­si­to entre la auto­no­mía y la sobe­ra­nía». Cola­bo­rar con quie­nes nos ocu­pan y explo­tan, hacien­do mala­ba­res para lla­mar a Eus­kal Herria País Vas­co y Nava­rra, Comu­ni­dad Autó­no­ma, País, Pays bas­que, Eus­ka­di etc., es un ama­go de salir de Espa­ña y Fran­cia para que­dar­se dentro.

  • «en la déca­da pasa­da hemos dado sal­tos cua­li­ta­ti­vos y aho­ra vamos en bus­ca de esos sal­tos». Es el arte de no decir nada. Plan­tear la ente­le­quia pura, men­tir o augu­rar algo obje­ti­va­men­te impo­si­ble. Esa es la línea polí­ti­ca extre­ma de la socialdemocracia.

  • «El Esta­do no acor­da­rá nada… Tam­po­co se dan las con­di­cio­nes para esa con­fron­ta­ción demo­crá­ti­ca…». Así que EHBil­du vota Pre­su­pues­tos espa­ño­les, vota por el Real Decre­to espa­ñol… Para que la cosa no que­de en entre­di­cho: EHBil­du es una for­ma­ción esta­tal has­ta don­de le digan o dejen. Si le die­ran una car­te­ra minis­te­rial en Madrid la acep­ta­ría en cla­ve de sobe­ra­nía vas­ca cuan­do lo que haría es nor­ma­li­zar y apun­ta­lar el poder capi­ta­lis­ta español.

  • «Es un pro­ce­so sóli­do y auto con­cen­tra­do de país hacia la cons­truc­ción de una nue­va corre­la­ción de fuer­zas». Y si está a las órde­nes del ins­tru­men­to del capi­tal como son los Esta­dos fran­cés y espa­ñol ¿cómo pue­de pen­sar en cla­ve nacio­nal y menos de cla­se? De cla­se pro­le­ta­ria que­re­mos decir. Mucho nos teme­mos que la corre­la­ción de fuer­zas sea extra nacio­nal por un lado y amor­fa por otro. La de fue­ra será con quien man­de en Madrid. La de den­tro con quien sea con tal de que vote EHBil­du. Si para EHBil­du atraer a su estruc­tu­ra a gen­te no inde­pen­den­tis­ta es un paso hacia ade­lan­te… pode­mos espe­rar cual­quier cosa. Tan­to como la pre­ten­di­da inde­pen­den­cia para Eus­kal Herria en 2026. Char­la­ta­nes de feria sin nin­gún recato.

  • Dos «hipó­te­sis opti­mis­tas»: que «se impon­ga en la socie­dad vas­ca un sen­ti­do común igua­li­ta­rio-trans­for­ma­dor (o, si se quie­re, un hori­zon­te pos neo­li­be­ral)» y/​o que Eus­kal Herria pue­da sumar­se a un ciclo por la sobe­ra­nía y la auto­de­ter­mi­na­ción en Euro­pa (Esco­cia, Irlan­da, Cór­ce­ga, Cata­lun­ya…). Con la que está cayen­do… Tie­nen la cara más dura que Feli­pe Gon­zá­lez cuan­do dijo «OTAN de entra­da NO». «Sen­ti­do común igua­li­ta­rio-tras­for­ma­dor» para que bási­ca­men­te todo siga igual. Si no hay un «hori­zon­te pos neo­li­be­ral» solo habrá la Revo­lu­ción Vas­ca (en nues­tro caso). En cuan­to a los pro­ce­sos de Auto­de­ter­mi­na­ción… Es como, repe­ti­mos, lo de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que nos iba a ava­lar y sal­var. No hay más comu­ni­dad inter­na­cio­nal den­tro de las fron­te­ras del capi­ta­lis­mo que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal del capi­tal ¿Cuán­tas veces nos tie­nen que engañar?

  • En esa pers­pec­ti­va se plan­tea tra­ba­jar cua­tro obje­ti­vos: «cons­truir un “blo­que his­tó­ri­co pro­gre­sis­ta-repu­bli­cano-sobe­ra­nis­ta”, «refor­zar la cohe­sión terri­to­rial a tra­vés de la coope­ra­ción polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal entre los terri­to­rios vas­cos» («jun­tos mejor»), «ope­ra­ti­vi­zar las mayo­rías auto-deter­mi­nis­tas y resol­ver ínte­gra­men­te las con­se­cuen­cias del con­flic­to». Si ya coope­ra­ron con Oba­ma y CIA (en la épo­ca de Oba­ma inva­die­ron seis Esta­dos y lle­va­ron a cabo cien­tos de agre­sio­nes en todos los con­ti­nen­tes), enten­de­mos lo de pro­gre­sis­ta. Asi­mis­mo, con el salu­do al repu­bli­cano Trump cuan­do ganó las «elec­cio­nes» modé­li­cas yan­kis, nos hace­mos una idea del tér­mino repu­bli­cano. Con lo de sobe­ra­nis­ta esta­mos tran­qui­los pues desean incor­po­rar a EHBil­du a no inde­pen­den­tis­tas. En cuan­to a «jun­tos mejor»… fue el líder de EHBil­du quien en tiem­pos de las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la acep­tó «la Comu­ni­dad Vas­ca y Nava­rra». Sobre el cuar­to obje­ti­vo, el de resol­ver ínte­gra­men­te las cau­sas del con­flic­to… tan solo decir que han entre­ga­do a nues­tros enemi­gos todo el arse­nal y nues­tra teo­ría revo­lu­cio­na­ria y han sido inca­pa­ces de sacar a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos cuan­do ya han pasa­do 12 años del cam­bio de estrategia.

  • «(…) Tene­mos la urgen­cia de poner sobre la mesa un pro­yec­to de país que dé sopor­te públi­co para una vida dig­na (…) Un refu­gio a medi­da de la esca­la huma­na (per­so­na) y eco­ló­gi­ca (pla­ne­ta) basa­do en el cui­da­do mutuo». «Se tra­du­ci­rá en la pro­pues­ta EH 2030: Mere­zi Duzun Herria». Todo ello sin lucha de cla­ses, sin una cri­sis capi­ta­lis­ta de vida o muer­te, sin hacer la Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vasca…

  • Hablan de «Esta­tus polí­ti­co…» de «Nava­rra y de la CAV…», de la nece­si­dad de un «jue­go tác­ti­co»… Es increí­ble. Segui­rán hablan­do de cal­ma en la mar has­ta que la galer­na se tra­gue su ente­le­quia y charlatanería.

  • Dicen que «hay que correr ries­gos pues de lo con­tra­rio es impo­si­ble cam­biar la actual corre­la­ción de fuer­zas». Y ¿cómo pien­san cam­biar la corre­la­ción de fuer­zas? No hace fal­ta ser adi­vino. Reba­jan­do obje­ti­vos. La for­ma y la tác­ti­ca se con­vier­ten en con­te­ni­do y ade­más estra­té­gi­co. Y eso se hace agru­pan­do a no inde­pen­den­tis­tas, peque­ños bur­gue­ses impreg­na­dos has­ta las cachas de filo­so­fía bur­gue­sa, gen­tes de buen vivir o que aspi­ran a ello…

Dicen que cada vez son más deter­mi­nan­tes… Algu­nos y algu­nas segui­mos apos­tan­do por la crea­ción del Esta­do Socia­lis­ta Vasco.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

16 de febre­ro de 22021

PD. Decía­mos que ya no se moles­ta­ban en enmas­ca­rar sus obje­ti­vos… Par­tes de la Poli­cía Autó­no­ma Espa­ño­la en vas­con­ga­das votan a EHBil­du y miem­bros de la Izquier­da Aber­tza­le ofi­cial entran en su plan­ti­lla. Eso sí que es «¡Tirar a dar!». 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *