Sobre el segun­do con­gre­so de EHBildu

Según lo leí­do en Naiz vamos a comen­tar diver­sas cues­tio­nes sobre la ponen­cia polí­ti­ca de la direc­ción de EHBil­du a sus bases. Con­fir­man su apues­ta hacia la dere­cha y ya no se moles­tan ni en enmas­ca­rar­la. Así de cla­ras están las cosas para la social­de­mo­cra­cia vasca.

Hay que seña­lar, antes que nada, varias con­tra­dic­cio­nes que cru­zan toda la ponen­cia con su pre­ten­di­do dis­cur­so de «izquier­da», y, por con­si­guien­te, tam­bién la respuesta.

Pri­me­ra: Todos los cami­nos tác­ti­cos y estra­té­gi­cos que plan­tea la ponen­cia están sos­te­ni­dos por el sis­te­ma de los dos Esta­dos que ocu­pan y explo­tan a la cla­se tra­ba­ja­do­ra vasca.

Segun­da: expo­nen como garan­tía el camino anda­do por la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial des­de el 2009. Es decir, tie­nen como base la inte­gra­ción en los sis­te­mas español/​francés.

Ter­ce­ra: Con­ti­núan hacien­do el aná­li­sis de la social­de­mo­cra­cia más ran­cia sin tapu­jos: pre­ten­den un futu­ro «libre y con bien­es­tar» de la mano de Fran­cia y Espa­ña, sin mayo­res sudo­res ni sufri­mien­tos. Por arte de magia des­apa­re­ce la con­tra­dic­ción capi­tal tra­ba­jo, la lucha de cla­ses y la inde­pen­den­cia nacio­nal y de cla­se es un obje­ti­vo trasnochado.

  • Ase­ve­ran que «el pro­ce­so será popu­lar». Recor­da­mos que des­de el 2009, uno de los mayo­res esfuer­zos de Sor­tu ha sido pre­ci­sa­men­te des­man­te­lar el Movi­mien­to Popu­lar. El res­to de agen­tes de EHBil­du no ha hecho sino cola­bo­rar en ello pues hace déca­das que están inte­gra­dos en el sis­te­ma. Es evi­den­te que ese pro­ce­so no será popu­lar pues EHBil­du no admi­te nin­gu­na posi­ción fue­ra de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de los sis­te­mas impe­ran­tes en Eus­kal Herria.

  • «Des­or­den pla­ne­ta­rio», «cri­sis del Esta­do espa­ñol del régi­men del 78», «cla­ros­cu­ros en Eus­kal Herria», «se ave­ci­nan tiem­pos de alto ries­go» y, sin embar­go, «se pue­den mul­ti­pli­car las crí­ti­cas y con­tra­po­ner agen­das demo­cra­ti­za­do­ras al sistema»…

Sin más preám­bu­los vamos al grano y a dar nues­tra opi­nión sobre lo más rele­van­te que Naiz resal­ta de la ponen­cia mencionada.

  • El «des­or­den pla­ne­ta­rio» al que hacen men­ción, es una pro­ba­ble cri­sis final del capi­ta­lis­mo (con sus pla­nes de «rese­teo», «el gran reini­cio», etc.) que va a pasar por enci­ma de todo bicho vivien­te o cual­quier cosa que pue­da gene­rar (o no) valor. EHBil­du, como tal, no lle­ga ni a estar en la mesa sal­vo como dique de con­ten­ción del capital.

  • El Esta­do espa­ñol no ha sali­do de la dic­ta­du­ra del capi­tal (para ser bre­ves). Es decir, la dic­ta­du­ra de Fran­co, el régi­men del 78 y la dic­ta­du­ra demo­crá­ti­co monár­qui­ca son la mis­ma dic­ta­du­ra con dife­ren­te tra­je. EHBil­du lo sabe y mien­te cuan­do vati­ci­na una vuel­ta al régi­men del 78. En esta oca­sión el frau­de con­tra Eus­kal Herria lo enca­be­za EHBildu.

  • «Hay cla­ros­cu­ros en Eus­kal Herria». Decir algo para no decir nada. La cosa está bien cla­ra para la bur­gue­sía y para el pro­le­ta­ria­do. Unos arri­ba y los otros, aba­jo. Las dife­ren­tes frac­cio­nes bur­gue­sas por un lado y un pro­le­ta­ria­do cada vez más cons­cien­te pero que le que­da un arduo tra­ba­jo de con­cien­cia­ción y organización.

  • «Se ave­ci­nan tiem­pos de alto ries­go». ¿Para quién? Nos pre­gun­ta­mos. El pro­le­ta­ria­do vas­co (con con­cien­cia o sin ella) no pue­de per­der nada sino todo lo con­tra­rio. Ries­go eco­nó­mi­co, y vital, para el capi­tal y la bur­gue­sía si, como deci­mos, el pro­le­ta­ria­do vas­co toma con­cien­cia de cla­se y se organiza.

  • «se pue­den mul­ti­pli­car las crí­ti­cas al sis­te­ma». ¿y? Eso es lo que quie­re el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, que la cues­tión que­de en una mera crí­ti­ca. Es así, por medio de la crí­ti­ca y de la ayu­da «divi­na» (pues la comu­ni­dad inter­na­cio­nal del capi­tal ya hemos vis­to lo que ha hecho) que logra­rán una Repú­bli­ca Vas­ca. Por el camino ya reco­rri­do, algu­nos pen­sa­mos que esa Repú­bli­ca sería neo­li­be­ral y, evi­den­te­men­te, egoís­ta, patriar­cal y racis­ta. Así son los paí­ses que nos rodean y nada indi­ca que EHBil­du se sal­ga de la raya.

  • Y, des­pués de todo lo dicho, ase­gu­ran tener una «tran­qui­li­dad estra­té­gi­ca». La ver­dad, no sabe­mos si pien­san que el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co está aton­ta­do. Pen­sa­mos que el capi­tal y su cla­se han tra­ba­ja­do bien y otros no lo hemos hecho tan bien.

  • «Repú­bli­ca vas­ca». ¿Cómo la de Koso­vo, tal vez? Sea­mos serios. Si no hay un pro­gra­ma cla­ro para el pro­le­ta­ria­do vas­co, no hay solu­ción váli­da para la nación obre­ra vas­ca. Sal­vo que pre­ten­dan un Esta­do capi­ta­lis­ta vas­co al uso.

  • «Esta­mos en el trán­si­to entre la auto­no­mía y la sobe­ra­nía». Cola­bo­rar con quie­nes nos ocu­pan y explo­tan, hacien­do mala­ba­res para lla­mar a Eus­kal Herria País Vas­co y Nava­rra, Comu­ni­dad Autó­no­ma, País, Pays bas­que, Eus­ka­di etc., es un ama­go de salir de Espa­ña y Fran­cia para que­dar­se dentro.

  • «en la déca­da pasa­da hemos dado sal­tos cua­li­ta­ti­vos y aho­ra vamos en bus­ca de esos sal­tos». Es el arte de no decir nada. Plan­tear la ente­le­quia pura, men­tir o augu­rar algo obje­ti­va­men­te impo­si­ble. Esa es la línea polí­ti­ca extre­ma de la socialdemocracia.

  • «El Esta­do no acor­da­rá nada… Tam­po­co se dan las con­di­cio­nes para esa con­fron­ta­ción demo­crá­ti­ca…». Así que EHBil­du vota Pre­su­pues­tos espa­ño­les, vota por el Real Decre­to espa­ñol… Para que la cosa no que­de en entre­di­cho: EHBil­du es una for­ma­ción esta­tal has­ta don­de le digan o dejen. Si le die­ran una car­te­ra minis­te­rial en Madrid la acep­ta­ría en cla­ve de sobe­ra­nía vas­ca cuan­do lo que haría es nor­ma­li­zar y apun­ta­lar el poder capi­ta­lis­ta español.

  • «Es un pro­ce­so sóli­do y auto con­cen­tra­do de país hacia la cons­truc­ción de una nue­va corre­la­ción de fuer­zas». Y si está a las órde­nes del ins­tru­men­to del capi­tal como son los Esta­dos fran­cés y espa­ñol ¿cómo pue­de pen­sar en cla­ve nacio­nal y menos de cla­se? De cla­se pro­le­ta­ria que­re­mos decir. Mucho nos teme­mos que la corre­la­ción de fuer­zas sea extra nacio­nal por un lado y amor­fa por otro. La de fue­ra será con quien man­de en Madrid. La de den­tro con quien sea con tal de que vote EHBil­du. Si para EHBil­du atraer a su estruc­tu­ra a gen­te no inde­pen­den­tis­ta es un paso hacia ade­lan­te… pode­mos espe­rar cual­quier cosa. Tan­to como la pre­ten­di­da inde­pen­den­cia para Eus­kal Herria en 2026. Char­la­ta­nes de feria sin nin­gún recato.

  • Dos «hipó­te­sis opti­mis­tas»: que «se impon­ga en la socie­dad vas­ca un sen­ti­do común igua­li­ta­rio-trans­for­ma­dor (o, si se quie­re, un hori­zon­te pos neo­li­be­ral)» y/​o que Eus­kal Herria pue­da sumar­se a un ciclo por la sobe­ra­nía y la auto­de­ter­mi­na­ción en Euro­pa (Esco­cia, Irlan­da, Cór­ce­ga, Cata­lun­ya…). Con la que está cayen­do… Tie­nen la cara más dura que Feli­pe Gon­zá­lez cuan­do dijo «OTAN de entra­da NO». «Sen­ti­do común igua­li­ta­rio-tras­for­ma­dor» para que bási­ca­men­te todo siga igual. Si no hay un «hori­zon­te pos neo­li­be­ral» solo habrá la Revo­lu­ción Vas­ca (en nues­tro caso). En cuan­to a los pro­ce­sos de Auto­de­ter­mi­na­ción… Es como, repe­ti­mos, lo de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que nos iba a ava­lar y sal­var. No hay más comu­ni­dad inter­na­cio­nal den­tro de las fron­te­ras del capi­ta­lis­mo que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal del capi­tal ¿Cuán­tas veces nos tie­nen que engañar?

  • En esa pers­pec­ti­va se plan­tea tra­ba­jar cua­tro obje­ti­vos: «cons­truir un “blo­que his­tó­ri­co pro­gre­sis­ta-repu­bli­cano-sobe­ra­nis­ta”, «refor­zar la cohe­sión terri­to­rial a tra­vés de la coope­ra­ción polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal entre los terri­to­rios vas­cos» («jun­tos mejor»), «ope­ra­ti­vi­zar las mayo­rías auto-deter­mi­nis­tas y resol­ver ínte­gra­men­te las con­se­cuen­cias del con­flic­to». Si ya coope­ra­ron con Oba­ma y CIA (en la épo­ca de Oba­ma inva­die­ron seis Esta­dos y lle­va­ron a cabo cien­tos de agre­sio­nes en todos los con­ti­nen­tes), enten­de­mos lo de pro­gre­sis­ta. Asi­mis­mo, con el salu­do al repu­bli­cano Trump cuan­do ganó las «elec­cio­nes» modé­li­cas yan­kis, nos hace­mos una idea del tér­mino repu­bli­cano. Con lo de sobe­ra­nis­ta esta­mos tran­qui­los pues desean incor­po­rar a EHBil­du a no inde­pen­den­tis­tas. En cuan­to a «jun­tos mejor»… fue el líder de EHBil­du quien en tiem­pos de las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la acep­tó «la Comu­ni­dad Vas­ca y Nava­rra». Sobre el cuar­to obje­ti­vo, el de resol­ver ínte­gra­men­te las cau­sas del con­flic­to… tan solo decir que han entre­ga­do a nues­tros enemi­gos todo el arse­nal y nues­tra teo­ría revo­lu­cio­na­ria y han sido inca­pa­ces de sacar a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos cuan­do ya han pasa­do 12 años del cam­bio de estrategia.

  • «(…) Tene­mos la urgen­cia de poner sobre la mesa un pro­yec­to de país que dé sopor­te públi­co para una vida dig­na (…) Un refu­gio a medi­da de la esca­la huma­na (per­so­na) y eco­ló­gi­ca (pla­ne­ta) basa­do en el cui­da­do mutuo». «Se tra­du­ci­rá en la pro­pues­ta EH 2030: Mere­zi Duzun Herria». Todo ello sin lucha de cla­ses, sin una cri­sis capi­ta­lis­ta de vida o muer­te, sin hacer la Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vasca…

  • Hablan de «Esta­tus polí­ti­co…» de «Nava­rra y de la CAV…», de la nece­si­dad de un «jue­go tác­ti­co»… Es increí­ble. Segui­rán hablan­do de cal­ma en la mar has­ta que la galer­na se tra­gue su ente­le­quia y charlatanería.

  • Dicen que «hay que correr ries­gos pues de lo con­tra­rio es impo­si­ble cam­biar la actual corre­la­ción de fuer­zas». Y ¿cómo pien­san cam­biar la corre­la­ción de fuer­zas? No hace fal­ta ser adi­vino. Reba­jan­do obje­ti­vos. La for­ma y la tác­ti­ca se con­vier­ten en con­te­ni­do y ade­más estra­té­gi­co. Y eso se hace agru­pan­do a no inde­pen­den­tis­tas, peque­ños bur­gue­ses impreg­na­dos has­ta las cachas de filo­so­fía bur­gue­sa, gen­tes de buen vivir o que aspi­ran a ello…

Dicen que cada vez son más deter­mi­nan­tes… Algu­nos y algu­nas segui­mos apos­tan­do por la crea­ción del Esta­do Socia­lis­ta Vasco.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

16 de febre­ro de 22021

PD. Decía­mos que ya no se moles­ta­ban en enmas­ca­rar sus obje­ti­vos… Par­tes de la Poli­cía Autó­no­ma Espa­ño­la en vas­con­ga­das votan a EHBil­du y miem­bros de la Izquier­da Aber­tza­le ofi­cial entran en su plan­ti­lla. Eso sí que es «¡Tirar a dar!». 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.