Irak. Ata­que con cohe­tes con­tra la base mili­tar esta­dou­ni­den­se de Erbil: un con­tra­tis­ta extran­je­ro muer­to y un sol­da­do de EEUU herido

Resu­men Medio Orien­te, 17 de febre­ro de 2021-.

Una sal­va de cohe­tes gol­peó una base aérea esta­dou­ni­den­se en el Kur­dis­tán ira­quí en la noche del lunes 15 de febre­ro, matan­do a un con­tra­tis­ta extran­je­ro e hirien­do a otros cin­co, así como a un sol­da­do esta­dou­ni­den­se, dijo la coa­li­ción lide­ra­da por EEUU.

Al menos tres cohe­tes fue­ron dis­pa­ra­dos cer­ca de Erbil, la capi­tal de esta región autó­no­ma en el nor­te de Iraq, y uno alcan­zó una base aérea don­de están esta­cio­na­das tro­pas esta­dou­ni­den­ses, dijo la fuente.

Esta es la pri­me­ra vez en casi dos meses que este tipo de ata­ques ha teni­do como obje­ti­vo ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas en Iraq.

El ata­que fue rei­vin­di­ca­do en línea por un gru­po poco cono­ci­do que se hacía lla­mar Auli­yaa al Dam o “Guar­dia­nes de la sangre”.

Washing­ton pide una investigación

EEUU ha pedi­do una inves­ti­ga­ción sobre el ata­que y el enjui­cia­mien­to de sus perpetradores.

“Esta­mos indig­na­dos por el ata­que con cohe­tes de hoy”, dijo el secre­ta­rio de Esta­do de EEUU, Antony Blin­ken. “Me puse en con­tac­to con el pri­mer minis­tro del gobierno regio­nal kur­do, Mas­rur Bar­za­ni, para dis­cu­tir el inci­den­te y le ase­gu­ré nues­tro pleno apo­yo para inves­ti­gar y hacer que los res­pon­sa­bles rin­dan cuen­tas”, dijo.

Alre­de­dor de las 9:30 p.m. hora local, un corres­pon­sal de AFP escu­chó varias explo­sio­nes pode­ro­sas en los subur­bios del noroes­te de Erbil.

Fuen­tes de segu­ri­dad ira­quíes y occi­den­ta­les dije­ron a AFP que al menos tres cohe­tes fue­ron dis­pa­ra­dos con­tra la base.

El coro­nel Way­ne Marot­to, por­ta­voz de la coa­li­ción lide­ra­da por EEUU, dijo a la AFP que el con­tra­tis­ta falle­ci­do no era ira­quí, pero que no podía decla­rar de inme­dia­to su nacionalidad.

El Minis­te­rio del Inte­rior de Kur­dis­tán con­fir­mó en un comu­ni­ca­do que “varios cohe­tes” alcan­za­ron la base. Dijo que las agen­cias de segu­ri­dad habían ini­cia­do “una inves­ti­ga­ción exhaus­ti­va” y pidió a los civi­les que se que­da­ran en sus hoga­res has­ta nue­vo aviso.

Las fuer­zas de segu­ri­dad se des­ple­ga­ron alre­de­dor de la base des­pués del ata­que, mien­tras que el soni­do de heli­cóp­te­ros volan­do se podía escu­char en las afue­ras de la ciu­dad, según un corres­pon­sal de AFP.

Dos fuen­tes de inte­li­gen­cia dije­ron a la AFP que los cohe­tes fue­ron lan­za­dos des­de el inte­rior de la región autó­no­ma kur­da. Un ofi­cial esta­dou­ni­den­se dijo que los pro­yec­ti­les eran cohe­tes de 107 milí­me­tros que se dis­pa­ra­ron a una dis­tan­cia de ocho kms al oes­te de Erbil.

Des­de que el Ejér­ci­to ira­quí, res­pal­da­do por el Hashid al Shaa­bi, decla­ró su vic­to­ria con­tra el Daesh a fines de 2017, las tro­pas extran­je­ras se han redu­ci­do a 3.500 sol­da­dos, inclui­dos 2.500 estadounidenses.

Casi todas estas uni­da­des extran­je­ras están esta­cio­na­das en una base mili­tar en el aero­puer­to de Erbil, dijo a la AFP una fuen­te de la coa­li­ción lide­ra­da por EEUU.

Fuen­te: Al Manar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *