Colom­bia. Hol­mes Tru­ji­llo y su lega­do de muerte

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de febre­ro de 2021.

El 26 de enero murió Car­los Hol­mes Tru­ji­llo, Minis­tro de Defen­sa del Gobierno de Iván Duque en el Hos­pi­tal Mili­tar Cen­tral como con­se­cuen­cia de la infec­ción del virus SARS-Cov‑2. Deja un lega­do de muer­te, san­gre y dolor duran­te su carre­ra polí­ti­ca, espe­cial­men­te como Minis­tro de Defen­sa en el perio­do del 16 de noviem­bre de 2019 al 26 de enero de 2021; el luto nacio­nal por su par­ti­da des­de el Gobierno Duque no pue­de ocul­tar lo que en vida legi­ti­mó, ocul­tó e impul­só con el ase­si­na­to de jóve­nes, líde­res socia­les y fir­man­tes del Acuer­do de Paz, así como con las masa­cres regis­tra­das duran­te la res­pon­sa­bi­li­dad que asu­mía al fren­te de la Fuer­za Pública.

Car­los Hol­mes Tru­ji­llo Gar­cía cre­ció y se for­mó bajo un entorno polí­ti­co de carác­ter libe­ral gra­cias a su padre Car­los Hol­mes Tru­ji­llo Miran­da, quien fue con­gre­sis­ta y líder polí­ti­co del Par­ti­do Libe­ral en el Valle del Cau­ca. Tru­ji­llo Gar­cía se incor­po­ró tam­bién a la vida polí­ti­ca en la déca­da del 80 ‑en la mis­ma colec­ti­vi­dad don­de había par­ti­ci­pa­do su padre‑, para tomar pose­sión de car­gos públi­cos en dife­ren­tes sec­to­res des­de enton­ces, entre esos, alcal­de de la ciu­dad de Cali y cons­ti­tu­yen­te en el 91.

Pos­te­rior­men­te se acer­có al árbol que más le die­ra som­bra para asu­mir dife­ren­tes car­gos den­tro del Esta­do en sus polí­ti­cas nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. Duran­te el gobierno de Andrés Pas­tra­na y en par­ti­cu­lar de Uri­be Vélez, se afian­zó en su ala polí­ti­ca, opo­nién­do­se per­ma­nen­te­men­te a una sali­da nego­cia­da al con­flic­to arma­do con las insur­gen­cias del país. ¡Vaya casua­li­dad! Esto no lo hizo con las nego­cia­cio­nes entre el Gobierno de Uri­be Vélez y las Auto­de­fen­sas Uni­das de Colom­bia (AUC) duran­te su pri­mer perio­do presidencial.

Como pro­fe­sor de la Facul­tad de Cien­cia Polí­ti­ca, Gobierno y Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad del Rosa­rio, diri­gió la tesis del enton­ces estu­dian­te Ernes­to Yamhu­re, para obte­ner su títu­lo de pre­gra­do en el año 2003. En su tesis, pre­sen­ta un aná­li­sis del pro­ce­so de paz entre las AUC y el Gobierno de Uri­be Vélez. Más tar­de, sien­do Yamhu­re colum­nis­ta y perio­dis­ta para El Espec­ta­dor y Cara­col Radio, dis­tin­tos jefes para­mi­li­ta­res lo rela­cio­na­rían con Car­los Cas­ta­ño como ase­sor y per­so­na cer­ca­na del mis­mo[1].

En los años siguien­tes has­ta el 2018 (gobierno de Duque), Tru­ji­llo ocu­pó car­gos inter­na­cio­na­les; per­dió dos con­sul­tas inter­nas para asu­mir la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial del Cen­tro Demo­crá­ti­co ante Óscar Iván Zulua­ga e Iván Duque en el 2014 y 2018 respectivamente.

Su ante­ce­sor en el car­go del Minis­te­rio de Defen­sa, Gui­ller­mo Bote­ro, enfren­tó dos mocio­nes de cen­su­ra des­de agos­to de 2018 has­ta noviem­bre de 2019. La pri­me­ra como con­se­cuen­cia del ase­si­na­to de Dil­mar Torres (excom­ba­tien­te de las FARC) por par­te del Ejér­ci­to Nacio­nal, de la cual salió bien libra­do gra­cias a la ban­ca­da del Gobierno (con­gre­sis­tas del Cen­tro Demo­crá­ti­co, Cam­bio Radi­cal, Con­ser­va­dor, Jus­ta y Libres, Mira y el Par­ti­do Libe­ral). Una segun­da moción de cen­su­ra fue cita­da para el 7 de noviem­bre, debi­do al bom­bar­deo de una zona cam­pa­men­ta­ria de Disi­den­cias de las FARC en el depar­ta­men­to del Caque­tá, don­de las Fuer­zas Mili­ta­res ase­si­na­ron a 18 meno­res de edad, aun tenien­do pre­via infor­ma­ción de inte­li­gen­cia en la que se daba a cono­cer la pre­sen­cia de estas jóve­nes allí[2]; tras lo ocu­rri­do, se ocul­tó la infor­ma­ción de lo suce­di­do. Gra­cias a la pre­sión y movi­li­za­ción social que por esos días se toma­ron las calles en gran par­te del terri­to­rio nacio­nal, Bote­ro deja el car­go el 6 de noviem­bre de 2019, un día antes de la fecha en que ten­dría lugar la moción de censura.

Ante su sali­da, Duque nom­bra Minis­tro de Defen­sa a Car­los Hol­mes Tru­ji­llo, quien se encon­tra­ba ocu­pan­do el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res, ade­más de esto, ami­go y ficha cla­ve para el Gobierno ante el ascen­den­te fer­vor popu­lar. A cin­co días de su pose­sión ini­cia uno de los más gran­des esce­na­rios de movi­li­za­ción social en los últi­mos años en Colom­bia con el Paro Nacio­nal del 21 de noviem­bre, con­vo­ca­do por diver­sos sec­to­res socia­les y movi­mien­tos popu­la­res ante lo que se deno­mi­nó “El paque­ta­zo de Duque”. La repre­sión y abu­so poli­cial se inten­si­fi­có en las mani­fes­ta­cio­nes, lle­gan­do cien­tos de denun­cias a orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos por las deten­cio­nes arbi­tra­rias, uso de armas no con­ven­cio­na­les y heri­dos por par­te del ESMAD y la Poli­cía Nacional.

Dos días des­pués del ini­cio de la movi­li­za­ción social, a la altu­ra de la calle 19 con carre­ra 4 (hoy lla­ma­da popu­lar­men­te Av. Dilan Cruz), en el cen­tro de Bogo­tá, el capi­tán del ESMAD Manuel Cubi­llos Rodrí­guez con códi­go en su uni­for­me 003478 dis­pa­ra de su esco­pe­ta cali­bre 12 una bala Bean-Bag (pro­yec­til con­for­ma­do por bali­nes cubier­to por un saco de tela) con­si­de­ra­da no letal. El pro­yec­til impac­ta en la cabe­za de Dilan Cruz, joven de 17 años a pun­to de gra­duar­se del Cole­gio Ricaur­te, quien murió dos días des­pués en la clí­ni­ca San Igna­cio de la Uni­ver­si­dad Jave­ria­na. Hoy día, Cubi­llos se encuen­tra gozan­do de liber­tad y muy cer­ca de reci­bir un ascen­so gra­cias a la Jus­ti­cia Penal Mili­tar, comen­tan los abo­ga­dos del caso.

Días des­pués del ase­si­na­to, Hol­mes Tru­ji­llo en tono pre­po­ten­te legi­ti­mó el accio­nar del capi­tán, del Escua­drón Móvil y de la Fuer­za Poli­cial en gene­ral, duran­te las jor­na­das de movi­li­za­ción en las cua­les orga­ni­za­cio­nes jurí­di­cas y defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos denun­cia­ron la deten­ción arbi­tra­ria de per­so­nas iden­ti­fi­ca­das como defen­so­ras de DDHH; hubo evi­den­cia de agen­tes del ESMAD usan­do armas no con­ven­cio­na­les como palos, pie­dras y armas de fue­go, así como un cen­te­nar de civi­les heri­dos par­ti­ci­pan­tes de las jor­na­das de indig­na­ción: “Hemos reci­bi­do denun­cias y prue­bas creí­bles de gra­ves abu­sos por par­te de poli­cías colom­bia­nos, inclu­yen­do deten­cio­nes arbi­tra­rias y gol­pi­zas bru­ta­les con­tra mani­fes­tan­tes pací­fi­cos, per­so­nas dete­ni­das y tran­seún­tes” según Human Rights Watch[3].

Capi­tán del ESMAD Manuel Cubi­llos, ase­sino de Dilan Cruz

A lo ante­rior se le suma enton­ces la masa­cre del 4 y 9 – 10 de sep­tiem­bre, una en un Cen­tro de Aten­ción Inme­dia­ta (CAI) en Sua­cha y otra en la ciu­dad de Bogo­tá, res­pec­ti­va­men­te. En la pri­me­ra fue­ron inci­ne­ra­dos 8 jóve­nes que se encon­tra­ban dete­ni­dos en el CAI del barrio San Mateo en el muni­ci­pio de Sua­cha, con res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta de los patru­lle­ros Gabriel Moreno y Jor­ge Sua­rez, así como de la coman­dan­te Aida del Pilar Gon­za­les. A pesar de que se abrió pro­ce­so a los patru­lle­ros y la coman­dan­te, las fami­lias de las víc­ti­mas exi­gen el escla­re­ci­mien­to total de la inves­ti­ga­ción y la impu­tación de car­gos a por lo menos 50 agen­tes poli­cia­les que estu­vie­ron en el CAI el día de los hechos[4]. En la segun­da fue­ron ase­si­na­das 14 per­so­nas la noche del 9 y 10 de sep­tiem­bre a manos de la Poli­cía Nacio­nal y civi­les en com­pli­ci­dad de agen­tes de la ins­ti­tu­ción. Nue­va­men­te, el enton­ces minis­tro jus­ti­fi­có el actuar de la Fuer­za Públi­ca argu­men­tan­do la posi­ble infil­tra­ción del ELN, Disi­den­cias de las FARC, colec­ti­vos barria­les y estu­dian­ti­les
“radi­ca­les” de la ciudad.

Duran­te las noches del 9 al 11 de sep­tiem­bre se incre­men­tó el pie de fuer­za con efec­ti­vos de la Poli­cía, ESMAD y Ejér­ci­to Nacio­nal en la capi­tal del país. ONG’s, medios alter­na­ti­vos de comu­ni­ca­ción, orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de DDHH, entre otras colec­ti­vi­da­des, reci­bie­ron cien­tos de denun­cias con fotos y videos don­de se veía la com­pli­ci­dad para dis­pa­rar armas de fue­go entre uni­for­ma­dos y civi­les en accio­nes pre­me­di­ta­das y coor­di­na­das[5], lo que repre­sen­ta la polí­ti­ca inter­na en la ins­ti­tu­ción: poli­cías sin iden­ti­fi­car uti­li­zan­do palos y pie­dras inti­mi­dan­do a mani­fes­tan­tes y tran­seún­tes; tras­la­do de defen­so­ras de DDHH a esta­cio­nes de poli­cía sin argu­men­tar deten­ción; entre otros casos de abu­so poli­cial pre­sen­tes en infor­mes de Tem­blo­res ONG[6] y la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad[7].

A esto se le suma infor­ma­ción cer­te­ra que pudi­mos obte­ner sobre el man­do poli­cial en la noche del 9 de sep­tiem­bre y que, en entre­gas pos­te­rio­res, com­par­ti­re­mos con mucho más detalle:

“Para ese día, el coro­nel Luis Alfre­do Sar­mien­to Tara­zo­na tenía el car­go de coman­dan­te gene­ral de la Poli­cía Metro­po­li­ta­na de Bogo­tá, empe­ro, a las 8pm pier­de el man­do bajo ins­truc­cio­nes úni­cas que solo pue­de dar el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca o el Minis­tro de Defen­sa. Pos­te­rior­men­te, el Mayor Gene­ral Car­los Ernes­to Rodrí­guez Cor­tés asu­me el man­do como coman­dan­te de la Poli­cía en la ciu­dad. Bajo este car­go, pudo impar­tir órde­nes al Sub­co­man­dan­te de la Poli­cía el Coro­nel Wil­son Gon­zá­les Del­ga­di­llo y al Coro­nel Nec­tón Lin­cón Bor­ja Miran­da quien esta­ba como encar­ga­do de los Coman­dos Ope­ra­ti­vos de Ope­ra­ción Ciu­da­da­na (COSEC), estruc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal para lle­var a cabo cum­pli­mien­to el Mode­lo Nacio­nal de Vigi­lan­cia Comu­ni­ta­ria por Cua­dran­tes (MNVCC): de allí se des­pren­de enton­ces las juris­dic­cio­nes o zonas por loca­li­da­des don­de se encuen­tra la coman­dan­cia direc­ta de las esta­cio­nes de Poli­cía en las cua­les, den­tro de sus fun­cio­nes están las órde­nes que diri­gen a los coman­dan­tes de los Cen­tros de Aten­ción Inme­dia­ta (CAI). Allí sobre­sa­le por la sevi­cia y cinis­mo el Coman­dan­te del CAI Ver­be­nal, Tenien­te Alber­to Cuar­tas por el ase­si­na­to de tres per­so­nas en el barrio El Ver­be­nal. En últi­mas, la pri­me­ra orden en el cam­bio de coman­dan­cia de la Poli­cía de Bogo­tá estu­vo a car­go de Duque o de Hol­mes Tru­ji­llo con ple­nas ins­truc­cio­nes de recu­pe­rar “el orden” a san­gre y fue­go pisan­do los Dere­chos Huma­nos y el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio que tan­to se ufa­nan en pedir respeto.”

Tru­ji­llo, no solo legi­ti­mó el accio­nar de la Fuer­za Públi­ca, pues está cla­ro que fue una de las cabe­zas res­pon­sa­bles en la masa­cre del 9S en Bogo­tá. A esto se le suma su posi­ción duran­te la moción de cen­su­ra cita­da por la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes el 13 de octu­bre de 2020, don­de expu­so que “Medi­ci­na Legal se equi­vo­có al tipi­fi­car muer­te de Dilan Cruz como homi­ci­dio”[8]. De igual mane­ra, dos días des­pués de la moción de cen­su­ra, tuvo que pedir dis­cul­pas públi­cas por obli­ga­ción de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal por el exce­so de vio­len­cia de la Fuer­za Públi­ca. En un tono arro­gan­te y apá­ti­co, se refi­rió al caso pidien­do dis­cul­pas a rega­ña­dien­tes y de una for­ma hipó­cri­ta, expre­san­do lo siguien­te: “en cual­quier tiem­po, en que haya incu­rri­do cual­quie­ra de los miem­bros de la Ins­ti­tu­ción”[9], lo que quie­re decir un lava­do de manos con todos los casos de bru­ta­li­dad poli­cial que han cobra­do cien­tos de vidas en cual­quier momen­to. Mien­tras tan­to, el derra­ma­mien­to de san­gre a cau­sa de las masa­cres a lo lar­go y ancho del país ‑inten­si­fi­ca­do en la región del suroc­ci­den­te colom­biano- a manos de acto­res arma­dos como las Auto­de­fen­sas Gai­ta­nis­tas de Colom­bia (para­mi­li­ta­res des­cen­dien­tes del pro­ce­so de paz de Uri­be Vélez y trans­for­ma­ción de la estruc­tu­ra nar­co­tra­fi­can­te Clan del Gol­fo) con­ti­núa, por­que no bas­ta con unas dis­cul­pas hipó­cri­tas y por obli­ga­ción, el terror es polí­ti­ca de Estado.

Qui­zás cual­quier per­so­na podría con­cluir has­ta el momen­to que no pue­de haber más des­ca­ro y cinis­mo ante tan­ta bar­ba­rie come­ti­da, pero des­afor­tu­na­da­men­te sí lo hay y eso es poco a lo que con­ti­nuó impul­san­do Hol­mes Tru­ji­llo. En el mes de agos­to de 2020, Iván Duque se refi­rió al caso de las masa­cres como “homi­ci­dios colec­ti­vos” con toda la fres­cu­ra del caso y sin demos­trar más allá de una hipó­cri­ta indig­na­ción. Pos­te­rior­men­te el minis­tro en rue­da de pren­sa del 24 de agos­to dijo que “masa­cre es un tér­mino perio­dís­ti­co y colo­quial”, defen­dien­do el tér­mino de homi­ci­dios colec­ti­vos y librán­do­se de res­pon­sa­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal ante los casos por­que son homi­ci­dios que se venían pre­sen­tan­do en gobier­nos ante­rio­res[10].

Para el mes de mayo, defen­dió a capa y espa­da la pre­sen­cia de tro­pas esta­dou­ni­den­ses de la Bri­ga­da de Asis­ten­cia Fuer­za de Segu­ri­dad de los Esta­dos Uni­dos en el terri­to­rio nacio­nal[11], sal­tán­do­se pre­ci­sa­men­te los artícu­los pac­ta­dos en la Cons­ti­tu­ción del 91 que él mis­mo ayu­dó a cons­truir, espe­cí­fi­ca­men­te con el nume­ral 173 que inter­po­ne como requi­si­to deba­tir y auto­ri­zar pre­via­men­te la pre­sen­cia de tro­pas extran­je­ras por par­te del Sena­do. La cere­za del pas­tel de lo ante­rior se encuen­tra en las con­clu­sio­nes que algu­nos con­gre­sis­tas infor­ma­ron al haber revi­sa­do el manual de ope­ra­cio­nes de las tro­pas, en este podía leer­se que aque­llas pue­den “ase­so­rar mili­cias no guber­na­men­ta­les y socios irre­gu­la­res”[12], de lo que pode­mos infe­rir cuá­les son el tipo de mili­cias y socios irre­gu­la­res de los que se tra­ta: gru­pos paramilitares.

Como si fue­ra poco, Hol­mes estig­ma­ti­zó la Min­ga Social Indí­ge­na que lle­gó a la capi­tal del país el 18 de octu­bre del año ante­rior, ase­gu­ran­do que esta­ban infil­tra­das por orga­ni­za­cio­nes arma­das[13]. Para el mes de noviem­bre, se refi­rió a las fumi­ga­cio­nes con gli­fo­sa­to jus­ti­fi­cán­do­las como prác­ti­cas para “com­ba­tir” el nar­co­trá­fi­co; esta afir­ma­ción resul­ta ale­ja­da de la reali­dad, pues la asper­sión aérea afec­ta a cam­pe­si­nos y tie­rras pro­duc­ti­vas, mien­tras los gran­des nar­co­tra­fi­can­tes del país, car­te­les mexi­ca­nos y regio­na­les ganan terreno en el pací­fi­co y nor­te de Colom­bia con com­pli­ci­dad de las FFAA.

¿Con­ti­nua­mos? Para el 30 de sep­tiem­bre se había cita­do a Hol­mes Tru­ji­llo a un nue­vo deba­te de con­trol polí­ti­co por los sis­te­má­ti­cos ase­si­na­tos a líde­res y acti­vis­tas socia­les en el país. Sin embar­go, el Minis­tro nun­ca lle­gó adu­cien­do que se encon­tra­ba fue­ra de la ciu­dad: esto repre­sen­tó un plan­tón insen­si­ble a líde­res socia­les que se encon­tra­ban en el recin­to para lograr deba­tir sobre las medi­das que esta­ba toman­do el Esta­do colom­biano[14] ante las ame­na­zas y aten­ta­dos a los líde­res por par­te de gru­pos para­mi­li­ta­res como las Águi­las Negras y AGC, y disi­den­cias de las FARC. 

Así las cosas, guar­dar luto nacio­nal a un per­so­na­je como Car­los Hol­mes Tru­ji­llo es des­pre­cia­ble e inad­mi­si­ble para quie­nes han sido víc­ti­mas del terro­ris­mo de Esta­do encar­na­do en per­so­na­jes como este. Mien­tras se rin­de tri­bu­to a quie­nes dan la orden, se nor­ma­li­zan las masa­cres y ase­si­na­tos a defen­so­ras de DDHH y líde­res socia­les; per­si­guen, encar­ce­lan y ase­si­nan a las nues­tras, mien­tras home­na­jean y enal­te­cen a quie­nes impo­nen el terror. Con la par­ti­da de Car­los Hol­mes no para­rá la gue­rra con­tra las comu­ni­da­des, ni mucho menos se deten­drán las accio­nes vio­len­tas a las acti­vis­tas y orga­ni­za­cio­nes socia­les, comu­ni­ta­rias y popu­la­res, pues la polí­ti­ca esta­tal del Gobierno Duque sigue en fir­me con cla­ros obje­ti­vos con la refor­ma tri­bu­ta­ria para el 2021, con el endu­re­ci­mien­to de polí­ti­cas repre­si­vas con el nue­vo Minis­tro de Defen­sa Die­go Molano y las inten­cio­nes de la dere­cha lati­fun­dis­ta y terra­te­nien­te de seguir en el poder para el 2022 – 2026 lide­ra­da por Álva­ro Uri­be Vélez y los cla­nes polí­ti­cos regio­na­les de Colombia.

Ante este esce­na­rio lla­ma­mos nue­va­men­te a for­ta­le­cer la movi­li­za­ción social, a no per­mi­tir que nos sigan des­ar­ti­cu­lan­do y des­mo­vi­li­zan­do con la excu­sa de la pan­de­mia que se ha pres­ta­do para endu­re­cer medi­das repre­si­vas, a jun­tar­nos, orga­ni­zar­nos y seguir cons­tru­yen­do un esce­na­rio favo­ra­ble para la trans­for­ma­ción radi­cal de la socie­dad en favor de las desposeídas.

¡Ante la vio­len­cia esta­tal, comu­ni­ca­ción y orga­ni­za­ción popular!

¡Arri­ba las que luchan!


[1] Leer al res­pec­to: https://​lasi​lla​va​cia​.com/​h​i​s​t​o​r​i​a​/​d​e​-​d​o​n​d​e​-​s​a​l​i​o​-​e​r​n​e​s​t​o​-​y​a​m​h​u​r​e​-​2​7​422

[2] Minis­te­rio de Defen­sa y FFMM cono­cían la pre­sen­cia de meno­res de edad en el cam­pa­men­to: https://​cues​tion​pu​bli​ca​.com/​e​x​c​l​u​s​i​v​o​c​u​e​s​t​i​o​n​p​u​b​l​i​c​a​y​d​e​j​u​s​t​i​c​i​a​-​l​i​b​e​r​a​c​i​o​n​-​i​n​f​o​r​m​e​s​-​d​e​-​i​n​t​e​l​i​g​e​n​c​i​a​-​o​p​e​r​a​c​i​o​n​-​a​t​ai/

[3] Para leer el infor­me com­ple­to, ingre­sa a: https://​www​.hrw​.org/​e​s​/​n​e​w​s​/​2​0​2​0​/​0​3​/​1​0​/​c​o​l​o​m​b​i​a​-​a​b​u​s​o​s​-​p​o​l​i​c​i​a​l​e​s​-​e​n​-​e​l​-​c​o​n​t​e​x​t​o​-​d​e​-​m​a​n​i​f​e​s​t​a​c​i​o​n​e​s​-​m​u​l​t​i​t​u​d​i​n​a​r​ias

[4] Leer al res­pec­to artícu­lo y tes­ti­mo­nio de una fami­liar sobre los hechos: https://​rebe​lion​.org/​l​o​s​-​p​o​l​i​c​i​a​s​-​d​e​j​a​r​o​n​-​q​u​e​m​a​r​-​a​-​n​u​e​s​t​r​o​s​-​h​i​j​o​s​-​e​n​-​e​l​-​c​a​i​-​s​a​n​-​m​a​t​e​o​-​d​e​-​s​o​a​c​ha/

[5] Prue­ba de la acción coor­di­na­da de la Poli­cía para dis­pa­rar armas de fue­go en un sec­tor de la ciu­dad de Bogo­tá: https://​www​.sema​na​.com/​o​p​i​n​i​o​n​/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​l​a​-​p​r​u​e​b​a​-​r​e​i​n​a​-​l​a​-​b​r​u​t​a​l​i​d​a​d​-​p​o​l​i​c​i​a​l​-​y​-​l​a​-​n​e​c​e​s​a​r​i​a​-​r​e​n​u​n​c​i​a​-​d​e​l​-​m​i​n​i​s​t​r​o​/​2​0​2​0​29/

[6] Info­gra­fía de Tem­blo­res ONG: https://​twit​ter​.com/​T​e​m​b​l​o​r​e​s​O​n​g​/​s​t​a​t​u​s​/​1​3​2​1​5​6​0​4​6​2​1​5​7​3​7​3​4​4​1​/​p​h​o​t​o/1

[7] Pági­na prin­ci­pal de la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad: https://​defen​der​la​li​ber​tad​.com/ y espe­cí­fi­ca­men­te en el bole­tín infor­ma­ti­vo núme­ro 3: https://defenderlalibertad.com/boletin-informativo‑3 – 10s/

[8] Redac­ción y aná­li­sis de El Espec­ta­dor recién la moción de cen­su­ra: https://​www​.eles​pec​ta​dor​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​d​e​b​a​t​e​-​d​e​-​m​o​c​i​o​n​-​d​e​-​c​e​n​s​u​r​a​-​e​n​-​c​o​n​t​r​a​-​d​e​-​c​a​r​l​o​s​-​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​lo/

[9] Video de Hol­mes Tru­ji­llo dan­do dis­cul­pas públi­cas: https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​N​R​j​v​h​Z​t​_​H​Y​Y​&​a​b​_​c​h​a​n​n​e​l​=​R​e​v​i​s​t​a​S​e​m​ana

[10] Escu­cha la entre­vis­ta en el siguien­te link: https://​www​.blu​ra​dio​.com/​n​a​c​i​o​n​/​m​a​s​a​c​r​e​s​-​e​s​-​u​n​-​t​e​r​m​i​n​o​-​p​e​r​i​o​d​i​s​t​i​c​o​-​y​-​c​o​l​o​q​u​i​a​l​-​m​i​n​d​e​f​e​nsa

[11] Artícu­lo de Colom­bia Infor­ma: https://​www​.con​ta​gio​ra​dio​.com/​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​l​o​-​a​-​r​e​s​p​o​n​d​e​r​-​p​o​r​-​b​r​i​g​a​d​a​s​-​d​e​-​e​e​-​u​u​-​e​n​-​c​o​l​o​m​b​ia/

[12] Noti­cia de la pla­ta­for­ma Tele­sur sobre el tema: https://​www​.tele​surtv​.net/​n​e​w​s​/​c​o​l​o​m​b​i​a​-​s​e​n​a​d​o​r​e​s​-​m​a​n​u​a​l​-​f​u​e​r​z​a​s​-​m​i​l​i​t​a​r​e​s​-​e​e​u​u​-​i​r​r​e​g​u​l​a​r​e​s​-​2​0​2​0​0​611 – 0003.html

[13] Leer al res­pec­to el artícu­lo de Fran­ce 24: https://www.france24.com/es/am%C3%A9rica-latina/20201019-colombia-minga-indigena-peticiones-gobierno-duque-violencia

[14] Leer la noti­cia aquí: https://​www​.rcn​ra​dio​.com/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​e​s​c​a​n​d​a​l​o​-​p​o​r​-​i​n​a​s​i​s​t​e​n​c​i​a​-​d​e​l​-​m​i​n​i​s​t​r​o​-​d​e​-​d​e​f​e​n​s​a​-​d​e​b​a​t​e​-​s​o​b​r​e​-​l​i​d​e​r​e​s​-​s​o​c​i​a​les

Fuen­te ori­gi­nal: https://​ccsub​ver​sion​.word​press​.com/​2​0​2​1​/​0​2​/​0​9​/​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​l​o​-​y​-​s​u​-​l​e​g​a​d​o​-​d​e​-​m​u​e​r​t​e​/​#​m​o​r​e​-​1​665

Fuen­te: Rebelión



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *