Colom­bia. Hol­mes Tru­ji­llo y su lega­do de muerte

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de febre­ro de 2021.

El 26 de enero murió Car­los Hol­mes Tru­ji­llo, Minis­tro de Defen­sa del Gobierno de Iván Duque en el Hos­pi­tal Mili­tar Cen­tral como con­se­cuen­cia de la infec­ción del virus SARS-Cov‑2. Deja un lega­do de muer­te, san­gre y dolor duran­te su carre­ra polí­ti­ca, espe­cial­men­te como Minis­tro de Defen­sa en el perio­do del 16 de noviem­bre de 2019 al 26 de enero de 2021; el luto nacio­nal por su par­ti­da des­de el Gobierno Duque no pue­de ocul­tar lo que en vida legi­ti­mó, ocul­tó e impul­só con el ase­si­na­to de jóve­nes, líde­res socia­les y fir­man­tes del Acuer­do de Paz, así como con las masa­cres regis­tra­das duran­te la res­pon­sa­bi­li­dad que asu­mía al fren­te de la Fuer­za Pública.

Car­los Hol­mes Tru­ji­llo Gar­cía cre­ció y se for­mó bajo un entorno polí­ti­co de carác­ter libe­ral gra­cias a su padre Car­los Hol­mes Tru­ji­llo Miran­da, quien fue con­gre­sis­ta y líder polí­ti­co del Par­ti­do Libe­ral en el Valle del Cau­ca. Tru­ji­llo Gar­cía se incor­po­ró tam­bién a la vida polí­ti­ca en la déca­da del 80 ‑en la mis­ma colec­ti­vi­dad don­de había par­ti­ci­pa­do su padre‑, para tomar pose­sión de car­gos públi­cos en dife­ren­tes sec­to­res des­de enton­ces, entre esos, alcal­de de la ciu­dad de Cali y cons­ti­tu­yen­te en el 91.

Pos­te­rior­men­te se acer­có al árbol que más le die­ra som­bra para asu­mir dife­ren­tes car­gos den­tro del Esta­do en sus polí­ti­cas nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. Duran­te el gobierno de Andrés Pas­tra­na y en par­ti­cu­lar de Uri­be Vélez, se afian­zó en su ala polí­ti­ca, opo­nién­do­se per­ma­nen­te­men­te a una sali­da nego­cia­da al con­flic­to arma­do con las insur­gen­cias del país. ¡Vaya casua­li­dad! Esto no lo hizo con las nego­cia­cio­nes entre el Gobierno de Uri­be Vélez y las Auto­de­fen­sas Uni­das de Colom­bia (AUC) duran­te su pri­mer perio­do presidencial.

Como pro­fe­sor de la Facul­tad de Cien­cia Polí­ti­ca, Gobierno y Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad del Rosa­rio, diri­gió la tesis del enton­ces estu­dian­te Ernes­to Yamhu­re, para obte­ner su títu­lo de pre­gra­do en el año 2003. En su tesis, pre­sen­ta un aná­li­sis del pro­ce­so de paz entre las AUC y el Gobierno de Uri­be Vélez. Más tar­de, sien­do Yamhu­re colum­nis­ta y perio­dis­ta para El Espec­ta­dor y Cara­col Radio, dis­tin­tos jefes para­mi­li­ta­res lo rela­cio­na­rían con Car­los Cas­ta­ño como ase­sor y per­so­na cer­ca­na del mis­mo[1].

En los años siguien­tes has­ta el 2018 (gobierno de Duque), Tru­ji­llo ocu­pó car­gos inter­na­cio­na­les; per­dió dos con­sul­tas inter­nas para asu­mir la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial del Cen­tro Demo­crá­ti­co ante Óscar Iván Zulua­ga e Iván Duque en el 2014 y 2018 respectivamente.

Su ante­ce­sor en el car­go del Minis­te­rio de Defen­sa, Gui­ller­mo Bote­ro, enfren­tó dos mocio­nes de cen­su­ra des­de agos­to de 2018 has­ta noviem­bre de 2019. La pri­me­ra como con­se­cuen­cia del ase­si­na­to de Dil­mar Torres (excom­ba­tien­te de las FARC) por par­te del Ejér­ci­to Nacio­nal, de la cual salió bien libra­do gra­cias a la ban­ca­da del Gobierno (con­gre­sis­tas del Cen­tro Demo­crá­ti­co, Cam­bio Radi­cal, Con­ser­va­dor, Jus­ta y Libres, Mira y el Par­ti­do Libe­ral). Una segun­da moción de cen­su­ra fue cita­da para el 7 de noviem­bre, debi­do al bom­bar­deo de una zona cam­pa­men­ta­ria de Disi­den­cias de las FARC en el depar­ta­men­to del Caque­tá, don­de las Fuer­zas Mili­ta­res ase­si­na­ron a 18 meno­res de edad, aun tenien­do pre­via infor­ma­ción de inte­li­gen­cia en la que se daba a cono­cer la pre­sen­cia de estas jóve­nes allí[2]; tras lo ocu­rri­do, se ocul­tó la infor­ma­ción de lo suce­di­do. Gra­cias a la pre­sión y movi­li­za­ción social que por esos días se toma­ron las calles en gran par­te del terri­to­rio nacio­nal, Bote­ro deja el car­go el 6 de noviem­bre de 2019, un día antes de la fecha en que ten­dría lugar la moción de censura.

Ante su sali­da, Duque nom­bra Minis­tro de Defen­sa a Car­los Hol­mes Tru­ji­llo, quien se encon­tra­ba ocu­pan­do el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res, ade­más de esto, ami­go y ficha cla­ve para el Gobierno ante el ascen­den­te fer­vor popu­lar. A cin­co días de su pose­sión ini­cia uno de los más gran­des esce­na­rios de movi­li­za­ción social en los últi­mos años en Colom­bia con el Paro Nacio­nal del 21 de noviem­bre, con­vo­ca­do por diver­sos sec­to­res socia­les y movi­mien­tos popu­la­res ante lo que se deno­mi­nó “El paque­ta­zo de Duque”. La repre­sión y abu­so poli­cial se inten­si­fi­có en las mani­fes­ta­cio­nes, lle­gan­do cien­tos de denun­cias a orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos por las deten­cio­nes arbi­tra­rias, uso de armas no con­ven­cio­na­les y heri­dos por par­te del ESMAD y la Poli­cía Nacional.

Dos días des­pués del ini­cio de la movi­li­za­ción social, a la altu­ra de la calle 19 con carre­ra 4 (hoy lla­ma­da popu­lar­men­te Av. Dilan Cruz), en el cen­tro de Bogo­tá, el capi­tán del ESMAD Manuel Cubi­llos Rodrí­guez con códi­go en su uni­for­me 003478 dis­pa­ra de su esco­pe­ta cali­bre 12 una bala Bean-Bag (pro­yec­til con­for­ma­do por bali­nes cubier­to por un saco de tela) con­si­de­ra­da no letal. El pro­yec­til impac­ta en la cabe­za de Dilan Cruz, joven de 17 años a pun­to de gra­duar­se del Cole­gio Ricaur­te, quien murió dos días des­pués en la clí­ni­ca San Igna­cio de la Uni­ver­si­dad Jave­ria­na. Hoy día, Cubi­llos se encuen­tra gozan­do de liber­tad y muy cer­ca de reci­bir un ascen­so gra­cias a la Jus­ti­cia Penal Mili­tar, comen­tan los abo­ga­dos del caso.

Días des­pués del ase­si­na­to, Hol­mes Tru­ji­llo en tono pre­po­ten­te legi­ti­mó el accio­nar del capi­tán, del Escua­drón Móvil y de la Fuer­za Poli­cial en gene­ral, duran­te las jor­na­das de movi­li­za­ción en las cua­les orga­ni­za­cio­nes jurí­di­cas y defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos denun­cia­ron la deten­ción arbi­tra­ria de per­so­nas iden­ti­fi­ca­das como defen­so­ras de DDHH; hubo evi­den­cia de agen­tes del ESMAD usan­do armas no con­ven­cio­na­les como palos, pie­dras y armas de fue­go, así como un cen­te­nar de civi­les heri­dos par­ti­ci­pan­tes de las jor­na­das de indig­na­ción: “Hemos reci­bi­do denun­cias y prue­bas creí­bles de gra­ves abu­sos por par­te de poli­cías colom­bia­nos, inclu­yen­do deten­cio­nes arbi­tra­rias y gol­pi­zas bru­ta­les con­tra mani­fes­tan­tes pací­fi­cos, per­so­nas dete­ni­das y tran­seún­tes” según Human Rights Watch[3].

Capi­tán del ESMAD Manuel Cubi­llos, ase­sino de Dilan Cruz

A lo ante­rior se le suma enton­ces la masa­cre del 4 y 9 – 10 de sep­tiem­bre, una en un Cen­tro de Aten­ción Inme­dia­ta (CAI) en Sua­cha y otra en la ciu­dad de Bogo­tá, res­pec­ti­va­men­te. En la pri­me­ra fue­ron inci­ne­ra­dos 8 jóve­nes que se encon­tra­ban dete­ni­dos en el CAI del barrio San Mateo en el muni­ci­pio de Sua­cha, con res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta de los patru­lle­ros Gabriel Moreno y Jor­ge Sua­rez, así como de la coman­dan­te Aida del Pilar Gon­za­les. A pesar de que se abrió pro­ce­so a los patru­lle­ros y la coman­dan­te, las fami­lias de las víc­ti­mas exi­gen el escla­re­ci­mien­to total de la inves­ti­ga­ción y la impu­tación de car­gos a por lo menos 50 agen­tes poli­cia­les que estu­vie­ron en el CAI el día de los hechos[4]. En la segun­da fue­ron ase­si­na­das 14 per­so­nas la noche del 9 y 10 de sep­tiem­bre a manos de la Poli­cía Nacio­nal y civi­les en com­pli­ci­dad de agen­tes de la ins­ti­tu­ción. Nue­va­men­te, el enton­ces minis­tro jus­ti­fi­có el actuar de la Fuer­za Públi­ca argu­men­tan­do la posi­ble infil­tra­ción del ELN, Disi­den­cias de las FARC, colec­ti­vos barria­les y estu­dian­ti­les
“radi­ca­les” de la ciudad.

Duran­te las noches del 9 al 11 de sep­tiem­bre se incre­men­tó el pie de fuer­za con efec­ti­vos de la Poli­cía, ESMAD y Ejér­ci­to Nacio­nal en la capi­tal del país. ONG’s, medios alter­na­ti­vos de comu­ni­ca­ción, orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de DDHH, entre otras colec­ti­vi­da­des, reci­bie­ron cien­tos de denun­cias con fotos y videos don­de se veía la com­pli­ci­dad para dis­pa­rar armas de fue­go entre uni­for­ma­dos y civi­les en accio­nes pre­me­di­ta­das y coor­di­na­das[5], lo que repre­sen­ta la polí­ti­ca inter­na en la ins­ti­tu­ción: poli­cías sin iden­ti­fi­car uti­li­zan­do palos y pie­dras inti­mi­dan­do a mani­fes­tan­tes y tran­seún­tes; tras­la­do de defen­so­ras de DDHH a esta­cio­nes de poli­cía sin argu­men­tar deten­ción; entre otros casos de abu­so poli­cial pre­sen­tes en infor­mes de Tem­blo­res ONG[6] y la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad[7].

A esto se le suma infor­ma­ción cer­te­ra que pudi­mos obte­ner sobre el man­do poli­cial en la noche del 9 de sep­tiem­bre y que, en entre­gas pos­te­rio­res, com­par­ti­re­mos con mucho más detalle:

“Para ese día, el coro­nel Luis Alfre­do Sar­mien­to Tara­zo­na tenía el car­go de coman­dan­te gene­ral de la Poli­cía Metro­po­li­ta­na de Bogo­tá, empe­ro, a las 8pm pier­de el man­do bajo ins­truc­cio­nes úni­cas que solo pue­de dar el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca o el Minis­tro de Defen­sa. Pos­te­rior­men­te, el Mayor Gene­ral Car­los Ernes­to Rodrí­guez Cor­tés asu­me el man­do como coman­dan­te de la Poli­cía en la ciu­dad. Bajo este car­go, pudo impar­tir órde­nes al Sub­co­man­dan­te de la Poli­cía el Coro­nel Wil­son Gon­zá­les Del­ga­di­llo y al Coro­nel Nec­tón Lin­cón Bor­ja Miran­da quien esta­ba como encar­ga­do de los Coman­dos Ope­ra­ti­vos de Ope­ra­ción Ciu­da­da­na (COSEC), estruc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal para lle­var a cabo cum­pli­mien­to el Mode­lo Nacio­nal de Vigi­lan­cia Comu­ni­ta­ria por Cua­dran­tes (MNVCC): de allí se des­pren­de enton­ces las juris­dic­cio­nes o zonas por loca­li­da­des don­de se encuen­tra la coman­dan­cia direc­ta de las esta­cio­nes de Poli­cía en las cua­les, den­tro de sus fun­cio­nes están las órde­nes que diri­gen a los coman­dan­tes de los Cen­tros de Aten­ción Inme­dia­ta (CAI). Allí sobre­sa­le por la sevi­cia y cinis­mo el Coman­dan­te del CAI Ver­be­nal, Tenien­te Alber­to Cuar­tas por el ase­si­na­to de tres per­so­nas en el barrio El Ver­be­nal. En últi­mas, la pri­me­ra orden en el cam­bio de coman­dan­cia de la Poli­cía de Bogo­tá estu­vo a car­go de Duque o de Hol­mes Tru­ji­llo con ple­nas ins­truc­cio­nes de recu­pe­rar “el orden” a san­gre y fue­go pisan­do los Dere­chos Huma­nos y el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio que tan­to se ufa­nan en pedir respeto.”

Tru­ji­llo, no solo legi­ti­mó el accio­nar de la Fuer­za Públi­ca, pues está cla­ro que fue una de las cabe­zas res­pon­sa­bles en la masa­cre del 9S en Bogo­tá. A esto se le suma su posi­ción duran­te la moción de cen­su­ra cita­da por la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes el 13 de octu­bre de 2020, don­de expu­so que “Medi­ci­na Legal se equi­vo­có al tipi­fi­car muer­te de Dilan Cruz como homi­ci­dio”[8]. De igual mane­ra, dos días des­pués de la moción de cen­su­ra, tuvo que pedir dis­cul­pas públi­cas por obli­ga­ción de la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal por el exce­so de vio­len­cia de la Fuer­za Públi­ca. En un tono arro­gan­te y apá­ti­co, se refi­rió al caso pidien­do dis­cul­pas a rega­ña­dien­tes y de una for­ma hipó­cri­ta, expre­san­do lo siguien­te: “en cual­quier tiem­po, en que haya incu­rri­do cual­quie­ra de los miem­bros de la Ins­ti­tu­ción”[9], lo que quie­re decir un lava­do de manos con todos los casos de bru­ta­li­dad poli­cial que han cobra­do cien­tos de vidas en cual­quier momen­to. Mien­tras tan­to, el derra­ma­mien­to de san­gre a cau­sa de las masa­cres a lo lar­go y ancho del país ‑inten­si­fi­ca­do en la región del suroc­ci­den­te colom­biano- a manos de acto­res arma­dos como las Auto­de­fen­sas Gai­ta­nis­tas de Colom­bia (para­mi­li­ta­res des­cen­dien­tes del pro­ce­so de paz de Uri­be Vélez y trans­for­ma­ción de la estruc­tu­ra nar­co­tra­fi­can­te Clan del Gol­fo) con­ti­núa, por­que no bas­ta con unas dis­cul­pas hipó­cri­tas y por obli­ga­ción, el terror es polí­ti­ca de Estado.

Qui­zás cual­quier per­so­na podría con­cluir has­ta el momen­to que no pue­de haber más des­ca­ro y cinis­mo ante tan­ta bar­ba­rie come­ti­da, pero des­afor­tu­na­da­men­te sí lo hay y eso es poco a lo que con­ti­nuó impul­san­do Hol­mes Tru­ji­llo. En el mes de agos­to de 2020, Iván Duque se refi­rió al caso de las masa­cres como “homi­ci­dios colec­ti­vos” con toda la fres­cu­ra del caso y sin demos­trar más allá de una hipó­cri­ta indig­na­ción. Pos­te­rior­men­te el minis­tro en rue­da de pren­sa del 24 de agos­to dijo que “masa­cre es un tér­mino perio­dís­ti­co y colo­quial”, defen­dien­do el tér­mino de homi­ci­dios colec­ti­vos y librán­do­se de res­pon­sa­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal ante los casos por­que son homi­ci­dios que se venían pre­sen­tan­do en gobier­nos ante­rio­res[10].

Para el mes de mayo, defen­dió a capa y espa­da la pre­sen­cia de tro­pas esta­dou­ni­den­ses de la Bri­ga­da de Asis­ten­cia Fuer­za de Segu­ri­dad de los Esta­dos Uni­dos en el terri­to­rio nacio­nal[11], sal­tán­do­se pre­ci­sa­men­te los artícu­los pac­ta­dos en la Cons­ti­tu­ción del 91 que él mis­mo ayu­dó a cons­truir, espe­cí­fi­ca­men­te con el nume­ral 173 que inter­po­ne como requi­si­to deba­tir y auto­ri­zar pre­via­men­te la pre­sen­cia de tro­pas extran­je­ras por par­te del Sena­do. La cere­za del pas­tel de lo ante­rior se encuen­tra en las con­clu­sio­nes que algu­nos con­gre­sis­tas infor­ma­ron al haber revi­sa­do el manual de ope­ra­cio­nes de las tro­pas, en este podía leer­se que aque­llas pue­den “ase­so­rar mili­cias no guber­na­men­ta­les y socios irre­gu­la­res”[12], de lo que pode­mos infe­rir cuá­les son el tipo de mili­cias y socios irre­gu­la­res de los que se tra­ta: gru­pos paramilitares.

Como si fue­ra poco, Hol­mes estig­ma­ti­zó la Min­ga Social Indí­ge­na que lle­gó a la capi­tal del país el 18 de octu­bre del año ante­rior, ase­gu­ran­do que esta­ban infil­tra­das por orga­ni­za­cio­nes arma­das[13]. Para el mes de noviem­bre, se refi­rió a las fumi­ga­cio­nes con gli­fo­sa­to jus­ti­fi­cán­do­las como prác­ti­cas para “com­ba­tir” el nar­co­trá­fi­co; esta afir­ma­ción resul­ta ale­ja­da de la reali­dad, pues la asper­sión aérea afec­ta a cam­pe­si­nos y tie­rras pro­duc­ti­vas, mien­tras los gran­des nar­co­tra­fi­can­tes del país, car­te­les mexi­ca­nos y regio­na­les ganan terreno en el pací­fi­co y nor­te de Colom­bia con com­pli­ci­dad de las FFAA.

¿Con­ti­nua­mos? Para el 30 de sep­tiem­bre se había cita­do a Hol­mes Tru­ji­llo a un nue­vo deba­te de con­trol polí­ti­co por los sis­te­má­ti­cos ase­si­na­tos a líde­res y acti­vis­tas socia­les en el país. Sin embar­go, el Minis­tro nun­ca lle­gó adu­cien­do que se encon­tra­ba fue­ra de la ciu­dad: esto repre­sen­tó un plan­tón insen­si­ble a líde­res socia­les que se encon­tra­ban en el recin­to para lograr deba­tir sobre las medi­das que esta­ba toman­do el Esta­do colom­biano[14] ante las ame­na­zas y aten­ta­dos a los líde­res por par­te de gru­pos para­mi­li­ta­res como las Águi­las Negras y AGC, y disi­den­cias de las FARC. 

Así las cosas, guar­dar luto nacio­nal a un per­so­na­je como Car­los Hol­mes Tru­ji­llo es des­pre­cia­ble e inad­mi­si­ble para quie­nes han sido víc­ti­mas del terro­ris­mo de Esta­do encar­na­do en per­so­na­jes como este. Mien­tras se rin­de tri­bu­to a quie­nes dan la orden, se nor­ma­li­zan las masa­cres y ase­si­na­tos a defen­so­ras de DDHH y líde­res socia­les; per­si­guen, encar­ce­lan y ase­si­nan a las nues­tras, mien­tras home­na­jean y enal­te­cen a quie­nes impo­nen el terror. Con la par­ti­da de Car­los Hol­mes no para­rá la gue­rra con­tra las comu­ni­da­des, ni mucho menos se deten­drán las accio­nes vio­len­tas a las acti­vis­tas y orga­ni­za­cio­nes socia­les, comu­ni­ta­rias y popu­la­res, pues la polí­ti­ca esta­tal del Gobierno Duque sigue en fir­me con cla­ros obje­ti­vos con la refor­ma tri­bu­ta­ria para el 2021, con el endu­re­ci­mien­to de polí­ti­cas repre­si­vas con el nue­vo Minis­tro de Defen­sa Die­go Molano y las inten­cio­nes de la dere­cha lati­fun­dis­ta y terra­te­nien­te de seguir en el poder para el 2022 – 2026 lide­ra­da por Álva­ro Uri­be Vélez y los cla­nes polí­ti­cos regio­na­les de Colombia.

Ante este esce­na­rio lla­ma­mos nue­va­men­te a for­ta­le­cer la movi­li­za­ción social, a no per­mi­tir que nos sigan des­ar­ti­cu­lan­do y des­mo­vi­li­zan­do con la excu­sa de la pan­de­mia que se ha pres­ta­do para endu­re­cer medi­das repre­si­vas, a jun­tar­nos, orga­ni­zar­nos y seguir cons­tru­yen­do un esce­na­rio favo­ra­ble para la trans­for­ma­ción radi­cal de la socie­dad en favor de las desposeídas.

¡Ante la vio­len­cia esta­tal, comu­ni­ca­ción y orga­ni­za­ción popular!

¡Arri­ba las que luchan!


[1] Leer al res­pec­to: https://​lasi​lla​va​cia​.com/​h​i​s​t​o​r​i​a​/​d​e​-​d​o​n​d​e​-​s​a​l​i​o​-​e​r​n​e​s​t​o​-​y​a​m​h​u​r​e​-​2​7​422

[2] Minis­te­rio de Defen­sa y FFMM cono­cían la pre­sen­cia de meno­res de edad en el cam­pa­men­to: https://​cues​tion​pu​bli​ca​.com/​e​x​c​l​u​s​i​v​o​c​u​e​s​t​i​o​n​p​u​b​l​i​c​a​y​d​e​j​u​s​t​i​c​i​a​-​l​i​b​e​r​a​c​i​o​n​-​i​n​f​o​r​m​e​s​-​d​e​-​i​n​t​e​l​i​g​e​n​c​i​a​-​o​p​e​r​a​c​i​o​n​-​a​t​ai/

[3] Para leer el infor­me com­ple­to, ingre­sa a: https://​www​.hrw​.org/​e​s​/​n​e​w​s​/​2​0​2​0​/​0​3​/​1​0​/​c​o​l​o​m​b​i​a​-​a​b​u​s​o​s​-​p​o​l​i​c​i​a​l​e​s​-​e​n​-​e​l​-​c​o​n​t​e​x​t​o​-​d​e​-​m​a​n​i​f​e​s​t​a​c​i​o​n​e​s​-​m​u​l​t​i​t​u​d​i​n​a​r​ias

[4] Leer al res­pec­to artícu­lo y tes­ti­mo­nio de una fami­liar sobre los hechos: https://​rebe​lion​.org/​l​o​s​-​p​o​l​i​c​i​a​s​-​d​e​j​a​r​o​n​-​q​u​e​m​a​r​-​a​-​n​u​e​s​t​r​o​s​-​h​i​j​o​s​-​e​n​-​e​l​-​c​a​i​-​s​a​n​-​m​a​t​e​o​-​d​e​-​s​o​a​c​ha/

[5] Prue­ba de la acción coor­di­na­da de la Poli­cía para dis­pa­rar armas de fue­go en un sec­tor de la ciu­dad de Bogo­tá: https://​www​.sema​na​.com/​o​p​i​n​i​o​n​/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​l​a​-​p​r​u​e​b​a​-​r​e​i​n​a​-​l​a​-​b​r​u​t​a​l​i​d​a​d​-​p​o​l​i​c​i​a​l​-​y​-​l​a​-​n​e​c​e​s​a​r​i​a​-​r​e​n​u​n​c​i​a​-​d​e​l​-​m​i​n​i​s​t​r​o​/​2​0​2​0​29/

[6] Info­gra­fía de Tem­blo­res ONG: https://​twit​ter​.com/​T​e​m​b​l​o​r​e​s​O​n​g​/​s​t​a​t​u​s​/​1​3​2​1​5​6​0​4​6​2​1​5​7​3​7​3​4​4​1​/​p​h​o​t​o/1

[7] Pági­na prin­ci­pal de la Cam­pa­ña Defen­der la Liber­tad: https://​defen​der​la​li​ber​tad​.com/ y espe­cí­fi­ca­men­te en el bole­tín infor­ma­ti­vo núme­ro 3: https://defenderlalibertad.com/boletin-informativo‑3 – 10s/

[8] Redac­ción y aná­li­sis de El Espec­ta­dor recién la moción de cen­su­ra: https://​www​.eles​pec​ta​dor​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​d​e​b​a​t​e​-​d​e​-​m​o​c​i​o​n​-​d​e​-​c​e​n​s​u​r​a​-​e​n​-​c​o​n​t​r​a​-​d​e​-​c​a​r​l​o​s​-​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​lo/

[9] Video de Hol­mes Tru­ji­llo dan­do dis­cul­pas públi­cas: https://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​N​R​j​v​h​Z​t​_​H​Y​Y​&​a​b​_​c​h​a​n​n​e​l​=​R​e​v​i​s​t​a​S​e​m​ana

[10] Escu­cha la entre­vis­ta en el siguien­te link: https://​www​.blu​ra​dio​.com/​n​a​c​i​o​n​/​m​a​s​a​c​r​e​s​-​e​s​-​u​n​-​t​e​r​m​i​n​o​-​p​e​r​i​o​d​i​s​t​i​c​o​-​y​-​c​o​l​o​q​u​i​a​l​-​m​i​n​d​e​f​e​nsa

[11] Artícu­lo de Colom­bia Infor­ma: https://​www​.con​ta​gio​ra​dio​.com/​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​l​o​-​a​-​r​e​s​p​o​n​d​e​r​-​p​o​r​-​b​r​i​g​a​d​a​s​-​d​e​-​e​e​-​u​u​-​e​n​-​c​o​l​o​m​b​ia/

[12] Noti­cia de la pla­ta­for­ma Tele­sur sobre el tema: https://​www​.tele​surtv​.net/​n​e​w​s​/​c​o​l​o​m​b​i​a​-​s​e​n​a​d​o​r​e​s​-​m​a​n​u​a​l​-​f​u​e​r​z​a​s​-​m​i​l​i​t​a​r​e​s​-​e​e​u​u​-​i​r​r​e​g​u​l​a​r​e​s​-​2​0​2​0​0​611 – 0003.html

[13] Leer al res­pec­to el artícu­lo de Fran­ce 24: https://www.france24.com/es/am%C3%A9rica-latina/20201019-colombia-minga-indigena-peticiones-gobierno-duque-violencia

[14] Leer la noti­cia aquí: https://​www​.rcn​ra​dio​.com/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​e​s​c​a​n​d​a​l​o​-​p​o​r​-​i​n​a​s​i​s​t​e​n​c​i​a​-​d​e​l​-​m​i​n​i​s​t​r​o​-​d​e​-​d​e​f​e​n​s​a​-​d​e​b​a​t​e​-​s​o​b​r​e​-​l​i​d​e​r​e​s​-​s​o​c​i​a​les

Fuen­te ori­gi­nal: https://​ccsub​ver​sion​.word​press​.com/​2​0​2​1​/​0​2​/​0​9​/​h​o​l​m​e​s​-​t​r​u​j​i​l​l​o​-​y​-​s​u​-​l​e​g​a​d​o​-​d​e​-​m​u​e​r​t​e​/​#​m​o​r​e​-​1​665

Fuen­te: Rebelión



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.