Exi­gen­cia de medi­das reales y urgen­tes con­tra la pobreza

Este lunes, 15 de febre­ro, se ha abier­to el pla­zo para que las fami­lias de Bara­kal­do soli­ci­ten las ayu­das de emer­gen­cia social y las ayu­das eco­nó­mi­cas muni­ci­pa­les, a las 15:00 horas del medio­día ya se habían soli­ci­ta­do cita 1.657 fami­lias, y se esta­ba con­cer­tan­do entre­vis­ta para el mar­tes 11 de mayo.

En el trans­cur­so del año 2020 cer­ca de 3.100 fami­lias per­ci­bie­ron algún tipo de ayu­da eco­nó­mi­ca; 900 más que en el año 2019.Frente a una insu­fi­cien­te dota­ción pre­su­pues­ta­ria des­de el equi­po de gobierno se apues­ta por endu­re­cer los requi­si­tos de acce­so a las ayu­das de emer­gen­cia y por apro­bar decre­tos de alcal­día que recor­tan la cuan­tía de las pres­ta­cio­nes a las que tie­nen dere­cho las fami­lias para hacer fren­te a sus nece­si­da­des más bási­cas: vivien­da, ali­men­ta­ción, ves­tua­rio y aten­ción sanitaria.

Polí­ti­ca de recor­tes a sumar a la fal­ta de per­so­nal encar­ga­do de ges­tio­nar las soli­ci­tu­des (tra­ba­ja­do­ras socia­les y admi­nis­tra­ti­vos) del “Equi­po de Ayu­das Eco­nó­mi­cas”. Esta situa­ción pro­vo­ca demo­ras de 7 meses en la tra­mi­ta­ción y reso­lu­ción de los expe­dien­tes.
Por eso, y un año más, se vuel­ve a exi­gir otra polí­ti­ca social y unos pre­su­pues­tos más jus­tos y soli­da­rios. Ade­más, de salir en defen­sa de los ser­vi­cios socia­les municipales.

Asam­blea [email protected], Bara­kal­do­ko Gaz­te Asan­bla­da, Berri-Otxoak, Cen­tro Ase­sor de la Mujer, Argitan

ELA, LAB, ESK, CGT, STEILAS y CNT


Nota de prensa

Pro­tes­ta con­tra el recor­te de cuan­tías, endu­re­ci­mien­to de requi­si­tos y retra­so en la aper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tu­des para el acce­so a las ayu­das de emergencia

● En el trans­cur­so del año 2020 cer­ca de 3.100 fami­lias per­ci­bie­ron algún tipo de ayu­da eco­nó­mi­ca; 900 más que en el año 2019

● El retra­so en la reaper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tu­des y la demo­ra del pro­ce­di­mien­to (aten­ción, aper­tu­ra de expe­dien­te, tra­mi­ta­ción y con­ce­sión) supo­nen una espe­ra de sie­te meses has­ta obte­ner la ayu­da reclamada

● La ins­ti­tu­ción ale­ga como moti­vo de la demo­ra con­ti­nuar tra­mi­tan­do peti­cio­nes rea­li­za­das el pasa­do año 2020, a pesar de haber man­te­ni­do cerra­do el pla­zo de soli­ci­tu­des des­de el 4 de noviembre

● Bara­kal­do dota de un insu­fi­cien­te pre­su­pues­to a las ayu­das eco­nó­mi­cas muni­ci­pa­les, endu­re­ce los requi­si­tos de acce­so y recor­ta la cuan­tía de las pres­ta­cio­nes a las que tie­nen dere­cho las fami­lias de la loca­li­dad para hacer fren­te a sus nece­si­da­des más básicas

Bara­kal­do, 15 de febre­ro de 2021

Hoy el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do ha reabier­to el pla­zo de soli­ci­tu­des para el acce­so a las ayu­das de emer­gen­cia social tras 4 meses sin que las fami­lias de la loca­li­dad hayan podi­do soli­ci­tar estas pres­ta­cio­nes para cubrir sus nece­si­da­des más bási­cas. Cabe recor­dar que el pri­mer día de reaper­tu­ra del pasa­do año 1.378 fami­lias cur­sa­ron una cita con los ser­vi­cios socia­les municipales.

Can­sa­das de la polí­ti­ca «anti­so­cial» lle­va­da a cabo por el equi­po de gobierno local, varias per­so­nas se han con­cen­tra­do fren­te al edi­fi­cio con­sis­to­rial carac­te­ri­za­das de “cora­zo­nes” para esce­ni­fi­car el “amor a los recor­tes” que sien­te el equi­po de gobierno, lide­ra­do por la alcal­de­sa Amaia del Cam­po (PNV) y el por­ta­voz del gru­po muni­ci­pal Alfre­do Retor­ti­llo (PSE), los cua­les han “par­ti­ci­pa­do” en esta protesta.

Bue­na prue­ba de este “amor a los recor­tes” es que, no satis­fe­cho ante la insu­fi­cien­te par­ti­da pre­su­pues­ta­ria des­ti­na­da a las ayu­das eco­nó­mi­cas muni­ci­pa­les, el gobierno local ha deci­di­do endu­re­cer los requi­si­tos de acce­so a las mis­mas, ha recor­ta­do en un 20% la asig­na­ción a per­ci­bir por las fami­lias con gra­ves difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas y ha dene­ga­do sis­te­má­ti­ca­men­te el acce­so a las sub­ven­cio­nes para “gas­tos rela­ti­vos a las nece­si­da­des pri­ma­rias”, las cua­les per­mi­ten cubrir caren­cias tan bási­cas como la alimentación.

A fin de evi­tar aumen­tar la dota­ción pre­su­pues­ta­ria para gas­to social, el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do se ha aco­gi­do a una dis­po­si­ción del Gobierno Vas­co que habi­li­ta a los con­sis­to­rios a dene­gar las pres­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas a las fami­lias que reúnan los requi­si­tos “en caso de no exis­tir un cré­di­to con­sig­na­do sufi­cien­te para aten­der el con­jun­to de situa­cio­nes de emer­gen­cia”, la cual le ha sido apli­ca­da a casi un cen­te­nar de fami­lias de la localidad.

Otra mues­tra de este «ena­mo­ra­mien­to hacia los recor­tes» que el equi­po de gobierno local pro­fe­sa pro­fu­sa­men­te es el esta­ble­ci­mien­to uni­la­te­ral de un lími­te patri­mo­nial que vul­ne­ra la Reso­lu­ción emi­ti­da el 13 de agos­to del 2015 por el Defen­sor del Pue­blo-Arar­te­ko, que exi­gía al Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do la apli­ca­ción del lími­te patri­mo­nial pre­vis­to por el Gobierno Vasco.

Por últi­mo, el equi­po muni­ci­pal vul­ne­ra doble­men­te la “Ley del Pro­ce­di­mien­to Admi­nis­tra­ti­vo Común de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas”, que exi­ge a la ins­ti­tu­ción local man­te­ner el pla­zo de soli­ci­tu­des de las ayu­das de emer­gen­cia abier­to duran­te los 12 meses del año y limi­tar el tiem­po de tra­mi­ta­ción de los expe­dien­tes a un máxi­mo de 2 meses. El Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do cie­rra el pla­zo de soli­ci­tud duran­te 4 meses y demo­ra la tra­mi­ta­ción has­ta los 7.

A esta polí­ti­ca de recor­tes se le debe sumar la fal­ta de per­so­nal encar­ga­do de ges­tio­nar las soli­ci­tu­des (tra­ba­ja­do­ras socia­les y admi­nis­tra­ti­vos) del “Equi­po de Ayu­das Eco­nó­mi­cas”, situa­ción que pro­vo­ca demo­ras injus­ti­fi­ca­bles para unas pres­ta­cio­nes des­ti­na­das a cir­cuns­tan­cias de “emer­gen­cia social”.

Las per­so­nas par­ti­ci­pan­tes en la movi­li­za­ción exi­gen una polí­ti­ca social con­se­cuen­te con la actual situa­ción de cri­sis pro­vo­ca­da por la pan­de­mia, que requie­re de una mayor inver­sión en pre­su­pues­to, en per­so­nal de los ser­vi­cios socia­les muni­ci­pa­les y en con­se­cuen­cia, para que la cober­tu­ra de las nece­si­da­des bási­cas de las fami­lias con más difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas de la loca­li­dad sea prioritaria.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *