Nación Anda­lu­za ante el 19º ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to de Gabriel Lima Tira­do “Gabi” ¡Ni olvi­do ni perdón!

Hace 19 años a nues­tro cama­ra­da Gabriel Lima Tira­do “Gabi” ‑y mili­tan­te fun­da­dor de Nación Anda­lu­za– era ase­si­na­do en Mála­ga en cir­cuns­tan­cias aún no acla­ra­das. Gabi Lima nació un 3 de mayo de de 1956 en Mar­be­lla en una fami­lia humil­de de pescadores. 

Sien­do joven se afi­lia al sin­di­ca­to C.C.O.O. y al Movi­mien­to Comu­nis­ta de Anda­lu­cía (M.C.A.). En el año 1986 aban­do­na la mili­tan­cia en C.C.O.O. y el M.C.A. por dis­cre­pan­cias con la direc­ción. Duran­te un perio­do mili­tó en la Coor­di­na­do­ra de Izquier­da Radi­cal Anda­lu­za ( C.I.R.A.) y deci­de fun­dar un sin­di­ca­to anda­luz de cla­se, el Sin­di­ca­to Uni­ta­rio Anda­luz de Tra­ba­ja­do­res (S.U.A.T.) evi­den­cian­do su per­fil de sin­di­ca­lis­ta revo­lu­cio­na­rio y su com­pro­mi­so con la lucha de la cla­se obre­ra anda­lu­za. En el año 1990 fue unos de los miem­bros fun­da­do­res de Nación Andaluza. 

Fue coor­di­na­dor nacio­nal de N.A. y ade­más de ocu­par otras res­pon­sa­bi­li­da­des diver­sas en el par­ti­do has­ta su ase­si­na­to. Gabi Lima lucho toda su vida públi­ca­men­te por los dere­chos del colec­ti­vo L.G.T.B.I. y por eso fun­da­ría el Colec­ti­vo Libe­ra­ción Gay Anda­lu­za (LIGAN). El 15 de febre­ro del año 2002, con 45 años de edad, un com­pa­ñe­ro del des­apa­re­ci­do SUAT lo encon­tró en un char­co de san­gre, cosi­do a puña­la­das en su piso de la calle Lagu­ni­llas del barrio de la Vic­to­ria de Málaga. 

A pesar de las dis­tin­tas teo­rías sobre su muer­te, nada sabe­mos a cien­cia cier­ta a día de hoy. Lo que sí sabe­mos es que de su muer­te se ale­gra­ron la mafia del ladri­llo en la Mar­be­lla de Jesús Gil y con la oli­gar­quía mala­gue­ña. Su ase­si­na­to, como el de Javier Ver­de­jo o el de Manuel José Gar­cía Capa­rrós ha sido cerra­do sin juz­gar a los ase­si­nos. Es una de las carac­te­rís­ti­cas de los ase­si­na­tos polí­ti­cos, la impu­ni­dad de los ase­si­nos, gene­ral­men­te miem­bros de las fuer­zas de segu­ri­dad del esta­do o de orga­ni­za­cio­nes para­mi­li­ta­res de extre­ma derecha. 

Por este moti­vo, el caso de Gabi Lima no ha sido inves­ti­ga­do. La con­ni­ven­cia poli­ti­co-poli­cial en la épo­ca de Jesús Gil hace sos­pe­char que los induc­to­res no está muy lejos de las ins­ti­tu­cio­nes muni­ci­pa­les, ni de los cuar­te­les ni los clubs de Golf don­de se reúnen los espe­cu­la­do­res del ladri­llo. Su ase­si­na­to fue otro “ase­si­na­to polí­ti­co” en cuyo tras­fon­do se encuen­tra la defen­sa de las ideas revo­lu­cio­na­rias basa­das en su lucha por la inde­pen­den­cia de Anda­lu­cía y el socia­lis­mo, así como en la defen­sa de la cla­se tra­ba­ja­do­ra andaluza. 

Cuan­do hoy en día vemos que hay pre­sas polí­ti­cas y exi­lia­das, cuan­do se aten­ta con­tra la liber­tad de expre­sión de todas al con­de­nar a una pena de cár­cel al rape­ro Pablo Hasel, cuan­do vemos nue­vos casos de mon­ta­jes poli­cia­les en Eus­kal Herria o Gali­za que lle­van a la juven­tud a la pri­sión, cuan­do vemos como el esta­do con­tra­ta más poli­cías y les sube el suel­do… Enten­de­mos que la repre­sión no es un hecho de esta épo­ca en la que vivi­mos, sino una cons­tan­te his­tó­ri­ca des­de la pro­pia con­for­ma­ción del Esta­do espa­ñol en el siglo XIX. 

Este año las cir­cuns­tan­cias del con­fi­na­mien­to nos impi­den ren­dir home­na­je a Gabi Lima en la ciu­dad don­de fue ase­si­na­do, en Mála­ga, pero no nos va a impe­dir que le recor­de­mos, que le año­re­mos y le rin­da­mos el mejor home­na­je: seguir la lucha que empren­dió. La mili­tan­cia de Nación Anda­lu­za tene­mos un refe­ren­te en Gabi y exi­gi­mos saber la ver­dad sobre los auto­res de su ase­si­na­to, por­que las razo­nes siem­pre las hemos sabi­do. Tu san­gre, her­mano Gabi, es semi­lla revo­lu­cio­na­ria. Tu ejem­plo es guía. La lucha sigue, des­can­sa en paz compañero. 

¡Ni olvi­do ni perdón! 

Por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo ¡Viva Anda­lu­cía libre!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía 14 de febre­ro de 2021.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *