Nación Anda­lu­za ante el 19º ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to de Gabriel Lima Tira­do “Gabi” ¡Ni olvi­do ni perdón!

Hace 19 años a nues­tro cama­ra­da Gabriel Lima Tira­do “Gabi” ‑y mili­tan­te fun­da­dor de Nación Anda­lu­za– era ase­si­na­do en Mála­ga en cir­cuns­tan­cias aún no acla­ra­das. Gabi Lima nació un 3 de mayo de de 1956 en Mar­be­lla en una fami­lia humil­de de pescadores. 

Sien­do joven se afi­lia al sin­di­ca­to C.C.O.O. y al Movi­mien­to Comu­nis­ta de Anda­lu­cía (M.C.A.). En el año 1986 aban­do­na la mili­tan­cia en C.C.O.O. y el M.C.A. por dis­cre­pan­cias con la direc­ción. Duran­te un perio­do mili­tó en la Coor­di­na­do­ra de Izquier­da Radi­cal Anda­lu­za ( C.I.R.A.) y deci­de fun­dar un sin­di­ca­to anda­luz de cla­se, el Sin­di­ca­to Uni­ta­rio Anda­luz de Tra­ba­ja­do­res (S.U.A.T.) evi­den­cian­do su per­fil de sin­di­ca­lis­ta revo­lu­cio­na­rio y su com­pro­mi­so con la lucha de la cla­se obre­ra anda­lu­za. En el año 1990 fue unos de los miem­bros fun­da­do­res de Nación Andaluza. 

Fue coor­di­na­dor nacio­nal de N.A. y ade­más de ocu­par otras res­pon­sa­bi­li­da­des diver­sas en el par­ti­do has­ta su ase­si­na­to. Gabi Lima lucho toda su vida públi­ca­men­te por los dere­chos del colec­ti­vo L.G.T.B.I. y por eso fun­da­ría el Colec­ti­vo Libe­ra­ción Gay Anda­lu­za (LIGAN). El 15 de febre­ro del año 2002, con 45 años de edad, un com­pa­ñe­ro del des­apa­re­ci­do SUAT lo encon­tró en un char­co de san­gre, cosi­do a puña­la­das en su piso de la calle Lagu­ni­llas del barrio de la Vic­to­ria de Málaga. 

A pesar de las dis­tin­tas teo­rías sobre su muer­te, nada sabe­mos a cien­cia cier­ta a día de hoy. Lo que sí sabe­mos es que de su muer­te se ale­gra­ron la mafia del ladri­llo en la Mar­be­lla de Jesús Gil y con la oli­gar­quía mala­gue­ña. Su ase­si­na­to, como el de Javier Ver­de­jo o el de Manuel José Gar­cía Capa­rrós ha sido cerra­do sin juz­gar a los ase­si­nos. Es una de las carac­te­rís­ti­cas de los ase­si­na­tos polí­ti­cos, la impu­ni­dad de los ase­si­nos, gene­ral­men­te miem­bros de las fuer­zas de segu­ri­dad del esta­do o de orga­ni­za­cio­nes para­mi­li­ta­res de extre­ma derecha. 

Por este moti­vo, el caso de Gabi Lima no ha sido inves­ti­ga­do. La con­ni­ven­cia poli­ti­co-poli­cial en la épo­ca de Jesús Gil hace sos­pe­char que los induc­to­res no está muy lejos de las ins­ti­tu­cio­nes muni­ci­pa­les, ni de los cuar­te­les ni los clubs de Golf don­de se reúnen los espe­cu­la­do­res del ladri­llo. Su ase­si­na­to fue otro “ase­si­na­to polí­ti­co” en cuyo tras­fon­do se encuen­tra la defen­sa de las ideas revo­lu­cio­na­rias basa­das en su lucha por la inde­pen­den­cia de Anda­lu­cía y el socia­lis­mo, así como en la defen­sa de la cla­se tra­ba­ja­do­ra andaluza. 

Cuan­do hoy en día vemos que hay pre­sas polí­ti­cas y exi­lia­das, cuan­do se aten­ta con­tra la liber­tad de expre­sión de todas al con­de­nar a una pena de cár­cel al rape­ro Pablo Hasel, cuan­do vemos nue­vos casos de mon­ta­jes poli­cia­les en Eus­kal Herria o Gali­za que lle­van a la juven­tud a la pri­sión, cuan­do vemos como el esta­do con­tra­ta más poli­cías y les sube el suel­do… Enten­de­mos que la repre­sión no es un hecho de esta épo­ca en la que vivi­mos, sino una cons­tan­te his­tó­ri­ca des­de la pro­pia con­for­ma­ción del Esta­do espa­ñol en el siglo XIX. 

Este año las cir­cuns­tan­cias del con­fi­na­mien­to nos impi­den ren­dir home­na­je a Gabi Lima en la ciu­dad don­de fue ase­si­na­do, en Mála­ga, pero no nos va a impe­dir que le recor­de­mos, que le año­re­mos y le rin­da­mos el mejor home­na­je: seguir la lucha que empren­dió. La mili­tan­cia de Nación Anda­lu­za tene­mos un refe­ren­te en Gabi y exi­gi­mos saber la ver­dad sobre los auto­res de su ase­si­na­to, por­que las razo­nes siem­pre las hemos sabi­do. Tu san­gre, her­mano Gabi, es semi­lla revo­lu­cio­na­ria. Tu ejem­plo es guía. La lucha sigue, des­can­sa en paz compañero. 

¡Ni olvi­do ni perdón! 

Por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo ¡Viva Anda­lu­cía libre!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía 14 de febre­ro de 2021.

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.