Irlan­da. Repu­bli­ca­nos irlan­de­ses denun­cian ata­que poli­cial a fami­lia­res ase­si­na­dos en la masa­cre de Sean Graham

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de febre­ro de 2021.

Ani­ver­sa­rio de la masa­cre de Sean Graham 

Este día en 1992, dos lea­lis­tas (pro-ingle­ses) arma­dos entra­ron en la casa de apues­tas de Sean Graham en Lower Ormeau Road en Bel­fast, Irlan­da ocu­pa­da. Inme­dia­ta­men­te comen­za­ron a dis­pa­rar indis­cri­mi­na­da­men­te a los 13 clien­tes que esta­ban den­tro, matan­do a cin­co e hirien­do a sie­te, de los cua­les cua­tro ter­mi­na­ron en cui­da­dos intensivos.

Jack Duf­fin (66),
Willie McMa­nus (54),
Christy Doherty (52),
Peter Magee (18) y James Ken­nedy (15)

fue­ron ase­si­na­dos.

Las inves­ti­ga­cio­nes pos­te­rio­res sobre este tiro­teo masi­vo reve­la­ron múl­ti­ples inci­den­tes de colu­sión entre los ase­si­nos y varias alas del esta­do bri­tá­ni­co, inclui­do el ejér­ci­to bri­tá­ni­co, la UDR y la RUC.

Solo un hom­bre, Ray­mond Elder, fue acu­sa­do en rela­ción con el ata­que. Pero antes de ser juz­ga­do, la Fis­ca­lía orde­nó inex­pli­ca­ble­men­te que se reti­ra­ran todos los car­gos con­tra Elder.

Actual­men­te, la «Ley de fuen­tes encu­bier­tas de inte­li­gen­cia huma­na» se está abrien­do paso en Westminster.

A pesar de que el Comi­té Par­la­men­ta­rio de Dere­chos Huma­nos de West­mins­ter advir­tió que el pro­yec­to de ley «podría per­mi­tir la vio­la­ción y el ase­si­na­to patro­ci­na­dos por el estado».

Las muchas fami­lias irlan­de­sas que per­die­ron a sus seres que­ri­dos como resul­ta­do de la colu­sión no se sen­ti­rán recon­for­ta­das por la admi­sión del gobierno bri­tá­ni­co de que sus agen­tes tie­nen licen­cia para matar. #Cri­me­sOf­Bri­tain

El par­ti­do repu­blicsno Sao­radh denun­cia el ata­que poli­cial a los fami­lia­res de los asesinados 

Sao­radh.- Los sobre­vi­vien­tes y fami­lia­res de los ase­si­na­dos en el ata­que patro­ci­na­do por el Esta­do en la casa de apues­tas de Ormeau Road en este día de 1992 se reu­nie­ron este pasa­do vier­nes 5 para una peque­ña cere­mo­nia de colo­ca­ción de ofren­da flo­ral en su memoria.

Este no fue un even­to públi­co, ni se anun­ció debi­do a la covid. Esta fue una reu­nión muy peque­ña y dig­na de los direc­ta­men­te afectados.

El even­to no infrin­gió las regu­la­cio­nes de Covid. A pesar de esto, la Fuer­za de la Coro­na con­si­de­ró opor­tuno agre­dir físi­ca­men­te a los asis­ten­tes. Tam­bién ata­ca­ron y arres­ta­ron a Mark Sykes, él mis­mo que fue tiro­tea­do sie­te veces por la UFF en ese terri­ble día.

El Ser­vi­cio de Poli­cía de Irlan­da del Nor­te (PSNI), un cuer­po arma­do liga­do a los intere­ses bri­tá­ni­cos, no solo con­ti­núa pro­te­gien­do a quie­nes diri­gie­ron el escua­drón de la muer­te ese día y sigue negan­do la ver­dad y la jus­ti­cia, sino que aho­ra ha recu­rri­do a agre­dir físi­ca­men­te a los sobre­vi­vien­tes y familiares.

Aque­llos que con­ti­núan pro­mo­vien­do, res­pal­dan­do y reclu­tan­do para esta Fuer­za de la Coro­na den­tro de nues­tras comu­ni­da­des deben expli­car su con­ti­nuo apo­yo a esta fuer­za no refor­ma­da e irreformable.

Sao­radh envía nues­tra soli­da­ri­dad a todos los afec­ta­dos por el ata­que de Fuer­za de la Coro­na a la comu­ni­dad de Lower Ormeau hoy.

Lasair Dhearg con­de­na el ata­que del PSNI a los fami­lia­res de la masa­cre de Sean Graham

Lasair Dhearg es un movi­mien­to polí­ti­co for­ma­do en agos­to de 2017 por un colec­ti­vo de acti­vis­tas comu­ni­ta­rios y polí­ti­cos. Su obje­ti­vo es pro­mo­ver y pro­pa­gar la radi­ca­li­za­ción de sus comunidades.

Su ideo­lo­gía tie­ne como refe­ren­tes más visi­bles a James Con­nolly y a Jim Lar­kin y a nivel inter­na­cio­nal des­ta­ca el lega­do de Lenin, bási­ca­men­te nos encon­tra­mos ante un movi­mien­to socialista/​comunista.

Comu­ni­ca­do:

Una reu­nión peque­ña, social­men­te dis­tan­cia­da y com­ple­ta­men­te segu­ra de un puña­do de fami­lia­res y sobre­vi­vien­tes del tiro­teo masi­vo de 1992 en la casa de apues­tas Sean Graham fue vio­len­ta y agre­si­va­men­te inte­rrum­pi­da por miem­bros del PSNI mien­tras inten­ta­ban depo­si­tar flo­res en el lugar del ataque.

El por­ta­voz de Lasair Dhearg, Pól Tor­bóid, que fue tes­ti­go del ata­que de 1992, dijo: «Hoy hace 29 años, mien­tras cami­na­ba por las facha­das de las tien­das de Ormeau Road, dos hom­bres enmas­ca­ra­dos que por­ta­ban armas entra­ron en la casa de apues­tas de Sean Graham y cam­bia­ron la vida de los que esta­ban den­tro para siem­pre. Cin­co per­so­nas murie­ron y nue­ve más resul­ta­ron heri­das; extra­ños a los que les dispararon”.

«Aun­que era un niño en ese momen­to, recuer­do vívi­da­men­te las figu­ras de los dos hom­bres que salie­ron de la casa de apues­tas fren­te a mí y esca­pa­ron a tra­vés de Ormeau Rd. Sin embar­go, lo que recuer­do más, de haber cre­ci­do en Farnham Street, fue el efec­to dura­de­ro que tuvo la atro­ci­dad en el distrito».

«Hoy, otros pis­to­le­ros patro­ci­na­dos por el esta­do ingre­sa­ron en esa mis­ma comu­ni­dad, en su ani­ver­sa­rio y en el mis­mo lugar, y con­si­de­ra­ron opor­tuno ata­car agre­si­va­men­te al peque­ño puña­do de fami­lia­res y sobre­vi­vien­tes. Tene­mos enten­di­do que Mark Sykes, quien reci­bió sie­te dis­pa­ros duran­te el ata­que, fue dete­ni­do, y hablan­do con fami­lia­res y veci­nos de la zona, hay enfa­do y mucho resen­ti­mien­to por lo ocu­rri­do hoy”.

«Es de cono­ci­mien­to públi­co que esta mis­ma orga­ni­za­ción, el PSNI, ha impe­di­do y frus­tra­do cons­tan­te­men­te los inten­tos de jus­ti­cia para las fami­lias de los masa­cra­dos por el esta­do bri­tá­ni­co. Como se pue­de ver en las imá­ge­nes com­par­ti­das en las redes socia­les, no son bien­ve­ni­dos en esta comu­ni­dad , por no hablar de la esce­na de esta atrocidad».

«En los pró­xi­mos días, aque­llos par­ti­dos polí­ti­cos que apo­yen y reclu­ten al PSNI usa­rán pala­bras fuer­tes para apla­car la res­pues­ta de la comu­ni­dad a este ata­que. Pero esa comu­ni­dad ya sabe, como siem­pre lo ha hecho, que no se hará nada al respecto».

PSNI /​RUC – Inca­paz de reformarse 

COMUNICADO DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO SOCIALISTA IRLANDÉS (IRSP)

PSNI /​RUC – Inca­paz de refor­mar­se. ¡HORA DE MARCHARSE!

Las esce­nas recien­tes de agre­sión del PSNI en la carre­te­ra del Lower Ormeau sim­ple­men­te con­fir­man lo que el IRSP ha decla­ra­do como cier­to duran­te dos déca­das. Que la RUC no se disol­vió, solo se les entre­ga­ron uni­for­mes nue­vos y se les orde­nó que con­ti­nua­ran con su papel prin­ci­pal como el fren­te arma­do del domi­nio bri­tá­ni­co en Irlanda.

Las espan­to­sas esce­nas de vio­len­cia que sufrie­ron las fami­lias en due­lo y los super­vi­vien­tes de los ase­si­na­tos de Sean Graham no sor­pren­die­ron a los cien­tos de fami­lias y acti­vis­tas repu­bli­ca­nos que han sido blan­co de ese tipo de tra­to todos los días des­de el Acuer­do del Vier­nes San­to de 1998.

Las decla­ra­cio­nes de con­mo­ción e incre­du­li­dad de los edi­to­res y polí­ti­cos nacio­na­lis­tas por igual sim­ple­men­te sugie­ren un gra­do de como­di­dad de su par­te con lo que era un nivel acep­ta­ble de opre­sión. Acep­ta­ble has­ta que esa opre­sión se vol­vió lite­ral­men­te impo­si­ble de ignorar.

La comu­ni­dad nacio­na­lis­ta y repu­bli­ca­na debe tener en cuen­ta dos hechos en rela­ción con la acti­vi­dad poli­cial actual.

1. El PSNI está con­tro­la­do, lite­ral­men­te, por el MI5 /​inte­li­gen­cia mili­tar bri­tá­ni­ca. De acuer­do con el ane­xo E del acuer­do de Sant Andrew de 2006. Esto no es pro­pa­gan­da, es un hecho material.

2. Sinn Féin fue obli­ga­do a acep­tar al PSNI en esta for­ma, con el fin de man­te­ner a flo­te las ins­ti­tu­cio­nes polí­ti­cas dele­ga­das duran­te ese perío­do. A su vez, las comu­ni­da­des nacio­na­lis­tas se vie­ron obli­ga­das a acep­tar­los a pie de calle.

La inevi­ta­ble con­tra­dic­ción en este arre­glo sale a la luz cuan­do con­si­de­ra­mos que la prio­ri­dad de la inte­li­gen­cia mili­tar bri­tá­ni­ca (MI5) en Irlan­da no es la poli­cía comu­ni­ta­ria, sino la repre­sión de cual­quier disi­den­cia del gobierno bri­tá­ni­co en Irlan­da. La defen­sa del reino.

Los acti­vis­tas repu­bli­ca­nos en con­tra del GFA han sabi­do que esto es un hecho, y han sen­ti­do la peor par­te de la reali­dad a tra­vés de un sin­fín de casos de arres­tos, encar­ce­la­mien­tos, agre­sio­nes al bor­de de la carre­te­ra y vio­la­cio­nes gene­ra­les de los dere­chos huma­nos. Casos que los par­ti­dos del esta­blish­ment se han com­pla­ci­do en igno­rar has­ta este momento.

Dado lo ante­rior, no sor­pren­de que el PSNI /​RUC se com­pla­cie­ra en faci­li­tar una demos­tra­ción de fuer­za de la UVF en el este de Bel­fast mien­tras repri­mía una con­me­mo­ra­ción solem­ne a las víc­ti­mas de los ase­si­na­tos de Sean Graham. Ambas deci­sio­nes no fue­ron toma­das por «poli­cías» indi­vi­dua­les en el terreno, sino por el MI5, en su papel de direc­to­res del PSNI.

La comu­ni­dad nacio­na­lis­ta y repu­bli­ca­na aho­ra escu­cha­rá los lla­ma­dos de Sinn Féin para vol­ver a la polí­ti­ca de reclu­ta­mien­to 50/​50 (pro­tes­tan­te /​cató­li­co) en el PSNI.

Esta posi­ción será una cor­ti­na de humo para dis­fra­zar lo que sim­ple­men­te ha sido un desas­tre polí­ti­co para ese par­ti­do. Se equi­vo­ca­ron al acep­tar el PSNI y se equi­vo­ca­ron al con­ven­cer a la comu­ni­dad nacio­na­lis­ta y repu­bli­ca­na de que hicie­ran lo mismo.

Por nues­tra par­te, en el IRSP reite­ra­mos nues­tra creen­cia de que
PSNI /​RUC son com­ple­ta­men­te irre­for­ma­bles. Una afluen­cia de reclu­tas cató­li­cos no alte­ra­rá el HECHO de que el MI5, la inte­li­gen­cia mili­tar bri­tá­ni­ca, está en el asien­to del con­duc­tor. Las afir­ma­cio­nes en sen­ti­do con­tra­rio mere­cen ser tra­ta­das como una tontería.

El IRSP pide el recha­zo del PSNI /​RUC y el ini­cio de dis­cu­sio­nes comu­ni­ta­rias sobre cómo lograr ini­cia­ti­vas de segu­ri­dad que fun­cio­nen, lide­ra­das por la comu­ni­dad, libres del con­trol vene­no­so del MI5. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *