Irlan­da. El tér­mino «Super­grass» (acer­ca de una varian­te del colaboracionismo)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de febre­ro de 2021.

El tér­mino «Super­grass» tuvo su máxi­mo apo­geo duran­te la déca­da de 1980.

Fue­ron infor­man­tes, o sos­pe­cho­sos de ser­lo, dis­pues­tos a tes­ti­fi­car en la cor­te en con­tra de sus supues­tos ex-com­pa­ñe­ros a cam­bio de recom­pen­sas tales como la inmu­ni­dad de enjui­cia­mien­to, las sen­ten­cias poco seve­ras y nue­vas identidades.

El tér­mino grass (hier­ba) pro­vie­ne del léxi­co de los bajos fon­dos del Lon­dres de la déca­da de 1930, para refe­rir­se a un informante.

El pri­mer Super­grass rele­van­te fué Ber­tie Smalls en 1973, líder de una ban­da de atra­ca­do­res de ban­cos de Lon­dres tras ser dete­ni­do se ofre­ció a ayu­dar a la poli­cía a det­ner a sus cóm­pli­ces a cam­bio de su liber­tad. Su tes­ti­mo­nio dio lugar a 16 condenas.

En el nor­te de Irlan­da esta figu­ra alcan­zó rele­van­cia, pues con la decla­ra­ción de un tes­ti­go úni­co era sufi­cien­te para con­de­nar a dece­nas de acusados.

La prác­ti­ca se con­vir­tió en des­acre­di­ta­da cuan­do las dudas comen­za­ron a ser plan­tea­das en cuan­to a si los tes­ti­gos eran fiables.

En un jui­cio en 1983 con un super­grass, 22 miem­bros del IRA fue­ron con­de­na­dos a penas de cár­cel por un total de 4.000 años.

Fue­ron con­de­na­dos en gran par­te con «las prue­bas» de Chris­topher Black, al que se le con­ce­dió la inmu­ni­dad de enjui­cia­mien­to y se cree que huyó al extran­je­ro después.

El jui­cio del IRA siguió a otro caso que invo­lu­cra­ba a miem­bros de la Fuer­za de Volun­ta­rios del Ulster.

Los datos cla­ve para el jui­cio fue­ron de Joseph Ben­nett, al que tam­bién se le con­ce­dió la inmu­ni­dad, lo que lle­vó a 14 hom­bres a ser encar­ce­la­dos – dos de por vida.

Chris­topher Black y Joseph Ben­nett se encuen­tran entre unos 30 ex para­mi­li­ta­res que se vol­vie­ron infor­man­tes y que han lle­va­do a más de 300 condenas.

Tam­bién inclu­yen el caso de Ray­mond Gil­mour de Derry, que estu­vo en el INLA y el IRA. Cuan­do se deci­dió a decla­rar con­du­jo a la deten­ción de cer­ca de 100 repu­bli­ca­nos en la ciu­dad, de los cua­les 35 fue­ron acu­sa­dos por «deli­tos de terrorismo».

El caso se derrum­bó cuan­do el enton­ces Pre­si­den­te del Tri­bu­nal Supre­mo des­es­ti­mó su decla­ra­ción como poco fiable.

Hace unos tres años hizo un lla­ma­mien­to para que se le per­mi­tie­ra vol­ver a Derry, pero para los «super­grass» hay pocas posi­bi­li­da­des de regre­sar, los que tra­ba­jan para las auto­ri­da­des o se sos­pe­cha de ser agen­tes toda­vía se enfren­tan a peli­gros extremos.

En una entre­vis­ta con el Sun­day Tri­bu­ne en 2009, el R.IRA nom­bra­ba a cin­co hom­bres que que­rían matar, dos de ellos fue­ron Chris­topher Black y Ray­mond Gilmour.

El últi­mo jui­cio rele­van­te con un «super­grass» fue en 1985, cuan­do 25 miem­bros del INLA fue­ron encar­ce­la­dos por los datos de Harry Kirk­pa­trick. En diciem­bre de 1986, 24 de ellos tenían sus con­de­nas revocadas.

El uso de estos infor­man­tes dió lugar a una fra­se del con­de de Long­ford en un deba­te en la Cáma­ra de los Lores: «No se pue­de expul­sar a Bel­ce­bú por Belcebú.»

fuen­te El Nor­te de Irlanda

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *