Eco­lo­gía Social. El MAB recu­rri­rá el acuer­do sobre Bru­ma­dinho entre Vale y el gobierno de Minas Gerais

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de febre­ro de 2021.

El MAB (Movi­mien­to de Afec­ta­das por Repre­sas) ha pro­por­cio­na­do asis­ten­cia tan­to prác­ti­ca como legal y polí­ti­ca a las per­so­nas afec­ta­das por el cri­men de Bru­ma­dinho que aho­ra, el 25 de enero, ha cum­pli­do su 2º ani­ver­sa­rio. Casua­li­dad, y en tan sig­ni­fi­can­te fecha, la empre­sa cri­mi­nal, la mine­ra Vale y el esta­do de Minas Gerais han fir­ma­do un acuer­do sin teher en cuan­ta a las per­so­nas afec­ta­das y al MAB que des­de que ocu­rrió la des­gra­cia lle­va nego­cian­do y repre­sen­tan­do a las víc­ti­mas. Ade­más, entien­den que el acuer­do es insu­fi­cien­te. Este es su comunicado:

El MAB no acep­ta valo­res reba­ja­dos, fal­ta de par­ti­ci­pa­ción en las nego­cia­cio­nes y estu­dia entrar con acción jurí­di­ca al Supre­mo Tri­bu­nal Fede­ral (STF) para garan­ti­zar la repa­ra­ción inte­gral a los afec­ta­dos de la cuen­ca del río Paraopeba.

La maña­na de este jue­ves, 04 de febre­ro, en el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de Minas Gerais (TJMG) fue fir­ma­do el acuer­do glo­bal entre la mine­ra Vale y el esta­do de Minas Gerais; refe­ren­te al cri­men de la rup­tu­ra de la repre­sa en Bru­ma­dinho que com­ple­tó dos años este mes.

El gober­na­dor Romeu Zema (del Par­ti­do Novo), de mane­ra men­ti­ro­sa, afir­mó que “todas las par­tes invo­lu­cra­das par­ti­ci­pa­ron” y que ésta fue “una par­ti­ci­pa­ción como pocas veces vis­ta en Minas Gerais”.

Des­de octu­bre de 2020, el acuer­do es cons­trui­do sin nin­gu­na par­ti­ci­pa­ción de los afec­ta­dos, repre­sen­tan­tes o comi­sio­nes en la mesa de nego­cia­ción. Ape­nas en una de las reunio­nes, los afec­ta­dos fue­ron invi­ta­dos a estar pre­sen­tes en la sala y sólo como oyen­tes, sin dere­cho a hablar, repre­sen­tan­do una idea fal­sa de par­ti­ci­pa­ción en el acuer­do. Los afec­ta­dos no aceptaron.

Este es un acuer­do de los “de arri­ba”, invo­lu­cran­do la cri­mi­nal y quien debe­ría fis­ca­li­zar, impe­dir y cas­ti­gar el crimen.

Ade­más de la fal­ta de par­ti­ci­pa­ción, el acuer­do siguió diver­sas prác­ti­cas ins­cons­ti­tu­cio­na­les, cla­si­fi­can­do como secre­tas las reso­lu­cio­nes del acuer­do y vio­lan­do las prác­ti­cas de publi­ci­dad y trans­pa­ren­cia del proceso.

Al final de las nego­cia­cio­nes, los afec­ta­dos fue­ron sor­pren­di­dos con la trans­fe­ren­cia de los pro­ce­sos jurí­di­cos, que tra­mi­ta­ban en 1ª ins­tan­cia en la 2ª Vara de la Hacien­da Públi­ca e Ins­ti­tu­cio­nes autár­qui­cas del muni­ci­pio de Belo Hori­zon­te, con­du­ci­das por el juez Elton Pupo Noguei­ra, para la 2ª ins­tan­cia, el Cen­tro Judi­ciá­rio de Solução de Con­fli­tos e Cida­da­nia (CEJUSC) del TJMG. Una con­duc­ta que repre­sen­ta una abe­rra­ción jurídica.

Lo que fue fir­ma­do este jue­ves entre las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia, el esta­do de Minas Gerais y la mine­ra Vale S.A. es un acuer­do de rea­li­za­ción de obras para el gobierno del esta­do, sólo con una peque­ña par­ce­la de bene­fi­cios para los afec­ta­dos de la cuen­ca del río Para­ope­ba, que son las víc­ti­mas y sufren has­ta hoy las con­se­cuen­cias del crimen.

Por lo tan­to, el Movi­men­to dos Atin­gi­dos por Barra­gens resal­ta que el acuer­do que garan­ti­za­ría la repa­ra­ción eco­nó­mi­ca, social y ambien­tal de los daños mora­les colec­ti­vos y los per­jui­cios eco­nó­mi­cos cau­sa­dos al Esta­do, pro­vo­ca­dos por la rup­tu­ra de la repre­sa de la Vale, mina Córre­go do Fei­jão, no fue rea­li­za­do.

Este es, en resu­men, un gran nego­cio entre la mine­ra cri­mi­nal y el gobierno libe­ral de Zema, que bus­can, jun­tos, la publi­ca­ción de valo­res mil millo­na­rios, con maqui­lla­je de repa­ra­ción, pero que en la prác­ti­ca repre­sen­tan pro­pa­gan­da elec­to­ral e indi­ca­dor de bue­nas con­duc­tas para el aumen­to de las accio­nes inter­na­cio­na­les de la minera.

Que­da cla­ro en las cuen­tas pre­sen­ta­das que el esta­do alcan­zó sus obje­ti­vos de reci­bir casi 27 mil millo­nes, a cam­bio sólo de 9 mil millo­nes para los afec­ta­dos, des­con­tan­do inclu­si­ve el pago de emer­gen­cia ya hecho en estos dos años, lo que es un absurdo.

Esto mues­tra cla­ra­men­te la inten­ción de prohi­bi­ción de la par­ti­ci­pa­ción de los afec­ta­dos en los pro­ce­sos de nego­cia­ción, por­que fue­ron ellos quie­nes salie­ron per­ju­di­ca­dos con esa nego­cia­ción, lo que repre­sen­ta una vio­la­ción cla­ra a los dere­chos bási­cos de la pobla­ción del río Para­ope­ba, que que­dó lue­go del crimen.

Es inacep­ta­ble que la repa­ra­ción colec­ti­va de los daños cau­sa­dos por el mayor cri­men labo­ral de la his­to­ria del país sea direc­cio­na­da para obras en la capi­tal, Belo Hori­zon­te, y no para aque­llos que fue­ron ente­rra­dos o que aún hoy, dos años des­pués del cri­men, están si acce­so al agua pota­ble, dere­cho humano básico.

Resal­ta­mos aún que los daños cau­sa­dos a lo lar­go de la cuen­ca del río Para­ope­ba son innu­me­ra­bles, des­de los daños mora­les, sico­ló­gi­cos, los de la salud del pue­blo, has­ta la fal­ta de agua, el ingre­so eco­nó­mi­co y el ocio.

El des­tino de par­te de ese dine­ro para la con­ti­nui­dad de la ayu­da de emer­gen­cia por un perío­do de cua­tro años es una con­quis­ta, fru­to de las muchas luchas de los afec­ta­dos, pero es com­ple­ta­men­te pun­tual e insu­fi­cien­te para la repa­ra­ción de la vida de los afectados.

Para la jus­ta repa­ra­ción, será nece­sa­ria otra cons­truc­ción, dife­ren­te de este acuer­do fir­ma­do entre la cri­mi­nal y el esta­do, don­de sea defi­ni­do, de hecho, un plano de repa­ra­ción con amplia par­ti­ci­pa­ción, con capa­ci­dad de deci­sión de los afectados.

Segui­re­mos en lucha para que el acuer­do sea anu­la­do. El MAB aho­ra segui­rá en estu­dio para recu­rrir al STF bus­can­do la anu­la­ción de lo que es un gran ata­que con­tra el pue­blo afec­ta­do por repre­sas de Minas Gerais.

+ SOBRE BRUMADINHO: 

– Cró­ni­ca de la dele­ga­ción a Bru­ma­dinho para el 1º ani­ver­sa­rio del Crimen

– Bru­ma­dinho: 270 son­ri­sas, 270 campanadas

– Bru­ma­dinho: la muer­te del río Paraopeba

– Embal­ses de rela­ves: bom­bas de relo­je­ría dise­mi­na­das por Minas Gerais

– La Vale des­tru­ye, el pue­blo construye

– La Vale se preo­cu­pa por su ima­gen, no por sus víctimas

– Extrac­ti­vis­mo: el hie­rro en la eco­no­mía brasileña

– La Vale, una trans­na­cio­nal brasileña

– Todo un sis­te­ma al ser­vi­cio del oli­go­po­lio minero

– ¡Vini­cius, Rodry­go, Reinier no valen tanto!

– Zal­di­bar, un año des­pués de Brumadinho ‎

FOTOS

En los medios de comunicación:

– Urte­be­te eta gero, Bru­ma­dinho­ko kal­te­tue­kin bat (Ata­ria)

– Zal­di­bar, un año des­pués de Bru­ma­dinho (Gara)

– Zal­di­bar, un año des­pués de Bru­ma­dinho ((EX)PRESIÓN )

– Zal­di­bar, un año des­pués de Bru­ma­dinho (15−15−15) (por­tu­gués) (Eus­ka­ra)

– La casa de la palabra

Bra­sil: un año des­pués en Bru­ma­dinho (A la car­ta, RTVE)

– (Eus­ka­raz) BESTE 272 OHE HUTS MINAS GERAISEN (Gaur8, Gara)

– (Eus­ka­raz) Bai­pas saioan (EiTB) (2:36:50tik

– (Eus­ka­raz) Bru­ma­dinho­ko hon­da­men­dia (Ama­lu­rra – Tolo­sal­de­ko ata­ria) (2020−01−24)

– (Eus­ka­raz) Bru­ma­dinho­ko hon­da­men­dia­ren aur­ka­ko martxa (Ama­lu­rra – Tolo­sal­de­ko ata­ria) (2020−03−06)

Otros artícu­los de interés:

– Bru­ma­dinho: del luto a la lucha Azul Cor­do (El Salto)

– El ras­tro de lo que que­dó – Bru­ma­dinho a un año de la catás­tro­fe (Mar­ce­lo Agui­lar & Guilher­me Wei­mann, Brecha)

– Masa­cre en Bra­sil: A 272 per­so­nas la VALE les qui­tó la vida, Ríos Vivos Colombia

Foto: Nádia Nico­lau /​Mídia Ninja

Fuen­te: https://​apla​ne​ta​.org/​2​0​2​1​/​0​2​/​0​6​/​e​l​-​m​a​b​-​r​e​c​u​r​r​i​r​a​-​a​l​-​t​r​i​b​u​n​a​l​-​s​u​p​r​e​m​o​-​e​l​-​a​c​u​e​r​d​o​-​s​o​b​r​e​-​b​r​u​m​a​d​i​n​h​o​-​e​n​t​r​e​-​v​a​l​e​-​y​-​e​l​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​d​e​l​-​e​s​t​a​d​o​-​m​i​n​a​s​-​g​e​r​a​is/, Rebe­lión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *