Colom­bia. Decla­ra­ción del Minis­te­rio de Exte­rio­res de Cuba acer­ca de una infor­ma­ción de «mayor sen­si­bi­li­dad» dada al gobierno colombiano

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de febre­ro de 2921.

POR LA PAZ EN COLOMBIA: COMPROMISO, COHERENCIA Y RESPONSABILIDAD

Decla­ra­ción del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exteriores

La Emba­ja­da de Cuba en Colom­bia reci­bió una infor­ma­ción, cuya vero­si­mi­li­tud no se podía eva­luar, acer­ca de un supues­to ata­que mili­tar por par­te del Fren­te de Gue­rra Orien­tal del ELN a rea­li­zar­se en los pró­xi­mos días en Bogotá.

Sobre esta infor­ma­ción, se advir­tió de inme­dia­to a la Dele­ga­ción de Paz del ELN en La Haba­na, la cual expre­só total des­co­no­ci­mien­to sobre la mis­ma y reite­ró la garan­tía de que no tenía nin­gún invo­lu­cra­mien­to en las deci­sio­nes mili­ta­res u ope­ra­cio­nes de la organización.

Ante una infor­ma­ción de este carác­ter, sobre un posi­ble hecho que pudie­ra poner en ries­go la vida de ino­cen­tes, el Emba­ja­dor de Cuba José Luis Pon­ce fue ins­trui­do de inme­dia­to y soli­ci­tó, el sába­do 6 de febre­ro a las 07:49 pm, una entre­vis­ta con la Can­ci­ller colom­bia­na Clau­dia Blum o un fun­cio­na­rio desig­na­do para tras­la­dar una infor­ma­ción sen­si­ble y urgen­te sobre un posi­ble ata­que en Colombia.

A las 08:39 pm, se logró el con­tac­to con el vice­can­ci­ller Fran­cis­co Eche­verry, aun­que debi­do a que se encon­tra­ba fue­ra de la capi­tal, solo se le pudo ade­lan­tar tele­fó­ni­ca­men­te el con­te­ni­do de la infor­ma­ción, la cual agra­de­ció. En esta lla­ma­da, a pesar de nues­tro inte­rés mani­fies­to por sos­te­ner el encuen­tro de inme­dia­to, este fijó una reu­nión entre ambos para el lunes 8 de febre­ro, a las 10:00 am.

El encuen­tro, por deci­sión de las auto­ri­da­des colom­bia­nas, final­men­te se reali­zó a las 05:15 pm del pro­pio lunes, duran­te el cual el Emba­ja­dor cubano entre­gó al Vice­can­ci­ller un Memo­ran­do que con­te­nía la infor­ma­ción que se hizo lle­gar a nues­tra Embajada.

Obser­va­mos enton­ces con sor­pre­sa que un asun­to de segu­ri­dad, de la mayor sen­si­bi­li­dad, tra­ta­do con la mayor dis­cre­ción y urgen­cia por par­te de nues­tro país, fue­ra entre­ga­do inme­dia­ta­men­te en manos a los medios de comu­ni­ca­ción. Vein­ti­cin­co minu­tos des­pués de pre­sen­ta­do el Memo­ran­do por Cuba, ya la pren­sa de Colom­bia uti­li­za­ba la infor­ma­ción y publi­ca­ba una copia del pro­pio documento.

El jue­ves 11 de febre­ro, a las 06:30 pm, nues­tro Emba­ja­dor en Bogo­tá, fue final­men­te reci­bi­do por la Can­ci­ller de ese país y otros altos fun­cio­na­rios del Esta­do colombiano.

Tres días antes, el 8 de febre­ro a las 08:00 pm, el Alto Comi­sio­na­do para la Paz, en una decla­ra­ción a la pren­sa, había uti­li­za­do esta infor­ma­ción sen­si­ble, sobre un tema de segu­ri­dad, como pre­tex­to para ata­car a Cuba bajo supues­tos men­da­ces, con la hos­ti­li­dad y el enfo­que habi­tua­les que sólo tien­den a ali­men­tar las dife­ren­cias entre ambos gobier­nos y a dañar la par­ti­ci­pa­ción de acto­res inter­na­cio­na­les en el pro­ce­so de paz.

Cuba des­co­no­ce si las auto­ri­da­des colom­bia­nas pro­ce­die­ron a rea­li­zar algu­na inves­ti­ga­ción, des­car­ta­ron rápi­da­men­te la infor­ma­ción o ya la conocían.

La posi­ción cuba­na sobre la exi­gen­cia del gobierno colom­biano para que Cuba extra­di­te a los miem­bros de la Dele­ga­ción de Paz del ELN que per­ma­ne­cen, por res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do colom­biano, en La Haba­na; ha sido esta­ble­ci­da e infor­ma­da en pri­va­do y tam­bién por vías ofi­cia­les y públicas.

Cuba cum­pli­rá rigu­ro­sa­men­te su obli­ga­ción, como Garan­te y Sede del Diá­lo­go de Paz, la garan­tía del retorno segu­ro de la Dele­ga­ción de Paz del ELN, esta­ble­ci­da en el Pro­to­co­lo de Rup­tu­ra de esa nego­cia­ción, acor­da­do y sus­cri­to entre el Esta­do colom­biano y el ELN, jun­to a seis Esta­dos, el 5 de abril de 2016. Como cono­ce el gobierno de Colom­bia, esta pos­tu­ra cuen­ta con el más amplio res­pal­do de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, que ha hecho ges­tio­nes direc­tas con el gobierno colom­biano en defen­sa de su aplicación. 

El empla­za­mien­to cons­tan­te a que Cuba vio­le los acuer­dos sus­cri­tos es con­tra­rio al Dere­cho Internacional. 

Nues­tro país man­ten­drá inva­ria­ble su actua­ción rigu­ro­sa y dis­cre­ta, ape­ga­da fir­me­men­te a los prin­ci­pios y demos­tra­da duran­te déca­das de par­ti­ci­pa­ción en esfuer­zos de paz en Colom­bia. Reafir­ma­mos nues­tra volun­tad y com­pro­mi­so de con­ti­nuar coope­ran­do con los sec­to­res com­pro­me­ti­dos con la bús­que­da de una solu­ción nego­cia­da al con­flic­to arma­do colom­biano para alcan­zar la paz.

En tal sen­ti­do, reite­ra­mos la preo­cu­pa­ción por los incum­pli­mien­tos e inten­tos uni­la­te­ra­les de modi­fi­ca­ción del Acuer­do de Paz con las FARC-EP; así como por el cre­cien­te núme­ro de ase­si­na­tos y masa­cres de ex miem­bros de la gue­rri­lla, líde­res socia­les y defen­so­res de los dere­chos huma­nos en Colombia.

Cuba ha sido pacien­te y pru­den­te. Espe­ra­mos que, en algún momen­to, pri­me la volun­tad de paz, el inte­rés legí­ti­mo y la libre deter­mi­na­ción del pue­blo colom­biano, la cor­du­ra y la sensatez. 

La Haba­na, 13 de febre­ro del 2021

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.