Colom­bia. Decla­ra­ción del Minis­te­rio de Exte­rio­res de Cuba acer­ca de una infor­ma­ción de «mayor sen­si­bi­li­dad» dada al gobierno colombiano

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de febre­ro de 2921.

POR LA PAZ EN COLOMBIA: COMPROMISO, COHERENCIA Y RESPONSABILIDAD

Decla­ra­ción del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exteriores

La Emba­ja­da de Cuba en Colom­bia reci­bió una infor­ma­ción, cuya vero­si­mi­li­tud no se podía eva­luar, acer­ca de un supues­to ata­que mili­tar por par­te del Fren­te de Gue­rra Orien­tal del ELN a rea­li­zar­se en los pró­xi­mos días en Bogotá.

Sobre esta infor­ma­ción, se advir­tió de inme­dia­to a la Dele­ga­ción de Paz del ELN en La Haba­na, la cual expre­só total des­co­no­ci­mien­to sobre la mis­ma y reite­ró la garan­tía de que no tenía nin­gún invo­lu­cra­mien­to en las deci­sio­nes mili­ta­res u ope­ra­cio­nes de la organización.

Ante una infor­ma­ción de este carác­ter, sobre un posi­ble hecho que pudie­ra poner en ries­go la vida de ino­cen­tes, el Emba­ja­dor de Cuba José Luis Pon­ce fue ins­trui­do de inme­dia­to y soli­ci­tó, el sába­do 6 de febre­ro a las 07:49 pm, una entre­vis­ta con la Can­ci­ller colom­bia­na Clau­dia Blum o un fun­cio­na­rio desig­na­do para tras­la­dar una infor­ma­ción sen­si­ble y urgen­te sobre un posi­ble ata­que en Colombia.

A las 08:39 pm, se logró el con­tac­to con el vice­can­ci­ller Fran­cis­co Eche­verry, aun­que debi­do a que se encon­tra­ba fue­ra de la capi­tal, solo se le pudo ade­lan­tar tele­fó­ni­ca­men­te el con­te­ni­do de la infor­ma­ción, la cual agra­de­ció. En esta lla­ma­da, a pesar de nues­tro inte­rés mani­fies­to por sos­te­ner el encuen­tro de inme­dia­to, este fijó una reu­nión entre ambos para el lunes 8 de febre­ro, a las 10:00 am.

El encuen­tro, por deci­sión de las auto­ri­da­des colom­bia­nas, final­men­te se reali­zó a las 05:15 pm del pro­pio lunes, duran­te el cual el Emba­ja­dor cubano entre­gó al Vice­can­ci­ller un Memo­ran­do que con­te­nía la infor­ma­ción que se hizo lle­gar a nues­tra Embajada.

Obser­va­mos enton­ces con sor­pre­sa que un asun­to de segu­ri­dad, de la mayor sen­si­bi­li­dad, tra­ta­do con la mayor dis­cre­ción y urgen­cia por par­te de nues­tro país, fue­ra entre­ga­do inme­dia­ta­men­te en manos a los medios de comu­ni­ca­ción. Vein­ti­cin­co minu­tos des­pués de pre­sen­ta­do el Memo­ran­do por Cuba, ya la pren­sa de Colom­bia uti­li­za­ba la infor­ma­ción y publi­ca­ba una copia del pro­pio documento.

El jue­ves 11 de febre­ro, a las 06:30 pm, nues­tro Emba­ja­dor en Bogo­tá, fue final­men­te reci­bi­do por la Can­ci­ller de ese país y otros altos fun­cio­na­rios del Esta­do colombiano.

Tres días antes, el 8 de febre­ro a las 08:00 pm, el Alto Comi­sio­na­do para la Paz, en una decla­ra­ción a la pren­sa, había uti­li­za­do esta infor­ma­ción sen­si­ble, sobre un tema de segu­ri­dad, como pre­tex­to para ata­car a Cuba bajo supues­tos men­da­ces, con la hos­ti­li­dad y el enfo­que habi­tua­les que sólo tien­den a ali­men­tar las dife­ren­cias entre ambos gobier­nos y a dañar la par­ti­ci­pa­ción de acto­res inter­na­cio­na­les en el pro­ce­so de paz.

Cuba des­co­no­ce si las auto­ri­da­des colom­bia­nas pro­ce­die­ron a rea­li­zar algu­na inves­ti­ga­ción, des­car­ta­ron rápi­da­men­te la infor­ma­ción o ya la conocían.

La posi­ción cuba­na sobre la exi­gen­cia del gobierno colom­biano para que Cuba extra­di­te a los miem­bros de la Dele­ga­ción de Paz del ELN que per­ma­ne­cen, por res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do colom­biano, en La Haba­na; ha sido esta­ble­ci­da e infor­ma­da en pri­va­do y tam­bién por vías ofi­cia­les y públicas.

Cuba cum­pli­rá rigu­ro­sa­men­te su obli­ga­ción, como Garan­te y Sede del Diá­lo­go de Paz, la garan­tía del retorno segu­ro de la Dele­ga­ción de Paz del ELN, esta­ble­ci­da en el Pro­to­co­lo de Rup­tu­ra de esa nego­cia­ción, acor­da­do y sus­cri­to entre el Esta­do colom­biano y el ELN, jun­to a seis Esta­dos, el 5 de abril de 2016. Como cono­ce el gobierno de Colom­bia, esta pos­tu­ra cuen­ta con el más amplio res­pal­do de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, que ha hecho ges­tio­nes direc­tas con el gobierno colom­biano en defen­sa de su aplicación. 

El empla­za­mien­to cons­tan­te a que Cuba vio­le los acuer­dos sus­cri­tos es con­tra­rio al Dere­cho Internacional. 

Nues­tro país man­ten­drá inva­ria­ble su actua­ción rigu­ro­sa y dis­cre­ta, ape­ga­da fir­me­men­te a los prin­ci­pios y demos­tra­da duran­te déca­das de par­ti­ci­pa­ción en esfuer­zos de paz en Colom­bia. Reafir­ma­mos nues­tra volun­tad y com­pro­mi­so de con­ti­nuar coope­ran­do con los sec­to­res com­pro­me­ti­dos con la bús­que­da de una solu­ción nego­cia­da al con­flic­to arma­do colom­biano para alcan­zar la paz.

En tal sen­ti­do, reite­ra­mos la preo­cu­pa­ción por los incum­pli­mien­tos e inten­tos uni­la­te­ra­les de modi­fi­ca­ción del Acuer­do de Paz con las FARC-EP; así como por el cre­cien­te núme­ro de ase­si­na­tos y masa­cres de ex miem­bros de la gue­rri­lla, líde­res socia­les y defen­so­res de los dere­chos huma­nos en Colombia.

Cuba ha sido pacien­te y pru­den­te. Espe­ra­mos que, en algún momen­to, pri­me la volun­tad de paz, el inte­rés legí­ti­mo y la libre deter­mi­na­ción del pue­blo colom­biano, la cor­du­ra y la sensatez. 

La Haba­na, 13 de febre­ro del 2021

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *