Argen­ti­na. Cau­sa Facun­do Astu­di­llo Cas­tro: la Cáma­ra orde­nó medi­das de prue­ba que habían sido nega­das y los fis­ca­les recu­san a la jue­za Marrón

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de febre­ro de 2021.

La Cáma­ra Fede­ral de Bahía Blan­ca orde­nó que se reali­ce un nue­vo alla­na­mien­to en el pues­to poli­cial de Tenien­te Ori­go­ne y pidió que se secues­tren todos los telé­fo­nos per­so­na­les y ofi­cia­les de los poli­cías que tuvie­ron con­tac­to con Facun­do Astu­di­llo Cas­tro el día de su des­apa­ri­ción. Las medi­das de prue­ba, soli­ci­ta­das por los fis­ca­les de la cau­sa, los abo­ga­dos de Cris­ti­na Cas­tro y la Comi­sión Pro­vin­cial por la Memo­ria (CPM) como que­re­llan­te ins­ti­tu­cio­nal, habían sido recha­za­das en pri­me­ra ins­tan­cia por la jue­za María Gabrie­la Marrón. Los fis­ca­les Andrés Heim y Hora­cio Azzo­lin soli­ci­ta­ron la recu­sa­ción de la jue­za por enten­der que sus deci­sio­nes impi­den avan­zar con la inves­ti­ga­ción y pre­ten­den cerrar la cau­sa bajo su úni­ca hipó­te­sis: la muer­te por acci­den­te. Las que­re­llas, que ya habían soli­ci­ta­do su apar­ta­mien­to, acom­pa­ñan el pedi­do del Minis­te­rio Públi­co Fiscal. 


Ayer por la tar­de los jue­ces de la Cáma­ra Fede­ral de Bahía Blan­ca, Pablo Larrie­ra y Lean­dro Pica­do, hicie­ron lugar al recur­so de ape­la­ción pre­sen­ta­do por el Minis­te­rio Públi­co Fis­cal y revo­ca­ron par­cial­men­te la deci­sión de la jue­za María Gabrie­la Marrón, quien el pasa­do 15 de octu­bre había recha­za­do masi­va­men­te medi­das de prue­bas soli­ci­ta­das por los fis­ca­les y las que­re­llas de la cau­sa que inves­ti­ga la des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te de Facun­do Astu­di­llo Castro.

En ese momen­to, la Comi­sión Pro­vin­cial por la Memo­ria (CPM) ‑que­re­llan­te ins­ti­tu­cio­nal en su carác­ter de Meca­nis­mo Local de Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra- y los abo­ga­dos de Cris­ti­na Cas­tro habían seña­la­do que la reso­lu­ción de la jue­za cau­sa­ba un pro­fun­do per­jui­cio a la inves­ti­ga­ción y apun­ta­ban a una úni­ca direc­ción: des­es­ti­mar la hipó­te­sis de la des­apa­ri­ción for­za­da, aun cuan­do siga sien­do la más fuer­te y pro­ba­da de todas las hipó­te­sis, y cerrar la causa.

La reso­lu­ción de la Cáma­ra per­mi­te sub­sa­nar en par­te aquel gra­ve error. Los jue­ces orde­na­ron que se reali­cen dos de las más impor­tan­tes medi­das de prue­ba que habían soli­ci­ta­do: un nue­vo alla­na­mien­to del pues­to poli­cial de Tenien­te Ori­go­ne y el secues­tro de telé­fo­nos per­so­na­les y ofi­cia­les de los poli­cías que tuvie­ron con­tac­to con Facun­do Astu­di­llo Cas­tro el día de su desaparición.

Sobre el pri­me­ro de los pun­tos, el escri­to de la Cáma­ra deta­lla que el nue­vo alla­na­mien­to e ins­pec­ción se debe rea­li­zar sobre la tota­li­dad de los ambien­tes y depen­den­cias inte­rio­res, edi­fi­ca­ción y/​o ins­ta­la­ción del pre­dio exte­rior que for­me par­te del Pues­to de Vigi­lan­cia Poli­cial de Tenien­te Ori­go­ne, para la bús­que­da y reco­lec­ción de toda cla­se de ras­tros (bio­ló­gi­cos o mues­tras de ADN, hue­llas, cabe­llos y fibras, inclui­dos aque­llos corres­pon­dien­tes a fau­na cada­vé­ri­ca, sedi­men­tos, micro algas, entre otros); debien­do rea­li­zar­se la bús­que­da de sus­tan­cias hemá­ti­cas median­te el empleo del dis­per­sa­do de lumi­nol en la tota­li­dad de los ambien­tes de las instalaciones.

En sus fun­da­men­tos, la Cáma­ra sos­tu­vo que ya exis­tían en el expe­dien­te judi­cial prue­bas que jus­ti­fi­quen este alla­na­mien­to: el hallaz­go de un cabe­llo que per­te­ne­ce­ría a Facun­do en el patru­lle­ro que el 30 de abril con­du­cía Alber­to Gon­zá­lez, en ese momen­to a car­go del pues­to poli­cial de Tenien­te Ori­go­ne; el amu­le­to de Facun­do encon­tra­do en un vie­jo cala­bo­zo del des­ta­ca­men­to y la decla­ra­ción de una tes­ti­go de iden­ti­dad reser­va­da que dijo haber escu­cha­do a fun­cio­na­rios muni­ci­pa­les comen­tar que en la comi­sa­ría de Ori­go­ne se halla­ron pren­das de Facun­do y que se orde­nó que se las haga desaparecer.

A la luz de esta deci­sión, tan­to la CPM como la que­re­lla fami­liar recla­ma­ron que se auto­ri­ce la pron­ta par­ti­ci­pa­ción del peri­to Mar­cos Herre­ro para impe­dir que nue­vas demo­ras impli­quen la pér­di­da de evi­den­cias que pudie­ran reca­bar­se en el lugar.

Sobre el segun­do de los pun­tos, la Cáma­ra sólo auto­ri­zó el secues­tro de los telé­fo­nos per­so­na­les y ofi­cia­les que, duran­te el tiem­po de la inves­ti­ga­ción, tuvie­ron o fue­ron asig­na­dos a los poli­cías Alber­to Gon­za­lez, Jana Curuhin­ca, Sio­ma­ra Flo­res y Gabriel Sosa; los cua­tro efec­ti­vos que, de acuer­do a las prue­bas del expe­dien­te judi­cial, se pue­de con­fir­mar que estu­vie­ron en con­tac­to con Facun­do Astu­di­llo Cas­tro el día de la des­apa­ri­ción. Cabe recor­dar que el pedi­do de fis­ca­les y que­re­llan­tes incluía el secues­tro de los celu­la­res de más de 40 fun­cio­na­rios poli­cia­les, entre ellos los supe­rio­res de los poli­cías direc­ta­men­te invo­lu­cra­dos en la investigación

Asi­mis­mo, los jue­ces auto­ri­za­ron a la Direc­ción Gene­ral de Inves­ti­ga­cio­nes y Apo­yo Tec­no­ló­gi­co a la Inves­ti­ga­ción Penal (DATIP) a extraer, median­te soft­wa­re foren­se, la infor­ma­ción que con­ten­gan los dis­po­si­ti­vos que se secues­tren y lue­go reali­ce un aná­li­sis sis­te­má­ti­co con las demás prue­bas de la causa.

A la par de esta reso­lu­ción de la Cáma­ra, tam­bién se cono­ció el pedi­do de recu­sa­ción de la jue­za María Gabrie­la Marrón rea­li­za­do por los fis­ca­les Andrés Heim de la Pro­cu­vin y Hora­cio Azzo­lin de la Uni­dad Espe­cia­li­za­da en Ciberdelincuencia.

En la ape­la­ción pre­sen­ta­da ante la Cáma­ra, los inte­gran­tes del Minis­te­rio Públi­co Fis­cal ya habían sos­te­ni­do que las deci­sio­nes de la jue­za impli­can una cla­ra intro­mi­sión en las facul­ta­des que le com­pe­ten a la fis­ca­lía y que, en su con­jun­to, expre­san una úni­ca idea: seguir como úni­ca hipó­te­sis de la cau­sa la muer­te por accidente.

Con argu­men­tos simi­la­res, la par­cia­li­dad mani­fies­ta de la jue­za Marrón y el poco inte­rés por con­ce­der medi­das de prue­ba que inves­ti­guen la des­apa­ri­ción for­za­da segui­da de muer­te, la CPM y Cris­ti­na Cas­tro ya habían pedi­do que la magis­tra­da sea apar­ta­da de la cau­sa. En ese momen­to, la Cáma­ra recha­zó el pedi­do de las que­re­llas, que aho­ra acom­pa­ña­rán la pre­sen­ta­ción rea­li­za­da por los fis­ca­les Heim y Azzolin.

Fuen­te: ANRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *