Cam­pa­ña infor­ma­ti­va aper­tu­ra de las AES

Berri-Otxoak se movi­li­za por una mayor difu­sión de las Ayu­das de Emer­gen­cia Social (AES) en el barrio de Bara­kal­do que menos ren­ta tiene

● La pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión Berri-Otxoak se ha con­cen­tra­do para denun­ciar el nulo inte­rés que tie­ne el equi­po de gobierno de difun­dir la fecha de aper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tu­des para el acce­so a las AES (lunes 15 de febre­ro) y exi­gen una mayor difu­sión de la mis­ma en los barrios peri­fé­ri­cos de la localidad

● Una per­so­na resi­den­te en la barria­da de El Cer­co, en Cru­ces, tie­ne 8.600 euros menos de ren­ta per­so­nal media dis­po­ni­ble al año que una resi­den­te en la calle Ger­ni­ka­ko Arbola

● Bur­tze­ña, Lutxa­na, Cru­ces y Llano son las zonas con mayor den­si­dad de per­so­nas en paro

Herri­Ko­lo­re

Bara­kal­do, 10 de febre­ro 2021

La pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión Berri-Otxoak ha rea­li­za­do una con­cen­tra­ción y un repar­to infor­ma­ti­vo en la barria­da de El Cer­co (Cru­ces), denun­cian­do el nulo inte­rés del equi­po de gobierno local en anun­ciar la aper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tu­des para el acce­so a las Ayu­das de Emer­gen­cia Social (AES) el pró­xi­mo lunes 15 de febre­ro, por lo que le exi­gen una amplia cam­pa­ña de difu­sión de la aper­tu­ra que garan­ti­ce un alcan­ce simi­lar en los barrios más ale­ja­dos res­pec­to al cen­tro del municipio.

Fren­te a la insu­fi­cien­te par­ti­da pre­su­pues­ta­ria, el Depar­ta­men­to de Acción Social ha pre­fe­ri­do no infor­mar sobre el ini­cio del pla­zo para soli­ci­tar las ayu­das de emer­gen­cia social, recor­tar en un 20% la asig­na­ción a per­ci­bir por las fami­lias con gra­ves difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas y endu­re­cer los requi­si­tos de acce­so en vez de encau­zar sus esfuer­zos a aumen­tar el pre­su­pues­to, vis­to que el impac­to gene­ra­do por la pan­de­mia ha deja­do a muchas más fami­lias de la loca­li­dad sumi­das en la precariedad.

La elec­ción de la barria­da de El Cer­co para rea­li­zar esta denun­cia no es casual; según la “Esta­dís­ti­ca de Ren­ta Per­so­nal y Fami­liar” del Ins­ti­tu­to Vas­co de Esta­dís­ti­ca-Eus­tat, la ren­ta media anual de esta zona es de 11.552€: 8.600 euros menos en com­pa­ra­ción con la de las per­so­nas resi­den­tes en la calle Ger­ni­ka­ko Arbo­la, cuya media anual ascien­de has­ta los 20.144 euros.

El mis­mo infor­me ofi­cial seña­la que el dis­tri­to núme­ro 8 de la loca­li­dad, for­ma­do por los barrios de Bur­tze­ña, Llano y Lutxa­na, está un 7,70% por deba­jo de la ren­ta media dis­po­ni­ble en Bara­kal­do, sien­do así el dis­tri­to con la ren­ta más baja. El dis­tri­to 8 per­ci­be una media de 13.953 euros anua­les: 1.200 euros menos que la media local y 6.191 euros menos que la de la calle más rica de la anteiglesia.

Bur­tze­ña, Lutxa­na, Cru­ces y Llano son los barrios con mayor den­si­dad de pobla­ción des­em­plea­da, razón por la que Berri-Otxoak ha exi­gi­do «medi­das inme­dia­tas que eli­mi­nen la dis­cri­mi­na­ción infor­ma­ti­va sufri­da por la pobla­ción de Cru­ces, Bur­tze­ña, Llano y Lutxa­na en rela­ción al res­to de la localidad”.

Median­te esta con­cen­tra­ción y repar­to, la pla­ta­for­ma con­tra la pobre­za recla­ma a los res­pon­sa­bles polí­ti­cos muni­ci­pa­les “un plan inte­gral urgen­te que saque a Bara­kal­do de la pobre­za, la pre­ca­rie­dad y que aca­be con el agra­vio com­pa­ra­ti­vo para los barrios de la periferia».

El equi­po de gobierno local no ha inser­ta­do anun­cios en medios de comu­ni­ca­ción, repar­ti­do hojas infor­ma­ti­vas, revis­tas, comu­ni­ca­cio­nes, ban­dos en domi­ci­lios, comer­cios o en la vía públi­ca de la loca­li­dad para anun­ciar el día de aper­tu­ra del pla­zo de acce­so a las ayu­das de emer­gen­cia social, negan­do a los fami­lias más nece­si­ta­das de la loca­li­dad la infor­ma­ción nece­sa­ria para ejer­cer su dere­cho de soli­ci­tud. La ausen­cia de infor­ma­ción sobre la aper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tud de estas pres­ta­cio­nes de ges­tión muni­ci­pal con­tras­ta con la de otras accio­nes lle­va­das a cabo por el equi­po de gobierno que, sin ser de carác­ter urgen­te, han sido amplia­men­te difun­di­das.
Por este moti­vo, Berri-Otxoak desa­rro­lla­rá una inten­sa cam­pa­ña infor­ma­ti­va a lo lar­go y ancho del muni­ci­pio que con­sis­ti­rá en dis­tri­buir 32.000 hojas infor­ma­ti­vas sobre las AES y otras pres­ta­cio­nes por pla­zas, domi­ci­lios y para­das de metro.

Al res­pec­to, el colec­ti­vo social ha des­ta­ca­do que “el Ayun­ta­mien­to, lejos de no hacer nada con­tra la dis­cri­mi­na­ción eco­nó­mi­ca de las per­so­nas resi­den­tes en los barrios con una mayor tasa de des­em­pleo y pre­ca­rie­dad, las cas­ti­ga y res­pon­sa­bi­li­za com­ple­ta­men­te de su situa­ción al negar­les infor­ma­ción sobre las pres­ta­cio­nes socia­les a las que tie­nen dere­cho, impi­dién­do­les así la úni­ca posi­bi­li­dad de la que par­ten para desa­rro­llar una vida dig­na y con­de­nán­do­las a la exclu­sión social».

La aso­cia­ción bara­kal­de­sa con­tra la pobre­za tam­bién ha denun­cia­do las con­se­cuen­cias de la fal­ta de per­so­nal (tra­ba­ja­do­ras socia­les y per­so­nal admi­nis­tra­ti­vo) en el “equi­po de ayu­das eco­nó­mi­cas”; lo que pro­vo­ca demo­ras de has­ta 7 meses en la aten­ción, tra­mi­ta­ción y reso­lu­ción de las soli­ci­tu­des pre­sen­ta­das por las fami­lias de la localidad.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.