Arge­lia. Deman­da a Fran­cia la des­con­ta­mi­na­ción e indem­ni­za­cio­nes por las prue­bas nuclea­res de la Fran­cia colonial

Resu­men Medio Orien­te, 9 de febre­ro de 2021-.

El núme­ro de ensa­yos nuclea­res rea­li­za­dos por Fran­cia en Arge­lia, con el pre­tex­to de la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, alcan­zó “17 explo­sio­nes, ade­más de otras prue­bas com­ple­men­ta­rias”, decla­ró el jefe del ser­vi­cio de los inge­nie­ros de com­ba­te del man­do de las fuer­zas terres­tres de Arge­lia, el gene­ral Bou­zid Bou­frioua, en una entre­vis­ta con la revis­ta El Djeich.

Ase­gu­ró que Fran­cia debe “asu­mir sus res­pon­sa­bi­li­da­des his­tó­ri­cas” median­te la des­con­ta­mi­na­ción de los sitios de ensa­yos nuclea­res rea­li­za­dos en el Sáha­ra arge­lino y la indem­ni­za­ción a las per­so­nas que pade­cen pato­lo­gías deri­va­das de estos ensa­yos atómicos.

Refi­rién­do­se a la rati­fi­ca­ción por 122 Esta­dos de la Asam­blea Gene­ral de la ONU, el 7 de julio de 2017, de un nue­vo tra­ta­do sobre la prohi­bi­ción de las armas nuclea­res, este fun­cio­na­rio indi­ca que “el prin­ci­pio de quien con­ta­mi­na paga se ha intro­du­ci­do y es ofi­cial­men­te reconocido”.

“Esta es la pri­me­ra vez que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal pide a las poten­cias nuclea­res que rec­ti­fi­quen los erro­res del pasa­do”, dijo.

Pre­ci­só, al res­pec­to, que el núme­ro de ensa­yos nuclea­res rea­li­za­dos por Fran­cia con el pre­tex­to de la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca alcan­zó “17 explo­sio­nes (4 en la super­fi­cie en Reg­ga­ne y 13 sub­te­rrá­neas en In Ekker) y otras prue­bas adicionales”.

Las prue­bas de super­fi­cie rea­li­za­das en Reg­ga­ne, con­ti­nuó, “han cau­sa­do con­ta­mi­na­ción en gran par­te del sur de Argelia”.

“Sus efec­tos se han exten­di­do a los paí­ses afri­ca­nos veci­nos, mien­tras que una serie de prue­bas sub­te­rrá­neas han esca­pa­do al con­trol, lo que ha pro­vo­ca­do la pro­pa­ga­ción de pro­duc­tos de fisión debi­do a la explo­sión y la con­ta­mi­na­ción de gran­des áreas”, agregó.

Al deta­llar las con­se­cuen­cias de estas prue­bas, el gene­ral Bou­zid Bou­frioua cita “los inmen­sos, muy radiac­ti­vos y lon­ge­vos resi­duos, algu­nos de los cua­les están ente­rra­dos bajo tie­rra y otros per­ma­ne­cen al aire libre, por no hablar de la radia­ción espar­ci­da por vas­tas áreas, han pro­vo­ca­do un gran núme­ro de víc­ti­mas entre la pobla­ción local y daños al medio ambien­te que lamen­ta­ble­men­te con­ti­núan has­ta el día de hoy”, agregó.

El gene­ral arge­lino reve­ló que el esta­do ha rea­li­za­do tra­ba­jos de pro­tec­ción y lim­pie­za en los sitios que fue­ron esce­na­rio de las prue­bas nuclea­res fran­ce­sas en el desierto.

Tam­bién ha des­ple­ga­do capa­ci­ta­cio­nes en segu­ri­dad en los sitios, rea­li­za­do “mar­ca­ción y escua­dra­do de los lími­tes de los sitios, reco­no­ci­mien­to y vigi­lan­cia aérea de áreas con­ta­mi­na­das, segu­ri­dad sani­ta­ria de los ele­men­tos, asis­ten­cia médi­ca de la pobla­ción local, y con­trol y aná­li­sis perió­di­cos de fuen­tes de agua y cie­rre de pozos cer­ca­nos a áreas con­ta­mi­na­das”, dijo.

“Hemos logra­do erra­di­car el fenó­meno liga­do a la remo­ción alea­to­ria de resi­duos radiac­ti­vos y evi­tar que los ciu­da­da­nos se acer­quen a zonas con­ta­mi­na­das, ade­más del segui­mien­to con­ti­nuo de la situa­ción radiac­ti­va”, aña­dió. Él deplo­ró, sin embar­go, “la fal­ta de infor­ma­ción téc­ni­ca sobre la natu­ra­le­za de las explo­sio­nes nuclea­res y el mate­rial con­ta­mi­na­do enterrado”.

Lla­mó a esta fal­ta de datos un “cri­men mayor come­ti­do por la Fran­cia colonial”.

Fuen­te: Al manar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *