Chi­le. Mari­bel Soto, pare­ja del padre de Cami­lo Miya­ki, joven encon­tra­do sin vida en una comi­sa­ría: «Hay muchas cosas que no me cuadran»

Por Luciano Can­dia, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de febre­ro de 2021.

El pasa­do domin­go, la fami­lia de Cami­lo Miya­ki tuvo que lidiar repen­ti­na­men­te con la noti­cia de que el joven de 27 años, dete­ni­do la madru­ga­da ante­rior por infrin­gir la nor­ma sani­ta­ria, había sido encon­tra­do sin vida al inte­rior del cala­bo­zo de la 51º Comi­sa­ría de Pedro Agui­rre Cer­da. «Esta­mos tra­tan­do de asi­mi­lar lo que está pasan­do, en nues­tra fami­lia nun­ca había ocu­rri­do algo así», rela­ta Mari­bel Soto, pare­ja del padre de Cami­lo Miya­ki, en con­ver­sa­ción tele­fó­ni­ca con El Desconcierto.

– ¿Por qué nadie se dio cuen­ta?, ¿por qué tuvo que lle­gar una per­so­na a pre­gun­tar por él para notar lo que había suce­di­do?»– se pre­gun­ta Mari­bel Soto al otro lado del teléfono. 

La fami­lia de Cami­lo Miya­ki (27) está lejos de com­pren­der todo lo que suce­dió la tar­de del domin­go pasa­do, cuan­do, lue­go de una deten­ción jun­to a su pare­ja por infrin­gir el artícu­lo 318 – aquel que san­cio­na trans­gre­dir las nor­mas sani­ta­rias impues­tas duran­te la cri­sis sani­ta­ria – , tie­nen que asu­mir la noti­cia de que, sin moti­vo ni razón apa­ren­te, uno de los suyos fue encon­tra­do sin vida al inte­rior de una cel­da. No com­pren­den ni se con­for­man con la hipó­te­sis de sui­ci­dio que sos­tie­nen has­ta aho­ra las auto­ri­da­des. “Hay muchas cosas que no me cua­dran. Noso­tros cono­cía­mos a Cami­lo y no es una deci­sión que él podría haber toma­do”, afir­ma Mari­bel Soto, en con­ver­sa­ción con El Desconcierto. 

Tha­lía, pare­ja de Cami­lo, salió libre de la 51º Comi­sa­ría de la comu­na de Pedro Agui­rre Cer­da a las dos de la tar­de, lue­go de ser tras­la­da­da al lugar jun­to a su polo­lo debi­do a que no por­ta­ban sal­vo­con­duc­tos. Miya­ki tuvo que seguir espe­ran­do en el cala­bo­zo, pues­to que era la segun­da vez que infrin­gía la mis­ma nor­ma sani­ta­ria. Entre­tan­to, su pare­ja deci­dió ir a bus­car­le algo para comer. Mari­bel Soto rela­ta que cuan­do ésta pidió ver a Cami­lo para entre­gar­le un sánd­wich, los fun­cio­na­rios, recién cuan­do se acer­ca­ron a él, se per­ca­ta­ron de que Miya­ki yacía sin vida. 

“Gra­cias a Tha­lía, quien fue a pedir que le dije­ran (a Cami­lo) que le habían lle­va­do un sánd­wich, sino hubie­sen pasa­do más horas y no se habrían per­ca­ta­do de que Cami­lo había falle­ci­do”, aña­de Soto. 

En horas de esta tar­de, des­de la Fis­ca­lía Metro­po­li­ta­na Sur, el fis­cal Juan Cheu­quian­te sos­tu­vo que, lue­go de peri­cias, “se pudo deter­mi­nar que no habría par­ti­ci­pa­ción de ter­ce­ros”. Cara­bi­ne­ros, por su par­te, con­fir­mó esta maña­na a El Des­con­cier­to que rea­li­za­rá un suma­rio admi­nis­tra­ti­vo para escla­re­cer lo que sucedió. 

fuen­te El Desconcierto

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *