Perú. El fas­cis­mo a la Peruana

Gus­ta­vo Espi­no­za M. /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de febre­ro de 2021

El pasa­do 3 de febre­ro el Vice Almi­ran­te Luis Giam­pie­tri Rojas ofre­ció una con­fe­ren­cia vir­tual a tra­vés de la que abor­dó un tema que el marino dice cono­cer en pro­fun­di­dad: “El desa­rro­llo del comu­nis­mo en el Perú en las con­di­cio­nes actuales”. 

Ase­gu­ra que lo domi­na por sus acti­vi­da­des inten­sas en la mate­ria. No hay que olvi­dar, en efec­to, que en los años de la “gue­rra sucia” se desem­pe­ñó como Jefe de la Divi­sión Naval de Ope­ra­cio­nes Espe­cia­les de la Mari­na de Gue­rra, sin que has­ta hoy, nadie le haya podi­do cuen­ta de sus “ope­ra­cio­nes anti subversivas”.

El char­lis­ta, es un hom­bre cono­ci­do. No sólo por­que fue Con­gre­sis­ta de la Repú­bli­ca, pri­me­ro y Vice­pre­si­den­te de la Repú­bli­ca en los años de Alan Gar­cía Pérez, sino tam­bién por­que estu­vo de rehén en la resi­den­cia nipo­na entre diciem­bre de 1996 y abril de 1997, sin que nadie le toca­ra un pelo.

Por lo demás, “exper­to en temas de inte­li­gen­cia” pon­ti­fi­có en diver­sos esce­na­rios y tri­bu­nas, mos­tran­do un odio cer­val por todo lo que, aun­que fue­se de lejos, olie­ra a socia­lis­mo, comu­nis­mo o sim­ple­men­te lucha de los tra­ba­ja­do­res y de los pue­blos por sus deman­das naturales.

La pre­sen­ta­ción del visi­tan­te de los mares, no debie­ra sor­pren­der­nos. For­ma par­te de una ofen­si­va más gene­ral que, en los más diver­sos pla­nos, impul­sa una suer­te de “Pro­grom” en el que se dan la mano estri­den­tes voces.

Con­ver­gen allí el dia­rio “Expre­so”, la “Coor­di­na­do­ra Repu­bli­ca­na” y Willax TV, el Canal del Odio, en el que han con­ver­gi­do impre­sen­ta­bles espe­cí­me­nes de la poli­ti­que­ría crio­lla, des­de Beto Ortiz has­ta Phi­llips Butthers, pasan­do cier­ta­men­te por Rafael Rey, José Bar­ba y Mila­gros Leiva.

A esa ruma se suma­rán gozo­sos en el trans­cur­so de esta sema­na, Jai­me Bay­li y Aldo Mariá­te­gui, ‑des­de Mia­mi- para que la ofer­ta sea com­ple­ta. Apor­ta­rán todo: el racis­mo, la dis­cri­mi­na­ción, la homo­fo­bia; y ese aire­ci­to de “supe­rio­ri­dad” que les da el sen­tir­se los Caba­lle­ros de la Cor­te, de la Cor­te de Kei­ko Fuji­mo­ri, por cier­to. Ten­dre­mos enton­ces, para ame­ni­zar la cua­ren­te­na, en pan­ta­lla y en pape­les, una nue­va edi­ción del fas­cis­mo crio­llo; hacien­do gala del anti­co­mu­nis­mo más ram­plón y pri­mi­ti­vo, ese que inau­gu­ra­ra con inusi­ta­da pom­pa Eudo­cio Ravi­nes, a la som­bra del inol­vi­da­ble Pedro Bel­trán Espan­to­so, en los años cin­cuen­ta del siglo pasado.Estos per­so­na­jes mos­tra­rán el cua­dro com­ple­to, y se empe­ña­rán a fon­do por ase­gu­rar que los comi­cios de abril ‑si se rea­li­zan- no den al tras­te con la Cons­ti­tu­ción de la dic­ta­du­ra, ni el mode­lo neo libe­ral que hace agua por todas par­tes. Eso es, final­men­te, lo que les qui­ta el sueño.En esa bata­lla, estos curio­sos Cru­za­dos del siglo XXI, se jue­gan la vida, con­ven­ci­dos como están que cual­quier cam­bio en el esce­na­rio nacio­nal pon­dría en gra­ve ries­go los intere­ses de la cla­se domi­nan­te. Por eso, harán gala del más furio­so, pri­mi­ti­vo y sil­ves­tre anti­co­mu­nis­mo, ese que ase­gu­ra las bon­da­des del régi­men capi­ta­lis­ta en la Ingla­te­rra de 1850.Para sus­ten­tar sus ideas, no esta­rán solos. Pro­mo­ve­rán la com­pa­ñía de “opi­nó­lo­gos”, “juris­tas” y “exper­tos”, a los que invi­ta­rán tar­de, maña­na y noche para que repi­tan allí sus pere­gri­nas tesis, a ver si final­men­te, logran que la tor­ti­lla que­de en su lugar y los ricos pue­dan seguir comien­do pan sin sobresaltos.

Los can­di­da­tos de la extre­ma dere­cha; Rafael López Alia­ga, Her­nan­do de Soto, Kei­ko Fuji­mo­ri y aún César Acu­ña pre­ten­de­rán ‑cada quien a su modo- cose­char los fru­tos de esa siem­bra malig­na. Y aspi­ra­rán, con ella, pasar a una “segun­da vuel­ta elec­to­ral” que, por aho­ra, les luce esqui­va, por­que nin­guno supera el 7% de adhe­sión ciu­da­da­na López Alia­ga es, qui­zá uno de los más com­pli­ca­dos, por­que su nom­bre ‑o el de algún “homó­ni­mo” suyo- apa­re­ce en un Expe­dien­te Penal refe­ri­do a los “Pána­ma Papers”, el caso de “Lava­do de Acti­vos” silen­cia­do por la Pren­sa Grande.

De Kei­ko, no se nece­si­ta hablar mucho por­que la acu­sa­ción Fis­cal que pron­to habrá de for­mu­lar­se pre­ci­sa­men­te abor­da el mis­mo tema -“Lava­do de Acti­vos”- en el que está invo­lu­cra­da bue­na par­te de su familia.

Her­nan­do de Soto, ase­sor de cono­ci­dos dic­ta­do­res ‑y tam­bién de Alber­to y de Kei­ko en el pasa­do- aso­ma con ínfu­las, aun­que sin fuer­zaY César Acu­ña, el hom­bre de las men­ti­ras y las Uni­ver­si­da­des con fines de lucro, luce caí­do como quien per­dió el carro sin dar­se cuenta.

Esta trou­pe de anti­co­mu­nis­tas perua­nos por aho­ra anda dis­per­sa y dis­gre­ga­da. Pero se jun­ta­rá, sin duda, cuan­do se tra­te de “cerrar filas”, y pre­ser­var los intere­ses de la cla­se dominante.

Todo el odio que hoy des­ti­la, y los mie­dos que la embar­gan, harán que depon­gan Peque­ñas dife­ren­cias. El res­to, lo hará la ideo­lo­gía que los alien­ta, el fas­cis­mo a la perua­na (fin)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *