Para­guay. La pri­sio­ne­ra polí­ti­ca Cár­men Villal­ba se soli­da­ri­za con el rape­ro cata­lán Pablo Hasél

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de febre­ro de 2021.

foto: Mani­fes­ta­ción por Pablo Hasél en Madrid

Des­de la pri­sión para­gua­ya don­de ya ha pasa­do 17 años de con­de­na, Cár­men Villal­ba hizo lle­gar un men­sa­je soli­da­rio al rape­ro cata­lán quien está a pun­to de ser encar­ce­la­do por su mili­tan­cia cul­tu­ral antifascista.

Tex­to del men­sa­je de la pri­sio­ne­ra del Ejér­ci­to del Pue­blo Paraguayo:

» No bas­ta echar la mano al cue­llo; hay que ase­si­nar» Decía Marx des­cri­bien­do sobre el aplas­ta­mien­to de la comu­na de París en 1871.
Ésta his­to­ria nos recrea sobre la esen­cia cri­mi­nal, y, la pre­dis­po­si­ción per­ma­nen­te de las cla­ses domi­nan­tes, sin impor­tar la nacio­na­li­dad, para aplas­tar, ase­si­nar y encar­ce­lar a los revo­lu­cio­na­rios que inco­mo­dan, y que no se tra­gan el cuen­to de la jus­ti­cia para todos por igual, o, que, el fin real de la demo­cra­cia bur­gue­sa sea la bús­que­da del bien común de los pue­blos. Los esta­dos cen­su­ran, ter­gi­ver­san, encar­ce­lan, ase­si­nan sin escrú­pu­los, cuan­do, de defen­der los interes de la cla­se domi­nan­te se tra­ta. Ya en 1776, Adam Smith, el ideó­lo­go del libe­ra­lis­mo, afir­ma­ba, que «la auto­ri­dad civil se ins­ti­tu­yó en reali­dad para defen­sa de los ricos con­tra los pobres, o de los que tie­nen algu­na pro­pie­dad con­tra los que no tie­nen nin­gu­na». Los esta­dos y cla­se domi­nan­te bur­gués, sin impor­tar su per­te­nen­cia terri­to­rial, tie­nen una sola lógi­ca, impo­ner y defen­der la pro­pie­dad pri­va­da sobre los medios de pro­duc­ción mer­can­til, con­tra­po­nien­do a los ver­da­de­ros intere­ses de los pue­blos opri­mi­dos y ham­bra­dos, En ella nadie debe ante­po­ner­se, y por si aca­so ocu­rre, esa resis­tin­cia es feroz­men­te aplas­ta­da y ase­si­na­da. Para ellos, los ham­brien­tos y hara­po­sos resis­ten­tes a su opre­sión son los vio­len­tos y terro­ris­tas, en con­tra par­ti­da, ellos arma­dos has­ta los dien­tes nos hablan de paz. Ésta y no otra, es la logi­ca ascen­den­te de las vio­len­cias bur­gue­sas cuan­do topan con la resis­ten­cia popu­lar en las cues­tio­nes deci­si­vas para el bene­fi­cio capi­ta­lis­ta.
Pablo Hasel es el comu­nis­ta can­tor del pue­blo que rapea, can­ta, en la bús­que­da de des­per­tar con­cien­cia de cla­se al pobre­rio ham­brea­do y opri­mi­do. Ese acto es un cri­men para el esta­do espa­ñol, cri­men es des­per­tar la con­cien­cia crí­ti­ca y revo­lu­cio­na­ria a los tra­ba­ja­do­res. Cri­men es que los obre­ros pien­sen des­de sus intere­ses de cla­se, para los enal­te­ce­do­res del des­po­jo y exclu­sión de millo­nes de tra­ba­ja­do­res. Temen que el pue­blo hara­po­so se con­ven­za y con­vier­ta en fuer­zas revo­lu­cio­na­rias, por­que su can­ción lle­ga a los oídos recep­ti­vos. Me lle­gó a mi, en pri­sión, y en momen­tos duros de repre­sión inter­na o exter­na, con el cual rego­ci­ja mi espí­ri­tu recor­dán­do­me que el camino es la resis­ten­cia.
Aquí no solo quie­ro remi­tir­me a mani­fes­tar mi soli­da­ri­dad al cama­ra­da Pablo Hasel, sino, alen­tar­le a seguir con la resis­ten­cia y lucha, que cada vez se hace más nece­sa­rio en este con­tex­to his­tó­ri­co de agu­di­za­ción entre el capi­tal y el tra­ba­jo y los tra­ba­ja­do­res sobran­tes, para­dos en la incer­ti­dum­bres.
A los comu­nis­tas no nos que­da otro camino que acre­sen­tar la resis­ten­cia y la lucha. Por­que los enemi­gos de cla­se, el capi­tal, son fero­ces en su actuar cri­mi­nal. Per­si­guen, cer­su­ran, encar­ce­lan, tor­tu­ran, ase­si­nan y des­apa­re­cen a modo de esca­mien­tos. En el 2010 ase­si­na­ron a mi hijo de 12 años camino a su escue­la. Este 2020 aquel fatí­di­co 2 de setiem­bre toma­ron viva, tor­tu­ra­ron y eje­cu­ta­ron a Lilian Maria­na y María Car­men dos niñas de 11 años. Y hoy hace 68 días está des­apa­re­ci­da mi hija Car­men Eli­za­beht, Lichi­ta una niña de 14 años, en la zona de Amam­bay, según ver­sio­nes de luga­re­ños se la vio sien­do lle­va­da a la fuer­za por mili­ta­res. Mi hija está en manos del gobierno fas­cis­ta y cri­mi­nal de Mario Abdo.
La muer­te de mi hijo, la des­apa­ri­ción de mi hija, refuer­zan mi com­pro­mi­so de lucha, por ellos, por la nece­si­dad de jus­ti­cia. Por­que es invia­ble la con­ti­nui­dad de este sis­te­ma nar­co­fas­ci­ta, de éste régi­men opre­sor y cri­mi­nal.
Com­pa­ñe­ro Pablo Han­sel, lo úni­co que pue­de ase­gu­rar­nos jus­ti­cia, es la lucha revo­lu­cio­na­ria jun­to a nues­tros pue­blos. Esa y solo esa debe guiar nues­tro nor­te.
Aba­jo la monar­quía espa­ño­la.
Adso­lu­ción para Pablo Hasel.
Abra­zo resis­ten­te y revo­lu­cio­na­rio.
Car­men Villal­ba
Pri­sio­ne­ra Comu­nis­ta Epepista

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *