La pan­de­mia evi­den­cia la des­igual­dad terri­to­rial en Andalucía

Por Para­dig­ma Media

Esta pan­de­mia que nos vie­ne con­di­cio­nan­do la vida ‑y la muer­te- des­de hace un año apro­xi­ma­da­men­te, pare­ce haber sopor­ta­do todo tipo de aná­li­sis, más los que han de venir. Pero al mar­gen de los aná­li­sis refe­ri­dos a la enfer­me­dad en sí y a las solu­cio­nes que se han adop­ta­do, ha evi­den­cia­do defi­cien­cias endé­mi­cas que han sido denun­cia­das cons­tan­te­men­te pero que, des­gra­cia­da­men­te, pare­cen haber caí­do en saco roto.

Por un lado, la pan­de­mia ha pues­to aún más de mani­fies­to la fal­ta de inver­sión públi­ca en sani­dad y aten­ción a la depen­den­cia, resul­ta­do de un ela­bo­ra­do plan por par­te de las empre­sas pri­va­das que des­de hace años han vis­to el filón que supo­nía inver­tir en este sec­tor. Para ello, han con­ta­do con la ines­ti­ma­ble cola­bo­ra­ción de una cla­se polí­ti­ca, unas veces corrup­ta, otras veces fría­men­te neo­li­be­ral y otras (las más, pro­ba­ble­men­te) cla­ra­men­te abú­li­ca, pero que ha opta­do, de for­ma sis­te­má­ti­ca, por sali­das “fáci­les” a pro­ble­mas com­ple­jos. Tam­bién ha resul­ta­do ser la pan­de­mia un invo­lun­ta­rio índi­ce de pobre­za y de fal­ta de ase­qui­bi­li­dad y acce­si­bi­li­dad a los ser­vi­cios sani­ta­rios lo que impli­ca tam­bién una fal­ta de inver­sión en trans­por­te públi­co y en infra­es­truc­tu­ras de comunicación.

La infra­fi­nan­cia­ción que sufre Anda­lu­cía a tra­vés del Sis­te­ma de Finan­cia­ción Auto­nó­mi­ca, así como la cons­tan­te “nece­si­dad” de los gobier­nos de la Jun­ta de recor­tar el ser­vi­cio sani­ta­rio públi­co tie­ne enor­mes con­se­cuen­cias sobre la vida de las Andaluzas.

La acce­si­bi­li­dad a ser­vi­cios públi­cos como la sani­dad vie­ne con­di­cio­na­da por la dota­ción de infra­es­truc­tu­ras sani­ta­rias, per­so­nal, e infra­es­truc­tu­ras de comu­ni­ca­ción exis­ten­tes entre las dife­ren­tes Zonas Bási­cas de Salud y sus hos­pi­ta­les de refe­ren­cia. No olvi­de­mos que en los últi­mos años no solo los recor­tes pre­su­pues­ta­rios jus­ti­fi­ca­dos en la cri­sis eco­nó­mi­ca, sino tam­bién un mode­lo hos­pi­ta­lo­cén­tri­co (prác­ti­ca­men­te con nula inver­sión en medi­ci­na social y pre­ven­ti­va) y eco­no­mi­cis­ta que basa la inver­sión en la ren­ta­bi­li­dad, han ido con­du­cien­do a hos­pi­ta­les de refe­ren­cia cada vez más sobre­sa­tu­ra­dos don­de no solo hay que acu­dir en casos gra­ves que impli­quen un ingre­so, sino que es don­de se pres­ta la asis­ten­cia espe­cia­li­za­da de la mayo­ría de zonas rurales.

Las enor­mes dife­ren­cias de acce­so al sis­te­ma sani­ta­rio anda­luz son debi­das, por una par­te, a la estruc­tu­ra­ción en Dis­tri­tos Sani­ta­rios en que se divi­de Anda­lu­cía y la des­igual dota­ción de hos­pi­ta­les y per­so­nal sani­ta­rio en cada uno de ellos, y, por otra, a las comu­ni­ca­cio­nes con los cen­tros don­de se impar­ten las con­sul­tas de espe­cia­lis­tas y los hos­pi­ta­les públi­cos. En ese sen­ti­do se apre­cia una mor­tal dis­cri­mi­na­ción de las zonas bási­cas rura­les menos pobla­das y más ale­ja­das o peor comu­ni­ca­das con los cen­tros sani­ta­rios públi­cos, gra­cias a la fal­ta de inver­sión en infra­es­truc­tu­ras via­rias, ferro­ca­rri­les de cer­ca­nías y medios de trans­por­te comunitarios.

Un índi­ce muy lla­ma­ti­vo y reve­la­dor de esta situa­ción es el por­cen­ta­je de falle­ci­dos Covid res­pec­to a los posi­ti­vos con­fir­ma­dos. Exis­ten algo más de dos­cien­tas zonas bási­cas de salud en Anda­lu­cía, dis­tri­bui­das en 35 dis­tri­tos sani­ta­rios de las cua­les 26 tie­nen un por­cen­ta­je de falle­ci­dos supe­rior a 1,7 veces la media Anda­lu­za. La mitad de estas 26 se sitúan en las pro­vin­cias de Jaén y Cór­do­ba que tie­nen el “pri­vi­le­gio” de poseer la cuar­ta par­te de sus zonas bási­cas de salud con un índi­ce de mor­ta­li­dad res­pec­to a con­fir­ma­dos Covid muy supe­rior al refe­ri­do 1,7 veces la media Anda­lu­za. Y no es casual que se corres­pon­dan mayo­ri­ta­ria­men­te con zonas rura­les con peo­res dota­cio­nes sani­ta­rias e infra­es­truc­tu­ras de trans­por­te, tales como Izná­jar, San­tia­go-Pon­to­nes, Alca­lá la Real, Puen­te Genil, la zona bási­ca de salud de La Sie­rra en Cór­do­ba (zona de Obe­jo), Por­cu­na, Peal de Bece­rro, La Caro­li­na, Lina­res, Arjo­na, Prie­go de Cór­do­ba o Montoro.

Se podría pen­sar que exis­ten fac­to­res dis­tor­sio­na­do­res en este por­cen­ta­je de falle­ci­dos como un aumen­to de la edad media de las zonas men­cio­na­das o una baja tasa de detec­ción de casos en estas pro­vin­cias, pero estos fac­to­res, aun­que podrían influir, se dilu­yen en el momen­to que se com­pa­ran datos a nivel anda­luz y se repi­te la ten­den­cia. San­ta Fe o Loja en Gra­na­da, Car­mo­na en Sevi­lla, Los Vélez o el Alto Anda­rax en Alme­ría, Ara­ce­na en Huel­va, Archi­do­na en Mála­ga o Tari­fa en Cádiz son cla­ros ejemplos.

El caso de Mála­ga es muy repre­sen­ta­ti­vo de lo que inten­ta­mos demos­trar. Las dife­ren­cias entre la cos­ta, mucho mejor comu­ni­ca­da y mejor dota­da de hos­pi­ta­les que el inte­rior, son sig­ni­fi­ca­ti­vas. El dis­tri­to sani­ta­rio Serra­nía es el de mayor por­cen­ta­je de falle­ci­dos sobre con­fir­ma­dos Covid, superan­do en 1,46 veces la media anda­lu­za. El dis­tri­to de La Vega (Ante­que­ra y sus muni­ci­pios ale­da­ños) Supera a la media anda­lu­za en 1,15 veces, mien­tras que el dis­tri­to de Mála­ga capi­tal y de la Axar­quía tie­nen un índi­ce menor a la media anda­lu­za, y son el valle del Gua­dalhor­ce (0,84 veces la media anda­lu­za) y sobre todo el dis­tri­to Cos­ta del Sol (0,75 veces la mor­ta­li­dad media anda­lu­za) los dis­tri­tos con mejor índi­ce. Resul­tan­do por tan­to que el índi­ce de mor­ta­li­dad en Serra­nía (Ron­da etc.) es casi el doble que en el dis­tri­to de Cos­ta del Sol. (1,95 veces mayor)

Las zonas bási­cas de salud (ZBS) con menor núme­ro de habi­tan­tes, que sue­len tener peor acce­si­bi­li­dad a los recur­sos sani­ta­rios man­tie­nen un mayor índi­ce de mor­ta­li­dad res­pec­to a los con­fir­ma­dos Covid que aque­llas con mayor pobla­ción. Vea­mos la distribución:

  • Más de dos­cien­tos mil anda­lu­ces y anda­lu­zas que resi­den en ZBS con menos de 10.000 habi­tan­tes tie­nen una mor­ta­li­dad de más de un 13% sobre la media Andaluza.
  • Más de 1 millón de Anda­lu­zas que resi­den en ZBS con entre 10.000 y 20.000 habi­tan­tes, pre­sen­tan un índi­ce casi 11% más que la mor­ta­li­dad media de Andalucía.
  • Más de 1 millón de Anda­lu­ces y Anda­lu­zas resi­den en zonas bási­cas de salud de entre 20.000 y 30.000 habi­tan­tes. Estas supe­ran casi un 3,5% el índi­ce medio Anda­luz de falle­ci­dos sobre con­fir­ma­dos Covid.
  • Los más de 2,7 millo­nes que resi­den en ZBS de entre 30.000 y 100.000 habi­tan­tes y los 1,3 millo­nes que resi­den en ZBS de entre 100.000 y 200.000 habi­tan­tes son los que pre­sen­tan un índi­ce de mor­ta­li­dad sobre con­fir­ma­dos infe­rior a la media (del 92 y 85% del índi­ce anda­luz respectivamente).
  • La ten­den­cia a la baja del tra­mo ante­rior vuel­ve a subir has­ta más del 9% del índi­ce medio Anda­luz cuan­do se ana­li­za a los 2 millo­nes de Anda­lu­ces que resi­den en las cin­co zonas de más de 200.000 habi­tan­tes, a cau­sa del colap­so del sis­te­ma. El colap­so no es solo debi­do a un mayor índi­ce de pobla­ción sino a que en muchas oca­sio­nes sus ins­ta­la­cio­nes hos­pi­ta­la­rias no solo han de aten­der a los resi­den­tes en su dis­tri­to sani­ta­rio, sino a los de dis­tri­tos sani­ta­rios ale­da­ños que care­cen de las mis­mas o poseen ser­vi­cios más limitados.

Por pro­vin­cias Sevi­lla tie­ne el 7,8% de sus zonas bási­cas de salud con un índi­ce de mor­ta­li­dad sobre con­fir­ma­dos Covid supe­rior a la media Anda­lu­za (toman­do como media un inter­va­lo entre 0,8 y 1,4 veces la media arit­mé­ti­ca); Mála­ga el 11,5%; Cádiz el 12,5%; Huel­va el 14,3%; Alme­ría el 15,8%. De nue­vo la Anda­lu­cía más rural e inte­rior des­ta­ca en el extre­mo opues­to. Así, el 32,1% de las ZBS de Jaén y el 32% de las de Cór­do­ba supe­ran el índi­ce de mor­ta­li­dad medio Anda­luz, y lo mis­mo ocu­rre en el 36,6% de las ZBS de Granada.

Todo esto vuel­ve a poner de mani­fies­to que las polí­ti­cas, inver­sio­nes públi­cas y acce­si­bi­li­dad a los ser­vi­cios públi­cos son muy des­igua­les entre las pro­vin­cias Anda­lu­zas y, den­tro de ellas, entre dife­ren­tes zonas. La Anda­lu­cía rural inte­rior, la de menor ren­ta dis­po­ni­ble, mayor exi­lio labo­ral y mayor pre­ca­rie­dad labo­ral, es ade­más, la que menor acce­si­bi­li­dad tie­ne a los ser­vi­cios públi­cos bási­cos debi­do a la fal­ta de inver­sión públi­ca en infra­es­truc­tu­ras de todo tipo por par­te de la Jun­ta y del Gobierno central.

Y como mues­tra un botón: Las inver­sio­nes reales de los Pre­su­pues­tos Gene­ra­les del Esta­do de 2021 en la pro­vin­cia de Cór­do­ba supo­nen 186 millo­nes de euros, de los cua­les 124 millo­nes corres­pon­den para la amplia­ción del Cemen­te­rio Nuclear de El Cabril (3,7 millo­nes de euros), en obras en la alta velo­ci­dad para evi­tar que el AVE entre Sevi­lla y Mála­ga pase por Cór­do­ba (103,1 millo­nes de euros), y en inver­sión en tele­co­mu­ni­ca­cio­nes y elec­tri­fi­ca­ción para ADIF (17,4 de euros). De éstos últi­mos solo 1,4 millo­nes son de inver­sión en cer­ca­nías y regio­na­les. Por tan­to si qui­ta­mos de la ecua­ción la inver­sión en el Cabril y en AVE, la pro­vin­cia Cór­do­ba se sitúa en el fur­gón de cola en inver­sión medi­da en euros por habi­tan­te com­pa­ra­ti­va­men­te con los datos de las dis­tin­tas Comu­ni­da­des Autónomas.

Cabe pen­sar, por tan­to, que las inver­sio­nes pre­vis­tas no van a supo­ner nin­gún cam­bio sus­tan­cial en la vida de la mayo­ría de los y las cor­do­be­sas ni van a paliar en nin­gún sen­ti­do las des­igual­da­des terri­to­ria­les que sufrimos.

* Ima­gen de por­ta­da con licen­cia Crea­ti­ve Com­mons de Wiki­me­dia Com­mons.

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *