Eus­kal Herria. La Audien­cia Nacio­nal con­de­na a cua­tro años de pri­sión a Bar­ba­do y Zelaia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de febre­ro de 2021.

La Audien­cia Nacio­nal ha con­de­na­do a los ala­ve­ses Gal­der Bar­ba­do y Aitor Zelaia a cua­tro años de pri­sión. Tras el jui­cio cele­bra­do hace 10 días, el tri­bu­nal ha con­si­de­ra­do pro­ba­do «un deli­to de depó­si­to de ele­men­tos para la con­fec­ción de apa­ra­tos explo­si­vos e incen­dia­rios». La Fis­ca­lía pedía ocho años de pri­sión para cada uno, mien­tras que las defen­sas recla­ma­ron la absolución.

En la sen­ten­cia, la Sec­ción Cuar­ta de la Sala de lo Penal, pre­si­di­da por la jue­za Ánge­la Muri­llo, con­de­na a ambos como auto­res de un deli­to de «depó­si­to de armas y muni­cio­nes» y de «depó­si­to y trá­fi­co de sus­tan­cias y apa­ra­tos explo­si­vos y de sus com­po­nen­tes con fina­li­dad terrorista».

El tex­to reco­ge las decla­ra­cio­nes de los dos jóve­nes ala­ve­ses en la vis­ta en las que mani­fes­ta­ron que se enmar­ca­ban ideo­ló­gi­ca­men­te en la izquier­da aber­tza­le y mos­tra­ron su apues­ta por las vías exclu­si­va­men­te pacíficas.

Sin embar­go, la Audien­cia Nacio­nal con­si­de­ra que «a pesar de esas mani­fes­ta­cio­nes, los hallaz­gos en el zulo en cuya ocul­ta­ción par­ti­ci­pa­ron los acu­sa­dos no res­pon­den a lo que pre­co­ni­zan dadas las carac­te­rís­ti­cas de los ele­men­tos detec­ta­dos para la con­fec­ción de explo­si­vos emplea­dos común­men­te en la vio­len­cia callejera».

El ates­ta­do de la Ertzain­tza vin­cu­ló los mate­ria­les encon­tra­dos en un bidón en Dura­na con actos de sabo­ta­je con­tra Kutxa­bank regis­tra­dos en Abetxu­ko, Agu­rain e Igo­rre en 2014, pero duran­te el jui­cio el ins­truc­tor reco­no­ció no tener nin­gu­na prue­ba de ello, más allá de la sos­pe­cha de los agen­tes. «Era una línea de inves­ti­ga­ción pro­me­te­do­ra, pero lue­go no se sus­ten­tó», añadió.

De esta for­ma, la Audien­cia Nacio­nal con­si­de­ra que lo halla­do en el zulo, en refe­ren­cia a unas hue­llas en bol­sas de plás­ti­co, es «sufi­cien­te» para atri­buir­les el con­te­ni­do de los mis­mos, a pesar de que quien encon­tró el bidón ase­gu­ró, en un pri­mer momen­to, que podía lle­var allí 25 años. «No se ha dado una expli­ca­ción que des­car­te la rela­ción de ambos con el bidón y su con­te­ni­do», apun­ta la Sala. 

El ins­truc­tor de la Ertzain­tza tam­bién reco­no­ció que no había nin­gu­na evi­den­cia de que el bidón halla­do en Dura­na tuvie­ra rela­ción algu­na con ETA ni «con otros gru­pos afi­nes al MLNV y a la kale borro­ka» más allá de que «es un mate­rial típi­co» de estos gru­pos. «No digo que esto sea de un coman­do de ETA ni de la kale borro­ka», seña­ló pos­te­rior­men­te a pre­gun­tas de la defen­sa de los acusados.

La sen­ten­cia, asi­mis­mo, hace refe­ren­cia a una mochi­la incau­ta­da a Zelaia en el regis­tro de su domi­ci­lio. El agen­te de la Ertzain­tza que redac­tó el ates­ta­do y decla­ró en el jui­cio la pre­sen­tó como «una mochi­la de kale borro­ka» y la sala ha dado por bue­na esa decla­ra­ción. Aque­lla bol­sa con­te­nía mate­rial que se empleó en un turno de segu­ri­dad del Hatortxu Rock de fina­les de 2018. Se tra­ta­ba de bri­das para atar las vallas, guan­tes, wal­kies para comu­ni­car­se, telé­fo­nos móvi­les o cin­ta americana.

Zelaia expli­có que se lle­vó ese mate­rial a Gas­teiz des­de Iru­ñe­rria para entre­gár­se­lo a un res­pon­sa­ble de Hatortxu que vive tam­bién en la capi­tal ala­ve­sa. Este extre­mo fue corro­bo­ra­do por el res­pon­sa­ble de orga­ni­zar los tur­nos de Ara­ba. La sen­ten­cia tam­bién hace alu­sión a que en el domi­ci­lio del joven ala­vés se encon­tra­ron bate­rías de una cáma­ra de fotos y una cami­se­ta con el lema «Etxe­ra».

Según el agen­te de la Ertzain­tza, sin embar­go, el hecho de que apa­rez­ca todo este mate­rial de mane­ra con­jun­ta «hace sos­pe­char que pue­da ser un kit», sin apor­tar prue­ba algu­na que acre­di­te tal sos­pe­cha. La Audien­cia Nacio­nal ha acep­ta­do esta tesis.

Las defen­sas de Bar­ba­do y Zelaia pue­den recu­rrir la sen­ten­cia ante la Sala de Ape­la­ción de la Audien­cia Nacional.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *