Ara­bia Sau­di­ta. Ex fun­cio­na­rio de Inte­li­gen­cia sau­dí deman­da a MBS por inten­to de asesinato

Resu­men Medio Orien­te, 6 de febre­ro de 2021-.

Un ex alto fun­cio­na­rio de la Inte­li­gen­cia sau­dí ha dicho que el infa­me prín­ci­pe here­de­ro del rei­no, Moham­med bin Sal­man (MBS), orde­nó a sus agen­tes que se embar­ca­ran en la segun­da misión de ase­si­na­to en su con­tra des­pués de que la pri­me­ra falla­ra hace dos años.

En una deman­da pre­sen­ta­da en un tri­bu­nal fede­ral en Washing­ton DC el jue­ves, Saad al Yabri, quien actual­men­te resi­de en Cana­dá, dijo que ha enfren­ta­do repe­ti­das ame­na­zas con­tra su vida en los últi­mos meses. Él se exi­lió en Cana­dá en 2017 y ha esta­do allí bajo la pro­tec­ción de segu­ri­dad pri­va­da des­de entonces.

La deman­da afir­mó que MBS con­vo­có una reu­nión en mayo de 2020 con ase­so­res cla­ve y orde­nó a los agen­tes que lle­va­ran a cabo otra misión para matar a Al Yabri via­jan­do direc­ta­men­te a tra­vés de EEUU. Él ingre­só en Cana­dá por tie­rra casi dos años des­pués de que el pri­mer inten­to de ase­si­na­to fue­ra frus­tra­do por la segu­ri­dad del aeropuerto.

Se pro­du­ce meses des­pués de que Al Yabri deman­da­ra por pri­me­ra vez al prín­ci­pe here­de­ro sau­dí por enviar a Cana­dá a un escua­drón de 50 hom­bres com­pues­to por los ase­si­nos más hábi­les del rei­no para asesinarlo.

Según el expe­dien­te judi­cial, el inten­to de ase­si­na­to del escua­drón de asal­to, apo­da­do el “Escua­drón del Tigre”, tuvo lugar 13 días des­pués de que miem­bros de esta uni­dad par­ti­ci­pa­ran en el ase­si­na­to de alto per­fil del perio­dis­ta sau­dí disi­den­te Yamal Khashog­gi en el con­su­la­do sau­dí en Estam­bul el 2 de octu­bre de 2018.

El pre­sun­to com­plot fra­ca­só des­pués de que los agen­tes fron­te­ri­zos cana­dien­ses sos­pe­cha­ran del escua­drón de asal­to cuan­do sus miem­bros inten­ta­ron ingre­sar al país en el Aero­puer­to Inter­na­cio­nal Pear­son de Toron­to, según docu­men­tos judiciales.

“Si las acu­sa­cio­nes en esta deman­da pare­cen fan­tás­ti­cas, es sólo por­que es difí­cil son­dear las pro­fun­di­da­des de la depra­va­ción del acu­sa­do Bin Sal­man y los hom­bres a los que dio poder para lle­var a cabo su volun­tad”, dice la demanda.

“Pero no se equi­vo­quen: el inten­to de matar al Dr. Saad, al igual que el ase­si­na­to com­ple­to de Yamal Khashog­gi días antes, no fue un inci­den­te ais­la­do, sino la for­ma en que el acu­sa­do Bin Sal­man ope­ró regu­lar­men­te en los años pre­vios al fatí­di­co even­to de 2018”.

MBS inten­tó atraer a la hija de al Yabri al con­su­la­do saudí

Des­de junio de 2017, a dos de los hijos de Al Jabri, Sarah y Omar, se les ha prohi­bi­do salir de Ara­bia Sau­dí, lo que gene­ra preo­cu­pa­ción en todo el mun­do de que se estén sien­do uti­li­za­dos como rehe­nes para ase­gu­rar el regre­so de Al Yabri.

No con­ten­to con tener solo a dos de sus hijos bajo su con­trol, según ale­ga la deman­da, Bin Sal­man inten­tó atraer a la hija de Al Yabri, His­sah al Muzai­ni, al con­su­la­do sau­dí en Estam­bul pocos días antes del bru­tal ase­si­na­to de Khashog­gi allí.

La denun­cia agre­ga que un cola­bo­ra­dor cer­cano de MBS pre­sio­nó al espo­so de His­sah, Salem Almu­zai­ni, para con­ven­cer a His­sah de que ingre­sa­ra al con­su­la­do sau­dí en Estam­bul para reno­var su pasa­por­te, inclu­so aun­que ella no tenía inten­ción de regre­sar al rei­no. Fue solo des­pués del ase­si­na­to de Khashog­gi que se ente­ra­ron del des­tino que le espe­ra­ba cuan­do ingre­só en el consulado.

Al Yabri solía tra­ba­jar en estre­cha cola­bo­ra­ción con el ex prín­ci­pe here­de­ro Moham­med Bin Nayef, quien fue derro­ca­do y dete­ni­do en 2017, cuan­do Bin Sal­man lo reem­pla­zó. Al Yabri huyó del rei­no poco des­pués. La nue­va deman­da dice que Al Yabri es vis­to como una “ame­na­za urgen­te” para la posi­ción de MBS den­tro de EEUU.

El mes pasa­do, Al Yabri enfren­tó repre­sa­lias lega­les por par­te del prín­ci­pe here­de­ro, quien pre­sen­tó una deman­da en su con­tra en el Tri­bu­nal Supe­rior de Onta­rio, ale­gan­do que orques­tó un plan de lava­do de dine­ro y robó más de 3.500 millo­nes de Ara­bia Saudí.

En res­pues­ta, Al Yabri negó los car­gos. Él “da la bien­ve­ni­da a la opor­tu­ni­dad de enfren­tar­se a MBS en foros judi­cia­les neu­tra­les”, dijo una cam­pa­ña en favor de la fami­lia Al Yabri, según el Midd­le East Eye.

El cono­ci­mien­to de Al Yabri de infor­ma­ción con­de­na­to­ria sobre los secre­tos de Riad y su “pro­fun­da cone­xión con el gobierno de EEUU, es exac­ta­men­te la razón por la que el acu­sa­do Bin Sal­man lo quie­re muer­to”, dice la nue­va deman­da. “Y el acu­sa­do Bin Sal­man esta­ba pre­pa­ra­do para actuar en EEUU para que eso sucediera”.

Fuen­te: Al Manar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *