Ara­bia Sau­di­ta. Riad prohí­be la entra­da a nacio­na­les de 20 paí­ses tras las mani­fes­ta­cio­nes en varias ciu­da­des saudíes

Resu­men Medio Orien­te, 5 de febre­ro de 2021-.

Este mar­tes 2 de febre­ro, Riad deci­dió prohi­bir la entra­da de nacio­na­les de 20 paí­ses extran­je­ros, obvia­men­te con el pre­tex­to de tener que con­tra­rres­tar la pan­de­mia de la Covid-19. La agen­cia de noti­cias ofi­cial sau­dí SPA dijo que la prohi­bi­ción tem­po­ral, que entró en vigor a par­tir de las 9 p.m. del 3 de febre­ro, afec­ta a los ciu­da­da­nos de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, Ale­ma­nia, EEUU, Gran Bre­ta­ña. Bre­ta­ña, Sudá­fri­ca, Fran­cia, Egip­to, Líbano, India, Pakis­tán y otros.

La deci­sión tam­bién inclu­ye a quie­nes pro­ce­dan de otros paí­ses si han pasa­do por uno de estos vein­te paí­ses, duran­te los 14 días ante­rio­res a la soli­ci­tud de entra­da al rei­no. La entra­da de per­so­nas exclui­das de esta prohi­bi­ción está suje­ta a medi­das de pre­cau­ción, que son deter­mi­na­das por el Minis­te­rio de Salud de Ara­bia Saudí.

Nadie cree, sin embar­go, que la medi­da res­pon­da a las preo­cu­pa­cio­nes de salud del régi­men. Este últi­mo está visi­ble­men­te asus­ta­do por la pers­pec­ti­va de la infil­tra­ción de “agen­tes del ser­vi­cio exte­rior” en terri­to­rio sau­dí cuya misión sería la de ampliar las mani­fes­ta­cio­nes en todo el rei­no. Y esto en un con­tex­to en el que se eli­mi­nan los sub­si­dios, fal­ta gaso­li­na, la eco­no­mía se debi­li­ta…. No hay duda de que el gobierno de Bin Sal­man enfren­ta una opo­si­ción inter­na y exter­na, y se está ges­tan­do un inten­to de gol­pe con­tra él.

“Esta hos­ti­li­dad con­tra MBS ya ha gana­do las filas del ejér­ci­to sau­dí, amplia­men­te pro­ba­da en Yemen, don­de ha pasa­do de derro­ta en derro­ta. Y lue­go este ejér­ci­to tam­bién está sufrien­do la cri­sis glo­bal que está arra­san­do el rei­no. Ya ha teni­do sufi­cien­te opre­sión, pur­gas, gue­rra. Muchos ofi­cia­les se opo­nen a la gue­rra en Yemen y se dice que inclu­so han comen­za­do a pasar infor­ma­ción a Ansa­ru­lá. Yemen com­par­te afi­ni­da­des cul­tu­ra­les, his­tó­ri­cas y tri­ba­les con Ara­bia”, dijo el secre­ta­rio gene­ral del movi­mien­to sau­dí Al Kara­ma, Maan al Yar­ba. “Donald Trump con­si­de­ra­ba a Riad como una fuen­te de ingresos”.

Este con­cep­to no ha cam­bia­do entre los gobier­nos esta­dou­ni­den­ses. El régi­men sau­dí tam­bién se ha con­ver­ti­do en el poli­cía esta­dou­ni­den­se en la región, cum­plien­do sus órde­nes en su nom­bre. Lo que les impor­ta a los esta­dou­ni­den­ses es ven­der miles de millo­nes de dóla­res en armas al rei­no cada año. Mien­tras Riad jue­gue este jue­go, está bien, no impor­ta si es Bin Sal­man o alguien más. Las pró­xi­mas sema­nas serán ricas en tras­tor­nos para el clan Sal­man, inclu­so si inten­ta mover las mon­ta­ñas para ganar­se el favor de Biden.

Fuen­te: Al Manar

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *