El Sal­va­dor. Gober­na­do por asesinos

Por Valen­ti­na Por­ti­llo Fabián. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de febre­ro de 2021.

El Sal­va­dor está vol­vien­do a sus peo­res tiem­pos. Esto se debe, en par­te, a que lo gobier­nan cri­mi­na­les del peor tipo: fun­cio­na­rios en ven­ta, sin seso y sin pala­bra, difu­so­res de esa mal lla­ma­da “cul­tu­ra de masas”, empre­sa­rios, sica­rios y nar­co­de­pen­dien­tes corrup­tos y ladro­nes, ami­gos de los pode­ro­sos, nar­co­tra­fi­can­tes y terro­ris­tas de Esta­do, vio­la­do­res de dere­chos huma­nos, mani­pu­la­do­res, nega­do­res del pasa­do. Para variar, res­pal­da­dos por una masa infor­me de gen­te desesperada.

La encru­ci­ja­da de las y los pocos sal­va­do­re­ños cons­cien­tes se ve aho­ra col­ma­da por un aten­ta­do recien­te con­tra el pro­ta­go­nis­ta de los Acuer­dos de Paz de 1992, y aho­ra, el más vili­pen­dia­do par­ti­do y el úni­co ins­ti­tu­to polí­ti­co de izquier­da que que­da en El Sal­va­dor, aun capa­ci­ta­do para com­pe­tir en las elec­cio­nes legis­la­ti­vas y muni­ci­pa­les del 28 de febre­ro de 2021. A con­ti­nua­ción, una bre­ve cró­ni­ca de los suce­sos del 31 de enero de 2021, y el deta­lle de la ins­ti­ga­ción al cri­men y la impu­ni­dad por par­te del actual pre­si­den­te de la República.

Domin­go 31 de enero de 2021, entre 6:20 p.m. y 6:50 p.m. En ple­na cam­pa­ña elec­to­ral, mili­tan­tes del Fren­te Fara­bun­do Mar­tí para la Libe­ra­ción Nacio­nal (FMLN) vuel­ven de un mitin en cara­va­na, y atra­vie­san el ponien­te del cen­tro de San Sal­va­dor, entre la 11 Ave­ni­da Nor­te y la 1ª Calle Ponien­te hacia la sede del par­ti­do polí­ti­co cono­ci­da como “229”, cuan­do son inter­cep­ta­dos por un sedán color azul, des­de don­de supues­tos faná­ti­cos de fút­bol les dis­pa­ran, dejan­do como sal­do dos heri­dos y dos víc­ti­mas mor­ta­les. Estas últi­mos, son los excom­ba­tien­tes del con­flic­to arma­do de 1980, Glo­ria Rogel del Cid y Juan de Dios Teja­da. Habían sobre­vi­vi­do la gue­rra de los ochen­ta, pero nada los pre­pa­ra­ba para morir ase­si­na­dos por el odio en democracia.

7:32 p.m. Media hora des­pués, el pre­si­den­te sal­va­do­re­ño tui­tea afir­man­do que se tra­ta de un auto­aten­ta­do por par­te del FMLN: “Pare­ce que los par­ti­dos mori­bun­dos han pues­to en mar­cha su últi­mo plan. Qué deses­pe­ra­ción por no per­der sus pri­vi­le­gios y su corrup­ción. Pen­sé que no podían caer más bajo, pero caye­ron”. Error: pri­vi­le­gia­do, corrup­to, deses­pe­ra­do y muy bajo es el pre­si­den­te de la repú­bli­ca, sus fun­cio­na­rios y segui­do­res. El men­sa­je irra­dia el mis­mo veneno que vie­ne escu­pien­do des­de su cam­pa­ña pre­si­den­cial de dos años pre­vios a 2019, des­de su expul­sión del par­ti­do en cues­tión. Pero ahí no ter­mi­na su retahí­la de necedades.

7:43 p.m. Escri­be hipó­cri­ta­men­te, en la mis­ma pos­tu­ra de cul­par al mis­mo FMLN del aten­ta­do: “Es increí­ble el poco valor que le dan a la vida huma­na. El bien más pre­cia­do que tene­mos en este mun­do. Este gobierno ha lucha­do por defen­der la vida, pero pare­ce que hay quie­nes quie­ren afe­rrar­se al pasa­do de muer­te. Nues­tro pue­blo ya no quie­re sufrir”. Al con­tra­rio, ni el pre­si­den­te ni su gobierno han lucha­do por defen­der la vida. Tan solo la maña­na del 31 de enero, el vice­pre­si­den­te sal­va­do­re­ño había apro­ve­cha­do una reu­nión con vete­ra­nos de gue­rra para afir­mar como segui­dor del pre­si­den­te un nue­vo men­sa­je que pre­ce­día el hecho san­grien­to de la noche: “Recor­de­mos que esta nue­va gue­rra con nue­vos acto­res ya empe­zó y la empe­za­mos ganan­do el 3 de febre­ro de 2019 y la segui­re­mos ganan­do el pró­xi­mo 28 de febrero”.

7:52 p.m. El pre­si­den­te ase­gu­ra que la Poli­cía Nacio­nal Civil ya está inves­ti­gan­do y que cae­rá sobre los res­pon­sa­bles todo “el peso de la ley” (las leyes que el pre­si­den­te des­pre­cia). Este men­sa­je inten­ta amor­ti­guar la con­tra­pro­du­cen­te recep­ción de sus comen­ta­rios anteriores.

10:10 p.m. Publi­ca que uno de los cri­mi­na­les es agen­te de Pro­tec­ción a Per­so­na­li­da­des Impor­tan­tes (PPI) en el Minis­te­rio de Salud, suman­do un nue­vo fac­tor, el de sus fun­cio­na­rios ideo­lo­gi­za­dos eje­cu­tan­do la mala obra de sus tuits repre­si­vos: “El ata­can­te al pare­cer es un PPI asig­na­do al MINSAL, que venía del par­ti­do en el Cus­catlán. Está tam­bién sien­do ope­ra­do de gra­ve­dad por heri­das de bala. Todos los res­pon­sa­bles paga­rán por sus actos”. Se tra­ta­ría de un ele­men­to de con­fian­za en el actual gobierno (con la plei­te­sía de la Poli­cía Nacio­nal Civil a su supre­mo líder, se hace difí­cil una inves­ti­ga­ción seria del deli­to); apa­ren­te­men­te este ter­cer suje­to fue heri­do en lo que para el pele­le pare­ce no un ata­que, sino un tiro­teo don­de hubo fue­go cru­za­do que pro­vo­có una víc­ti­ma entre los agre­so­res. Todo lo cual pare­ce un enre­do narra­ti­vo del medio­cre pre­si­den­te, quien no se veía a esa hora tan dis­pues­to a sos­te­ner su ini­cial y beli­co­sa for­ma de refe­rir­se a los mili­tan­tes. El últi­mo tuit acu­san­do a uno de sus segui­do­res PPI, es casi una autoacusación.

10:33 p.m. Aña­de: “La @PNCSV tam­bién ha cap­tu­ra­do a dos mili­tan­tes del FMLN sos­pe­cho­sos de dis­pa­rar con­tra el PPI que está sien­do ope­ra­do por heri­das de bala en el abdo­men. Todos los res­pon­sa­bles paga­rán por sus actos, sean quie­nes sean.” Con este comen­ta­rio, no solo se anti­ci­pa a datos no pro­por­cio­na­dos por Fis­ca­lía, sino que revic­ti­mi­za y cri­mi­na­li­za a los mili­tan­tes heri­dos y falle­ci­dos en el hecho. Ade­lan­tar infor­ma­ción sin con­fir­mar, sin ser direc­tor de la Poli­cía Nacio­nal Civil o fis­cal, es una irres­pon­sa­bi­li­dad ya usual por par­te del pri­mer fun­cio­na­rio público.

12:48 a.m. Ope­ra­ti­vo poli­cial en las afue­ras del Hos­pi­tal Rosa­les en la capi­tal, que dura has­ta medio­día, para dete­ner a uno de los mili­tan­tes heri­dos del FMLN.

Trans­cu­rri­das varias horas del cri­men, se sabe que los tres ata­can­tes son emplea­dos de segu­ri­dad en el Minis­te­rio de Salud, dos de ellos poli­cías PPI, según lo con­fir­ma el Minis­tro de Salud, Fran­cis Ala­bí. Esto hace pen­sar que hay detrás del doble homi­ci­dio algo más que un sim­ple inci­den­te de tres locos que dis­pa­ran esti­mu­la­dos por­la vic­to­ria de su equi­po en una final de fút­bol. Tam­bién sabe­mos que el supues­to vehícu­lo sedán azul en que se trans­por­ta­ban, fue halla­do en un par­queo del MINSAL, y reti­ra­do inme­dia­ta­men­te por la PNC sin que se haya com­ple­ta­do un autén­ti­co peri­ta­je; que varios fun­cio­na­rios, entre ellos un minis­tro, se pro­nun­cia­ron en Twit­ter para apo­yar la tesis del supues­to auto­aten­ta­do; que el FMLN ha reci­bi­do con­do­len­cias y soli­da­ri­dad por par­te de varios orga­nis­mos de dere­chos huma­nos, nacio­na­les e inter­na­cio­na­les, así como de otros gobier­nos; que el Tri­bu­nal Supre­mo Elec­to­ral, des­pués de desoír la peti­ción de uno de sus magis­tra­dos de soli­ci­tar cuan­to antes la lle­ga­da de obser­va­do­res inter­na­cio­na­les para pre­ve­nir nue­vas accio­nes vio­len­tas, antes del even­to elec­to­ral del 28 de febre­ro, por fin han for­ma­li­za­do esta petición.

No debe­mos acos­tum­brar­nos a la inti­mi­da­ción que empe­zó con la bra­vu­co­na­da del pre­si­den­te, quien abu­san­do de su car­go orde­nó hace casi un año, el 9 de febre­ro de 2020, la incur­sión mili­tar a la Asam­blea Legis­la­ti­va. A 27 días de cele­brar­se elec­cio­nes legis­la­ti­vas, en El Sal­va­dor el pasa­do vuel­ve en una espi­ral de vio­len­cia polí­ti­ca. Esto no es noti­cia nue­va, cla­ro; en los 1990 y en los 2000, inte­lec­tua­les, escri­to­res, poe­tas y docen­tes que advir­tie­ron la deba­cle, pero a quie­nes nadie, como a nue­vas Casan­dras, incli­nó oídos. Esta vez la repre­sión polí­ti­ca no solo es poli­cial y mili­tar; los nue­vos ins­tru­men­tos de repre­sión son aho­ra faná­ti­cos y pan­di­llas. Véa­se los hallaz­gos maca­bros y ata­ques arma­dos cada vez más nume­ro­sos des­de las dos últi­mas sema­nas de enero 2021, inclu­yen­do el ata­que por pan­di­llas con­tra un equi­po de Médi­cos Sin Fron­te­ras la maña­na del 31 de enero.

El pue­blo sigue entre­gan­do poder a ani­ma­les rabio­sos ‑con el per­dón de nues­tro rei­no ani­mal- que no se deten­drán media vez los han des­ata­do; diri­gi­dos por éli­tes que pla­ni­fi­ca­ron este gra­ve retro­ce­so, y azu­za­dos por el soció­pa­ta de Casa Pre­si­den­cial. El pre­si­den­te no pue­de decir que su gobierno fomen­ta otra cosa que odio. Sobre él recae gran par­te de lo que ha ocu­rri­do des­de que asu­mió como el prin­ci­pal delin­cuen­te de El Sal­va­dor, pues sien­do el pri­mer obli­ga­do a defen­der el Esta­do de Dere­cho, ha opta­do por ser un terro­ris­ta que pre­si­de un gobierno vio­la­dor de dere­chos huma­nos, inclu­yen­do su ins­ti­ga­ción cons­tan­te que resul­tó en el ase­si­na­to de Juan de Dios Teja­da y Glo­ria Rogel del Cid, quie­nes, lea­les a sus prin­ci­pios, no aban­do­na­ron has­ta el final una lucha que no es la de un par­ti­do polí­ti­co, sino la de un pue­blo una vez vale­ro­so con ganas de liber­tad y jus­ti­cia social. El 28 de febre­ro debe­mos deci­dir en las urnas si que­re­mos que el baño de san­gre con­ti­núe y recru­dez­ca, o si que­re­mos defen­der la plu­ra­li­dad de una Asam­blea Legis­la­ti­va que, le gus­te o no al dic­ta­dor­zue­lo, no tie­ne por qué seguir al presidente.

Por aho­ra, los ciu­da­da­nos con­tra el tota­li­ta­ris­mo actual hace­mos res­pon­sa­bles de cual­quier cri­men por into­le­ran­cia polí­ti­ca con­tra cual­quie­ra de noso­tros y noso­tras, al pre­si­den­te de la Repú­bli­ca de El Sal­va­dor y a sus secua­ces fun­cio­na­rios, por pre­va­ler­se de su car­go para hacer apo­lo­gía del deli­to, inci­tar al odio, fomen­tar la into­le­ran­cia en nues­tras comu­ni­da­des, invi­si­bi­li­zar a las víc­ti­mas, y otras vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos, acla­ran­do a sus des­con­tro­la­dos sim­pa­ti­zan­tes y titi­ri­te­ros: no nos obli­ga­rán a pen­sar como uste­des y no nos obli­ga­rán a escondernos.

Fuen­te: Rebelión

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.