El Gobierno «de pro­gre­so» libe­ra a reclu­ta­dor de fal­sos posi­ti­vos res­pon­sa­ble de dece­nas de ase­si­na­tos en Colombia

COLOMBIA por Rosal­ba Alar­cón|En los años de 1988 y 2014 se regis­tra­ron en el país un total de 2.248 víc­ti­mas de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, de las cua­les casi la mitad, el 48 por cien­to fue­ron hom­bres jóve­nes entre los 18 y 30 años.

El Movi­mien­to Nacio­nal de Víc­ti­mas de Crí­me­nes de Esta­do de Colom­bia (Movi­ce), denun­ció que las auto­ri­da­des espa­ño­las deja­ron en liber­tad a Luis Cas­tro Ramí­rez, alias “Zar­co”, seña­la­do por reclu­tar a jóve­nes de esca­sos recur­sos para entre­gar­los a miem­bros del Ejér­ci­to de Colom­bia, ase­si­nar­los y hacer­los pasar por gue­rri­lle­ros caí­dos en combate.

Según Movi­ce, la pues­ta en liber­tad de Luis Cas­tro Ramí­rez, alias el “Zar­co”, ocu­rrió por “ven­ci­mien­tos de tér­mi­nos” el pasa­do 30 de diciem­bre de 2020, ocho meses des­pués de que varios medios de comu­ni­ca­ción colom­bia­nos anun­cia­ran que esta­ba en la “lis­ta de extra­di­ción de Colombia”.

La pues­ta de liber­tad de Ramí­rez es “negli­gen­cia del Esta­do colom­biano para tra­mi­tar su regre­so al país”, y sea judi­cia­li­za­do por el deli­to de homi­ci­dio en per­so­na pro­te­gi­da, y cola­bo­ra­dor del Ejér­ci­to colom­biano en la prác­ti­ca de los fal­sos positivos.

Las víc­ti­mas de alias el “Zar­co”, se ente­ra­ron de su liber­tad por la Fis­ca­lía, el pasa­do 26 de enero cuan­do lo espe­ra­ban para una audien­cia que no asistió.

Alias “Zar­co” ya había sido cap­tu­ra­do por las auto­ri­da­des espa­ño­las por fal­se­dad de docu­men­ta­ción, hecho que no logra­ron com­pro­bar­lo, y lo deja­ron en liber­tad el pasa­do 30 de diciem­bre de 2010, para ser recap­tu­ra­do el 25 de noviem­bre de 2018, hecho noti­fi­ca­do a las auto­ri­da­des colom­bia­nas de su exis­ten­cia en el país europeo.

La Fis­ca­lía Gene­ral colom­bia­na infor­mó que entre 1988 y 2014 se regis­tra­ron en el país un total de 2.248 víc­ti­mas de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, de las cua­les casi la mitad, el 48 por cien­to fue­ron hom­bres jóve­nes entre los 18 y 30 años.

El minis­te­rio públi­co, seña­la que ese deli­to aumen­tó de mane­ra sus­tan­cial a par­tir del 2002 y tuvo su eta­pa más crí­ti­ca entre 2006 y 2008, duran­te los gobier­nos del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be (2002−2010).

Los fal­sos posi­ti­vos o eje­cu­ción extra­ju­di­cial es una prác­ti­ca ins­ti­tu­cio­na­li­za­da por lo per­mea­do que esta el Esta­do colom­biano con las mafias del nar­co­trá­fi­co y el para­mi­li­ta­ris­mo, don­de toda­vía los mili­ta­res de alto ran­go pre­sio­nan a los sol­da­dos rasos en ase­si­nar a cam­pe­si­nos, líde­res socia­les, defen­so­res de Dere­chos Huma­nos, y hacer­los pasar por gue­rri­lle­ros para reci­bir pre­ben­das y ascensos.

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.