Disi­den­cias. Mar Cam­bro­llé: ‘El Esta­do nos debe de pedir per­dón por tan­tos años de discriminación’

Por Edur­ne LH, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de febre­ro de 2021.

Char­la­mos con la acti­vis­ta trans y pre­si­den­ta de la Fede­ra­ción Pla­ta­for­ma Trans sobre el nue­vo borra­dor sobre la ley trans esta­tal pre­sen­ta­do por Igualdad.

Hola Mar, en pri­mer lugar, ¿Cómo valo­ras el nue­vo borra­dor sobre la ley trans esta­tal que ha pre­sen­ta­do el Minis­te­rio de Igualdad?

Es un borra­dor que cum­ple con los ejes fun­da­men­ta­les que ya había­mos comen­ta­do en la pro­pues­ta de ley de la Pla­ta­for­ma trans, que son el prin­ci­pio de auto­de­ter­mi­na­ción y el prin­ci­pio de des­pa­to­lo­gi­za­ción. Tam­bién da una res­pues­ta a todas las situa­cio­nes en las que somos dis­cri­mi­nadxs, como pue­de ser el empleo, en las ins­ti­tu­cio­nes, en la edu­ca­ción o en la aten­ción sani­ta­ria. Tam­bién tie­ne en cuen­ta a las infan­cias, abor­da el tema de la iden­ti­dad legal, basa­do en el prin­ci­pio de auto­de­ter­mi­na­ción y despatologización.

Es un borra­dor que, aun­que se ha tra­ba­ja­do en la mesa de tra­ba­jo y se hayan ido deba­tien­do y apor­tan­do cosas, indu­da­ble­men­te bebe de la fuen­te de la pro­pues­ta de ley regis­tra­da en febre­ro de 2018 a pro­pues­ta de la Fede­ra­ción Pla­ta­for­ma Trans.

¿Le veis algu­na carencia?

Entien­do que hay cues­tio­nes, como las polí­ti­cas de empleo, podrían ser más expli­ci­tas, en vez de sólo hablar de que el colec­ti­vo trans es un colec­ti­vo en exclu­sión labo­ral se podrían haber con­cre­ta­do polí­ti­cas acti­vas, como por ejem­plo se ha hecho en Argen­ti­na con un cupo labo­ral del empleo públi­co, incen­ti­var a las empre­sas para la con­tra­ta­ción de per­so­nas trans, o medi­das fis­ca­les para per­so­nas trans empren­de­do­ras. No se han con­cre­ta­do estas cues­tio­nes, se h deja­do abier­to, y así, cabe la posi­bi­li­dad de que des­pués se con­cre­ten las medi­das, pero tam­bién pue­de pasar que si no se con­cre­tan lue­go que­de como una decla­ra­ción de bue­nas inten­cio­nes don­de des­pués no haya nada.

Por otro lado, tam­bién hay un vacío de medi­das socia­les, por ejem­plo, con el tema de la vivien­da, tam­bién fal­ta una repa­ra­ción a todas las per­so­nas trans mayo­res, que fue­ron víc­ti­mas del fran­quis­mo e inclu­so esa dis­cri­mi­na­ción se pro­lon­gó duran­te la demo­cra­cia y que a día de hoy viven en la extre­ma pre­ca­rie­dad y la pobre­za. Hace fal­ta repa­rar esto, por ejem­plo con un sub­si­dio que le per­mi­ta a todas las per­so­nas mayo­res de 60 o 65 años vivir con dig­ni­dad, como una repa­ra­ción por par­te del Esta­do, ya que se les ha blo­quea­do el acce­so al tra­ba­jo, no han podi­do coti­zar, o no han podi­do estu­diar por­que no ha habi­do pro­to­co­los para la pre­ven­ción de la dis­cri­mi­na­ción en los ámbi­tos edu­ca­ti­vos, etcétera.

Y algo fun­da­men­tal, que sí que vamos a pedir, que es el per­dón del Esta­do a las per­so­nas trans: El Esta­do nos debe de pedir per­dón a todas las per­so­nas trans por tan­tos años de dis­cri­mi­na­ción. Y nos debe de pedir per­dón tam­bién por haber teni­do una ley para el cam­bio regis­tral de nom­bre, que ha sido decla­ra­da incons­ti­tu­cio­nal en 2019: han teni­do una ley que ha cer­ce­na­do dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les a las per­so­nas trans, como pue­de ser la dig­ni­dad, la inti­mi­dad, un tra­to des­igual, o haber exclui­do a una par­te de la pobla­ción del pro­pio dere­cho a la iden­ti­dad. Esta ana­cró­ni­ca y sis­te­má­ti­ca dis­cri­mi­na­ción exi­ge de un per­dón públi­co del Esta­do a las per­so­nas trans.

La reac­ción del PSOE al borra­dor de la ley trans no se ha hecho espe­rar, y no ha sido posi­ti­va. Pero muchas de las leyes auto­nó­mi­cas que ya fun­cio­nan sobre esta cues­tión fue­ron apro­ba­das con sus votos ¿Qué es lo que ha cam­bia­do en el PSOE para que aho­ra se opon­gan a lo que habían apo­ya­do ante­rior­men­te, y ade­más sal­tán­do­se para ello el pro­pio acuer­do de gobierno con Uni­das Podemos?

El PSOE ha caí­do en una amne­sia polí­ti­ca muy gra­ve. Como bien has dicho, el PSOE ha pro­mo­vi­do en algu­nas Comu­ni­da­des Autó­no­mas leyes auto­nó­mi­cas basa­das en estos prin­ci­pios de auto­de­ter­mi­na­ción y des­pa­to­lo­gi­za­ción, y don­de no las han pro­mo­vi­da ellos las han apo­ya­do sin nin­gún tipo de duda. Debe­rían de tener un poco de res­pon­sa­bi­li­dad y aber­tu­ra polí­ti­ca ¿Cómo se pue­de poner en cues­tión aho­ra que los meno­res no pue­dan pedir el cam­bio de nom­bre sin un infor­me psi­co­ló­gi­co cuan­do el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal ya se ha pro­nun­cia­do sobre esto? ¿Cómo pue­den pre­ten­der some­ter­nos a plan­tea­mien­tos pato­ló­gi­cos cuan­do la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud ha dicho ya en 2018 que las iden­ti­da­des trans no son una pato­lo­gía? ¿Como pue­den pre­su­mir de ser euro­peos, con la boca gran­de, pero cuan­do se habla de Dere­chos Huma­nos para las per­so­nas trans mira­mos para otro lado? En ese caso ya no somos euro­peos, mira­mos para Hun­gría o para las polí­ti­cas de Trump. Es una con­tra­dic­ción polí­ti­ca: con las polí­ti­cas que han lle­va­do ade­lan­te en las auto­no­mías, con el hecho de que no res­pe­ta las sen­ten­cias del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal o de que no tie­ne en cuen­ta las direc­ti­vas de Europa.

Y sobre todo , me pare­ce una acti­tud pre­po­ten­te y anti­de­mo­crá­ti­ca el que quie­ran ante­po­ner su pro­gra­ma polí­ti­co a un acuer­do pro­gra­má­ti­co de gobierno: ellos no han obte­ni­do mayo­ría abso­lu­ta, si así fue­ra la ciu­da­da­nía les habría vota­do por­que esta­ría de acuer­do con su pro­gra­ma, pero no ha sido así y han teni­do que pac­tar con Uni­das Pode­mos, y en ese acuer­do pro­gra­má­ti­co la res­pon­sa­bi­li­dad polí­ti­ca del Gobierno debe de ir en la direc­ción de cum­plir el acuer­do pro­gra­má­ti­co y no de impo­ner el pro­gra­ma suyo como par­ti­do, que no ha sido ele­gi­do por la ciudadanía.

Lle­váis años de lucha por una nue­va ley trans esta­tal ¿Cómo ha sido todo este proceso?

Si me cuen­tan esto hace años, no me lo creo, por­que esto se ha tra­du­ci­do en que las per­so­nas trans somos el eterno saco de boxeo que reci­be gol­pes de todo el mun­do. Me pare­ce inde­cen­te que toda­vía, para equi­pa­rar­nos en dere­chos tan bási­cos como los que abor­da la ley: el empleo, la salud, la edu­ca­ción… que ten­ga­mos las per­so­nas trans que ser tan marea­das, tan gol­pea­das, o que ser inclu­so tan cues­tio­na­das, me pare­ce una inde­cen­cia total y ade­más es algo que pone en tela de jui­cio al Esta­do de dere­cho y a la pro­pia democracia.

Sin igual­dad no hay demo­cra­cia. Las per­so­nas trans no pue­den espe­rar más tiem­po, creo que 42 años que lle­va la demo­cra­cia son muchos años espe­ran­do ser igua­les. Es el momen­to, y el momen­to urge, por­que cada minu­to que pasa es tar­de, cada minu­to que pasa se pue­de sui­ci­dar un joven trans, por cada minu­to que pasa nos pue­den dar una pali­za, por cada minu­to que pasa segui­mos exclui­das del mer­ca­do labo­ral. Los dere­chos de las per­so­nas trans no son un sub­con­jun­to de dere­chos, son Dere­chos Huma­nos también.

Tras la pre­sen­ta­ción del borra­dor de la ley ¿Qué pasos que­dan por delan­te para tra­tar de lle­var ade­lan­te esta ley?

Que­da por delan­te un pro­ce­so tedio­so, si hay volun­tad polí­ti­ca todo es lige­ro. Pero es com­pli­ca­do: cuan­do un gobierno tra­mi­ta una ley des­de el pro­pio gobierno los pasos son ento­nes andan­do. Aho­ra el tex­to ten­dría que lle­gar al Con­se­jo de minis­tros para que el Con­se­jo lo aprue­be, y enton­ces pasa a ser ante­pro­yec­to de ley. Enton­ces ten­dría que ir a con­sul­ta públi­ca, para que todo el mun­do pue­da opi­nar sobre el tex­to de la ley. Al mis­mo tiem­po, exi­ge hacer una ley inte­gral que abor­de temas que tie­nen que ver con el empleo, salud, edu­ca­ción… y que los dis­tin­tos Minis­te­rios a los que afec­te la ley emi­tan un infor­me favo­ra­ble. De ahí pasa al Con­se­jo de Esta­do, lue­go vol­ve­ría al Con­se­jo de Minis­tros que la apro­ba­ría y se con­vier­te en pro­yec­to de ley y ya de ahí pasa al Con­gre­so de los Dipu­tados para que todos los par­ti­dos polí­ti­cos pue­dan pre­sen­tar las enmien­das que con­si­de­ren opor­tu­nas. Una vez pasa­do el perio­do de enmien­das y ha habi­do un con­sen­so vol­ve­rá de nue­vo para su apro­ba­ción definitiva.

Esto cuan­do hay volun­tad polí­ti­ca se pue­de hacer paso tras paso, pero cuan­do no hay volun­tad se pue­de que­dar atas­ca­da en cual­quie­ra de los pasos, y enton­ces la ley no será secues­tra­da por un par­ti­do, si no que será secues­tra­da por un gobierno.

El deba­te sobre la cues­tión trans ha cobra­do mucha reper­cu­sión ¿Crees que esto está sien­do infla­do arti­fi­cial­men­te por intere­ses polí­ti­cos o partidistas?

Todo efec­to polí­ti­co social pue­de tener efec­tos cola­te­ra­les, que pue­den ser posi­ti­vos o nega­ti­vos. En este caso, los nega­ti­vos son que todo el tiem­po se están mon­tan­do bulos sobre la ley trans, o lan­zan­do tec­ni­cis­mos que escon­den en el fon­do una pos­tu­ra anti dere­chos trans, o cuan­do por ejem­plo dicen que la ley la pue­de tum­bar el Cons­ti­tu­cio­nal, que me pare­ce absurdo.

Pero al mis­mo tiem­po tam­bién es ver­dad que acer­ca el deba­te a la socie­dad, y yo creo que la socie­dad es mucho más sana que los polí­ti­cos. La polí­ti­ca es muchas veces una tea­tra­li­dad que care­ce has­ta de cora­zón. Cuan­do se habla del Colec­ti­vo Trans, eso son pala­bras, pero detrás de esas pala­bras hay ros­tros y vidas de ver­dad, hay niñxs que sufren, hay ado­les­cen­tes que no son feli­ces, hay per­so­nas adul­tas que viven en pre­ca­rie­dad o que no tie­nen dere­cho a un tra­ba­jo… En este sen­ti­do, la con­sul­ta públi­ca que se hizo ante­rior­men­te fue un refren­do de la socie­dad civil a favor de los dere­chos de las per­so­nas trans.

Lo mis­mo que el recien­te mani­fies­to Femi­nis­tas por los Dere­chos de las per­so­nas Trans ha des­mon­ta­do la creen­cia de que el femi­nis­mo está en con­tra de los dere­chos de las per­so­nas trans. El hecho de que haya cua­tro bur­gue­sas aca­dé­mi­cas y aco­mo­da­das, que per­ver­sa­men­te uti­li­zan el nom­bre del femi­nis­mo para ata­car­nos, eso no es femi­nis­mo, eso son voces anti-dere­chos trans, que ade­más creo que, en lo sus­tan­cial, en la for­ma y el con­te­ni­do, hablan el mis­mo len­gua­je que la ultraderecha.

El colec­ti­vo trans tie­ne una ana­lo­gía, en la mane­ra en que ha sido dis­cri­mi­na­do: Cuan­do habla­mos de la dis­cri­mi­na­ción a las muje­res siem­pre deci­mos que es una dis­cri­mi­na­ción estruc­tu­ral, por­que pro­vie­ne de un mun­do hecho y pen­san­do por y para hom­bres. Cuan­do las muje­res fue­ron apar­ta­das encon­tra­ron una herra­mien­ta para luchar por la igual­dad que se lla­ma femi­nis­mo. A las per­so­nas trans nos ha pasa­do igual, las cau­sas estruc­tu­ra­les de nues­tra dis­cri­mi­na­ción son igua­les: es un mun­do hecho por y para per­so­nas cis, don­de las per­so­nas trans hemos sido expul­sa­das a los már­ge­nes de la cul­tu­ra, del arte, de la polí­ti­ca y de los dere­chos más básicos.

Muchas gra­cias Mar, un abrazo

Gra­cias a vosotrxs y un abrazo.

@Edur_LH

Adjun­ta­mos, para su deba­te, el borra­dor de la Ley Trans Esta­tal, pre­sen­ta­do por el Minis­te­rio de Igual­dad: 2021 – 02-02_­Bo­rra­dor Ley Trans

Fuen­te: Kaosenlared.



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *