Cuba. Segun­da Decla­ra­ción de La Haba­na: voca­ción latinoamericanista

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de febre­ro de 2021. 

Hace 59 años, más de un millón de cuba­nos en Asam­blea Gene­ral del pue­blo apro­bó la Segun­da Decla­ra­ción de La Haba­na, docu­men­to que mani­fes­tó la voca­ción lati­no­ame­ri­ca­nis­ta y antim­pe­ria­lis­ta de la nacien­te Revo­lu­ción.
El tex­to, leí­do por el líder Fidel Cas­tro, denun­ció ade­más el carác­ter inje­ren­cis­ta del gobierno esta­dou­ni­den­se en los asun­tos inter­nos de Cuba y sub­ra­yó el peli­gro de la domi­na­ción nor­te­ña sobre el res­to de las nacio­nes del continente.

Duran­te la con­cen­tra­ción ciu­da­da­na en la Pla­za de la Revo­lu­ción, el Esta­dis­ta expli­có las pre­sio­nes ejer­ci­das por Washing­ton para expul­sar a la nación cari­be­ña de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) en el trans­cur­so de la reu­nión del orga­nis­mo en Pun­ta del Este, Uru­guay, el 31 de enero de ese mis­mo año.

Según inves­ti­ga­cio­nes his­tó­ri­cas, en ese con­tex­to y bajo la anuen­cia de Esta­dos Uni­dos, todos los paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos, excep­to Méxi­co, rom­pie­ron rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con la Cuba revolucionaria.

La Segun­da Decla­ra­ción de La Haba­na exa­mi­nó las raí­ces his­tó­ri­cas de los pue­blos del con­ti­nen­te y plas­mó la deci­sión de la isla de resis­tir y cons­truir el Socia­lis­mo, pese a difi­cul­ta­des o presiones.

Un día antes, el 3 de febre­ro de 1962, el pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, John F. Ken­nedy, fir­mó la orden eje­cu­ti­va 3447 que for­ma­li­zó el blo­queo con­tra la isla, medi­da que bus­ca­ba asfi­xiar a la nacien­te Revo­lu­ción y que aún está vigen­te, pese al recha­zo internacional.

En opi­nión de espe­cia­lis­tas, con su alo­cu­ción de 1962 Fidel Cas­tro reafir­mó la dig­ni­dad nacio­nal, la auto­de­ter­mi­na­ción y sobe­ra­nía de la mayor de las Antillas.

En tal sen­ti­do, el poli­tó­lo­go argen­tino Ati­lio Borón sub­ra­yó que el docu­men­to cuen­ta con un ‘enor­me valor his­tó­ri­co y tam­bién rigu­ro­sa actua­li­dad que las nue­vas gene­ra­cio­nes de lucha­do­res anti-impe­ria­lis­tas y anti­ca­pi­ta­lis­tas deben leer, estu­diar y, lo más impor­tan­te, lle­var­lo a la práctica’.

Duran­te la II Cum­bre de la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños (Celac) en 2014, el can­ci­ller de la isla, Bruno Rodrí­guez, afir­mó que la posi­ción de Cuba res­pec­to a la OEA per­ma­ne­ce inva­ria­ble des­de la Segun­da Decla­ra­ción de 1962.

‘No regre­sa­re­mos a ella, tie­ne una car­ga his­tó­ri­ca nega­ti­va como ins­tru­men­to de domi­na­ción de Esta­dos Uni­dos que no pue­de resol­ver­se median­te una refor­ma’, aseguró.

El tex­to de hace 59 años con­clu­ye con una de las fra­ses más cono­ci­das de la his­to­ria de la Revo­lu­ción cuba­na que lue­go el gue­rri­lle­ro argen­tino Ernes­to Che Gue­va­ra lee­ría ante las Nacio­nes Unidas:

‘Por­que esta gran huma­ni­dad ha dicho áBas­ta! y ha echa­do a andar. Y su mar­cha de gigan­tes ya no se deten­drá has­ta con­quis­tar la ver­da­de­ra inde­pen­den­cia, por la que ya han muer­to más de una vez inú­til­men­te. áAho­ra, en todo caso, los que mue­ran, mori­rán como los de Cuba, los de Pla­ya Girón, mori­rán por su úni­ca, ver­da­de­ra, irre­nun­cia­ble independencia!’.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.