Chi­na. Pre­si­den­te pro­me­te pro­fun­di­zar cam­pa­ña anti­co­rrup­ción en el Estado

Por William Zheng, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de febre­ro de 2021. 

161.500 casos de corrup­ción se abrie­ron (enero-noviem­bre 2020), 56.900 rela­cio­na­dos con ali­vio de la pobre­za; 18 fun­cio­na­rios de la admi­nis­tra­ción cen­tral fue­ron inves­ti­ga­dos (2020) y 1.229 fugi­ti­vos fue­ron repa­tria­dos, con énfa­sis en super­vi­sión intra­par­ti­da­ria y pública.

El des­truc­tor de injer­tos pro­me­te cen­trar­se en el sec­tor finan­cie­ro, las empre­sas esta­ta­les y la apli­ca­ción de la ley

El pre­si­den­te Xi Jin­ping dijo a los cua­dros en la reu­nión anual que la corrup­ción sigue sien­do «la mayor ame­na­za para el gobierno del partido».

El prin­ci­pal orga­nis­mo anti­co­rrup­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta se ha com­pro­me­ti­do a vigi­lar de cer­ca los pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ra y tec­no­lo­gía res­pal­da­dos por el esta­do y tomar medi­das enér­gi­cas con­tra la corrup­ción a nivel de base.

En un comu­ni­ca­do emi­ti­do el domin­go des­pués de una con­fe­ren­cia de tres días en Bei­jing, la Comi­sión Cen­tral de Ins­pec­ción Dis­ci­pli­na­ria (CCDI) dijo que haría «esfuer­zos incan­sa­bles» para for­ta­le­cer la dis­ci­pli­na del par­ti­do entre las bases en el pró­xi­mo año y cen­trar­se en la polí­ti­ca de sal­va­guar­dia. metas esta­ble­ci­das por el liderazgo.

La reu­nión, a la que asis­ten más de 130 miem­bros de alto nivel de la CCDI y sus homó­lo­gos pro­vin­cia­les, el pre­si­den­te Xi Jin­ping y otros líde­res del par­ti­do, se lle­va a cabo anual­men­te para revi­sar el año pasa­do y esta­ble­cer la agen­da para los pró­xi­mos 12 meses.

Xi dijo a los cua­dros el vier­nes que si bien el CCDI había logra­do cier­to éxi­to en 2020, la corrup­ción seguía sien­do «la mayor ame­na­za para el gobierno del par­ti­do». Pidió a los des­truc­to­res de corrup­ción que hicie­ran todo lo posi­ble para garan­ti­zar que la corrup­ción no soca­ve los obje­ti­vos del partido.

Dijo que no deben bajar la guar­dia en 2021, el ini­cio del pró­xi­mo plan quin­que­nal del país que mar­ca una nue­va eta­pa en la ambi­ción del par­ti­do de crear un «país socia­lis­ta moder­ni­za­do» para 2049.

Xi Jin­ping dijo a los des­truc­to­res de corrup­ción que hicie­ran todo lo posi­ble para garan­ti­zar que la corrup­ción no soca­ve los obje­ti­vos del par­ti­do. Foto: Xinhua

El comu­ni­ca­do de la CCDI se hizo eco de ese lla­ma­do y dijo que su pri­me­ra prio­ri­dad sería garan­ti­zar que el plan para los pró­xi­mos cin­co años se imple­men­ta­ra con una «fuer­te super­vi­sión política».

Tam­bién dijo que los pro­yec­tos de inver­sión cla­ve en el plan esta­rán bajo escru­ti­nio, espe­cial­men­te aque­llos que podrían poner en ries­go la esta­bi­li­dad de China.

“ [Debe­ría­mos] cen­trar­nos en inves­ti­gar y tra­tar los casos de corrup­ción don­de los pro­ble­mas polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos están entre­la­za­dos, [vigi­lan­do] áreas que tie­nen un fuer­te apo­yo polí­ti­co, impli­can una gran inver­sión y recur­sos ” , dijo el comu­ni­ca­do. «[Inves­ti­ga­re­mos] resuel­ta­men­te y nos ocu­pa­re­mos de la corrup­ción en la cons­truc­ción de infra­es­truc­tu­ra, apro­ba­ción de pro­yec­tos, refor­ma empre­sa­rial esta­tal, asig­na­ción de recur­sos públi­cos y ges­tión de la inves­ti­ga­ción científica».

La inno­va­ción cien­tí­fi­ca y tec­no­ló­gi­ca fue un tema cen­tral en un esbo­zo del plan quin­que­nal publi­ca­do en octu­bre, así como el obje­ti­vo estra­té­gi­co de trans­for­mar al país en uno de los más avan­za­dos del mun­do para el 2035.

La CCDI tam­bién dijo en el comu­ni­ca­do que redo­bla­rá los esfuer­zos para aca­bar con la corrup­ción que afec­ta la vida de los chi­nos comunes.

“[Con­ti­nua­re­mos] erra­di­can­do la corrup­ción que afec­ta a las masas… for­ta­le­cien­do la super­vi­sión de la imple­men­ta­ción de polí­ti­cas y medi­das para bene­fi­ciar a la gen­te y pro­mo­ver la pros­pe­ri­dad común”, dijo.

La revi­ta­li­za­ción de las áreas rura­les esta­ría “ garan­ti­za­da ” y los des­truc­to­res de sobor­nos apun­ta­rían a la corrup­ción en la edu­ca­ción, la aten­ción médi­ca, el bien­es­tar social, la pro­tec­ción del medio ambien­te, la segu­ri­dad ali­men­ta­ria y de las dro­gas y la apli­ca­ción de la ley.

«[Con­ti­nua­re­mos] tam­bién cas­ti­gan­do el ‘para­guas pro­tec­tor’ invo­lu­cra­do en el vicio», dijo en refe­ren­cia a la con­ni­ven­cia entre los agen­tes del orden y las ban­das criminales.

El sec­tor finan­cie­ro, las empre­sas esta­ta­les y la apli­ca­ción de la ley se des­ta­ca­ron como tres áreas cla­ve en las que los des­truc­to­res de corrup­ción for­ta­le­ce­rían sus esfuer­zos duran­te el pró­xi­mo año.

En el extran­je­ro, la CCDI dijo que impul­sa­ría la «coope­ra­ción inter­na­cio­nal en los esfuer­zos con­tra la corrup­ción y la per­se­cu­ción de fugi­ti­vos [chi­nos]».

Según Alfred Wu, pro­fe­sor aso­cia­do de la Escue­la de Polí­ti­cas Públi­cas Lee Kuan Yew de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Sin­ga­pur, el CCDI está adop­tan­do una línea fir­me en un momen­to en que el par­ti­do nece­si­ta espe­cial­men­te uni­dad y estabilidad.

“El [con­gre­so del par­ti­do] se lle­va­rá a cabo el pró­xi­mo año y vere­mos al equi­po for­ma­do que eje­cu­ta­rá y super­vi­sa­rá todo el plan de desa­rro­llo a lar­go pla­zo con Xi”, dijo Wu. “Si bien el par­ti­do nece­si­ta cons­truc­ción de con­sen­so y uni­dad, la nación nece­si­ta esta­bi­li­dad. Es por eso que el sec­tor finan­cie­ro, las empre­sas esta­ta­les y las fuer­zas de segu­ri­dad figu­ran como prioridades «.

Zhu Lijia, pro­fe­sor de la Aca­de­mia Chi­na de Gober­nan­za esta­tal, dijo que aun­que los altos fun­cio­na­rios atra­pa­dos en la cam­pa­ña anti­co­rrup­ción de Bei­jing lle­ga­ron a los titu­la­res, la corrup­ción a peque­ña esca­la a nivel de base era igual­men­te, si no más, «tóxi­ca». .

«La gen­te común verá casos como el de Lai Xiao­min, quien acep­tó gran­des sobor­nos, como si fue­ran solo chis­mes», dijo Zhu, refi­rién­do­se al exje­fe de Chi­na Hua­rong Asset Mana­ge­ment, que fue con­de­na­do a muer­te este mes.

«Pero un fun­cio­na­rio de la aldea que mal­ver­sa un peque­ño fon­do des­ti­na­do a ali­viar la pobre­za, o un ofi­cial de poli­cía que mal­tra­ta a un sos­pe­cho­so, un direc­tor de escue­la que favo­re­ce a un estu­dian­te con una fami­lia pode­ro­sa … todos estos son pro­ble­mas reales que afec­tan a los chi­nos», dijo.

Fuen­te: Noti­cias de China

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *