Argen­ti­na. “Si no tene­mos jus­ti­cia, ellos no ten­drán paz”

Por Oscar Cas­tel­no­vo, RedE­co, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de febre­ro de 2021. 

Si bien el emplea­do la Cor­te, Jor­ge Ibá­ñez, reci­bió el peti­to­rio de los fami­lia­res y les pidió que vuel­van a sus casas por­que iban a tener una res­pues­ta el jue­ves o vier­nes, las fami­lias de per­so­nas pri­va­das de su liber­tad resol­vie­ron que­dar­se en el acam­pe en los tri­bu­na­les de la calle Tal­cah­yano al 500 de la Ciu­dad de Bue­nos Aires has­ta ver hechos con­cre­tos. De ese modo, no darán mar­cha atrás. 

El peti­to­rio está diri­gi­do tam­bién al Poder Eje­cu­ti­vo (Nacio­nal y Pro­vin­cial) y al Legis­la­ti­vo. “A pesar de la incle­men­cia del tiem­po, fami­lia­res de pri­va­dos de liber­tad, este lunes deci­di­mos lle­var ade­lan­te el acam­pe por tiem­po inde­ter­mi­na­do, fren­te a la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de la Nación, debi­do al desin­te­rés total que hay sobre los dere­chos de nues­tros fami­lia­res en el encie­rro, no pode­mos seguir sopor­tan­do el accio­nar impu­ne del ser­vi­cio peni­ten­cia­rio, ava­la­do por el Poder Judi­cial. Denun­cia­mos ase­si­na­tos, tor­tu­ras, cau­sas arma­das y nin­gu­na medi­da con­tra el coro­na­vi­rus en las cár­ce­les”, expre­só Oscar Esco­bar, uno de los fami­lia­res de presxs en las super­po­bla­das pri­sio­nes bonae­ren­ses, fren­te a Tribunales.

Y agre­gó: “Ni siquie­ra cum­plen con el Pac­to de San José de Cos­ta Rica que tie­ne ran­go cons­ti­tu­cio­nal, que no per­mi­te más de dos años de cár­cel sin con­de­na y solo casos muy com­ple­jos pue­den ser tres. Y noso­tros tene­mos una enor­me can­ti­dad de pri­sio­nerxs que ya cum­plie­ron sobra­da­men­te los pla­zos y siguen en pri­sión pre­ven­ti­va. Cabe des­ta­car, que la pro­vin­cia de Bue­nos Aires tie­ne más de 45 mil presxs, es decir una super­po­bla­ción que supera el 100 por 100. Si no tene­mos jus­ti­cia ellos no ten­drán paz”.

PETITORIO A LA CORTE SUPREMA DE NACIÓN
Sr. Pre­si­den­te Car­los Rosenkrantz.

S/​D:

QUIENES SUSCRIBEN: FAMILIARES DE DETENIDOS NACIONALES de nor­te a sur y de este a oes­te del país ‚nos hace­mos pre­sen­te y por dere­cho pro­pio ART 89 de C.P reu­ni­dos en acam­pe per­ma­nen­te , a la espe­ra de una reso­lu­ción favo­ra­ble y con acom­pa­ña­mien­to de HUELGA PACÍFICA, por par­te de los dete­ni­dos a nivel nacio­nal en las dis­tin­tas cár­ce­les de los dis­tin­tos ser­vi­cios peni­ten­cia­rio del país. Y decimos.

Que debi­do a la nue­va ola de públi­co cono­ci­mien­to de la rápi­da pro­pa­ga­ción y el alto índi­ce de con­ta­gio del virus COVID-19 ( coro­na­vi­rus) y la inexis­ten­cia de un tra­ta­mien­to y/​o vacu­na para su cura o pre­ven­ción, se ha enten­di­do por los espe­cia­lis­tas que la úni­ca mane­ra de pre­ve­nir y fre­nar el con­ta­gio de for­ma masi­va y por ende el colap­so del sis­te­ma de salud es, lograr el dis­tan­cia­mien­to social y tomar medi­das higié­ni­cas bási­cas como el fre­cuen­te lava­do de manos y la correc­ta desin­fec­ción de los espa­cios de uso habitual.

Que como usted bien sabe, el alto índi­ce de haci­na­mien­to que exis­te en las cár­ce­les de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires que actual­men­te supera en un 113% la capa­ci­dad de alo­ja­mien­to de los inter­nos suma­do a las defi­cien­tes con­di­cio­nes edi­li­cias que con­lle­va a una inco­rrec­ta pro­vi­sión de agua pota­ble, ya que en muchos casos, se cuen­ta solo con una cani­lla de agua en fun­cio­na­mien­to por pabe­llón, hacen que las medi­das bási­cas de pre­ven­ción para evi­tar el con­ta­gio sean irrea­li­za­bles. Por ello lo que se pue­de pre­ver, es que en caso de exis­tir algún infec­ta­do con el COVID-19 den­tro de la uni­dad o pabe­llón, se dará una rápi­da pro­pa­ga­ción de la enfer­me­dad entre el total de los inter­nos, lo que podría con­lle­var a que se gene­re una de las peo­res cri­sis sani­ta­rias y huma­ni­ta­rias en la his­to­ria de las cár­ce­les bonae­ren­ses, y como diji­mos ante­rior­men­te, esta esta­rá gene­ra­da fun­da­men­tal­men­te por el EXCESIVO HACINAMIENTO, haci­na­mien­to que fue pro­du­ci­do prin­ci­pal­men­te por las leyes que ele­va­ron los mon­tos de las penas y prohi­bie­ron a las Per­so­nas Pri­va­das de la Liber­tad acce­der a las Liber­ta­des Anti­ci­pa­das y lle­var ade­lan­te un Pro­ce­so de Reso­cia­li­za­ción basa­do en el Esti­mu­lo y las Recom­pen­sas que debe­ría brin­dar el Esta­do a aque­llos inter­nos que se esfuer­zan por adap­tar­se a la Socie­dad, que por otro lado no solu­cio­na­ron el con­flic­to del deli­to. Todo ello nos lle­vo a la actual situa­ción de cri­sis y para lograr rever­tir­la soli­ci­ta­mos se tomen las siguien­tes medi­das pri­me­ro garan­ti­zan­do los dere­chos que la ley ordena.

AL PODER JUDICIAL NACIONAL O PROVINCIAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

– Que se habi­li­te en for­ma Urgen­te el tra­ba­jo en los Recin­tos Judi­cia­les Pena­les (Juz­ga­dos Tri­bu­na­les Y Pro­cu­ra­du­rías) como en las pro­cu­ra­cio­nes peni­ten­cia­rias a fin de que se resuel­van y pre­sen­ten pedi­dos por par­te de las per­so­nas Pri­va­das de la Libertad.

– Se otor­guen las medi­das alter­na­ti­vas a la pri­sión ten­dien­tes a res­guar­dar con urgen­cia la salud de aque­llos inter­nos com­pren­di­dos den­tro de los gru­pos de ries­go (mayo­res de 60 años; con pato­lo­gias pre­ce­den­tes que los tor­nen vul­ne­ra­bles, etc.), a tra­vés del otor­ga­mien­to de Pri­sio­nes Domi­ci­lia­rias, o medi­das alter­na­ti­vas a la pri­sión, sin tener en cuen­ta el tipo de deli­to o mon­to de condena.

– Se le otor­guen Pri­sio­nes domi­ci­lia­rias o alter­na­ti­vas de la pri­sión a aque­llos inter­nos que se encon­tra­ban gozan­do, has­ta el sur­gi­mien­to de la cri­sis, de sali­das tran­si­to­rias en todas sus moda­li­da­des (edu­ca­ción, tra­ba­jo o for­ta­le­ci­mien­to fami­liar), a fin de dis­mi­nuir el haci­na­mien­to den­tro de la unidad.

Se le otor­gue la liber­tad de for­ma excep­cio­nal a aque­llos inter­nos que cum­plan con los requi­si­tos for­ma­les (bue­na con­duc­ta) y tem­po­ra­les para acce­der a los ins­ti­tu­tos libe­ra­to­rios (liber­ta­des con­di­cio­na­les y asis­ti­das), y sin tener en cuen­ta las limi­ta­cio­nes por el tipo de deli­to esta­ble­ci­das en los artícu­los 14 del Códi­go Penal, y 100 de la ley 12. 256.

– Se decla­re, de for­ma excep­cio­nal, median­te pedi­dos con­cre­tos, la Incons­ti­tu­cio­na­li­dad e Incon­ven­cio­na­li­dad de todas aque­llas nor­mas (arts. 13, 14, 55 CP; 56 bis de ley 24.660; 100 de ley 12.256) que res­trin­gen los Prin­ci­pios de Pro­gre­si­vi­dad de la Pena, y Rein­ser­ción Social, (arts. 5.6 CADH y 10.3 del PIDCP.) al negar las liber­ta­des anti­ci­pa­das (tran­si­to­rias, con­di­cio­na­les y asis­ti­das) a los dete­ni­dos por cier­to tipo de deli­tos como tam­bién se orien­tan a con­fis­car el pro­yec­to de vida huma­na por el exce­si­vo mon­to tem­po­ral que con­vier­te a las penas en penas de muer­te encu­bier­ta, y que son dichas res­tric­cio­nes la prin­ci­pal cau­sa del haci­na­mien­to en las Uni­da­des peni­ten­cia­rias bonae­ren­ses como se reco­no­ció por el dere­cho penal inter­na­cio­nal y en el trans­cur­so del fallo” Verbitsky”.

– Se reco­mien­de al Poder Legis­la­ti­vo tan­to Nacio­nal como de la Pro­vin­cia de Bs. As que refor­men todas las nor­mas pena­les como de Eje­cu­ción Penal que res­trin­gen la posi­bi­li­dad de con­cre­tar un pro­yec­to de vida como el acce­so a los ins­ti­tu­tos libe­ra­to­rios ( ARTS. 13, 14 y 55 del Códi­go Penal, 100 de la Ley 12. 256) y que se bus­que efec­ti­vi­zar el tra­ta­mien­to pro­me­ti­do por las dis­tin­tas leyes nun­ca cum­pli­do en su tota­li­dad demos­tran­do así un ver­da­de­ro com­pro­mi­so por la solu­ción del con­flic­to real.

AL PODER EJECUTIVO NACIONAL O PROVINCIAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

– Se otor­guen Con­mu­ta­cio­nes de Pena y/​o Indul­tos de Pena des­de un trein­ta por cien­to para todas las con­de­nas inclu­yen­do a las Pri­sio­nes Per­pe­tuas para todas aque­llas per­so­nas que demues­tran haber alcan­za­do los nive­les de pro­gre­si­vi­dad que la ley requie­re den­tro del cum­pli­mien­to de las mis­mas en con­tex­tos per­ma­nen­tes de agra­va­mien­to de las con­di­cio­nes de detención.

– Se reali­ce una Comi­sión Obser­va­do­ra y Espe­cial en las que se nos inclu­ya a fin de apor­tar y para con­tro­lar con urgen­cia los infor­mes téc­ni­cos cri­mi­no­ló­gi­cos, se digi­ta­li­cen y así aumen­tar el con­trol indi­vi­dua­li­za­do de los mis­mos para no dejar de eva­luar el nivel de bús­que­da de capi­ta­li­za­ción de los pri­va­dos de su libertad.

-Se otor­guen apo­yo eco­nó­mi­co a todas aque­llas Coope­ra­ti­vas que empleen a Libe­ra­dos a fin de impe­dir la rein­ci­den­cia en los deli­tos de supervivencia.

– Se amplíen los recur­sos eco­nó­mi­cos para los Patro­na­tos de Libe­ra­dos a fin de que acom­pa­ñen a las per­so­nas libe­ra­das y les brin­den un apo­yo efec­ti­vo, como tam­bién se garan­ti­ce la entre­ga para los pri­va­dos libe­ra­dos del mon­to del 20 por cien­to del sala­rio base de un emplea­do peni­ten­cia­rio como la ley lo promete.

AL PODER LEGISLATIVO PROVINCIAL COMO NACIONAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

-.- Se supri­ma el segun­do párra­fo del artícu­lo 100 de ley 12.256 en cuan­to res­trin­ge el acce­so a la Liber­tad Asis­ti­da y Sali­das Tran­si­to­rias a los con­de­na­dos, por cier­to tipo de deli­tos. El articu­lo nom­bra­do es vio­la­to­rio de los Prin­ci­pio de Pro­gre­si­vi­dad de la Pena, y de Rein­ser­ción Social, esta­ble­ci­dos en los Artícu­los 5.6 de la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos y 10.3 del Pac­to Inter­na­cio­nal de Dere­chos Civi­les y Polí­ti­cos. Dichas res­tric­cio­nes son la prin­ci­pal cau­sa del haci­na­mien­to en las Uni­da­des Peni­ten­cia­rias y no han solu­cio­na­do el con­flic­to del deli­to sino más bien res­pon­den a teo­rías retri­bu­ti­vas de la pena que son incom­pa­ti­bles el artícu­lo nro. 18 de la CN.

– Se amplíen las recom­pen­sas y estí­mu­los edu­ca­ti­vos y labo­ra­les, ade­lan­tan­do las fases de la pro­gre­si­vi­dad de la pena, esta­ble­ci­das en el art. 41 bis de la ley 12.256 para todos aque­llos inter­nos que se esfuer­cen y avan­cen en las capa­ci­ta­cio­nes edu­ca­ti­vas y labo­ra­les.
Se refor­men las Leyes Pro­ce­sa­les de la Pro­vin­cia (art. 169 del CPP por ejem­plo) en cuan­to denie­gan las excar­ce­la­cio­nes por cier­to tipo de deli­tos y los cua­les no espe­ci­fi­can tiem­pos peren­to­rios.
Se ade­cue nues­tro Códi­go Penal a los prin­ci­pios de racio­na­li­dad, no con­tra­dic­ción y sis­te­ma­ti­za­ción pre­sen­tan­do la armo­nía reque­ri­da con nues­tros prin­ci­pios Con­ven­cio­na­les y Cons­ti­tu­cio­na­les ade­cuan­do el máxi­mo de la pena en acuer­do con un pro­yec­to de vida rea­li­za­ble garan­ti­zan­do así la readap­ta­ción que tie­ne como fin la pena y sien­do con­se­cuen­tes con los dos fun­da­men­tos prin­ci­pa­les de la mis­ma según nues­tra Cons­ti­tu­ción Nacio­nal (Segu­ri­dad y Readap­ta­ción Social según art. 18 CN), den­tro de un sis­te­ma de pro­gre­si­vi­dad de la pena, garan­ti­zan­do el tra­ta­mien­to pro­me­ti­do por la ley y no cum­pli­do y no con­fis­can­do la vida huma­na por medio de penas que supe­ran los 30 años y dejan sin posi­bi­li­dad de reden­ción a los des­via­dos.
Se orde­ne a los seño­res magis­tra­dos de los dis­tin­tos juz­ga­dos de eje­cu­ción penal se ajus­ten a dere­cho a la hora de otor­gar los ins­ti­tu­tos liber­ta­rios. El avan­ce en el régi­men pro­gre­si­vo de la pena , debien­do ser des­vin­cu­lan­te los infor­mes cri­mi­no­lo­gi­cos del s.p ya que los mis­mo son mali­cio­so y agra­van­tes ala hora de ser toma­do en cuenta.

Se con­for­me una comi­sión con vee­do­res civi­les como FAMILIARES Y VÍCTIMAS para rea­li­zar una jun­ta y deci­dir sobre liber­ta­des.
Se con­for­me una comi­sión con fami­lia­res y enti­da­des de dere­chos huma­nos para cau­sas arma­das .
Se res­pe­te los pac­ta­dos y tra­ta­dos inter­na­cio­na­les fir­ma­dos por el país en común acuer­do con el res­to de la Nacio­nes fir­man­tes. 
Se hace hin­ca­pié al art.75 Inc 22 en la tota­li­dad de sus párra­fos del pac­to San José de cos­ta Rica
Se res­pe­te y se orde­ne a los seño­res magis­tra­dos de los dis­tin­tos juz­ga­dos de eje­cu­ción penal el res­pe­to por la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal en su tota­li­dad y espe­cial hin­ca­pié al ART 16 de la mis­ma.
Se decla­re incos­ti­tu­cio­nal la ley PIETRI Y LA refor­ma del año 2017 de la ley 24.660 por ser con­tra­ria a la pro­gre­si­vi­dad y rece­sión social y fami­liar de reo.21.
Se decla­re defi­ni­ti­va­men­te la incos­ti­tu­cio­na­li­dad el ART.52 por ser vio­la­to­rio, deni­gran­te, dis­cri­mi­na­to­rio y una pena de muer­te en con­tex­to de encie­rro la cual es inexis­ten­te en el país,tal como lo es en los paí­ses don­de la pena de muer­te si es existente.

Fuen­te: RedEco

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.