Argen­ti­na. “Si no tene­mos jus­ti­cia, ellos no ten­drán paz”

Por Oscar Cas­tel­no­vo, RedE­co, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de febre­ro de 2021. 

Si bien el emplea­do la Cor­te, Jor­ge Ibá­ñez, reci­bió el peti­to­rio de los fami­lia­res y les pidió que vuel­van a sus casas por­que iban a tener una res­pues­ta el jue­ves o vier­nes, las fami­lias de per­so­nas pri­va­das de su liber­tad resol­vie­ron que­dar­se en el acam­pe en los tri­bu­na­les de la calle Tal­cah­yano al 500 de la Ciu­dad de Bue­nos Aires has­ta ver hechos con­cre­tos. De ese modo, no darán mar­cha atrás. 

El peti­to­rio está diri­gi­do tam­bién al Poder Eje­cu­ti­vo (Nacio­nal y Pro­vin­cial) y al Legis­la­ti­vo. “A pesar de la incle­men­cia del tiem­po, fami­lia­res de pri­va­dos de liber­tad, este lunes deci­di­mos lle­var ade­lan­te el acam­pe por tiem­po inde­ter­mi­na­do, fren­te a la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de la Nación, debi­do al desin­te­rés total que hay sobre los dere­chos de nues­tros fami­lia­res en el encie­rro, no pode­mos seguir sopor­tan­do el accio­nar impu­ne del ser­vi­cio peni­ten­cia­rio, ava­la­do por el Poder Judi­cial. Denun­cia­mos ase­si­na­tos, tor­tu­ras, cau­sas arma­das y nin­gu­na medi­da con­tra el coro­na­vi­rus en las cár­ce­les”, expre­só Oscar Esco­bar, uno de los fami­lia­res de presxs en las super­po­bla­das pri­sio­nes bonae­ren­ses, fren­te a Tribunales.

Y agre­gó: “Ni siquie­ra cum­plen con el Pac­to de San José de Cos­ta Rica que tie­ne ran­go cons­ti­tu­cio­nal, que no per­mi­te más de dos años de cár­cel sin con­de­na y solo casos muy com­ple­jos pue­den ser tres. Y noso­tros tene­mos una enor­me can­ti­dad de pri­sio­nerxs que ya cum­plie­ron sobra­da­men­te los pla­zos y siguen en pri­sión pre­ven­ti­va. Cabe des­ta­car, que la pro­vin­cia de Bue­nos Aires tie­ne más de 45 mil presxs, es decir una super­po­bla­ción que supera el 100 por 100. Si no tene­mos jus­ti­cia ellos no ten­drán paz”.

PETITORIO A LA CORTE SUPREMA DE NACIÓN
Sr. Pre­si­den­te Car­los Rosenkrantz.

S/​D:

QUIENES SUSCRIBEN: FAMILIARES DE DETENIDOS NACIONALES de nor­te a sur y de este a oes­te del país ‚nos hace­mos pre­sen­te y por dere­cho pro­pio ART 89 de C.P reu­ni­dos en acam­pe per­ma­nen­te , a la espe­ra de una reso­lu­ción favo­ra­ble y con acom­pa­ña­mien­to de HUELGA PACÍFICA, por par­te de los dete­ni­dos a nivel nacio­nal en las dis­tin­tas cár­ce­les de los dis­tin­tos ser­vi­cios peni­ten­cia­rio del país. Y decimos.

Que debi­do a la nue­va ola de públi­co cono­ci­mien­to de la rápi­da pro­pa­ga­ción y el alto índi­ce de con­ta­gio del virus COVID-19 ( coro­na­vi­rus) y la inexis­ten­cia de un tra­ta­mien­to y/​o vacu­na para su cura o pre­ven­ción, se ha enten­di­do por los espe­cia­lis­tas que la úni­ca mane­ra de pre­ve­nir y fre­nar el con­ta­gio de for­ma masi­va y por ende el colap­so del sis­te­ma de salud es, lograr el dis­tan­cia­mien­to social y tomar medi­das higié­ni­cas bási­cas como el fre­cuen­te lava­do de manos y la correc­ta desin­fec­ción de los espa­cios de uso habitual.

Que como usted bien sabe, el alto índi­ce de haci­na­mien­to que exis­te en las cár­ce­les de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires que actual­men­te supera en un 113% la capa­ci­dad de alo­ja­mien­to de los inter­nos suma­do a las defi­cien­tes con­di­cio­nes edi­li­cias que con­lle­va a una inco­rrec­ta pro­vi­sión de agua pota­ble, ya que en muchos casos, se cuen­ta solo con una cani­lla de agua en fun­cio­na­mien­to por pabe­llón, hacen que las medi­das bási­cas de pre­ven­ción para evi­tar el con­ta­gio sean irrea­li­za­bles. Por ello lo que se pue­de pre­ver, es que en caso de exis­tir algún infec­ta­do con el COVID-19 den­tro de la uni­dad o pabe­llón, se dará una rápi­da pro­pa­ga­ción de la enfer­me­dad entre el total de los inter­nos, lo que podría con­lle­var a que se gene­re una de las peo­res cri­sis sani­ta­rias y huma­ni­ta­rias en la his­to­ria de las cár­ce­les bonae­ren­ses, y como diji­mos ante­rior­men­te, esta esta­rá gene­ra­da fun­da­men­tal­men­te por el EXCESIVO HACINAMIENTO, haci­na­mien­to que fue pro­du­ci­do prin­ci­pal­men­te por las leyes que ele­va­ron los mon­tos de las penas y prohi­bie­ron a las Per­so­nas Pri­va­das de la Liber­tad acce­der a las Liber­ta­des Anti­ci­pa­das y lle­var ade­lan­te un Pro­ce­so de Reso­cia­li­za­ción basa­do en el Esti­mu­lo y las Recom­pen­sas que debe­ría brin­dar el Esta­do a aque­llos inter­nos que se esfuer­zan por adap­tar­se a la Socie­dad, que por otro lado no solu­cio­na­ron el con­flic­to del deli­to. Todo ello nos lle­vo a la actual situa­ción de cri­sis y para lograr rever­tir­la soli­ci­ta­mos se tomen las siguien­tes medi­das pri­me­ro garan­ti­zan­do los dere­chos que la ley ordena.

AL PODER JUDICIAL NACIONAL O PROVINCIAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

– Que se habi­li­te en for­ma Urgen­te el tra­ba­jo en los Recin­tos Judi­cia­les Pena­les (Juz­ga­dos Tri­bu­na­les Y Pro­cu­ra­du­rías) como en las pro­cu­ra­cio­nes peni­ten­cia­rias a fin de que se resuel­van y pre­sen­ten pedi­dos por par­te de las per­so­nas Pri­va­das de la Libertad.

– Se otor­guen las medi­das alter­na­ti­vas a la pri­sión ten­dien­tes a res­guar­dar con urgen­cia la salud de aque­llos inter­nos com­pren­di­dos den­tro de los gru­pos de ries­go (mayo­res de 60 años; con pato­lo­gias pre­ce­den­tes que los tor­nen vul­ne­ra­bles, etc.), a tra­vés del otor­ga­mien­to de Pri­sio­nes Domi­ci­lia­rias, o medi­das alter­na­ti­vas a la pri­sión, sin tener en cuen­ta el tipo de deli­to o mon­to de condena.

– Se le otor­guen Pri­sio­nes domi­ci­lia­rias o alter­na­ti­vas de la pri­sión a aque­llos inter­nos que se encon­tra­ban gozan­do, has­ta el sur­gi­mien­to de la cri­sis, de sali­das tran­si­to­rias en todas sus moda­li­da­des (edu­ca­ción, tra­ba­jo o for­ta­le­ci­mien­to fami­liar), a fin de dis­mi­nuir el haci­na­mien­to den­tro de la unidad.

Se le otor­gue la liber­tad de for­ma excep­cio­nal a aque­llos inter­nos que cum­plan con los requi­si­tos for­ma­les (bue­na con­duc­ta) y tem­po­ra­les para acce­der a los ins­ti­tu­tos libe­ra­to­rios (liber­ta­des con­di­cio­na­les y asis­ti­das), y sin tener en cuen­ta las limi­ta­cio­nes por el tipo de deli­to esta­ble­ci­das en los artícu­los 14 del Códi­go Penal, y 100 de la ley 12. 256.

– Se decla­re, de for­ma excep­cio­nal, median­te pedi­dos con­cre­tos, la Incons­ti­tu­cio­na­li­dad e Incon­ven­cio­na­li­dad de todas aque­llas nor­mas (arts. 13, 14, 55 CP; 56 bis de ley 24.660; 100 de ley 12.256) que res­trin­gen los Prin­ci­pios de Pro­gre­si­vi­dad de la Pena, y Rein­ser­ción Social, (arts. 5.6 CADH y 10.3 del PIDCP.) al negar las liber­ta­des anti­ci­pa­das (tran­si­to­rias, con­di­cio­na­les y asis­ti­das) a los dete­ni­dos por cier­to tipo de deli­tos como tam­bién se orien­tan a con­fis­car el pro­yec­to de vida huma­na por el exce­si­vo mon­to tem­po­ral que con­vier­te a las penas en penas de muer­te encu­bier­ta, y que son dichas res­tric­cio­nes la prin­ci­pal cau­sa del haci­na­mien­to en las Uni­da­des peni­ten­cia­rias bonae­ren­ses como se reco­no­ció por el dere­cho penal inter­na­cio­nal y en el trans­cur­so del fallo” Verbitsky”.

– Se reco­mien­de al Poder Legis­la­ti­vo tan­to Nacio­nal como de la Pro­vin­cia de Bs. As que refor­men todas las nor­mas pena­les como de Eje­cu­ción Penal que res­trin­gen la posi­bi­li­dad de con­cre­tar un pro­yec­to de vida como el acce­so a los ins­ti­tu­tos libe­ra­to­rios ( ARTS. 13, 14 y 55 del Códi­go Penal, 100 de la Ley 12. 256) y que se bus­que efec­ti­vi­zar el tra­ta­mien­to pro­me­ti­do por las dis­tin­tas leyes nun­ca cum­pli­do en su tota­li­dad demos­tran­do así un ver­da­de­ro com­pro­mi­so por la solu­ción del con­flic­to real.

AL PODER EJECUTIVO NACIONAL O PROVINCIAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

– Se otor­guen Con­mu­ta­cio­nes de Pena y/​o Indul­tos de Pena des­de un trein­ta por cien­to para todas las con­de­nas inclu­yen­do a las Pri­sio­nes Per­pe­tuas para todas aque­llas per­so­nas que demues­tran haber alcan­za­do los nive­les de pro­gre­si­vi­dad que la ley requie­re den­tro del cum­pli­mien­to de las mis­mas en con­tex­tos per­ma­nen­tes de agra­va­mien­to de las con­di­cio­nes de detención.

– Se reali­ce una Comi­sión Obser­va­do­ra y Espe­cial en las que se nos inclu­ya a fin de apor­tar y para con­tro­lar con urgen­cia los infor­mes téc­ni­cos cri­mi­no­ló­gi­cos, se digi­ta­li­cen y así aumen­tar el con­trol indi­vi­dua­li­za­do de los mis­mos para no dejar de eva­luar el nivel de bús­que­da de capi­ta­li­za­ción de los pri­va­dos de su libertad.

-Se otor­guen apo­yo eco­nó­mi­co a todas aque­llas Coope­ra­ti­vas que empleen a Libe­ra­dos a fin de impe­dir la rein­ci­den­cia en los deli­tos de supervivencia.

– Se amplíen los recur­sos eco­nó­mi­cos para los Patro­na­tos de Libe­ra­dos a fin de que acom­pa­ñen a las per­so­nas libe­ra­das y les brin­den un apo­yo efec­ti­vo, como tam­bién se garan­ti­ce la entre­ga para los pri­va­dos libe­ra­dos del mon­to del 20 por cien­to del sala­rio base de un emplea­do peni­ten­cia­rio como la ley lo promete.

AL PODER LEGISLATIVO PROVINCIAL COMO NACIONAL SEGÚN CORRESPONDA SOLICITAMOS:

-.- Se supri­ma el segun­do párra­fo del artícu­lo 100 de ley 12.256 en cuan­to res­trin­ge el acce­so a la Liber­tad Asis­ti­da y Sali­das Tran­si­to­rias a los con­de­na­dos, por cier­to tipo de deli­tos. El articu­lo nom­bra­do es vio­la­to­rio de los Prin­ci­pio de Pro­gre­si­vi­dad de la Pena, y de Rein­ser­ción Social, esta­ble­ci­dos en los Artícu­los 5.6 de la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos y 10.3 del Pac­to Inter­na­cio­nal de Dere­chos Civi­les y Polí­ti­cos. Dichas res­tric­cio­nes son la prin­ci­pal cau­sa del haci­na­mien­to en las Uni­da­des Peni­ten­cia­rias y no han solu­cio­na­do el con­flic­to del deli­to sino más bien res­pon­den a teo­rías retri­bu­ti­vas de la pena que son incom­pa­ti­bles el artícu­lo nro. 18 de la CN.

– Se amplíen las recom­pen­sas y estí­mu­los edu­ca­ti­vos y labo­ra­les, ade­lan­tan­do las fases de la pro­gre­si­vi­dad de la pena, esta­ble­ci­das en el art. 41 bis de la ley 12.256 para todos aque­llos inter­nos que se esfuer­cen y avan­cen en las capa­ci­ta­cio­nes edu­ca­ti­vas y labo­ra­les.
Se refor­men las Leyes Pro­ce­sa­les de la Pro­vin­cia (art. 169 del CPP por ejem­plo) en cuan­to denie­gan las excar­ce­la­cio­nes por cier­to tipo de deli­tos y los cua­les no espe­ci­fi­can tiem­pos peren­to­rios.
Se ade­cue nues­tro Códi­go Penal a los prin­ci­pios de racio­na­li­dad, no con­tra­dic­ción y sis­te­ma­ti­za­ción pre­sen­tan­do la armo­nía reque­ri­da con nues­tros prin­ci­pios Con­ven­cio­na­les y Cons­ti­tu­cio­na­les ade­cuan­do el máxi­mo de la pena en acuer­do con un pro­yec­to de vida rea­li­za­ble garan­ti­zan­do así la readap­ta­ción que tie­ne como fin la pena y sien­do con­se­cuen­tes con los dos fun­da­men­tos prin­ci­pa­les de la mis­ma según nues­tra Cons­ti­tu­ción Nacio­nal (Segu­ri­dad y Readap­ta­ción Social según art. 18 CN), den­tro de un sis­te­ma de pro­gre­si­vi­dad de la pena, garan­ti­zan­do el tra­ta­mien­to pro­me­ti­do por la ley y no cum­pli­do y no con­fis­can­do la vida huma­na por medio de penas que supe­ran los 30 años y dejan sin posi­bi­li­dad de reden­ción a los des­via­dos.
Se orde­ne a los seño­res magis­tra­dos de los dis­tin­tos juz­ga­dos de eje­cu­ción penal se ajus­ten a dere­cho a la hora de otor­gar los ins­ti­tu­tos liber­ta­rios. El avan­ce en el régi­men pro­gre­si­vo de la pena , debien­do ser des­vin­cu­lan­te los infor­mes cri­mi­no­lo­gi­cos del s.p ya que los mis­mo son mali­cio­so y agra­van­tes ala hora de ser toma­do en cuenta.

Se con­for­me una comi­sión con vee­do­res civi­les como FAMILIARES Y VÍCTIMAS para rea­li­zar una jun­ta y deci­dir sobre liber­ta­des.
Se con­for­me una comi­sión con fami­lia­res y enti­da­des de dere­chos huma­nos para cau­sas arma­das .
Se res­pe­te los pac­ta­dos y tra­ta­dos inter­na­cio­na­les fir­ma­dos por el país en común acuer­do con el res­to de la Nacio­nes fir­man­tes. 
Se hace hin­ca­pié al art.75 Inc 22 en la tota­li­dad de sus párra­fos del pac­to San José de cos­ta Rica
Se res­pe­te y se orde­ne a los seño­res magis­tra­dos de los dis­tin­tos juz­ga­dos de eje­cu­ción penal el res­pe­to por la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal en su tota­li­dad y espe­cial hin­ca­pié al ART 16 de la mis­ma.
Se decla­re incos­ti­tu­cio­nal la ley PIETRI Y LA refor­ma del año 2017 de la ley 24.660 por ser con­tra­ria a la pro­gre­si­vi­dad y rece­sión social y fami­liar de reo.21.
Se decla­re defi­ni­ti­va­men­te la incos­ti­tu­cio­na­li­dad el ART.52 por ser vio­la­to­rio, deni­gran­te, dis­cri­mi­na­to­rio y una pena de muer­te en con­tex­to de encie­rro la cual es inexis­ten­te en el país,tal como lo es en los paí­ses don­de la pena de muer­te si es existente.

Fuen­te: RedEco

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *