Femi­nis­mos. 100 razo­nes para apo­yar a las muje­res kurdas

Por Nata­lia Are­nas, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de febre­ro de 2021. 

Des­de el lejano Medio Orien­te lan­za­ron una cam­pa­ña mun­dial para jun­tar 100 mil fir­mas y pro­ce­sar al pre­si­den­te de Tur­quía por sus polí­ti­cas femi­ni­ci­das. En las mon­ta­ñas del Kur­dis­tán un pañue­lo ver­de y una fotó­gra­fa argen­ti­na nos recuer­dan que la lucha por nues­tros dere­chos debe tras­pa­sar fron­te­ras y continentes.

En algún lugar de las mon­ta­ñas del Kur­dis­tán, en Asia occi­den­tal, algún día de 2018 Vir­gi­nia sacó de su mochi­la el pañue­lo ver­de. Con la ayu­da de una tra­duc­to­ra, tenía la inten­ción de con­tar­les a las muje­res de las mili­cias kur­das la lucha femi­nis­ta en Argen­ti­na por el abor­to legal. Pero la intér­pre­te no hizo falta.

-Ni una menos- dijo una de las coman­dan­tas en per­fec­to cas­te­llano, ape­nas vio el pañuelo.

“Guau, lle­ga­mos has­ta acá”, pen­só Vir­gi­nia Bene­det­to, fotó­gra­fa argen­ti­na que el año en que por pri­me­ra vez se habi­li­tó el deba­te de la des­pe­na­li­za­ción del abor­to en Argen­ti­na via­jó al Kur­dis­tán sirio y al Kur­dis­tán ira­kí para retra­tar la resis­ten­cia de las muje­res del pue­blo kur­do. “Mi tra­ba­jo tenía que ver con apor­tar a la revo­lu­ción del pue­blo kur­do y mos­trar otra mira­da que no sea sólo el fusil, sino pen­sar la resis­ten­cia de dife­ren­tes mane­ras”, cuen­ta a Cose­cha Roja.

Escu­char “Ni una menos” tan lejos de su Rosa­rio natal, de Argen­ti­na, de Amé­ri­ca del Sur y de Lati­noa­mé­ri­ca la emo­cio­nó. “Des­pués com­pren­dí que la revo­lu­ción del pue­blo kur­do tie­ne un prin­ci­pio inter­na­cio­na­lis­ta y que las muje­res kur­das abra­zan la lucha de las muje­res argen­ti­nas por­que con­si­de­ran que no exis­te la liber­tad de las muje­res si en otro lugar del mun­do hay muje­res que no son libres”, cuen­ta Virginia.

Foto: Vir­gi­nia Benedetto

Ese pañue­lo ver­de que­dó en las mon­ta­ñas del Kur­dis­tán, la región his­tó­ri­ca­men­te recla­ma­da y habi­ta­da por el pue­blo kur­do, repar­ti­da en los terri­to­rios de los esta­dos de Siria, Irán, Irak y Turquía.

La his­to­ria de Medio Orien­te nos resul­ta tan leja­na como aje­na. Y las noti­cias del pue­blo kur­do casi no tras­cien­den las fron­te­ras por las déca­das de etno­ci­dio que vie­nen resistiendo.

Hace unos días, sin embar­go, se pro­pa­gó por las redes socia­les la cam­pa­ña inter­na­cio­nal “100 reasons” de las muje­res kur­das en Tur­quía, quie­nes se pro­pu­sie­ron jun­tar 100 mil fir­mas en todo el mun­do para pro­ce­sar al pre­si­den­te tur­co, Recep Tay­yip Erdoğan, por sus polí­ti­cas femi­ni­ci­das. “Que­re­mos poner fin a la vio­len­cia con­tra las muje­res come­ti­da en la Repú­bli­ca Tur­ca a esca­la femi­ni­ci­da, don­de una mujer es ase­si­na­da por vio­len­cia mas­cu­li­na todos los días. Con esta cam­pa­ña que­re­mos que el femi­ni­ci­dio sea reco­no­ci­do inter­na­cio­nal­men­te como cri­men de lesa huma­ni­dad”, dice la peti­ción, a la que se pue­de adhe­rir con sólo una firma.

Foto: Vir­gi­nia Benedetto

En los dife­ren­tes terri­to­rios del Kur­dis­tán, el pue­blo kur­do pade­ce una doble opre­sión: la del Esta­do tur­co y la del Esta­do Islá­mi­co (ISIS). Los kur­dos y las kur­das se enfren­ta­ron al ISIS y logra­ron libe­rar a casi todos los pue­blos de la región de su opre­sión. Pero aún resis­ten a fuer­zas yiha­dis­tas que entra­ron en acción en los últi­mos tiempos.

Espe­cí­fi­ca­men­te en Tur­quía, los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas se mul­ti­pli­can: hay más de 150 mil. “La mayo­ría de las pre­sas polí­ti­cas son muje­res kur­das. Van des­de aca­dé­mi­cas, perio­dis­tas, defen­so­ras de dere­chos huma­nos has­ta per­so­nas que sola­men­te fir­ma­ron una decla­ra­ción por la paz”, cuen­ta a Cose­cha Roja Meli­ke Yasar, refe­ren­te del Movi­mien­to de Muje­res Kur­das para Euro­pa y Latinoamérica.

Un caso emble­má­ti­co es el de la dipu­tada kur­da Ley­la Güven, quien hizo una huel­ga de ham­bre de más de 100 días, fue libe­ra­da y lue­go la vol­vie­ron a encar­ce­lar. En Argen­ti­na fue cono­ci­da su his­to­ria por­que en 2019 la visi­tó en la cár­cel la madre de Pla­za de Mayo Línea Fun­da­do­ra, Nora Cortiñas.

“Tur­quía es el país que tie­ne más pre­sas polí­ti­cas en el mun­do”, ase­gu­ró Yasar.

La resis­ten­cia de las muje­res kurdas

“Pelea como una mujer” es una fra­se femi­nis­ta que cobra un sen­ti­do no sólo sim­bó­li­co sino lite­ral entre las muje­res kur­das. En la revo­lu­ción que encar­na el pue­blo kur­do el pro­ta­go­nis­mo de las muje­res es fun­da­men­tal. “Y esto tie­ne que ver con un pos­tu­la­do del líder kur­do Abdu­llah Oca­lan (pre­so y con­de­na­do a per­pe­tua en Tur­quía) que dice que el patriar­ca­do es el pri­mer régi­men de opre­sión”, expli­ca Benedetto.

“Las mili­cias no son nece­sa­ria­men­te muje­res con for­ma­ción mili­tar, mucha veces son muje­res que están en sus casas y que saben que o salen a luchar o serán some­ti­das a la escla­vi­tud”, cuenta.

Foto: Vir­gi­nia Benedetto

La cam­pa­ña inter­na­cio­nal que enca­ran las muje­res kur­das en Tur­quía pre­ten­de visi­bi­li­zar los femi­ci­dios en el país. Según la pla­ta­for­ma “Vamos a parar los femi­ni­ci­dios” (Kadın Cina­yetle­ri­ni Dur­du­ra­cağız, KCDP) en 2020, hubo 300 femi­ni­ci­dios y otras 171 muje­res fue­ron encon­tra­das muer­tas en con­di­cio­nes sospechosas.

En 2018 Vir­gi­nia encon­tró en las mon­ta­ñas de Kur­dis­tán la empa­tía y el reco­no­ci­mien­to de las luchas de los femi­nis­mos argen­ti­nos y lati­no­ame­ri­ca­nos. Se dio cuen­ta de que la lucha por los dere­chos de las muje­res era inter­na­cio­nal o no era. Casi tres años des­pués, cree que aho­ra le toca a esta par­te del mun­do el acom­pa­ña­mien­to a las muje­res kur­das en la cam­pa­ña de las 100 razones.

Foto: Vir­gi­nia Benedetto

Fuen­te: Cose­cha Roja

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *