Esta­dos Uni­dos. Oca­sio-Cor­tez con­tó que sufrió un abu­so sexual y lo com­pa­ró con el asal­to al Capitolio

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de febre­ro de 2021.

La joven demó­cra­ta acu­só a los repu­bli­ca­nos de usar «las mis­mas tác­ti­cas que los abusadores».

La con­gre­sis­ta demó­cra­ta Ale­xan­dria Oca­sio-Cor­tez dio deta­lles de lo que pasó el día del ata­que al Capi­to­lio en un vivo que hizo a tra­vés de su cuen­ta de Ins­ta­gram y com­pa­ró el trau­ma que le gene­ró la expe­rien­cia con una situa­ción de abu­so sexual que sufrió y que con­tó aho­ra por pri­me­ra vez. “Esta gen­te que nos dice que debe­ría­mos pasar a otro tema, olvi­dar­nos de lo que pasó, que no es tan gra­ve y que noso­tros debe­ría­mos dis­cul­par­nos usan las mis­mas tác­ti­cas que usan los abu­sa­do­res”, afir­mó la joven polí­ti­ca en refe­ren­cia a sus pares del Par­ti­do Repu­bli­cano que toda­vía apo­yan al expre­si­den­te Donald Trump.

«Soy una sobre­vi­vien­te de una agre­sión sexual y no se lo he con­ta­do a mucha gen­te en mi vida», dijo Oca­sio-Cor­tez duran­te el video que subió a sus redes socia­les e hizo espe­cial hin­ca­pié en el trau­ma que gene­ran las expe­rien­cias de vio­len­cia o abu­sos y cómo pue­den revi­vir­se al expe­ri­men­tar una viven­cia similar.PUBLICIDAD

La inte­gran­te de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes sos­tu­vo que sus com­pa­ñe­ros repu­bli­ca­nos que alen­ta­ron el ata­que supre­ma­cis­ta al Capi­to­lio el últi­mo 6 de enero o que inclu­so “tui­tea­ron las ubi­ca­cio­nes de los legis­la­do­res” deben ser res­pon­sa­bi­li­za­dos por lo que hicie­ron.

“Sin res­pon­sa­bles, sin con­fron­tar el daño que se cau­só, la pér­di­da de vidas y el trau­ma infli­gi­do, no solo en mí y en otras per­so­nas, sino en toda la comu­ni­dad, no pode­mos seguir ade­lan­te, no podre­mos sanar ‑afir­mó Oca­sio-Cor­tez-. Lo que nos están pidien­do cuan­do nos dicen que pase­mos a otra cosa es que nos olvi­de­mos para que pue­dan hacer lo mismo”.

La joven demó­cra­ta con­tó tam­bién que la maña­na del día del ata­que ella se había dado la segun­da dosis de la vacu­na con­tra el coro­na­vi­rus y que, des­pués, vol­vió a su ofi­ci­na con uno de sus ase­so­res. Mien­tras bus­ca­ba qué pedir para almor­zar, Oca­sio-Cor­tez escu­chó gol­pes en su puer­ta “como si qui­sie­ran tirar la puer­ta aba­jo”. “(Mi ase­sor) me dijo ‘corré y escon­de­te’”, recordó.

«Me escon­dí atrás de la puer­ta del baño y escu­cho que alguien entra a mi ofi­ci­na gri­tan­do ‘¡¿dón­de está ella?!’. Y ese fue el momen­to en el que pen­sé que todo se ter­mi­na­ba», rela­tó Ocasio-Cortez. 

El hom­bre resul­tó ser un poli­cía que le indi­có que debía diri­gir­se a otro sec­tor del Capi­to­lio, aun­que la repre­sen­tan­te sub­ra­yó que el agen­te no se iden­ti­fi­có en nin­gún momen­to, que no le dio espe­ci­fi­ca­cio­nes de dón­de debía escon­der­se ni le orde­nó lle­var el equi­pa­mien­to de emer­gen­cia desig­na­do para estas situaciones.

Oca­sio-Cor­tez y su asis­ten­te se refu­gia­ron con otra con­gre­sis­ta demó­cra­ta, Katie Por­ter, quien le pres­tó un par de zapa­ti­llas para que pudie­ra correr den­tro del Capi­to­lio “para sal­var su vida», en caso de que fue­ra nece­sa­rio, y ropa depor­ti­va para disi­mu­lar su apariencia.

Al día siguien­te del ata­que, la joven polí­ti­ca ase­gu­ró que tuvo mie­do de morir duran­te el ata­que de los par­ti­da­rios de Donald Trump. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *