El Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do se sal­ta la nor­ma­ti­va con las AES

Pro­tes­ta ante el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do para denun­ciar el reite­ra­do incum­pli­mien­to de reso­lu­cio­nes del Arar­te­ko por el equi­po de gobierno local

●Una mujer recien­te­men­te des­em­plea­da que resi­de jun­to a su bebé de 10 meses en una habi­ta­ción alqui­la­da ha vis­to vul­ne­ra­dos sus dere­chos por esta cues­tión al soli­ci­tar una ayu­da de emergencia

●El Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do se sal­ta la nor­ma­ti­va por par­ti­da doble al comu­ni­car­le a la usua­ria la reso­lu­ción de su soli­ci­tud vía tele­fó­ni­ca y tras ale­gar que el moti­vo para su dene­ga­ción es supe­rar un lími­te de patri­mo­nio impues­to por el Ayun­ta­mien­to que no se corres­pon­de con el esti­pu­la­do en la legis­la­ción que regu­la estas prestaciones

●A pesar de que ya en el año 2015 el Defen­sor del Pue­blo-Arar­te­ko soli­ci­tó al Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do la revi­sión de una soli­ci­tud que fue recha­za­da bajo los mis­mos supues­tos, el Ayun­ta­mien­to con­ti­núa apro­ve­chan­do el des­co­no­ci­mien­to legal de la ciu­da­da­nía para legi­ti­mar sus malas prác­ti­cas de ges­tión y con­ce­sión en las ayu­das de emergencia

●Berri-Otxoak seña­la la «pési­ma» ges­tión que el equi­po de gobierno local ha rea­li­za­do con las AES duran­te el 2020 como cau­sa fun­da­men­tal de la demo­ra en la reaper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tud, al que ha repro­cha­do ade­más que sus con­se­cuen­cias recai­gan sobre el esla­bón más débil: las fami­lias soli­ci­tan­tes con mayor vul­ne­ra­bi­li­dad eco­nó­mi­ca del municipio.

Bara­kal­do, 1 de febre­ro de 2021

La pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión Berri-Otxoak se ha con­cen­tra­do fren­te al edi­fi­cio con­sis­to­rial de Bara­kal­do para denun­ciar el incum­pli­mien­to reite­ra­do que hace la ins­ti­tu­ción de las reso­lu­cio­nes dic­ta­das por el Defen­sor del Pueblo-Ararteko.

En esta oca­sión, se tra­ta de la “Reso­lu­ción 2015R-1638 – 14 del Arar­te­ko”, emi­ti­da el 13 de agos­to de 2015 por la que le reco­men­dó al Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do que revi­sa­ra la reso­lu­ción en la que a la recla­man­te en cues­tión le fue­ron dene­ga­das las Ayu­das de Emer­gen­cia Social (AES) cuan­do cum­plía el requi­si­to refe­ri­do al lími­te patri­mo­nial, a pesar de que el Con­sis­to­rio ale­ga­ra lo con­tra­rio afe­rrán­do­se a un decre­to de Alcal­día que vio­la­ba el prin­ci­pio de jerar­quía nor­ma­ti­va al con­tra­ve­nir una ley y un decre­to de ran­go superior.

A pesar del tiem­po trans­cu­rri­do de la emi­sión de esta reco­men­da­ción, el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do ha vuel­to a ceñir­se al mis­mo argu­men­to para dene­gar recien­te­men­te las AES a una mujer con un bebé de 10 meses a car­go, la cual per­dió su empleo pro­duc­to de la actual coyun­tu­ra socio-económica.

Tras haber­se que­da­do en paro y haber ago­ta­do todo sus aho­rros, no ha podi­do con­ti­nuar pagan­do el alqui­ler de la habi­ta­ción en la que resi­de con el menor, lo que la lle­vó a soli­ci­tar una ayu­da de emer­gen­cia. Actual­men­te sub­sis­te por la entre­ga de ali­men­tos a tra­vés de enti­da­des bené­fi­cas y veci­nas de portal.

Incum­plien­do la «Ley del Pro­ce­di­mien­to Admi­nis­tra­ti­vo Común de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas» que obli­ga a la mis­mas a noti­fi­car por escri­to las razo­nes de la dene­ga­ción de las soli­ci­tu­des, el Depar­ta­men­to de Acción Social comu­ni­có a la afec­ta­da la des­es­ti­ma­ción de su soli­ci­tud vía tele­fó­ni­ca, ale­gan­do como en el caso acon­te­ci­do hace 6 años que exce­de el lími­te de patri­mo­nio al que refie­re el equi­po de gobierno local, difi­cul­tan­do e impi­dien­do así su acce­so a las AES.

«En el recur­so pre­sen­ta­do ante el Depar­ta­men­to de Acción Social, la afec­ta­da ha soli­ci­ta­do que en base a la men­cio­na­da reso­lu­ción del Arar­te­ko, se revi­sen las moti­va­cio­nes que han dado lugar a la dene­ga­ción de su soli­ci­tud, tenien­do en cuen­ta que cum­ple el requi­si­to refe­ri­do al lími­te patri­mo­nial y que dichas moti­va­cio­nes le sean comu­ni­ca­das por escri­to como esti­pu­la la ley», ha decla­ra­do la plataforma.

La afec­ta­da ha adjun­ta­do en diver­sas oca­sio­nes des­de su soli­ci­tud el valor catas­tral de una pro­pie­dad que posee, así como el por­cen­ta­je de la mis­ma; docu­men­ta­ción que acre­di­ta que no supera el lími­te patri­mo­nial nor­ma­ti­va­men­te esta­ble­ci­do. «Por con­si­guien­te, la deci­sión adop­ta­da por el Con­ce­jal de Acción Social, Mikel Anti­zar, no está debi­da­men­te fun­da­men­ta­da», ha apos­ti­lla­do Berri-Otxoak.

La reso­lu­ción del Defen­sor del Pue­blo esta­ble­ce que:

“Con rela­ción a la deter­mi­na­ción de los recur­sos de la per­so­na soli­ci­tan­te, la Ley 182008 y el Decre­to 1472010 esta­ble­cen las reglas que per­mi­ten su deter­mi­na­ción, es decir: la nor­ma­ti­va sí esta­ble­ce la mane­ra de deter­mi­nar el lími­te patri­mo­nial para poder acce­der a esta prestación.

El artícu­lo 46.f de la Ley 182008, así como el 5.1.f del Decre­to 4/​2011 esta­ble­cen los requi­si­tos patri­mo­nia­les para poder acce­der a las AES. Dice el artícu­lo 46.f de la Ley 182008: “Podrán ser bene­fi­cia­rias de las ayu­das de emer­gen­cia social, en las con­di­cio­nes pre­vis­tas en la pre­sen­te Ley, aque­llas per­so­nas que reúnan los siguien­tes requi­si­tos: (…) No dis­po­ner de un patri­mo­nio cuyo valor sea supe­rior a cua­tro veces la cuan­tía anual de la ren­ta bási­ca para la inclu­sión y pro­tec­ción social que les pudie­ra corres­pon­der, en el supues­to de ausen­cia total de recur­sos, en fun­ción del núme­ro total de per­so­nas rela­cio­na­das entre sí por los men­cio­na­dos víncu­los. El valor del patri­mo­nio se deter­mi­na­rá de con­for­mi­dad con lo regu­la­do en el capí­tu­lo II del pre­sen­te título”.

Lejos de ser el úni­co caso denun­cia­do ante el Depar­ta­men­to de Acción Social, el colec­ti­vo ha mani­fes­ta­do que «la reso­lu­ción de todas las recla­ma­cio­nes inter­pues­tas por las fami­lias duran­te el pasa­do 2020 fren­te a los «dudo­sos» requi­si­tos exi­gi­dos por el equi­po de gobierno local está con­lle­van­do que se apla­ce la aper­tu­ra del pla­zo de soli­ci­tu­des para este 2021 de for­ma irre­gu­lar, gene­ran­do zozo­bra y males­tar en las cien­tos de fami­lias que, debi­do a la cri­sis eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­da por la pan­de­mia, atra­vie­san serias difi­cul­ta­des aña­di­das para lle­gar a fin de mes y cubrir sus nece­si­da­des más básicas».

Por esta razón, acti­vis­tas de Berri-Otxoak han exi­gi­do al equi­po de gobierno que res­pe­te los cri­te­rios de acce­so a las AES, ade­más de los dere­chos de tra­mi­ta­ción y patri­mo­nio que asis­ten a las fami­lias en situa­ción de pre­ca­rie­dad, exclu­sión y vulnerabilidad.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *