Chi­na. Dupli­ca la nue­va capa­ci­dad reno­va­ble en 2020 y ele­va la base de plan­tas tér­mi­cas a un máxi­mo de cin­co años

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de febre­ro de 2021.

Chi­na pla­nea aumen­tar fuen­tes de ener­gía no fósil (15%-25% del total), pro­cu­ran­do alcan­zar pico de emi­sio­nes de car­bono has­ta 2030; pero plan­tas de car­bón tam­bién se expan­di­rán (11 GW lis­tos, 53 GW planeado)

La cifra de Chi­na para 2020 está por delan­te de los 60,4 GW de nue­va capa­ci­dad eóli­ca agre­ga­da a nivel mun­dial en 2019, según el Con­se­jo Glo­bal de Ener­gía Eóli­ca Chi­na bus­ca aumen­tar la pro­por­ción de com­bus­ti­bles no fósi­les en su con­su­mo de ener­gía pri­ma­ria al 25% para 2030, fren­te al 15% en 2020.

Toma aérea de un par­que solar y eóli­co en Dong­tai, cer­ca de Yan­cheng, en la pro­vin­cia de Jiang­su. Chi­na expan­dió su capa­ci­dad de ener­gía reno­va­ble en 2020 y al mis­mo tiem­po aumen­tó sus plan­tas tér­mi­cas. Foto: EPA-EFE

Chi­na dupli­có con cre­ces su cons­truc­ción de nue­vas plan­tas de ener­gía eóli­ca y solar en 2020 con res­pec­to al año ante­rior, mos­tra­ron datos del gobierno, lo que refle­ja el com­pro­mi­so de Bei­jing de redu­cir la depen­den­cia de los com­bus­ti­bles fósi­les y lle­var las emi­sio­nes de car­bono a un pico en una década.

Chi­na, el mayor emi­sor de gases de efec­to inver­na­de­ro del mun­do, agre­gó 71,67 giga­va­tios (GW) de capa­ci­dad de ener­gía eóli­ca el año pasa­do, la mayor can­ti­dad y casi el tri­ple de los nive­les de 2019, según datos publi­ca­dos por la Admi­nis­tra­ción Nacio­nal de Ener­gía (NEA) el miér­co­les por la noche.

La cifra de 2020 de Chi­na está por delan­te de los 60,4 GW de nue­va capa­ci­dad eóli­ca agre­ga­da a nivel mun­dial en 2019, según datos del Con­se­jo Glo­bal de Ener­gía Eóli­ca. La nue­va capa­ci­dad de ener­gía solar tam­bién se recu­pe­ró en 2020 a 48,2 GW des­pués de caer duran­te dos años con­se­cu­ti­vos, mos­tra­ron los datos, superan­do una estimación

ante­rior de la indus­tria de 40 GW.

El aumen­to se pro­du­jo cuan­do Chi­na anun­ció el fin de los sub­si­dios para nue­vos pro­yec­tos de ener­gía eóli­ca terres­tre a par­tir de 2021. El gobierno pro­me­tió aumen­tar la pro­por­ción de com­bus­ti­bles no fósi­les en su con­su­mo de ener­gía pri­ma­ria al 25 por cien­to para 2030, dijo el pre­si­den­te Xi Jin­ping por últi­ma vez. mes. Repre­sen­ta­ron el 15 por cien­to en 2020, fren­te a solo el 6,8 por cien­to en 2005.

Chi­na tam­bién ele­va­ría su capa­ci­dad eóli­ca y solar ins­ta­la­da total a 1.200GW, agre­gó Xi. A fines de 2020, Chi­na tenía 281,5 GW de capa­ci­dad de gene­ra­ción eóli­ca y 253,4 GW de capa­ci­dad de gene­ra­ción solar, según mos­tra­ron los datos de NEA.

“Los récords de cons­truc­ción de ener­gía eóli­ca de Chi­na y el con­ti­nuo cre­ci­mien­to de la ener­gía solar hacen del país un des­tino prin­ci­pal para la inver­sión extran­je­ra en ener­gía lim­pia”, dijo Jea­nett Ber­gan, eje­cu­ti­vo del mayor fon­do de pen­sio­nes de Norue­ga, KLP.

Para cum­plir los obje­ti­vos de Chi­na de redu­cir las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono, las auto­ri­da­des están pre­sio­nan­do para cerrar las fábri­cas pri­va­das de ace­ro, car­bón y otras fábri­cas alta­men­te con­ta­mi­nan­tes espar­ci­das por áreas rura­les como esta en Mon­go­lia Inte­rior. Foto: Getty Images

Chi­na con­ti­nuó cons­tru­yen­do nue­va capa­ci­dad de ener­gía tér­mi­ca en 2020, según los datos, lle­ván­do­la a un máxi­mo de cin­co años de 56,37 GW. La NEA no des­glo­só la cifra en pro­yec­tos de ener­gía a gas y carbón.

Los estu­dios han demos­tra­do que Chi­na com­ple­tó 11GW de nue­va capa­ci­dad de ener­gía a car­bón en el pri­mer semes­tre de 2020 y tenía 53GW adi­cio­na­les en su car­te­ra de pro­yec­tos pla­ni­fi­ca­da. Repre­sen­ta­ban el 90 por cien­to del total mundial.

«Chi­na debe­ría dejar de cons­truir cen­tra­les eléc­tri­cas de car­bón lo antes posi­ble», dijo Zou Ji, direc­tor de la Energy Foun­da­tion Chi­na. «Son los requi­si­tos de los obje­ti­vos de neu­tra­li­dad de carbono».

Los exper­tos dicen que la uti­li­za­ción pro­me­dio en las cen­tra­les eléc­tri­cas de car­bón es aho­ra de menos de 4.000 horas en Chi­na, muy por deba­jo del nivel dise­ña­do de 5.500 horas, con redes que prio­ri­zan fuen­tes alter­na­ti­vas más lim­pias de electricidad.

Fuen­te: Noti­cias de China

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *